24
Mar 17

Tribalismo vrs. espíritu societario

Escucha el podcast aquí.

En San Juan Sacatepéquez, circula un memo de la Municipalidad en el que se le informa a todo el personal de la PMT que es obligatoria la imposición de boletas de remisión, debiendo imponer, como mínimo, tres boletas por turno cada agente.  De lo contrario, dice la nota, se enviará un reporte de bajo rendimiento laboral.  ¿Dónde más ocurre eso?

De paso…¿notaste el Cúmplase del cierre de la carta?

Un grupo de pobladores de la aldea Panzamalá, en San Pedro Carchá, les habría prohibido a otras personas trabajar en la hidroeléctrica Renace y habría amenazado a quienes no acaten el acuerdo. El alcalde asegura que su administración no tiene nada que ver; pero en el acta 15-2017, folio 199 hay una anotación que dice: “La gente tiene conocimiento que hay (un) joven que está llegando a trabajar a la empresa Renace. La gente y los líderes están molestos, se quedó en un acuerdo que nadie llegaría a trabajar. Las personas que lleguen a trabajar en dicha empresa serán castigadas, se construirá un lugar para ser encarceladas”. El alcalde asegura que el sello que acompaña la supuesta resolución no es de la comuna. ¿Quién hace este tipo de cosas? ¿Fuenteovejuna? El alcalde afirma que es un personaje llamado Bernardo Caal.

La mamá de un amigo es de Siquinalá, Escuintla.  El fin de semana fue de visita y regresó con la novedad de que ahora hay toque de queda y que nadie debe estar fuera de su casa pasadas las diez de la noche.  La amenaza, cuenta la señora, fue transmitida por la televisión.  La gente parece estar contenta con la disposición, a pesar de que vive con miedo porque supuestamente hubo dos muertos.  ¿Es cierto esto?

Hace unos años leí que en una población de Occidente el alcalde había prohibido las violaciones en la noche (¿y no en el día?), los juegos de básquetbol y los divorcios, entre otras cosas.  Sé que en algunas poblaciones los alcaldes han prohibido el licor y la cerveza; ¿alguien sabe en qué paran estas prohibiciones? Más recientemente los alcaldes se atribuyen la potestad de prohibir las bolsas plásticas.

La arbitrariedad está en todas partes; y en el interior del país, donde el tribalismo prevalece sobre el espíritu societario, seguramente la arbitrariedad se siente más.

Columna publicada en elPeriódico.


28
Mar 13

Cortes de pelo prohibidos en Corea del Norte

479876_510136879023818_1593939793_n

Con el propósito de prohibir malos hábitos extranjeros de los capitalistas, los ciudadanos de Corea del Norte sólo pueden elegir entre un número limitado de cortes de cabello aprobados por el gobierno: dieciocho opciones para las mujeres, y diez para los hombres.

Hace años hubo una serie en la televisión estatal norcoreana titulada: cortemos nuestro cabello de acuerdo con el estilo socialista con el objetivo de promover el cabello corto en la población masculina. A los hombres se les requiere que mantengan so cabello cortado de menos de 5 cm. y que lo recorten cada 15 días.

Hay gobiernos a los que les da por hacer ese tipo de cosas. ¿Quién se acuerda de cuando aquí, en Guatemala, la administración de Carlos Arana (en los años 70) mandaba a cortarles el cabello a los patojos y a bajarles el ruedo a las faldas de las chicas?  El gobierno de Arana era nacionalizador.

En 2011 el Ministerio de Educación, de Guatemala dispuso que los estudiantes sometidos al sistema estatizante de indoctrinación  que tiene a su cargo no podrán tener novias, ni novios, ni celulares en las escuelas.   Esto ocurrió durante una administración heredera de la Revolución de 1944.

Cuando se tiene poder, dirá esta gente, ¿por qué no usarlo?

Mi cuate, Luis Eduardo, dice que si lo de Corea del Norte ocurriera en Guatemala, todos llevaríamos el estilo de guacal; lo cual me recordó que cuando yo era niño, una vez me mandaron a cortar el pelo en Panajachel y me lo dejaron así como de guacal.


27
Ago 12

¿Para qué queremos “autoridades” así?

Cuando la autoridad se convierte en déspota, o en criminal, pensadores como Platón, Tomás de Aquino, Juan de Mariana, John Locke y George Mason reconocían que los súbditos -o los ciudadanos para el caso moderno, y ¡por supuesto que los tributarios!- tienen derecho a rebelarse.

Esto es porque a los gobernantes y sus agentes les damos el monopoliio del uso de la fuerza para que protegan nuestros derechos individuales; y no como un cheque en blanco para que los violen.

De eso me acordé cuando ví, en Facebook, la fotografía que ilustra esta entrada.  Aparentemente la foto ilustra el momento en el que unos policías de La Antigua le derriban su canasta con frutas a una vendedora.  Un acto evidente de abuso y de violencia.

La cosa empeora porque los retenes o puestos de revisión instalados por la Policía Nacional Civil, las fuerzas combinadas, e incluso únicamente soldados, en calles y carreteras funcionan sin control, ni plan alguno, y son oportunidades para la comisión de abusos, extorsiones, y otros actos parecidos e inaceptables.

Y si aquello no es suficiente, y todavía no estás indignado, el asunto se pone peor.  ¿Leíste el reportaje sobre los tres policías que están acusados de violar a una chica que salió ebria de una discoteca?

¿Hasta cuándo, Catilina, vas a seguir abusando de nuestra paciencia?, dijo Cicerón.  Y yo digo que es lo que todo ciudadano y tributario responsable debería preguntarles a los pipoldermos.

Si te interesa el tema de la responsabilidad del ciudadano con respecto a la calidad y y funciones de las autoridades a quienes les ha delegado la tarea de protegerlo; te recomiendo la serie de publicaciones que comencé con esta que se titula: La responsabilidad del ciudadano; y que sigue con Blanco y negro.


08
Dic 10

Una página ominosa en la Historia de Guatemala

Luego de un desayuno en la Embajada de los Estados Unidos de América, y bajo la supervisión del Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, los diputados no se atrevieron a decirle No a la ley de extinción de la propiedad y del debido proceso, mañosamente conocida como Ley de extinción de dominio.

Dicha pieza legislativa les permite a quienes estén en el uso del poder tomar propiedades ajenas sin que medie un proceso judicial y sin que el propietario pueda evitar el despojo. A modo de güizachada, los promotores de la normativa dicen que la acción no se endereza contra el propietario, sino contra la cosa; y que el afectado puede probar, a posteriori, que el bien no está vinculado a acto ilícito alguno, de entre los que podrían motivar la expoliación.  Sin embargo, el resultado es el mismo: los que ejercen el poder tendrán la herramienta legal necesaria para actuar arbitrariamente, y cualquiera puede ser víctima de quienes puedan hacer uso de aquel instrumento.

¿Se acuerda, usted de la Ley de pánico financiero?  ¿Contra quién la usaron?  Es cierto que quienes pretenden tener el control total de una sociedad no necesitan de una ley que les permita actuar arbitrariamente, ni de una para intimidar a la población; pero ¿qué mejor que contar con una facultad legal para hacerlo?

En una sociedad sin un estado de derecho medianamente consolidado, sin instituciones confiables, sin tradición de respeto a la ley, una normativa que le da amplias facultades de arbitrariedad y de expoliación a los que están en el ejercicio del poder, es, una irresponsabilidad de consecuencias casi inimaginables.

Uno se pregunta que, aparte de la pusilanimidad, ¿qué lleva a las élites de una sociedad a renunciar a valores como la presunción de inocencia y otras garantías para el debido proceso?  ¿Qué lleva a  las élites de una sociedad a darles a los mismos políticos que critica por venales e ineptos, la llave para que puedan disponer antojadizamente de vidas y haciendas?

El miedo y el servilismo han hecho que se se escriba esta página ominosa en la Historia de Guatemala; ahora pregúntese usted, ¿por qué será que los que siempre están gritando Yankees go home! recibieron con tanto entusiasmo esta normativa?


07
Abr 10

¿Por qué hay leyes estúpidas?

La ley que obliga a los motoristas a no llevar pasajeros es una ley estúpida; porque nadie está dispuesto a hacerla cumplir, y nadie tiene autoridad moral para hacerla cumplir. La iniciativa de Impuesto a la Primera Matrícula, que reduce del 10 al 60% la tasa, si los vehículos tienen golpes, es una iniciativa estúpida que producirá otra ley estúpida.

Adivine usted qué es lo que pasará: que todos los autos vendrán chocados. Y como aquí, la mano de obra es relativamente barata, pues los autos con abolladuras serán fácilmente reparados y no habrán pagado la totalidad de aquel impuesto inicuo. Y, encima de todo, como el descuento dependerá de las decisiones arbitrarias de algunos funcionarios, se abrirán las puertas de la corrupción cuando los importadores quieran elevar de 20 a 40 ó a 60% el descuento, y los funcionarios puedan decidir si lo elevan, o no.

08
May 09

Los verdaderos efectos de la legislación caprichosa

Los efectos no intencionados de la diarrea legislativa que agobia a los guatmatlecos supera por mucho a los supuestos efectos positivos.  Pero peor aún…esa multiplicación de leyes caprichosas, le abra las puertas a la arbitrariedad y a la corrupción.  


Hoy, en el marco de la absurda ley que prohibe que más de una persona vaya en moto leemos que en Chiquimula hay dos policías que patrullan las calles en motocicleta, y se dan a la tarea de detener a jóvenes y a señoras que conducen motonetas, porque saben que la mayoría no porta licencia de conducir; sin embargo, en lugar de sancionarlas, piden mordida de Q50 a Q100. ¿Cuánto van a pedir ahora, si no portan el chaleco y el casco?

Este ejemplo se suma al de que en lugares como Santa Rosa, Chimaltenango y Sacatepéquez, agentes de la Policía Nacional Civil visitan a tenderos varias veces al día y, mediante el uso indebido de la Ley Antitabaco, los amenazan y extorsionan por vender cigarrillos, cosa que no es prohibida por la normativa citada. 


Otro caso de interpretación abusadora de la ley es el que hacen autoridades de Educación en el sentido de que impiden que en las escuelas sean recomendados libros, en el supuesto de que como es prohibido vender libros en las escuelas (sí, leyó usted bien, en Guatemala es prohibido vender libros en las escuelas), también es prohibido recomendarlos.  Esto lo leí en Siglo Veintiuno el 5 de marzo de 2009 en la página 8; y no puse el enlace directo porque no lo encontré en su sitio Web.  La prohibición está en el Acuerdo Gubernativo 226-2008.


03
Ene 07

Al fin…un propósito de Año Nuevo

Al fin encontré un propósito para el Año Nuevo. Es decir, uno que de verdad me entusiasma cumplir: acabar con el sistema de privilegios, acabar con el sistema en el que los intereses de unos prevalecen sobre los derechos de otros, y acabar con el sistema de arbitrariedad.

“Si todos trabajamos juntos, podemos desarmar completamente el sistema”.