30
Mar 17

La hipocresía de los obispos

Escucha el podcast aquí.

En medio de presiones de la iglesia católica, y de grupos de ambientalistas y de derechos humanos, el Congreso de El Salvador aprobó una ley que prohibe la minería metálica. La prohibición incluye las actividades de exploración, extracción, explotación y procesamiento ya sea a cielo abierto, o subterráneo.  A principios de marzo, la iglesia católica le entregó al Congreso más de 30 mil firmas de ciudadanos salvadoreños que se sumaban a los pedidos de la prohibición de la minería metálica.

Cuando leí esa notica pensé en las cruces, báculos y anillos de oro que adornan las personas de obispos, arzobispos, cardenales y papas.  Pensé en los copones, las custodias y otros objetos de oro y plata que engalanan las ceremonias en templos magníficos.  Pensé en el pan de oro y el estofado que cubren retablos e imágenes; y en el oro y la plata de resplandores y puñales.

En  Empires of the Atlantic World: Britain and Spain in America, 1492-1830, Sir John H. Elliot nos recuerda que the wealth generated by the mining economies of the two viceroyalities [of New Spain (Mexico) and Peru] made it possible to sustain a continuing programme of church building and refurbishing. La riqueza generada por las economías mineras de los virreinatos de México y de Perú hicieron posible mantener un continuo programa de construcción y remodelación de iglesias católicas.

Elliot cita al dominico Thomas Gage que nos cuenta que en México, en 1620, there are not above fifty churches, and chapels, cloisters and nunneries, and parish churches in that city, but those that are there are the fairest that ever my eyes behold. The roofs and beams in many of them all daubed with gold.  Había, en el México de 1620 más de 50 iglesias, capillas, claustros, conventos y parroquias cuyos techos y vigas estaban revestidas con oro.

Desde la Nueva España hasta el virreinato de La Plata, pasando por la Capitanía General del reino de Goathemala, ¿De dónde saldría el oro que se usaba en aquellas iglesias y que le daba tanta riqueza, prestigio y poder a la organización de la cual los obispos son altos dirigentes?  ¿De dónde salió la riqueza que le permitió a la iglesia católica ser terrateniente formidable y prestamista implacable? ¿De dónde ha salido el oro para cálices, báculos, pectorales y otras joyas que se lucen en iglesias, monasterios y museos, así como en obispos, arzobispos, cardenales y papas? ¿Qué tantas fuentes de ingresos actuales, de aquella organización, provienen de fortuna enraizadas en la explotación minera?

La foto es de la Enciclopedia Guatemala.


16
May 14

Peligroso pensamiento único en Chapinlandia

consenso-socialista-libertad

El consenso socialista ahoga las voces de la libertad y, a fuerza de descalificaciones y de un discurso de agravios, trata de imponerse peligrosamente en la sociedad guatemalteca.  Peligrosamente, no sólo por los métodos que usa, sino porque es unidimensional.

Trata, tú, de discutir si hubo genocidio, o no, y un grupo de comentaristas agresivos tratará de ningunearte por medio de injurias, en tanto que sus columnistas te señalarán de racista y de cosas así.  Trata de llamar a que se respeten la Constitución y el debido proceso en los casos de las pretensiones de Claudia Paz y Paz, y los abusos cometidos por Yassmin Barrios, y la aplanadora te arrollará al grito de ¡Promotor de la impunidad!  Muestra evidencias de que el cambio climático no es causado por los humanos y te tratarán como si fueras el que mató a la mamá de Bambi.  Lo dejaron claro, en abril de 2013, los grupos que trataron de impedir que se discuta lo del genocidio.  Eso no está a debate, espetaron.

Los promotores del pensamiento único claman por regresar a la estatización de la energía eléctrica; pero no te cuentan que cuando la energía era estatal ¡no había energía!, muchos se enriquecieron a la sombra de las empresas estatales de energía y los abusos cometidos para construir Chixoy fueron ¡posibles porque ese era un proyecto estatal!  Los del pensamiento único claman contra la minería; pero sus pastores usan anillos y cruces de oro.  Eso sí…ve tu a advertir contra los peligros de la estatización y di algo a favor de la minería como fuente de mejores niveles de vida, y la hoz del pensamiento único pasará cerca de tu cabeza.

Su universo del discurso está poblado de hipótesis que se autovalidan y que, repetidas incesante y monopolísticamente, se tornan en definiciones hipnóticas o dictados, escribió Herbert Marcuse al referirse a quienes promueven el pensamiento único.

Yo digo que, más sana que aquellas repeticiones incesantes y monopólicas, es la discusión franca y audaz.  Que nadie se sienta amenazado por lo que piensa, y dice.  Sería genial que, en Guatemala, el consenso socialista animara al diálogo y se refrescaran las ideas.

Columna publidada en El periódico.


02
May 14

El que pinta pared y mesa…aunque sea Primero de mayo

Haz clic sobre la foto, para ver más fotos

¡Vaya hombre!, a diferencia de lo que ocurrió en mayo de 2012 y en octubre de 2013, este año los manifestantes del Primero de mayo no llenaron de hoces y martillos la Sexta avenida del Centro Histórico de la ciudad de Guatemala.  ¿Para no darse color?  A decir verdad las pintas en paredes y persianas fueron significativemente menores en cantidad.

Estaban, por supuesto, las clásicas pintas contra la explotación, pintas que me llevan a preguntar: ¿cómo es que de desempleada, una persona que no tiene trabajo pasa a ser explotada una vez que consigue empleo?

En una pinta que llama a la unidad de América Latina me parece que está las únicas hoz y martillo de este año.  ¡Para el pelo, eso!, porque a donde apunta es a una unidad que siga los pasos de la tiranía en Venezuela y los de las democracias instrumentalizadas para perpetuar los mandatos de personajes como Daniel Ortega y Rafael Correa; así como otros impresentables como Cristina Kirchner y Evo Morales para mencionar dos…sin que falten los criminales hermanos Fidel y Raúl Castro.

A pesar de sus esfuerzos por respaldar los movimientos antiindustriales por medio de su oposición a la minería y a otras actividades, a la iglesia católica se le cuestiona que al servicio de quién está.  No basta con rezar, dicen los manifestantes.  La revolución le demanda a acción a la iglesia católica, ¿como en los años 80? Según los manifestantes, dios aborrece el negocio de la minería; pero uno no puede estar seguro de esas cosas.

Por cierto que, en su libro titulado  Empires of the Atlantic World: Britain and Spain in America, 1492-1830, John H. Elliot nos recuerda que  La riqueza generada por las economías mineras de los virreynatos de México y de Perú hicieron posible mantener un contínuo programa de construcción y remodelación de iglesias católicas. El historiador cita al fraile viajero Thomas Gage y nos cuenta que había, en el México de 1620 más de 50 iglesias, capillas, claustros, conventos y parroquias cuyos techos y vigas estaban revestidas con… ¡oro!

¿De dónde saldría el oro que se usaba en aquellas iglesias y que le daba tanta riqueza, prestigio y poder a la iglesia católica?  ¿De dónde salió la riqueza que le permitió a esa organización ser terrateniente formidable y prestamista implacable? ¿De dónde ha salido el oro para báculos, báculos, cálices, pectorales y otras joyas que se lucen en iglesias, monasterios y museos, así como en obispos, arzobispos, cardenales y papas (aunque Bergoglio no se sienta cómodo con esa tradición? ¿Qué tantas fuentes de ingresos actuales, de aquella organización, provienen de fortunas enraízadas en la explotación minera? En la pared de la iglesia de Santa Clara hay una pinta que dice: Dios aborrece este negocio.  Como está junto a una frase -en pintura negra- que se refiere a la minería, uno podría suponer que alude a ese negocio.  Pero está en pintura roja, en la pared de un templo; por lo que  también cabe suponer que se refiere al negocio de la Iglesia.  ¿A cuál se referirá?

En fin, sigue siendo cierto aquello de que quien pinta pared y mesa, demuestra su bajeza; pero al menos este año los abusos fueron moderados.  Ojalá que esa manifestación sea menos perjudicial el año entrante.


13
Mar 14

Minería, conflictos y las trampas de Ibis, GIZ y el Icefi

Según la entidad danesa Ibis, la alemana GIZ y el Instituto de Estudios Fiscales la conflittividad vinculada a la minería se arreglaría si tan sólo el estado pudiera expoliar más a las empresas mineras.

En el tema minero los ingresos fiscales son bajos en el país debido a que la legislación resulta insuficiente e inadecuada, señalan en un estudio titulado La minería en Guatemala: realidades y desafíos frente a la democracia y el desarrollo. 

El informe destaca que la actividad de exploración y explotación minera con licencias autorizadas, presentan mayores índices de conflictividad que las que no cuentan con la misma; y asegura que los conflictos más comunes son el deterioro ambiental, principalmente en términos de agua y deforestación y falta de confianza en las instituciones del Estado.

La realidad es otra: los conflictos por minería tienen sus raíces en dos temas:

1.  El hecho de que la propiedad del subsuelo no es de los propietarios del suelo; y para eso te recomiendo una conferencia de Enrique Ghersi acerca de ese tema: haz clic aqui.

2. Los designios políticos y anti-industriales de los grupos que quieren hacer la revolución por medio de los movimientos sociales.  Estos grupos viven de los conflictos y de la lucha de clases.

Ambas causales no se resuelven con la extorsión de parte de los políticos y sus funcionarios, ni con el pago de más impuestos, ni con acciones de supuesta responsabilidad social empresarial.  Se resuelven reconociéndole la propiedad del subsuelo a los propietarios del suelo (por medio de títulos de usufructo, para no caer en algún tipo de inconstitucionalidad); y se resuelven por medio de la aplicación del derecho penal vigente cuando las dirigencias revolucionarias incurran en delitos para perjudicar a la actividad minera, o para presionar por medio de acciones violentas.


20
Ene 14

¿Por qué es el rechazo a la minería?

Hoy amanecimos con la novedad de que 64& de los jóvenes guatemaltecos rechaza la minería y que la inconformidad con esa actividad económica subió de 49% a 60% en la ciudad de Guatemala.

Y me pregunto: ¿Cuántos de esos jóvenes usan cadenas, o anillos de oro, o plata?  ¿Cuántos de esos jóvenes usan relojes, cadenas de otros metales, o hebillas para cinchos hechas de metal? ¿Cuántos tienen automóviles hechos con metales y cuántos usan transporte colectivo fabricado con metales?  ¿Cuántos tienen computadoras y teléfonos cuyos componentes son de metal? ¿Cuántos tienen videojuegos que operan con consolas y componentes de metal?  ¿Cuántos de esos jóvenes usan iPods y iPads sin un sólo metal incluido? ¿Cuántos de esos jóvenes saben que todas las comodidades de sus vidas dependen de metales tan variados como hierro, cobre, plata y oro? ¿Cuántos de esos patojos saben que los metales que hacen sus vidas cómodas y agradables vienen de minas?  ¿Cuántos sólo repiten consignas que les enseñaron en los colegios y escuelas que tu pagas directametne, o por medio de impuestos? ¿Cuántos de esos chicos son tus hijos, tus sobrinos, tus nietos, o tus hermanos?

¿Te has enterado de los que les enseñan a los patojos en los colegios y escuelas acerca de la minería?  ¿Estos chicos que opinaron contra la minería, obtuvieron sus ideas de inconformidad en tu casa?


28
Ene 13

La hipocresía de la Conferencia Episcopal

Los obispos católicos chapines pidieron que sea modificada la ley de minería. La declaración fue emitida al finalizar la asamblea plenaria anual de la Conferencia Episcopal de Guatemala. Tanto los múltiples bienes necesarios para el desarrollo como las opciones posibles deben ser usados según la perspectiva de una vida buena, de una conducta recta que reconozca el primado de la dimensión espiritual y la llamada a la consecución del bien común, dice la declaración de los dirigentes de la iglesia católica.

A mí me gusta poner esas declaraciones en cierto contexto porque aquella organización, dirigida por los signatarios de la petición, se ha beneficiado grandemente de la minería a lo largo de su historia larga.  Ya he contado esto antes; pero como siempre hay gente que visita este espacio por primera vez la comparto de nuevo:

En  Empires of the Atlantic World: Britain and Spain in America, 1492-1830, Sir John H. Elliot nos recuerda que the wealth generated by the mining economies of the two viceroyalities [of New Spain (Mexico) and Peru] made it possible to sustain a continuing programme of church building and refurbishing. La riqueza generada por las economías mineras de los virreynatos de México y de Perú hicieron posible mantener un contínuo programa de construcción y remodelación de iglesias católicas.

Elliot cita al dominico Thomas Gage que nos cuenta que en México, en 1620, there are not above fifty churches, and chapels, cloisters and nunneries, and parish churches in that city, but those that are there are the fairest that ever my eyes behold. The roofs and beams in many of them all daubed with gold.  Había, en el méxico de 1620 más de 50 iglesias, capillas, claustros, conventos y parroquias cuyos techos y vigas estaban revestidas con oro.

¿De dónde saldría el oro que se usaba en aquellas iglesias y que le daba tanta riqueza, prestigio y poder a la organización de la cual los obispos son altos dirigentes?  ¿De dónde salió la riqueza que le permitió a la iglesia católica ser terrateniente formidable y prestamista implacable? ¿De dónde ha salido el oro para cálices, báculos, pectorales y otras joyas que se lucen en iglesias, monasterios y museos, así como en obispos, arzobispos, cardenales y papas? ¿Qué tantas fuentes de ingresos actuales, de aquella organización, provienen de fortuna enraízadas en la explotación minera?  El relicario para la sangre de Karol Wojtyla, ¿será hecho de algún metal precioso? Los obispos, además, usan anteojos y seguramente usa un cincho que tienen componentes extraídos de minas.

Just food for thought.


14
Ene 13

Terror en mina San Rafael

Si las cosas siguen como van, dentro de 36 años el gobierno de Guatemala va a estar pactando la paz firme y duradera con los grupos que -en 2013- empezaron su lucha armada con acciones de terrorismo como el ataque a la mina San Rafael, ocurrido en la madrugada del sábado 12 de enero.

Los grupos que se oponen a la minería, que  buscan hacer la revolución mediante el uso de los movimientos sociales, y que comparten iconografía y retórica con la guerrilla de los años 69, 70,  80 y 90 ¿están retomando el camino de la violencia?

Claro que habrá que ver cuáles son los resultados de la investigación que se haga con respecto a las acciones armadas del sábado, en las cuales perdieron la vida tres personas y hubo siete heridos; además de que  hubo costosos daños materiales-

Mientras tanto, y dada la experiencia de los últimos años, no está de más preguntar si dentro de 36 años, cuando se acuerde la paz firme y duradera, ¿recibirán alguna indemnización las familias de todas estas víctimas?  ¿O sólo la recibirán las familias del atacante muerto? ¿Cuántos generales y oficiales del ejército van a ser perseguidos luego de que se pacte la paz firme y duradera con los terroristas que perpetraron los actos del sábado en San Rafael?

Admitamos, por favor, que es muy distinto oponerse a algo de forma pacífica, que hacerlo mediante la violencia, y peor aún si esa violencia implica el uso de armamento, el terrorismo, la muerte y otras acciones propias de grupos revolucionarios cuyo legado todavía estamos sufriendo.

Por cierto…¿dónde están las protestas de la oligarquía de los derechos humanos por el asesinato de los indígenas que murieron en este acto de terrorismo? ¿Dónde?  Sospecho que para la Oli de los derechos humanos hay muertos útiles, y muertos inútiles.


19
Nov 12

Financiamiento extranjero para delincuencia y vandalismo

Los estudiantes de Geología del Centro Universitario del Norte, de la Universidad de San Carlos de Guatemala, denunciaron amenazas, retenciones ilegales y hechos vandálicos que han sufrido durante sus prácticas de campo.  Estos hechos, repudiados y rechazados por aquellos estudiantes, han sido sufridos por estudiantes de otras unidades académicas.  Por ejemplo, mi cuate Tono, y compañeros suyos, fueron retenidos y casi linchados en Quiché el año pasado.

Los estudiantes de la USAC dicen que los actos referidos arriba son parte de una campaña de desinformación orquestada por grupos pseudoambientalistas y extremistas religiosos.   Esos grupos promueven la ilegalidad y lucran irresponsablemente con los recursos que reciben de particulares y de la comunidad internacional; y usan a la población en extrema pobreza y con baja, o nula escolaridad para alcanzar sus objetivos oscuros.

Los estudiantes le exigen a la Administración -y con razón- que actúe conforme a la ley ante aquellos hechos delincuenciales y vandálicos.

El testimonio de estos estudiantes añade más evidencia a lo que ya se sabe de cómo es que la dirigencia popular anti industrial opera con financiamiento de gobiernos extranjeros que usan el dinero de sus tributarios para fomentar la violencia, el vandalismo y la delincuencia.

Puedes ver la publicacion que hicieron, hoy en la página 61 de Prensa Libre.


26
Jul 12

Minería estatal, otra fuente de corrupción y saqueo

Ya tu conoces las historias: el IGSS, en donde las personas depositan su dinero -a la fuerza- para tener algo de ahorros para cuando sean viejitos, ha sido objeto de saqueo tras saqueo por parte de funcionarios corrputos.  En los ministerios se compran medicinas vencidas, o a punto de vencer; se compran fertilizantes tarde y de manera misteriosa; se pagan carreteras que nunca son construidas; se les llama escuelas a galeras con piso de tierra y sin pupitres; se pagan casas que se desmoronan y así podemos seguir la lista.

La empresa estatal de ferrocarriles terminó siendo nada más que chatarra; la empresa estatal de aviación no tenía aviones propios y los que tenía eran alquilados; la empresa estatal naviera, no tenía barcos; las empresa estatal de electricidad nos dejaba con apagones que duraban 6 horas; la empresa estatal de telefonía cobraba por líneas que no tenía y la gente esperaba cuatro años para que le dieran teléfono (si pagaba las mordidas correspondientes).  En la empresa estatal de comercialización agrícola se pudrían el maíz y el frijol.

Pero eso sí…en todas aquellas aventuras -en los ministerios, en las direcciones generales, en el seguro social, en las empresas estatales y en todos aquellos negocios- mucha gente se enriqueció con la corrupción, el desperdicio, la mala administración y el saqueo.  Y los perjudicados fueron los más pobres.  Las víctimas fueron los más pobres.

¿Qué crees tu que ocurrirá si los políticos y sus cómplices consiguen aprobar la empresa minera estatal por la que están salivando en el Ministerio de Energía y Minas y quién sabe donde más?


29
Jun 12

Más fascismo entre nosotros

El mercantilismo y el corporativismo tienen raíces en común; y una de ellas es la idea de que el estado paternal tiene la responsabilidad de cuidar de todos, incluso de las utilidades de las grandes empresas, con las cuales puede participar.  Es una idea importante en el pensamiento de Bismark en el siglo XIX y de Mussolini en el siglo XX.

No hay que perder de vista esta perspectiva ahora que el equipo del presidente Otto Pérez propuso una reforma al Artículo 125 de la Constitución, que le dará al Gobierno la facultad de participar hasta en 40 por ciento del patrimonio de las empresas que exploten recursos naturales no renovables, y  abarcaría a las compañías mineras y petroleras.

Esto permitirá que capitales privados gocen del privilegio de contar con un socio inmensamente poderoso; y, adivina tú, quiénes van a ser los perjudicados.  Sobre todo cuando, después de esta, venga la idea de empresas mayoritariamente estatales.

El monopolio estatal de las telecomunicaciones era una fuente escandalosa de corrupción e ineptitud.  Igual cosa eran (¿o es?) el gigantesco instituto de electrificación; y la empresa de aviación (que no tenía aviones propios) y la empresa naviera (que nunca tuvo barcos, ni alquilados).  Guatemala nunca tuvo muchas empresas estatales, pero tuvo una lechería y una comercializadora de granos, con las cuales se enriquecieron quién sabe cuántos funcionarios.  Tuvo un comisariato del Ejército que debe haber producido quién sabe cuántos millonarios. Tuvo bancos (y tiene) que fueron (¿o son?) piñatas.  El sistema estatal de pensiones es saqueado cada tanto.  ¿Confías en que las empresas estatales (municipales) de agua son ejemplos de buen servicio y de probidad?  La empresa estatal de ferrocarriles era piedra de escándalo y de ella no quedó más que chatarra… y quién sabe cuántos nuevos ricos.  Las empresas estatales hicieron que muchos políticos, funcionarios y “empresaurios” quedaran pupusos de plata a costillas de… ¿adivina de quién?

Si la Administración quiere resolver el problema de la conflictividad por la minería, ahora que quiere modificar la Constitución, mejor que explore la idea de reconocerles a las personas su derecho al subsuelo y sus frutos, en vez de recetarnos mercantilismo y corporativismo fascista.

Columna publicada en El Periódico.