25
Dic 23

Nochebuena chapina, sabores, colores y pólvora

Para nosotros -en casa y siempre- la nochebuena y otras fiestas no se tratan sólo de cocinar, sino de cocinar con raíces y buenos recuerdos y anécdotas.  Se trata de cocinar con carácter y con amor rodeados de familia y amigos.

Anoche no fue la excepción y disfrutamos mucho del cariño; pero también de los aromas y de los sabores, de las texturas y de los colores, y de la pólvora.  Cenamos pavo relleno con la receta que lleva cuatro generaciones en mi familia porque era la de mi bisabuela, Adela y pasará a la quinta; acompañado por la ensalada Waldorf que hacía mi abuela, Frances. También hubo ponche y caponata hechos por Raúl. Para nosotros, y a pesar de lo delicioso que nos sale, el pavo principalmente es un vehículo para que haya relleno y para hacer caldo de huevos.

En casa, la nochebuena es la celebración del solsticio de invierno esos días en los que -aunque aquí no lo notemos- en el norte las noches empiezan a hacerse más cortas y empieza a volver la luz. En ese contexto los recuerdos y las tradiciones son muy importantes; por eso en casa no faltan mi tortuga y chinchines de cuando celebrábamos en casa de mi abuelita Juanita y de mi tía abuela, la Mamita. Por eso siempre contamos anécdotas de las fiestas en casa de mis padres. 

Dicho lo anterior, algo que gozo mucho en esta fiesta es la pirotécnia. Anoche empezó a intensificarse a las 11:45 y  concluyó pasadas las 00:30.  Lo diferente fue que pasadas las 11:15 un neblina espesa, que viajaba rápidamente, se dejó venir desde la costa sur y cubrió la ciudad.  Desde casa no se veían los edificios de enfrente ni se vió el coheterío tradicional de la nochebuena chapina.

@luisficarpediem

Para nosotros no se trata solo de cocinar, sino de cocinar con raices y buenos recuerdos y anécdotas. Se trata de cocinar con carácter…y amor #nochebuena #cena #tradicion #navidad #luisfi61 #fiesta

♬ La Marimorena – Raya Real

Con todo y todo se vieron los fuegos artificiales más cercanos y en un momento sólo la Luna y Júpiter aparecieron tímidamente en el cielo oscuro.

Como en otros años, en casa hubo open house y nos visitaron familia y amigos.  Siempre es grato compartir y reírnos, recordar y reírnos, celebrar y reírnos. Y comer, claro.

Hoy en la mañana desayunamos nuestros tradicionales tamal colorado y tamal negro.  Esta vez acompañados por un stollen y un pescado de canillita de leche que estaba riquísimo; y yo, por supuesto, con buen café y algo de ponche frío, que a mí me gusta frío.

@luisficarpediem

La coheteria tradicional de la navidad chapina fue opacada por una neblina espesa que se dejó venir desde la costa sur. Al final Júpiter fue testigo #navidad #guatemala #fuegosartificiales #tradicion #nochebuena

♬ sonido original – Luis Figueroa

Los tamales, algo serio

¡Quienes me conocen se han de imaginar lo que gozo cuando abro las hojas de maxán  y me encuentro con los colores brillantes de los tamales, que son delicias de la cocina guatemalteca!  Al mismo tiempo, los aromas intensos de los tamales colorados y negros  invaden mi cuerpo y mi mente y me llevan por un laberinto de recuerdos y alegrías.  El momento culminante  es cuando la masa gentil y el recado glorioso llegan a mi paladar.

Quienes visitan este espacio, desde hace tiempo, saben que valor mucho las tradiciones como formas de mantener puentes con los recuerdos, el pasado y con quienes nos precedieron; así como con el futuro y quienes nos sucederán.

En ese laberinto de recuerdos, tengo la dicha de acordarme muy bien de los tamales de mi bisabuela, Mami; y de los de mi tía Baby.  Y los pequeños, de 2 x 2 pulgadas y perfectamente doblados que  mi tía abuela, La mamita, nos hacía a los niños. Desde hace tres años nos hace los tamales Madame Tso, la señora que nos cuida en casa y realmente son estupendos.

Los tamales de Nochebuena, en Guatemala, son colorados y negros.  Cada región y cada familia tienen su propia receta de tamales; pero básicamente son de masa maíz y/o de arroz y el recado se prepara con tomates, chiles y aceitunas (aveces con semillas tostadas, como pepitoria y ajonjolí) y, en el caso de los negros, con chocolate y anís. Estos últimos son los más delicados de hacer para que sean bien balanceados. También pueden ser de cerdo, pavo, pato, gallina y pollo e incluso de res.   Eso sí a mí me gustan más los de cerdo, y los de pato.  En ciertas regiones -especialmente en la Costa Sur- no se usa el recado del altiplano, sino una especie de mole.

Los tamales tienen raíces precolombinas, y fueron elevados a la décima potencia cuando se le añadieron ingrediente de Occidente. Del Nuevo Mundo son el maíz, los tomates, los chiles, y las hojas de maxán en las que son envueltos.  Los tamales negros, además, llevan chocolate. Del Viejo Mundo son las almendras, las pasas y las ciruelas.

@luisficarpediem

¡Quienes me conocen se han de imaginar lo que gozo cuando abro las hojas de maxán y me encuentro con los colores brillantes de los tamales, que son delicias de la cocina guatemalteca! Al mismo tiempo, los aromas intensos de los tamales colorados y negros invaden mi cuerpo y mi mente y me llevan por un laberinto de recuerdos y alegrías. El momento culminante. El 25 desayunamos tamales, stollen, pescado de canillita de leche, ponche y café #navidad #tradicion #tamales #ponche #luisfi61 #desayuno #breakfast

♬ In Praise of Christmas – Loreena McKennitt

La gracia de los tamales no está sólo en la masa y en el recado, sino en la forma de envolverlos y amarrarlos.   Son una experiencia para todos los sentido.  Un tamal que no ha sido envuelto y amarrado elegante y apropiadamente pierde algo de su encanto.  A mí, por cierto, me gustan más grandes que pequeños, y me gusta que la masa no sea muy espesa.

Hacer tamales es algo muy elaborado. Hay que lavar y asar las hojas. La masa tiene su propia ciencia y es cocida tres veces de tres formas distintas.  El recado lleva varios ingredientes que hay que asar y sazonar con mucho talento. Como siempre, el éxito de un tamal se halla en el balance de ingredientes, en la calidad de los mismos y en la pasión que se pone en ellos.


13
Dic 23

Cazadores de toritos y aventuras en el Callejón Maravillas

 

El torito de anoche estuvo espectacular.  Fiero.  Como el año pasado sólo vimos uno, pero de verdad estuvo bueno.

Cazar toritos es uno de mis deportes favoritos en diciembre; y. en casa nos encanta ir a la zona 1, para la fiesta de Guadalupe, en busca de toritos, mariposas y ese tipo de fuegos artificiales. Pero desde el año pasado ha sido diferente y muy alegre, también.

Estaba feroz el torito.

Este año también tuvimos la dicha de ser invitados a cenar a la casa de amigos queridos, una deliciosa sopa azteca, acompañada por una playlist mexicana ¡Tan bien pensada! y muchas anécdotas y recuerdos en buenísima compañía; así que sólo vimos un torito en el tradicionalísimo Callejón Maravillas. ¿Sabes? Es una de esas reuniones de viejos amigos en las que uno no para de reír y reír.

En 2021 escribí que Estoy seguro de que el año entrante será muy bueno en términos de fiestas populares y tradicionales.  Esto es importante porque las tradiciones no sólo nos dan un sentimiento y una sensación de comunidad; sino que cumplen una función sanadora frente a la desesperanza y a la inestabilidad. Aromas, alimentos y sonidos, texturas y colores, así como rituales nos traer recuerdos y nos invitan a reflexionar.  Fuegos artificiales, costumbres,  disfraces y más son parte de aquel acervo rico y enriquecedor; y no me equivoqué, en general en 2022 las fiestas populares y tradicionales, con su música y su pólvora estuvieron magníficas y en 2023 han elevado la barra.

@luisficarpediem

Anoche vimos un torito magnífico en el Callejón Maravillas #fiesta #fuegosartificiales #fireworks

♬ sonido original – Luis Figueroa

¿Sabes qué es lo único que lamento de anoche? ¡Ninguna de las fotos que nos tomamos con los micos salió buena! Creo que es primer año que no tenemos fotos con los micos

Cuando yo era niño, las historias de mi tía abuela, La Mamita, acerca de toritos durante las fiestas tradicionales disparaban mi imaginación. Yo tenía muchas ganas de ver toritos y no fue hasta hace relativamente pocos años que vi el primero en San Juan del Obispo. Desde entonces pocas cosas me emocionan y divierten tanto y me ponen tan contento como salir a buscar toritos y verlos desplegando sus luces y sus colores entre la gente que se les acerca y les huye. ¿Alguna vez te ha corrido un torito? Es de lo más divertido y emocionante.

En la foto sólo salieron los micos.

En casa nos gusta llevar a esta fiesta a extranjeros visitantes y a chapines que nunca han visto toritos; y nadie ha salido decepcionado. 


10
Dic 23

Luces Campero y rompopo, noche de asombro y tradición

 

El niño que hay en mi se maravilla con las formas y los colores de las Luces Campero y con la pirotecnia. Hay algo en los fuegos artificiales que me emociona mucho y me invita a aplaudir y a expresar mi asombro en el sentido aquel de Baila como si nadie te estuviera viendo, ama como si nunca te hubieran herido y canta como si nadie pudiera oírte…Tal vez por eso es que me gusta tanto la celebración de hoy, así como los toritos y las mariposas, los castillos y otros juegos pirotécnicos.

Las Luces Campero ya no se ven en su totalidad desde mi balcón debido a un nuevo edificio; pero eso no impidió que las gozáramos con una copa de rompopo en mano. Eso sí, no es cualquier rompopo, es el de doña Luisa Cuadrado (estilo cubano) y no es cualquier copa, sino la que yo usaba cuando era niño en casa de mi abuela, Frances

Me alegro mucho por los niños que los ven por primera vez; y que alegría por los adultos que nos maravillamos con ellas como si fuera la primera vez.

¿Sabes que durante unos 10 años, poco más, o menos no vi las Luces Campero?  En parte porque se me olvidaba estar pendiente de ellos y en parte porque trabajaba el día en que se celebraban. El primer año de aquellas luces tuve la malísima idea de subir a verlos al mirador de la carretera a El Salvador y fue un error, sólo recuerdo que se veían bien pequeños y que el tráfico fue infernal.

Ahora, aunque sólo se ve como el 30 por ciento desde el balcón, lo bueno es que en casa los disfrutamos mucho y gozamos de verlos en compañía amada.


09
Dic 23

Pinabete,tradición y esperanza, un canto a la nochebuena chapina

 

En casa tomamos en serio las fiestas de fin de año y el arbolito que las representa.  Nos gusta mucho el pinabete -tan guatemalteco- que nos trae su aroma encantador, su color y sus formas, así como las luces y las figuras que lo adornan que son símbolos de paz y amor, nos traen recuerdos y nos dan esperanzas.

En casa celebramos el solsticio de invierno, yuletide, navidad, las saturnalias y otras fiestas de fin de año con arbolito y las decoraciones tradicionales.  El arbolito tiene que ser Abies guatemalensis y no pueden faltar la manzanilla, los chinchines, la tortuga y otros objetos que nos conectan con nuestras historias propias, nuestras infancias y con las generaciones que nos han precedido.

El niño que incluimos entre aquellas decoraciones representa nuestra confianza en un universo benevolente, nuestra esperanza por un futuro mejor y la alegría que traen a casa las nuevas generaciones.

Hoy fuimos a traer nuestro arbolito a la zona 12, a Pinabetes El Encanto de Tecpán;  y, como en tantos años, el espíritu de la querida doña Mireya nos acompañó a la hora de elegirlo y en el momento de encenderlo.  

Para los que vienen por primera vez:

En las casas de mis abuelas y de mis padres no siempre hubo pinabetes. De cuando yo era niño recuerdo varios árboles inolvidables. En casa de mi abuelita Juanita me es imposible olvidar unos chiribiscos hermosamente adornados con cabello de ángel (aquel cabello de ángel, de verdad, que era de fibra de vidrio) y con luces en tonos pastel. También recuerdo los pequeños árboles que ella, y mi tía abuela La Mamita, solían montar -con primor extraordinario- para mi hermano y para mí, junto a nuestro propio nacimiento en miniatura.

En la casa de mi abuela, Frances, recuerdo que los árboles eran generalmente pinabetes, o cipreses. A veces eran adornados con nieve elaborada en la casa con un jabón que venía en escamas; árboles siempre llenos de figuras variadísimas y algunas muy antiguas, así como con luces de colores. Allá algunos de aquellos árboles eran tan altos que mi padre y mi tío Freddy tenían que usar escalera para llegar hasta arriba y distribuir bien las luces y las figuras.

En la casa de mis padres tuvimos gran variedad de arbolitos. Aunque los favoritos eran los pinabetes, también tuvimos cipreses y creo que algún pino. Los pinos no me gustaban porque, a pesar de que olían rico, se ponían tristes rápidamente y también tuvimos algún chiribisco plateado. En algún momento de principios de los años 70 se pusieron de moda unos árboles que ya venían nevados y tuvimos uno de esos. Y en los malos tiempos tuvimos un árbol prestado, y un árbol simbólico, hecho con chorizo de pino, en la pared.

@luisficarpediem

En casa tomamos en serio el arbolito que nos alegra las fiestas de fin de año. El pinabete tradicional no sólo nos trae su aroma encantador, sino que su color y sus formas, así como las luces y las figuras que lo adornan son símbolos de paz y amor, nos traen recuerdos y nos dan esperanzas. En casa celebramos el solsticio de invierno, yuletide, navidad, las saturnalias y otras fiestas de fin de año con arbolito y decoraciones tradicionales. El arbolito tiene que ser Abies guatemalensis y no pueden faltar la manzanilla, los chinchines, la tortuga y otros objetos que nos conectan con nuestras historias propias, nuestras infancias y con las generaciones que nos han precedido #arboldenavidad #solsticiodeinvierno #yuletide #pinabete #luisfi61 #navidad

♬ Merry Christmas – Ed Sheeran & Elton John

En casa es tradición que cada año compramos un adorno nuevo y lo incorporamos a los que ya tenemos. Hay adornos variados: dos hawaianas, uno que muestra a Odin, otro de La rebelión de Atlas, uno del barco Estrella de la India, una estrella de Santa Catarina Palopó, varios con motivos propios de la temporada, unos con mapas, y así.  Los de el año pasado son vintage, hechos de hojalata y pintados como de principioArbolito, Tradición y Esperanza: Un Canto a la Navidad Guatemaltecas del siglo XX. Y el de este año es…está pendiente.


07
Dic 23

Cerro del Carmen y lecciones de luz en quema del diablo chapina

La quema del diablo es una tradición guatemalteca que representa la oportunidad ritual para echar al fuego lo malo, lo inservible, lo caduco, lo que hace daño y lo que no queremos para el año que viene en un contexto místico y mitológico. Hace cinco años descubrimos que esta fiesta familiar se celebra de forma tradicional y encantadora en el Cerro del Carmen, en la ciudad de Guatemala y anoche volvimos a ese lugar para celebrar.

El diablo ardió con ganas.

Desde una perspectiva racional y más universal, la fiesta trae la luz y el fuego a la época del año en la que las noches son más largas, frías y oscuras, por lo que es apropiado celebrarla con familia y amigos, y recordar que aún en la oscuridad es posible la luz. Estoy seguro de que cada quién podrá sacar de todo esto lecciones de vida y aprendizajes que habrá que transmitir a las generaciones siguientes.

Disfruto mucho esta fiesta chapina porque es una ocasión propia para celebrar la vida y para recordar a dos personajes malentendidos, uno de ellos casi olvidado y que -aparentemente- no tienen nada en común: Lucifer y Prometeo. Ambos se rebelaron contra dioses tiránicos y arrogantes.  Ambos fueron cruelmente castigados por su atrevimiento.  Uno es el traedor de luz, y el otro les dio el fuego a los hombres.  Ambos son heroicos.

Dos diablitos acompañaron al diablo mayor.

En 2018, cuando fuimos a la quema del diablo en el Cerro del Carmen por primera vez, el cura explicó que Maria, la que anuncia la luz, precede a Jesús que es el Sol; y en la realidad, ¿quién precede al Sol? ¡Venus precede al Sol cuando Venus es lucero de la mañana!  ¿Y cuáles son otros nombres antiguos de Venus? Lucifer, el traedor de luz; e Ishtar -diosa del amor, de la belleza y de la fertilidad-.  Los mayas, por cierto, no eran ajenos al concepto de que Venus, Lucifer, o Ishtar es traedor de luz.  Ya que para ellos Venus (el heósforo) anunciaba que le Sol saldría ese día, luego de su paso por Xibalbá.

¡Hay que celebrar estas fiestas por la vida, y por el valor de quienes traen la luz y de quienes se rebelan ante dioses tiránicos y arrogantes!

Como el año pasado, el diablo del Cerro del Carmen estuvo galán.   Este año no hubo pirotécnia en la efigie, pero sí hubo las infaltables bombas de iglesia junto a la ermita de aquel cerro. En aquel lugar histórico la fiesta es de barrio, familiar y casi íntima; pero si quieres un fiestón y ver maravillas te recomiendo las loas en Ciudad Vieja.  Como es la fiesta patronal de aquella población el pueblo tira la casa por la ventana.

El Cerro del Carmen es un rincón encantador de la ciudad de Guatemala.

Cuando era niño, por cierto, la fiesta solía incluir la reunión de amigos en la mañana para ir a buscar ramas y chiribiscos con qué armar una buena pira, la llegada de mi padre con cohetes y algunos fuegos artificiales, los buñuelos preparados por mi madre y mucha alegría en la calle y en la casa.

Desde lo alto del cerro vimos muchos fuegos artificiales y fogarones, en esta tradición que está bien viva.  Además, la ermita en aquel lugar le da un bonito contexto al rito. Aquella construcción tiene toques de fortaleza porque el barco en el que vino Juan Corz, el fundador de aquel lugar, se llamaba La fortaleza. Además el lugar está bien cuidado, bien iluminado, limpio y seguro.

Este año caminamos desde la Quinta avenida y once calle hasta el Cerro del Carmen. Como el año pasado, durante el trayecto hacia aquel lugar emblemático, antiguo y tradicional vimos muchas personas y niños acarreando sus piñatas de diablos.  Ahora hay diablos y diablas, canches y negros, los hay de cuatro patas y monumentales. Cuando yo era niño, las piras no incluían estas piñatas, se hacían con ramas y cuanto mucho cajas de cartón.  Eso sí, siempre había cohetes involucrados.

@luisficarpediem

La quema del diablo es una tradición guatemalteca que representa la oportunidad ritual para echar al fuego lo malo, lo inservible, lo caduco, lo que hace daño y lo que no queremos para el año que viene en un contexto místico y mitológico. Hace cinco años descubrimos que esta fiesta familiar se celebra de forma tradicional y encantadora en el Cerro del Carmen, en la ciudad de Guatemala y anoche volvimos a ese lugar para celebrar. ¡Hay que celebrar estas fiestas por la vida, y por el valor de quienes traen la luz y de quienes se rebelan ante dioses tiránicos y arrogantes! #quemadeldiablo #tradiciones #guatemala #cerrodelcarmen #luisfi61

♬ La Caida del Sol – Miguel Angel Tzul y Su Marimba Orquesta

Raúl y yo terminamos la noche con cervezas Cabro y bruschettas de champiñoes en el Café Roma, del callejón Del fino.  No hubo buñuelos como es la tradición; pero las cervezas cumplieron con darle un carácter de celebración a esta fiesta.


27
Nov 23

Luces, música y alegría en desfile navideño

 

¡Que alegre y multitudinario estuvo el desfile navideño del domingo en la Sexta avenida!

A lo largo de todo el recorrido del desfila las aceras de la antigua Calle Real estaban abarrotadas de familias y personas que llegamos a pasar buenos ratos y a gozar de todo lo que ocurre en ese tipo de festejos.

@luisficarpediem

Ambiente durante el desfile navideño en la Sexta avenida de la ciudad de Guatemala #santaclaus #desfile #navidad #navideño #luisfi61 #bandas #bandasescolares

♬ sonido original – Luis Figueroa

¿Sabes que el desfile duró casi tres horas? Las bandas escolares no dejaban de pasar y pasar; y muchas recibieron aplausos y expresiones de alegría por parte del público.

@luisficarpediem

Desfule navideño en la Sexta avenida de la zona 1 #desfile #bandas #bandasescolares #alegria #luisfi61 #musica #navideño

♬ sonido original – Luis Figueroa

A mí me gustaría que hubiera más que latin bands -que eran una novedad en los años 90, pero que ya son demasiado comunes-.  Pero con todo y eso la alegría de los estudiantes y la del público se contagia rápidamente. ¿Sabes que me impresionó Que proporcionalmente a los mundos de gente que había en la zona 1 y a la duración del evento la Sexta avenida estaba limpia.  No había basurales.  

Los que visitan Carpe Diem con frecuencia saben que me encantan las fiestas populares y callejeras; y esta fue la primera vez que voy a este desfile en particular.  Uno corre el peligro de engentarse; pero el ambiente y las buenas vibras de la gente hacen que la buena experiencia sea parecida a la de las antorchas en el Obelisco.  


26
Nov 23

El convite y el inicio de las fiestas en la Villa de Guadalupe

 

Con el convite de hoy empezaron las fiestas de la temporada del solsticio de invierno en mi barrio, la Villa de Guadalupe.

Ya hay ventas navideñas en el parque del barrio y la próxima celebración será la fiesta de Guadalupe el 12 de diciembre cuando hay procesión y un despliegue espectacular de cohetes y fuegos artificiales. 

Las fiestas populares es una de las grandes maravillas de vivir en un barrio antiguo con tanto carácter como este. La Villa de Guadalupe, como lo dice su nombre, fue un pueblo aparte; incluso hubo un tren Decauville que unía la ciudad de Guatemala con aquella población. De hecho, la estación de aquel transporte se hallaba donde hoy se encuentra el centro comercial La Estación y de ahí su nombre. La villa se situaba junto al montículo de la culebra y su célebre acueducto del que aún se conservan restos visibles.  El barrio todavía conserva su plaza, su mercado y su iglesia y fue anexado a la ciudad de Guatemala, como uno de sus cantones, en 1922.

@luisficarpediem

Convite en mi barrio La Villa de Guadalupe #convite #tradicion #baile #villadeguadalupe #luisfi61

♬ Cumbia Buena – Grupo La Cumbia

¿Has visto un convite?

El primer convite que vi fue en Panajachel cuando yo tenía unos 6 años. Recuerdo que no me lo esperaba y que me impresionó mucho lo grandes y cabezones que se veían los personajes. Recuerdo que seguí al cortejo hasta la cocina del Hotel Casa Contenta en donde nos dieron gaseosas y pastel; y que varios de los trabajadores bailaban disfrazados. Entre ellos, Mariano, que siempre fue muy atento y deferente conmigo y con mis padres.

En Guatemala hay convites muy célebres como el de Sumpango, el de Villa Nueva, el de Mixco, el de Ciudad Vieja y el de Quiché. Pero, ¿qué es un convite? Es un desfile danzante de parejas -generalmente de hombres- que van disfrazados de personajes humanos y de caricaturas y así bailan por las calles de las poblaciones.


23
Nov 23

Día de Acción de Gracias, un banquete de gratitud y conciencia

Dentro de unas cinco horas -minutos más, minutos menos- celebraré con amigos queridos el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving Day.  ¿Por qué? Porque para ser agradecido hay que valorar; y para valorar hay que estar consciente. ¿Qué es la consciencia? Ya lo dijo Aristókalos:

Es la facultad de conocer…me permite experimentar sensaciones. Integrar sensaciones en percepciones. Percepciones en conceptos. Conceptos en conocimiento. Y este conocimiento, es mi medio básico de la supervivencia.  Una consciencia sin medios de ser consciente no puede ser.  Una consciencia sin cuerpo es imposible.

El año pasado el pavo estuvo magnífico.

Esta fiesta es una oportunidad, de tantas que tenemos, para valorar a nuestras familias, amigos y personas queridas que enriquecen nuestras vidas.

Como cada año en esta fecha, y en el contexto de los párrafos anteriores, este es un buen día para ver Saints and Strangers que -descontado el misticismo- pone en perspectiva el contexto filosófico, jurídico, económico y políticamente hostil en el que se originó la fiesta de hoy.  También te recomiendo artículos:

Me gusta esta fiesta porque, además de lo dicho arriba, es acerca de la vida, la productividad, el ahorro.

Francamente, además, ¿a quién no le gusta celebrar aquello?…y ¿qué no es eso lo que hacemos el 1 de noviembre con el fiambre? Celebramos virtudes burquesas y el sistema que ha permitido que los pavos y otras delicias no sólo sean para las aristocracias, las oligarquías y los obispos.  ¿Qué sistema es ese? El que respeta los derechos individuales de todos por igual, el que respeta el proceso de mercado, el que favorece el intercambio y abomina de las relaciones forzadas, ¡Imagínate! Tal vez por eso es que a los destruccionistas no les gusta la celebración del Día de gracias.

Este año no lo celebraré con mi familia -como en otras ocasiones- pero mis pensamientos y cariño estarán en casa de mi hermana.  En unas horas Raúl y yo celebraremos con una deliciosa cena en la casa de amigos queridos y en compañía de queridos amigos.  Como el año pasado nos divertiremos como micos y comeremos delicioso.

El pavo y los demás componentes de la cena no aparecerán de la nada.  Son posibles gracias al ingenio, la productividad y a la empresarialidad de miles de personas que no conocemos. Son posibles gracias a nuestra productividad y a la de quienes nos facilitan ser productivos. Son posibles gracias a quienes transportan los productos y a quienes nos los venden. Son posibles porque ahorramos y porque muchos participaron en su elaboración.

¿Qué es una celebración sin buen vino?

En esta fiesta, aprovechemos para agradecer a quienes valoran nuestros talentos humildes. ¡Mil gracias! a los agricultores, transportistas, comerciantes, industriales, científicos, técnicos y demás que hicieron posibles el pavo, las papas, los quesos, los camotes, los panes, las arvejas, el tocino, los pasteles y demás.  Gracias a quienes lavan los platos, los moldes, los cubiertos y demás.  Gracias a quienes hicieron el vino y las gaseosas…y nosotros haremos el dulce de tapioca como postre.


19
Nov 23

Luces, música y maravillas, así brilla el Árbol Gallo en la Guatemala festiva

 

Con el Árbol Gallo empiezan las fiestas populares de fin de año en la ciudad de Guatemala.  Este festival de luces, música y alegría enciende el espíritu de la temporada y a mi me gusta disfrutarlo en la calle, con la gente y con el frío propio de estos meses.

Este año el árbol tuvo nuevos y notables efectos de luces.  Es admirable cómo es que la tecnología ha ido afinando los detalles en esta fiesta.

La del Árbol Gallo es una fiesta familiar que atrae a niños de brazos y a ancianos.  Es un maral el que nos reunimos en las avenidas de Las Américas y de la Reforma y en el Bulevar Liberación para admirar el Árbol y los fuegos artificiales.  Las dos primeras avenidas se encienten con luces en los árboles y a través de las calles.  Nunca he visto los espectáculos artísticos, pero la música siempre es muy alegre. Este año los fuegos artificiales estuvieron espectaculares y además fueron dobles porque los había del lado de la Avenida de las Américas y del lado de la Reforma. 

Como en otros años hay ventas de de todo en las calles.  No faltan los churrascos, los churros, y otras comidas callejeras. Toda el área es una feria de comerciantes que ofrecen cohetes, pachones, almohadas, disfraces para los niños, maquillaje y lo que se te ocurra.  Como en otros años Raúl y yo compramos juguetes de luces que les damos a niños cuyos padres se nota que no pueden -con holgura- comprarles juguetes en esa fiesta.  

Es notable la presencia de los bomberos y de la policía para garantizar el orden y la seguridad; pero lamentablemente de cuando en cuando caen pelos en la sopa.  Vimos a una familia a la que le habían robado un teléfono móvil y los policías se movilizaron inmediatamente para encontrar al sospechoso. No está de más recordar que cuando uno anda en aglomeraciones hay que tener cuidados extremos con los teléfonos y las billeteras.

Claro que me gozo las luces del Árbol Gallo y los fuego artificiales; pero lo mejor son las caritas de los niños, admirados; y las de los adultos mayores. Yo me embobo viendo aquellas maravillas y desde finales de octubre me ilusiona mucho ir a la calle a esta fiesta. Me encanta ver a familias completas, especialmente a las que llegan desde temprano y hacen picnic en la tarde. 

@luisficarpediem

¡Arbol Gallo 2023! #arbolgallo #arbolgallo2023 #fuegosartificiales #fiesta #luisfi61 #navidad

♬ Arre Borriquito – Starlite Singers

El Festival del Árbol Gallo -de la Cervecería Centroamericana- se celebra desde hace 38 años y es parte importante del imaginario chapín de las fiestas del solsticio de invierno y de la navidad.  En unas semanas serán las Luces Campero y el Festival Navideño en la Plaza de la Constitución.  Cayalá ya está vestida de fiesta y luces; y Departamento de Artes Escénicas de la Universidad Francisco Marroquín celebrará Joy.

¿Qué más viene ahora? La quema del diablo; la fiesta de Guadalupe en mi barrio y en el centro con sus fascinantes toritos; y la Nochebuena con la alegría de los fuegos artificiales.

 ¡Que estas fiestas y el espíritu celebratorio chapín viva por siempre!…y desde Carpe Diem les deseo a los lectores felices fiestas junto a sus familias y seres queridos, larga vida y prosperidad.


01
Nov 23

¡El fiambre y la alegría de la vida!

 

Sostengo que el plato estelar de la cocina guatemalteca es el fiambre; y ¿cuál es el mejor de todos los fiambres? El que comes en familia -y con los amigos-, el que te conecta con tu niñez y el que tiene tu carácter. En Guatemala, el día de Todos los santos y el de Los muertos se fusionan el día 1 de noviembre y es una ocasión para celebrar la vida. 

El fiambre es el más chapín de todos los platos chapines!

La fiesta en la que los guatemaltecos comemos fiambre es la versión chapina del Día de Gracias. Es una festividad que celebra la vida, los frutos del trabajo productivo y la dicha de tener con quienes compartirlos.

No es posible un buen fiambre sin trabajo y sin productividad, sin ahorros, sin abundancia y sin familia, ni amigos para compartirlo. Un buen fiambre es imposible sin amor, como dijo mi cuata, Carmen. La tradición del fiambre es de las cosas más bonitas de Guatemala, dijo mi cuata, Adriana.

El mejor fiambre es el que te conecta de tus raíces y te acerca de tus ramas…para usar una metáfora como cualquiera otra.  El fiambre que hacemos en casa tiene su origen en por lo menos cuatro generaciones.  Está basado en la receta de mi madre, Nora; que recibió la de mi abuela paterna, Frances; basada en la receta de mi bisabuela, Adela que, a su vez, la recibió de su cuñada, Elisa.

En casa tomamos en serio la fiesta del fiambre, que es el Día de Gracias, guatemalteco.

La fiesta en la que los guatemaltecos comemos fiambre es la forma chapina del Día de Gracias. Es una festividad que celebra la vida, los frutos del trabajo productivo y la dicha de tener con quienes compartirlos.

No es posible un buen fiambre sin trabajo y sin productividad, sin ahorros, sin abundancia y sin familia, ni amigos para compartirlo. Un buen fiambre es imposible sin amor, como dijo mi cuata, Carmen. La tradición del fiambre es de las cosas más bonitas de Guatemala, dijo mi cuata, Adriana.

Cada familia guatemalteca tiene su propia receta de fiambre, y ¿sabes cuál es el mejor fiambre? El que sabe como el de la casa de tus padres, o como en la de tus abuelos; pero también es el que tiene tu toque personal.  Es el que te recuerda tu niñez, tu adolescencia y tu proceso de maduración, y el que tiene tu carácter.  El mejor fiambre es el que es acerca de tus raíces y acerca de tus ramas…para usar una metáfora como cualquiera otra.  El fiambre que hacemos en casa tiene su origen en por lo menos cuatro generaciones.  Está basado en la receta de mi madre, Nora; que recibió la de mi abuela paterna, Frances; basada en la receta de mi bisabuela, Adela que, a su vez, la recibió de su cuñada, Elisa.

Hay fiambres rojos, blancos y verdes (y el el año pasado oí que hay amarillos); y en casa el caldillo de nuestro fiambre es rosado.  El fiambre es un plato tradicional y muy complejo de la cocina guatemalteca por lo que requiere de todo el buen juicio, el entusiasmo y la sazón que puedan tener quienes lo preparan.  Las claves de un buen fiambre son la armonía de los sabores, de sus formas, sus texturas y sus colores, así como la calidad de los ingredientes y tener con quién compartirlo. Hace unos años leí, en Twitter, que la verdadera soledad es no tener quién te regale un buen plato de fiambre.

La preparación del fiambre lleva semanas de planificación y de ejecución.  La fiesta del fiambre no es sólo acerca de comerlo (que ya es bastante bueno); sino acerca de la expectativa de seleccionar las carnes, los embutidos y los adornos; es sobre la compra de las verduras y sobre el proceso de hacerlo en familia, con amigos y en buena compañía. Es sobre lo que se goza haciéndolo y sobre recordar y recordar las anécdotas relacionadas con su elaboración. Por ejemplo, este año, como el año pasado y el anterior, fuimos a seleccionar y a comprar una gallina gorda al Mercado Colón y eso es toda una experiencia. Nosotros siempre usamos los embutidos de La puerta del Sol, preparados por Virgilio y su equipo, basados en la receta del legendario Abel.

En casa, este año, lo hicimos Raúl, Nora yo…y mi hermana, Guisela vino simbólicamente a ayudar

A mí me gusta el fiambre desde niño, y recuerdo muy bien la emoción que sentía cuando llegaba este día y nos dirigíamos a casa de mi abuela, para almorzar.  Recuerdo muy bien lo feliz que estaba el primer día que mi madre preparó el fiambre en casa y la ilusión con la que preparamos nuestro primer fiambre, en mi casa.

Este año -en igual que en 2020, 2021 y 2022- decidimos conceptualizar mejor las fiestas en medio de otro año difícil, después de un año difícil, después de un año difícil; y para no olvidar que, a pesar de que la vida es frágil, el universo es benevolente.  Este año, como en el pasado y el antepasado, hubo otro plato estelar: el pan de muerto de Tradición culinaria.  Un pan de muerto, relleno que ha elevado la barra y es aplaudido por todos los que tenemos la dicha de probarlo. También hubo helado de camote, que preparó Raúl. ¿Sabes qué no hubo? Cebollitas de Cambray que usamos para el encurtido de remolachas.  En el mercado nos contaron que es porque viene de Sololá y allá hubo bloqueos severos cuanto tocaba comprarlas. ¿Cuántas personas perderían sus cosechas por aquellos días? Los pepinillos dulces los tuvimos porque nuestra amiga, Rachel, nos envió unos para la Nochebuena del año pasado.

@luisficarpediem

Con el fiambre los chapines celebramos la vida. Es nuestro “Día de Gracias”. Lo celebramos en familia y con amigos. Celebramos el trabajo producivo, el ahorro y la prosperidad que lo hacen posible #fiambre #tradicion #tradition #life #luisfi61 #pandemuerto #memories

♬ Panajachel – Marimba Internacional Voz Paduana

Ahora que con el Halloween y el Día de los muertos empezaron las fiestas del fin de año, en Guatemala, les deseo a todos lo mejor.  Larga vida y prosperidad…y paz al lado de quienes aman.