01
Dic 11

¿”Santa Clos” le teme a los chiflidos?

Cuando le tocó entregar la presidencia de la República, Vincio Cerezo lo hizo bajo la silvatina del público que asistió al estadio.   La gente le cobró, así, los resultados de una administración inepta y corrupta.  ¿Sospecha Alvaro Santa Clos Colom que él tendría que enfrentar una factura similar? ¿Será por eso que se le metió el capricho de no querer asistir a la toma de posesión de Otto Pérez Molina?

A Cerezo la gente lo recibió con rechiflas en varias ocasiones; y una de las más célebres fue el 15 de septiembre de 1987 cuando recibió una ensordecedora silvatina, también en el estadio.  Yo sospecho que Santa Clos no ha recibido suficientes y que él teme que se las cobren todas cuando tenga que abandonar la presidencia.  Y opino que está moralmente obligado a entregar formalmente la Presidencia y encarar a la gente a la que decepcionó y traicionó.

Creo, además, que eso de hacer las ceremonias de cambio de mando en estadios y polideportivos es algo que le resta dignidad a la ceremonia.  Es como cuando Jimmy Carter caminó del Capitolio a la Casa Blanca; y Ronald Reagan hizo el trayecto en automóvil.  Son dos estilos distintos que separan lo corriente, de lo que tiene clase. Pero claro, en gustos se rompen géneros.


17
Nov 11

El beso, Ratzinger, Los Colom/Torres y el humor chapín


Aaaaaaaaaah, los chapines.  Hoy escuché una frase que dice que no hay que desperdiciar las crisis; y luego me topé con la foto Benetton, que ha causado tanto revuelo, en la que Joseph Ratzinger y un Imán se besan.  ¿Qué tiene que ver la frase del princpio, con la foto en cuestión? Que para los chapines, no hay que desperdiciar nada que se preste para sacarle un chiste.

Los chapines hacemos chistes hasta de las tragedias que nos ocurren; ¿cómo no iba a haber uno que hicera algo divertido con la publicidad controversial de Benetton?  ¿Quién sería el chispudo que, como consecuencia del ósculo chapín, recordó el que se dieran Sandra Evita Torres y Alvaro San Nicolás Colom?


16
Nov 11

Se va la lancha, se va el vapor…y Portillo a Nueva York

Cuando yo era niño cantaba la siguiente canción: Se va la lancha/ se va el vapor/ se va mi negra/ pa´l Salvador; y de eso fue de lo que me acordé cuando leí que Alvaro Santa Clos Colom autorizó la extradición del expresidente Alfonso Portillo a quien se le persigue, en Nueva York, por conspiración para el lavado de dinero.

Se va la lancha/ se va el vapor/ se va Portillo/ pa´Nueva York, fue lo que se me ocurrió en aquel mismo momento.

En otra nota de humor, don Próspero, de Emisoras Unidas comentó que Portillo le dijo a Colom: Gracias por mi pasaje a Nueva York; aqui te dejo mi suite en Matamoros.  Esto en alusión a la celda que el expresidente ocupa en el Cuartel General del Ejército de Guatemala.


29
Sep 11

Con razón no les alcanza el presupuesto

Con razón la Administración de Los Colom-Espada cree que puede subirles los impuestos a los chapines, o endeudarlos hasta el cuello:  ¡Alvaro Santa Clos Colom, gana 48.9 veces el Producto Interno Bruto per cápita de los habitantes de su país!, según un estudio de la serie El uso y abuso de recursos públicos, que realiza el Centro de Investigación y Docencia Económicas  de México con el apoyo de la fundación estadounidense William y Flora Hewlett.

El informe analiza los salarios de 13 jefes de Estado americanos, y en él  revela que el mandatario mexicano tiene un ingreso 32.7 veces mayor que el promedio de los mexicanos, la presidenta de Brasil, 24.3 veces, y el de Estados Unidos, 9.8 veces, entre otros. También indica que Santa Clos aparece en la quinta posición respecto al personal a su cargo.

Así no hay dinero que alcance.


05
Ago 11

El “numerito japonés” de “Evita” se fue a la CCJ

Desde el martes pasado, la coalición oficialista demandó al Estado de Guatemala, ante la Corte Centroamericana de Justicia, debido a que Sandra Evita Torres –precandidata presidencial de esa alianza– se considera excluida de la lucha electoral.

Ni la administración de Alvaro Santa Clos Colom, ni los partidos demandantes les informaron de esa acción a los guatemaltecos; y hoy nos enteramos sólo porque lo reveló un alto funcionario de la CCJ.

Mientras tanto flota una duda en el ambiente twittero:

Según resolvieron el Registro de Ciudadanos y el Tribunal Supremo Electoral, la precandidata cometió fraude de ley para intentar ser inscrita a pesar de una prohibición constitucional.  Y en ese contexto, la Corte Suprema de Justicia confirmó que sí hubo fraude de ley y que, por lo tanto, el Registro sí tiene la facultad legal de denegar la inscripción.

Entendido lo anterior, resulta que la coalición que apoya a Evita ha demandado al Estado de Guatemala; pero ahí está que quien ejerce la representación del estado es el Jefe de la Procuraduría General de la Nación; órgano que, en su oportunidad le pidió a la Corte Sprema de Justicia que amparara a Torres.  Para más señas, el Procurador es nombrado por el Presidente de la República, que es cómplice, con Evita, en la comisión de fraude de ley.

¿Quién, entonces, defenderá al Estado?  ¿Es al Estado al que hay que defender, o al estado de derecho y a la República?

Coincido con quienes opinan que esta acción de la Unidad Nacional de la Esperanza-Gran Alianza Nacional, no es más que un acto más del numerito japonés que Evita montó, ayer, en la Corte de Constitucionalidad.  Mi cuate, Fernando, decía que su mamá le hacía un numerito japonés cuando, a modo de Cio Cio San, la señora le montaba un drama lastimero con lágrimas y todo.

¿Qué más sorpresas nos depara este novelón?


05
Ago 11

¿En qué se parece Colom al “Mercenario Joe”?


¿Te acuerdas de Titanes en el ring? ¿Te acuerdas del luchador Mercenario Joe? Pues yo digo que Alvaro Santa Clos Colom se parece al Mercenario Joe en el sentido de que ya nadie lo quiere.

En una entrevista concedida a la Agence France Presse, el Presidiente dijo que él es un socialdemócrata; pero ¿qué dicen los socialdemócratas de él y de su administración?

El miércoles 3 de agosto, en la página 9 de El Periódico, la Asociación Adolfo Mijangos López, de corte socialista, dice que la administracdión actual no es sino una mascarada de la socialdemocracia e insta a los auténticos socialdemócratas del país a dirigirse urgentementa a la Internacional Socialista demandanto la apremiante expulsión de la Unidad Nacional de la Esperanza [el partido oficial] contrarias al principio democrático de alternabilidad en la presidencia y propiciadoras del quebrantamiento del orden constitucional y del estado de derecho.

Esto no es la primera vez que le pasa a Santa Clos.  En mayo de 2009 la Asociación Alberto Fuentes Mohr, también de corte socialista, aclaró que la falta de transparencia en el manejo de recursos públicos, es ajena a los postulados ideológicos de la Social Democracia que preconiza la libertad de expresión, el acceso abierto a la información pública y la apertura a la auditoría pública y legal. También aclaró que la polarización política e ideológica no son propias de la Social Democracia que siempre ha luchado por la apertura, el diálogo y la concertación como se caracterizó en las figuras paradigmáticas de la Social Democracia Guatemalteca.

En consecuencia, la Asociación Fuentes Mohr demandó que  el gobierno de Colom se abstenga de propiciar una polarización ideológica y política impropia de los acontecimientos de violencia y corrupción que vive Guatemala.

Ya ni los suyos quieren a Colom.


05
Ago 11

Facta, non verba: Las cuitas de “Evita”

Soy madre soltera de 4 hijos, dijo Sandra Evita Torres durante la audiencia que evacuó ayer, en la Corte de Constitucionalidad, con la pretensión de ser inscrita como candidata presidencial a pesar de una prohibición constitucional y la comisión de un fraude de ley.

¡Mi gorda!, dijo Cándido cuando la escuchó por la radio; y luego le dio un mordizco al francés con frijoles que estaba comiendo. Si es madre soltera y con cuatro hijos, que se ponga en la fila para bolsa solidaria, dijo mi cuata, Clarita.

La ex esposa del Presidente Alvaro Santa Clos Colom, llegó a la CC no a argumentar jurídicamente; sino a echarse las de cocodrilo durante un acto que, cuanto menos, fue extravagante.  Mientras la señora recurría al llanto sus seguidores lanzaron piedras y rompieron una ventana de la sede de la Corte.


01
Jul 11

Sandra y Diego Rivera

Aprovechando el desmantelamiento de las tropas en Afganistán podrían instalarse bases de soldados estadounidenses en Guatemala para intensificar la guerra contra las drogas. Como quien dice mandame unas shecas, aquello opinó Sandra Evita Torres, la excandidata oficialista a la Presidencia de la República. La aspirante socialdemócrata dijo que yo aceptaría que vinieran soldados o bases militares de Estados Unidos, precisamente ahora que se están retirando de Medio Oriente sería una buena oportunidad.

Lo irónico y ¡hasta cínico!, es que, el año pasado, Evita y su exmarido, el presidente Alvaro Santa Clos Colom, se gastaron Q1.5 millones del dinero de los tributarios en organizar la exhibición ¡Oh Revolución!, en la que expusieron murales del mexicano Diego Rivera y la guatemalteca Rina Lazo. En los cuadros llamados Gloriosa Revolución Venceremos, los artistas citados denunciaban la intervención norteamericana en la supuesta Primavera chapina.

Supuesta digo, porque en aquel tiempo se hicieron los experimentos de enfermedades venéreas con locos y presos; porque en aquel tiempo se amordazó a la Prensa; porque el candidato de la oposición fue asesinado misteriosamente; porque en nombre de La Revolución, Rogelio Cruz Wer y Jaime Rosenberg perseguían y torturaban; porque los gobiernos revolucionarios usaban chiquilines o turbas para intimidar a la población.

A los Colom/Torres les gusta legitimarse mediante el uso y abuso de la iconografía y la retórica de La Revolución; pero ahora, con sus declaraciones en Induexpo, Evita se vio muy mal. Da la impresión de que los dólares y las tropas para la guerra perdida contra las drogas le parecen una buena oportunidad.

Con razón es que Alfonso Bauer Paiz, ministro de Trabajo y Economía durante el gobierno revolucionario de Jacobo Árbenz, calificó de farsa el hecho de que la administración de los Colom/Torres exhibiera la obra de Rivera y Lazo.

Por cierto que el candidato Otto Pérez Molina también estuvo a favor de que vengan tropas estadounidenses. Los únicos sensatos fueron Eduardo Suger y Harold Caballeros que se expresaron a favor de despenalizar las drogas, idea que comparten expresidentes de Brasil, Colombia, México y Suiza, Kofi Annan, Richard Branson, George Shultz, Paul Volcker y otros personajes.

Esta columna fue publicada en El Periódico.


30
Jun 11

Se confirma que sí es fraude de ley

La candidatura de Sandra Evita Torres -que se divorció de su esposo el presidente Alvaro Santa Clos Colom para eludir la prohibición constitucional de que los parientes del Presidente puedan ser candidatos presidenciales- fue rechazada por el Registro de Ciudadanos.  Por qué, pues porque la movida constituía fraude de ley, de acuardo con la Ley del Organismo Judicial.

Si el Registro de Ciudadanos y el Tribunal Supremo Electoral aguantan la presión, incluso violenta, a la que están sometidos, prevalecerán el estado de derecho, la constitución y la ley frente a la fuerza y al engaño.

Los partidarios del continuismo oficialista dirán que la resolución contra su candidata ilegal se debe a un supuesto miedo, a que es mujer, y a otras excusas.  Le echarán la culpa a la oligarquía, o a la plutocracia.  De hecho, intentarán victimizar a su candidata.  Empero, la resolución del Registro está clara y se basa, incluso, en declaraciones del mismísimo ex marido de la ex candidata.  ¿Quién, con una luz, se pierde?

La resolución del Registro cambia el panorama electoral:

Según el oficialismo, la tenía fácil: La idea era comprar voluntades entre los votantes (y principalemente entre las votantes) mediante el uso de programas sociales coordinados por la esposa del Presidente; y canalizar el dinero de los tributarios hacia una megacampaña solapada, de cuatro años, en favor de Evita como la futura candidata presidencial.

Para el oficialismo es importante que ella fuera la candidata no sólo para continuar el proyecto político que encabezan ella y su ex marido, sino para garantizarse impunidad durante cuatro años más.  Debe ser pavoroso para Evita y Santa Clos, luego de una administración inimaginablemente corrupta e inepta,  verse a sí mismos en la situación en la que está el expresidente, Alfonso Portillo: presos y requeridos por tribunales en el extranjero.

Para garantizarse la Presidencia y como apoyo a la estrategia de los programas sociales está la manipulación de votantes por medio del Registro Nacional de Personas y del padrón electoral.  Una jugada a la Chávez, compleja y llena de filigrana, que permitiría fortalecer a la candidata sin cometer un fraude burdo al estilo de los años 70.  Este componente, sin embargo, sólo funcionaría (para ser creíble) si la candidata no quedara muy lejos del candidato que resultara legítimo ganador.   Si la distancia fuera mucha -como parece que lo es, de acuerdo con las mediciones– este componente no resultaría efectivo.  Con esa distancia no contaba el oficialismo.

Pero hubo un escollo más difícil, que además subestimaron los cerebros detrás de la candidatura de Evita: El del artículo 186:c de la Constitución de la República que prohibe que los parientes del Presidente, o del Vicepresidente puedan optar a los cargos de Presidente, o Vicepresidente.

Acostumbrados al servilismo, y a intimidar,  y a lo que creyeron que era una vocación ovejuna de los chapines; Los Colom/Torres creyeron que simulando un divorcio podrían eludir la prohibición constitucional y que ningún juez, magistrado, o funcionario competente se atervería a aplicar el artículo 4 de la Ley del Organismo Judicial, que define el fraude de ley, en defensa no sólo del ordenamiento jurídico, sino del estado de derecho y el orden constitucional.  Tan arrogantes fueron, que las boconadas del Presidente, al comentar el asunto, le sirvieron al Registro de Ciudadanos a poner en evidencia que el asunto era una simulación y que el supuesto divorcio era un acto que, aunque estaba realizado de acuerdo con una norma, su propósito era conseguir un resultado prohibido por la Carta Magna.

…y del plato a la boca, se cayó la sopa.

Esto es una pesadilla para el candidato que encabeza las encuestas, Otto Pérez Molina, porque buena parte de su ventaja se debe al voto de rechazo contra Los Colom/Torres.  Muchos que pensaban votar por Pérez Molina, para sacar al oficialismo a sombrerazos, ahora podrían detenerse a considerar otras opciones.    Esta es la oportunidad para Eduardo Suger, Harold Caballeros y Manuel Baldizón.

¿Y el partido oficial?  A correr se ha dicho, porque es mucho lo que está en juego para ellos.

Claro que interpondrán algún recurso; pero muchas ratas abandonarán el barco.   Evita querrá una candidatura para diputada, en busca de la necesaria impunidad.  ¿Qué pasará con Santa Clos? ¿Lo recibirá de nuevo en el tálamo, o lo dejará silvando en la loma?

La mancuerna oficialista de la Unidad Nacional de la Esperanza y la Gran Alianza Nacional compondrá las listas de sus candidatos y arreglará los clavos que tiene con sus asambleas.   ¿Quién se animará a ser el candidato presidencial de este proyecto que se hunde?  ¿Quién querrá hacer una campaña de ocho semanas? ¿A qué costo, y por qué precio?

Mientras tanto, mis respetos y mi admiración para el Registro de Ciudadanos y para el Tribunal Supremo Electoral.  Tengo la impresión, ahora, de que ustedes están hechos del maíz del que se hacen los próceres.


23
Jun 11

El emperador desnudo y la guerra contra las drogas

Han de estar, y estarán, que hace muchos años y en un país lejano vivía un rey que se preocupaba mucho por su vestuario. Un día escuchó a dos estafadores decir que podían fabricar la tela más suave y delicada que Su Majestad pudiera imaginar. Esa prenda, añadieron, tenía la especial capacidad de ser invisible para cualquier estúpido, o incapaz para su cargo.

Por supuesto, no existía, ni podían hacer semejante prenda;  sino que el plan era que ellos,  los sinvergüenzas, hacían parecer como que trabajaban en la ropa, pero estos se quedaban con los ricos materiales que solicitaban para tal fin.

Sintiéndose algo nervioso acerca de si él mismo sería capaz de ver la prenda, o no  el emperador envió a dos de sus hombres de confianza a verlo. Por supuesto que ninguno de los dos admitió que era incapaz de ver la prenda  -ya que se delatarían como estúpidos y como incapaces-  y comenzaron a alabar la pieza. Toda la ciudad había oído hablar del traje fabuloso y todos estaban deseando comprobar cuán estúpido era su vecino.

Los estafadores hicieron como que ayudaban al Emperador a ponerse la prenda inexistente  y Su Majestad salió con ella en un desfile, sin admitir que era demasiado estpúpido, o inepto como para no verla.

Toda la gente del pueblo alabó  el traje del monarca, temerosa de que sus vecinos se dieran cuenta de que no podían verlo, hasta que un niño exclamó:  ¡El emperador va desnudo!

Inmediatamente la gente empezó a comentar la frase hasta que la multitud gritó que el emperador iba desnudo. Su Majestad lo escuchó y supo que la gente tenía razón, pero igual levantó la cabeza y terminó el desfile; y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

De este relato me acordé cuando leí que los presidentes de México y Centroamérica le exigieron al gobierno de los Estados Unidos que baje el consumo de drogas en su país; y que Hillary Clinton, secretaria de Estado, pidió que en el área sea elevada la carga que pesa sobre los tributarios para que continúe la guerra perdida contra las drogas.

Por favor, que álguien les diga a Clinton, y a Alvaro Santa Clos Colom y a sus colegas, que el emperador va desnudo.