16
Mar 17

La absolución de Carlos Vielmann

foto-audiencia-nacional

Después de siete largos y penosos años de proceso, la justicia española absolvió y declaró inocente al exministro de Gobernación, Carlos Roberto Vielmann, acusado de autorizar el asesinato de ocho presos en Pavón durante la tristemente célebre incursión de las autoridades en aquel centro penitenciario, ocurrida el 25 de septiembre de 2006.

Por la muerte de presos en aquella ocasión, fueron procesados y absueltos el entonces ministro, Vielmann, el subdirector de investigaciones criminales de la Policía, Javier Figueroa; el director de presidios, Alejanro Giammattei y sólo ha sido condenado el jefe de la policía, Erwin Sperisen, a cadena perpétua.

Sobre lo que ocurrió en aquella jornada aciaga, y sobre las persecusiones posteriores, Giammattei escribió un libro llamado Relato de una injusticia: caso Giammattei.

En el caso de Vielmann, el tribunal resolvió que no ha quedado acreditado que el acusado Carlos Vielmann tuviera conocimiento de las circunstancias reales en que se produjo la captura y muerte de un reo fugado del Infiernito;  y que tampoco pudo acreditarse que Vielmann participase en la ejecución de los reclusos [de Pavón], ni ordenándola, ni autorizándola, ni manifestando su respaldo o aquiescencia.

Al comentar la sentencia, Carlos Vielmann comentó: En aquel momento era un tema político, no jurídico; se veía la actitud de presión que tenía Dall‘Anese  (Francisco Dall’Anese exjefe de la CICIG), el caso aún estaba en reserva pero él lo socializaba en los medios nacionales y extranjeros, él nos sentenció públicamente, en ese tiempo las condiciones no estaban bien,  ni jurídicas ni de seguridad personal, entonces lo hablamos con mis abogados y  luego de un análisis decidimos enfrentar el juicio acá.  Supongo que nadie lo cuestionará nadie porque el fallo es de la Audiencia Nacional Española la que resuelve. 

Con respecto a a la calidad de las supuestas pruebas presentadas en su contra, Vielmann dijoNo no voy a ponerme a calificar, realmente se contradijeron fue obvio, lo vieron todos  los que estuvimos en la audiencia, era notorio, inclusive los propios testigos de al acusación, los policías españoles dijeron que no había nada que me vinculara directamente. Luego tuvimos algunos con lagunas mentales que cuando preguntaba mis abogados no se acordaban y cuando preguntaba la fiscalía si se acordaban, cayeron en grandes contradicciones. Un testigo era un secuestrador que dejaba sin orejas a la gente. Lo importante es que hubo un trabajo profesional, habían armado un caso, no habían pruebas, esto pudo ser una novela policiaca.

La absolución de tres de los cuatro señalados por los hechos de septiembre de 2006 en Pavón -y la absolución de Carlos Vielmann en particular- abre una ventana de esperanza para Erwin Sperissen que fue condenado a cadena perpetua en Suiza.  Los abogados defensores de Sperissen han denunciado a uno de los jueces que ha llevado el caso -Yves Bertossa- por tener lazos con una de las organizaciones que han procurado que se procese a Sperisen; y las absoluciones de los otros exfuncionarios han puesto en evidencia lo insustanciales que han sido las pruebas en su contra, ante tribunales imparciales.

La foto la tomé de Facebook.


07
Sep 12

La mulada, la CICIG

En Guate, hace una mulada quien hace una tontería. Las muladas que cometemos en nuestras vidas privadas tienen efectos limitados; pero las muladas en el sector público –que es el sector coercitivo de las relaciones sociales– tienen consecuencias en lo económico, jurídico y ético.

Hay muladas célebres, en el sector público, como aquella de haber sacado jinetes para patrullar la ciudad. ¿Recuerdas que los caballos, sin herraduras apropiadas, se caían? ¿Cuánto tiempo duró aquel sinsentido? Otra inolvidable es la de Óscar Berger –cuando era alcalde– que dispuso que cabezales con furgones, para transportar mercancías, podían servir como vehículos para el transporte colectivo urbano. ¿Te acuerdas de que no cabían en las calles del Centro Histórico y de que la gente se quejaba del calor intenso que había en esas cajas de metal?

¿Qué otra mulada se te ocurre? ¿Qué tal la de prohibir que más de una persona vaya en moto, o la de que los motoristas deben llevar cascos y chalecos con el número de la placa de su vehículo visible? ¡Nadie tenía, ni tiene la autoridad moral para hacer cumplir aquellas disposiciones tontas!, y ahora, ¿quién respeta semejantes disparates de regulaciones? ¿Qué tal la de prohibir el uso de capuchas durante las manifestaciones? Tampoco hubo quién tuviera autoridad moral para quitarle las capuchas a nadie, y menos a los manifestantes violentos.

¿Cuál es la mulada premiada? La de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala. A la oligarquía de los derechos humanos y al establishment les pareció que los chapines éramos incapaces de resolver nuestros problemas; y, ¿qué se les ocurrió para remediar el asunto? Traer fiscales extranjeros de rompe y rasga, con colas machucadas e imponer una organización capaz de ponerse encima de la ley y de corromperla; capaz de fabricar testigos, e historias con PowerPoint; capaz de intimidar y de forzar para conseguir objetivos políticos. ¡Y esa mulada es otro fracaso! Y los chapines seguimos sin resolver nuestros propios problemas, por andar buscando frente a quién doblamos la cerviz.

Alejandro Giammattei, político que aplaudió a la CICIG en su momento, debería dedicar algo de su tiempo para contarnos a los chapines cómo fue su experiencia con aquella mulada. Para que nos quede claro.

Columna publicada en El Periódico


12
May 11

Otra vez, y otra vez, la CICIG en entredicho

Si me hubieran preguntado, yo hubiera dicho que el único caso rescatable de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala era el del expresidente Alfonso Portillo.  Y ahí está que no.   El caso de Alejandro Giammattei, que no tenía pies ni cabeza, también se les cayó en esta semana.   Qué lejos están los días en los que la CICIG y el Procónsul que la dirigía con arrogancia insoportable, se pavoneaban por logros que no habían conseguido, y docenas de corifeos declamaban y cantaban exitos que no se veían bien.

Lo que da curiosidad es que yo creo que el del peculado en el Ministerio de la Defensa no debe haber sido el único caso de corrupción habido durante la administración de Portillo.   Y puedo suponer que si la Comisión y el Ministerio Público se enfocaron en él era porque tenían los pelos de la burra en la mano.  Y ahí está que no.

En realidad, y si nos damos cuenta, lo que ha hecho la CICIG a lo largo de su, ahora larga, historia de fracasos, es apoyarse en soplones o colaboradores eficaces.   Y esa estrategia, aunada a la falta de investigaciones profundas, convincentes e incontestables, ha facilitado que los casos se disuelvan ya se en historias de telenovela, o en güizachadas de tinterillo.

A esto, añádele que el problema de fondo, en la falta de justicia en Guatemala, no está siendo enfrentado en serio.  Pasa lo que desde hace años he dicho que iba a pasar: Niente.  Criamos una nueva burocracia y no resolvimos el problema de fondo.  Abdicamos a nuestra responsabilidad, y las cosas siguen como estaban.

La ineptitud de la CICIG y del Ministerio Público, no descarta que en el resultado del juicio contra Portillo hayan habido presiones e incluso alguna forma de corrupción.  Sin embargo, la responsabilidad principal es de la Comisión y de la Fiscalía.  Que para estas alturas ya deberían saber con quiénes están tratando.

Está por verse, ahora, en qué terminan estas historias.  Y está por verse como leen, las justicias de Nueva York y de Francia, lo que acaba de ocurrir.  Allá también esperan al Expresidente, y está por verse cuál es el papel que jugarán la CICIG y el MP en aquellos procesos.


25
Nov 10

“El tractor” en acción

Somos como un tractor y nos pasamos llevando a quien se nos ponga enfrentedijo Francisco Dall´Anese, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala; y bueno…he aquí un ejemplo: un recurso de amparo suspendió, emitido por la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones, suspendió las resoluciones que le eliminaron el cargo de ejecución extrajudicial a Alejandro Giammattei, ex director de Presidios.

Giammattei está siendo perseguido por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, por el caso Pavón; y como en el proceso no se hizo lo que demanda la Comisión Tractor, esta ha conseguido quién sí se someta a sus exigencias.


09
Nov 10

Estado de derecho 1, Cicig 0

La jueza Primero, Patricia Flores, confirmó la resolución en la cual le retiró el delito de ejecución extrajudicial al ex director del Sistema Penitenciario, Alejandro Giammattei; y se con ello se hizo evidente que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y el Ministerio Público fueron incapaces de presentar pruebas que convencieran a la juzgadora de que sus argumentos para acusar a Giammattei son sólidos.

Ese tractor, que es la Cicig, ha estado armando castillos de naipes y ha estado intimidando a la sociedad guatemalteca  mediante el recurso de aplastar reputaciones.  Empero, en esta ocasión, parece ser que ha encontrado una jueza más dispuesta a hacer justicia que a doblar la cerviz.

Quizás ahora, la Comisión y su Sancho Panza, que es el Ministerio Público, sientan alguna presión para armar sus casos basados en pruebas objetivas, en lugar de hacerlo sobre relatos, pitos, campanas, humo y espejos.


13
Ago 10

Honduras en un laberinto

Hoy hay muchas expectativas acerca de la posibilidad de que el excandidato presidencial y exdirector de Presidios, Alejandro Giammattei tenga que salir expulsado de la embajada de Honduras en donde pidió asilo. Enrique Ortez, excanciller del país vecino y asesor de Giammattei denunció que la representación diplomática habría entregado al político antes de que él mismo decidiera salir de la legación y entregarse.


Pocos han mencionado, sin embargo, que el artículo 101 de la Constitución de Honduras dice que Honduras reconoce el derecho de asilo en la forma y condiciones que establece la ley. Cuando procediere de conformidad con la Ley revocar o no otorgar el asilo, en ningún caso se expulsará al perseguido político o al asilado, al territorio del Estado que pueda reclamarlo. El Estado no autorizará la extradición de reos por delitos políticos y comunes conexos. Gracias a @Jvaldiz por la pista.

Por lo pronto, Ortez presentó un recurso con la esperanza de evitar la entrega, con el argumento de que si esta ocurriere será una sentencia de muerte contra Giammattei.

12
Ago 10

La justicia ¿depende de reos, sicarios y bolitos?

En el caso Giammattei et al, da la apariencia de que la construcción probatoria que sustenta las ordenes de captura correspondientes se basa exclusivamente en testimonios de reos.

En el caso Rosenberg la verdad interina que refrendó la sentencia correspondiente dependió, principalmente, de la colaboración eficaz de sicarios involucrados directamente en el crimen.

En el caso Gerardi, la sentencia se apoyó en el testimonio de un bolito que vivía a inmediaciones del lugar del asesinato del Obispo.
¿Hacia dónde va la justicia? Esto de los reos, sicarios y beodos, ¿sólo se da en los casos de impacto político, o se da en otro tipo de casos?

10
Ago 10

La CICIG acusa a Vielmann, Giammattei "et al"

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala ha acusado por ejecuciones extrajudiciales a Carlos Vielmann, ex ministro de Gobernación; Alejandro Giammattei, ex director de presidios y aspirante a la Presidencia; Erwin Sperisen, ex director de la Policía y a Javier Figueroa, ex subdirector de Investigación Criminal. Y, en consecuencia, el JuzgadoPrimero de Instancia Penal emitió sendas órdenes de captura. En septiembre de 2006, los acusados, funcionarios todos, protagonizaron la toma de la Granja Penal Pavón, que era controlada por los reclusos.

A mí, todo esto, me da mucho que pensar; y lo primero es que me asalta la duda de si en realidad la CICIG busca acabar con las mafias que están asfixiando a los guatemaltecos y lo poco que está quedando de nuestras instituciones; o si bien, se está perfilando como una especie de policía política que -a la luz de los casos Rosenberg, Rivera y este que comento ahora- está más enfocada en la publicidad y en proteger a la administración de Los Colom, que en otra cosa.
Lo segundo que se me viene a la cabeza es que, aunque yo nunca votaría por Giammattei y se que Vielmann y Sperisen son volados y a Figueroa no lo conozco, mucha gente celebró que los primeros tres llegaran a dirigir la seguridad ciudadana, y recuerdo que mucha gente celebró la toma de Pavón. La gente los tiene por gente buena. Y entonces, luego de esta persecución, ¿qué clase de gente va a aceptar ser funcionario? ¿Cómo se defiende, de la delincuencia desbocada, una sociedad con instituciones débiles, o sin ellas?
Me acordé de la película Las pandillas de Nueva York, y me pregunto si la Historia de esa ciudad sería la misma sin el bombardeo contra las pandillas y si hubo persecución alguna contra quienes lo ordenaron, lo dirigieron y lo ejecutaron. Me acordé de que al mafioso John Dillinger, la Federal Bureau of Investigations lo esperó a la salida de un cine y tres agentes del FBI lo liquidaron en un callejón.
¡Por supuesto que no estoy defendiendo la posibilidad de que quienes detentan el poder puedan ejercer actos de violencia impune contra las personas! y tampoco estoy sosteniendo el indefendible vox populi, vox dei; pero, creo que sí es válido tratar de entender como es que se forjan las sociedades que hoy tenemos como razonablemente pacíficas e institucionalizadas. ¿Por dónde se empieza a sanear una sociedad enferma y violenta? Puse los dos ejemplos anteriores para ilustrar la pregunta, y no como una recomendación.
A mí me gusta decir que estamos escribiendo -ustedes y yo- las páginas de la Historia de Guatemala que serán leídas dentro de 50, 100, o 500 años. ¿Qué verán los que vienen atrás cuando lean la Historia del país que les dejamos? ¿Quiénes serán los héroes y quiénes serán los villanos en los libros de Historia chapina?

23
Jun 07

Trabajos y jobs

Tania Derveaux ofrecía, en su valla de propaganda electoral para las elecciones del senado belga del 10 de junio pasado, 40,000 empleos. Pero bueno, no eran empleos, empleos. Tania era candidata para el senado belga y su valla utilizaba la palabra jobs (como en blowjobs o felaciones).

¡Esa es una oferta electoral!, porque el hecho de que Alvaro Colom ofrezca 700,300 empleos y no explique de dónde van a salir, lo da es algo de grima. Como da grima que durante los mítines políticos los organizadores de distintos partidos, que suelen ser los aspirantes a alcaldes, o a diputados, lleven panes, bicicletas, pelotas, o camisetas para rifar, con el fin de incentivar a la gente a que asista a sus mítines.

La gente sabe que no vale le pena ir a oír cantos de sirena y prueba de ello es que, hace poco, a Alejandro Giammattei, alguien le gritó: “Naide cumplís, naide hacés nada”; reclamo que le quedaría como guante a docenas y docenas de políticos todas partes.

Para las elecciones pasadas, Marco Augusto Quiroa utilizó vallas con La maja desnuda en su propaganda. Y se armó la de Dios es Cristo tanto entre la Guatemala gazmoña, como entre la Guatemala progre, principalmente entre las feminazis. Y por eso hay que dejar algo claro: Tania Derveaux no es una Ciccolina cualquiera. La suya fue una campaña cuyo objetivo era criticar a los políticos belgas que ofrecen trabajos (jobs). Derveaux sabe que los políticos siempre incumplen sus promesas, de modo que ella incumplirá la suya, también.

The Washington Post explica que la campaña del partido de Derveaux (cuyo nombre es NEE, que quiere decir No) tiene algo más de fondo: En Bélgica, el voto es obligatorio y las papeletas no utilizadas son divididas entre los partidos electos. El objetivo de NEE es “estimular la conciencia política y ofrecerle a las personas una forma para protestar oficialmente”. De acuerdo con el sitio Web del partido, NEE no asumirá sus curules en el senado si fuera electo, lo cual menguará el poder y los ingresos de los otros partidos, cual voto de castigo.

Aquello significa que la candidatura de Derveaux no tendrá efectos en la realidad; lo cual es bueno porque el cumplimiento de su ofrecimiento electoral le consumiría 500 días, a razón de 80 encuentros por día.

Si a usted le parece un asunto ligero, por favor piénselo bien. En las elecciones pasadas, el abstencionismo chapín anduvo cerca del 45%; o sea que cerca de la mitad de los electores potenciales prefirieron ni molestarse en ir a votar. Y a esos, hay que sumarles los que fuimos, pero votamos nulo.

Lo malo con aquello es que la autoridad se deslegitimiza cuando el desencanto cunde. El abstencionismo y el hecho de que la gente “participe” sólo por ir a traer una pelota, son señales ominosas para la inexistente democracia guatemalteca.

Los chapines enfrentamos un problema grave: Tenemos un sistema que no funciona; y no importa cuanta gente buena llevemos a los puestos de elección pública, el sistema los hará fracasar. Y si eso ocurre con la gente buena, ¿qué pasa cuando llegan los populistas, los buscadores de rentas parasitarias, o los narcopolíticos, entre otras lacras?

En Bélgica, la campaña de NEE y Derveaux ha llamado tanto la atención que mucha gente se la ha tomado en serio; lo cual mueve a meditar acerca de qué tan graves tienen que ser las cosas como para que la gente piense que un chiste absurdo tiene más sentido que los ofrecimientos de los políticos.

En Brasil, en 1958, Cacareco era el rinoceronte del zoo de Sao Paulo. En una elección, y en protesta contra los políticos corruptos, Cacareco obtuvo 100,000 votos que lo convirtieron en el ganador. Más tarde, en 1988 Tiao, un Chimpancé de Río de Janeiro, recibió 400,000 votos de protesta contra los políticos que ofrecen una cosa, y hacen otra. Y antes de que lleguemos a aquellos extremos, urge cambiar el sistema.

Publicada en Prensa Libre el sábado 23 de junio de 2007


29
May 07

Mañana hago mi nido, dijo el zope

Uno puede entender que novatos como Rigoberta Menchú, o Alejandro Giammattei no tengan plan de gobierno, ni nada parecido porque es la primera vez que compiten por la presidencia; pero ¿cómo se explica usted que no lo tenga Alvaro Colom? Esta es la tercera vez que este personaje se postula como candidato presidencial: primero con la exguerrilla y luego con su propio partido, la UNE. ¡Tres veces y todavía no tiene plan de gobierno!
Claro que lo que aquí se entiende por plan de gobierno es una lista de “dulces” para los grupos de interés: algo para los empresaurios, algo para los sindicalistas, algo para las mujeres, algo para los indígenas, algo para los que no tienen vivienda, algo para los ambientalistas, algo para ti y algo para mi. Pero bueno…¿ni eso?