10
Dic 19

¡Otro año de Luces Campero!

Con un vaso del delicioso ponche de frutas hecho en la casa, rodeado de gente querida y entre ¡Ooohs! y ¡Aaahs! disfruté mucho de las Luces Campero.

Imagen de previsualización de YouTube

 

El niño que hay en mi se maravilla con los colores y las formas de los fuegos artificiales. Hay algo en los juegos pirotécnicos que me emociona mucho y me invita a aplaudir y a expresar mi asombro en el sentido aquel de Baila como si nadie te estuviera viendo, ama como si nunca te hubieran herido y canta como si nadie pudiera oírte…Quizás por eso es que me gustan tanto las Luces Campero, los toritos y las mariposas, los castillos y otras pirotécnias.

¿Sabes que durante unos 10 años, minutos más y minutos menos, nunca vi las Luces Campero?  En parte porque se me olvidaba estar pendiente de ellos y en parte porque trabajaba el día en que se celebraban. El primer año tuve la mala idea de subir a verlos al mirador de la carretera a El Salvador y fue un desperdicio de tiempo y de esfuerzo, sólo recuerdo que se veían bien pequeños y que el tráfico fue infernal.

Que dicha por los niños que los ven por primera vez; y que dicha por los adultos que los gozamos como si fuera la primera vez.


10
Dic 18

Luces Campero para celebrar

El niño que hay en mí se goza tanto, pero tanto las Luces Campero. Haz clic en la foto para ver el vídeo.

Imagen de previsualización de YouTube

Ahí me tienes -bien tapado y con sombrero- en el balcón de mi casa entre ¡¡Ooohs!! y ¡¡Aaaahs!! especialmente cuando veo formas complejas, luces de color azul y grandes explosiones de colores brillantes y en movimiento.

Me gusta verlas acompañado por gente querida, y siempre me maravillan y me hacen sentir como un niño frente a algo extraordinario.

Sui quieres disfrutar bien de las los fuegos artificiales, en este enlace puedes ver las tomas del Dron Valdizán.


12
Dic 16

¡La Noche de Luces Campero!

Imagen de previsualización de YouTube

Las formas, los colores y las luces de esta fiesta siempre me sacan exclamaciones.  Ahí me tienes en el balcón de mi casa entre ¡¡Ooohs!! y ¡¡Aaaahs!! especialmente cuando veo formas complejas, luces de color azul y grandes explosiones de colores brillantes y en movimiento.

Las Luces Campero siempre me maravillan y me hacen sentir como un niño frente a algo extraordinario. Por la tarde pasé por el Campo de Marte (donde ocurren las Luces) y uno se contagia con la alegría y la ilusión de la gente que llega a verlas allí.


14
Dic 15

Majestuosos 25 años de Luces Campero

Imagen de previsualización de YouTube

Si digo que el final de las Luces Campero fue espectacular, me quedo corto.  Fue sorprendente, dramático y en casa nos quedamos boquiabiertos.  Los que estaban en el tejado vieron los fuegos artificiales en el Campo de Marte y en otros puntos de la ciudad; pero los que nos quedamos en el balcón nos concentramos en el espectáculo principal. ¿Viste las dos últimas explosiones -plateada y dorada-?  ¡Fueron espléndidas!

El niño que hay en mí se maravilla con las Luces Campero y los fuegos artificiales.  Me gusta verlos en compañía de familia y amigos.  Ayer, en casa, cuatro generaciones observaron los juegos pirotécnicos y ojalá podamos disfrutarlos muchas, muchas, muchas veces más.

Abajo el vídeo que hizo Así es la vida:

Imagen de previsualización de YouTube

15
Dic 14

¡Que maravilla las Luces Campero!

Imagen de previsualización de YouTube

Lo que más me gusta de las Luces Campero es que hacen que me maraville como cuando era niño.  ¿Sabes? Esa sensación de que estás en la presencia de algo admirable y extraordinario.  No es sólo la pirotecnia con sus luces y sus formas; sino las reacciones de la gente alrededor de uno.  Es lo grande de los fuegos artificiales.  Y cuando el niño da paso al adulto, son el arte, la tecnología y la ciencia que hay detrás del espectáculo, lo que me deja boquiabierto frente a las luces.

Las luces se dejan ver durante 30 minutos, son más de 75 mil y suben hasta 250 metros.  Este año estoy seguro de que vi muchas innovaciones.  Estoy seguro de que las luces eran más complejas.  Hubo muchas sorpresas.

Me gustan los retumbos de los estallidos y la sorpresa detrás de cada uno.  ¿Qué forma tendrá? ¿De qué colores será? ¿De qué tamaño?  Así una tras otra y cada tanto, una de ellas hace que uno exclame un ¡Ah!, un Wow!, o un ¡Oooh!  No importa si eres un niño de brazos, o si a los 80 todavía puedes ver el mundo con ojos de crío, las Luces Campero son capaces de sacar lo mejor de ti del mismo modo en el que lo sacan lo que es bueno, lo que es bello y lo que es pacífico.


09
Dic 13

Luces Campero 2013

Imagen de previsualización de YouTube

Así vimos las Luces Campero, acompañados con queso chancol, paches quetzaltecos y vino tino. El niño que hay en mí goza mucho con las luces y las formas.  Es muy agradable, también, verlas acompañados por la familia y amigos.  Me encanta escuchar los ¡Oooh! y ¡Aaah! de la gente y echarme mis propios ¡Ooloh! y ¡Aaah!

El año entrante quiero grabar los últimos 4 minutos del espectáculo que que son más que impresionantes.


09
Dic 12

¡Noche de Luces Campero!

Así vimos las Luces Campero, celebrando entre amigos y disfrutando del magnífico ponche de la casa, frijolitos y queso manchego con mermelada de mandarinas.

Este espectáculo tradicional nos regaló 30 minutos de luces y colores que pudimos disfrutar sin mucho frío.  Es muy agradable ver cómo es que los niños se gozan la gran variedad de fuegos artificiales y como nos contagian con su alegría.  Y el niño que hay en mí se divierte como mico, y se maravilla con las luces, como se maravilla con todo lo que es bello.

Quien canta es Loreena McKennit.


11
Dic 11

Luces Campero en la noche


Anoche fue la fiesta de las Luces Campero en la ciudad de Guatemala; y durante 30 minutos el cielo se iluminó con fuegos artificiales.   En casa las vimos con ponche de frutas en mano, y comiendo deliciosas dobladas que hizo Elsa.

Yo me las gozo mucho porque me gusta maravillarme de lo que es bello.  Además siemrpe es una buena ocasión para reunir amigos y familias.


12
Dic 10

Luces Campero iluminaron el cielo

¡Estupendas estuvieron las Luces Campero! Me encantan los colores, las formas y el modo en el que iluminan el cielo y la ciudad.

En este año, las Luces cumplieron 20 años de estarse celebrando. La primera vez, recuerdo que dispuse subir a verlas desde el Mirador en la carretera a El Salvador. Fue un desastre no sólo porque desde allá arriba se veían muy lejos y muy pequeñas, sino porque el tráfico fue espantoso.

Luego pasaron varios años en que no las vi. Durante un par de ocasiones las pude ver parcialmente desde la ventana de un edificio en la Plaza España; y desde mi casa anterior podía ver algunas entre las ramas de un hermoso árbol de Llama del bosque.

Anoche dispuse que, en vez de tomarles fotos, tomaría un vídeo para compartirlas aquí, en Carpe Diem.


17
Dic 09

¡Las Luces Campero!

Así vimos las Luces Campero el sábado 12 de diciembre, sobre la ciudad de Guatemala. Compartimos buenos momentos, y cenamos paches.
Nunca antes las había visto en toda su magnitud y realmente son un espectáculo festivo y alegre en celebración de lo que es bueno, bello y pacífico. El niño que hay en mí estaba fascinado.
Las fotos son por mi amiga Marta Yolanda Díaz-Durán.