Max Quirín, el preso político olvidado

¡Me alegro mucho de que la Cámara del Agro haya publicado un campo pagado para recordarnos la canallada de la que es víctima Max Quilrín!

El documento dice:

1055… El número de días que han transcurrido de prisión preventiva sin que se le otorgue medida sustitutiva al Sr. Max Quirín; existiendo una evidente diferencia en el trato con respecto a sindicaciones similares en otros casos de investigaciones sobre posible delito de fraude, relacionados a otras personas.

El efecto claro de esta diferencia de trato, ha venido restringiendo desde hace 1 mil 55 días su libertad sin que haya claramente peligro de fuga ni de obstaculización de la justicia, violando el principio de igualdad y no discriminación y el derecho de libertad personal.

Promover o mantener prácticas contrarias al derecho de libertad personal y del derecho de igualdad de trato ante la ley no es hacer justicia. La igualdad ante la Ley y el respeto al debido proceso y el derecho de libertad personal son fundamentales en la ruta de consolidar un verdadero Estado de Derecho.

¿Quién es Max Quirín y por qué está preso?

Max Quirín es un empresario del café y un filántropo, durante una de las más dañinas tormentas tropicales recientes -literalmente contra viento y marea-, pero también incluso contra los intereses políticos perversos, Quirín era uno de los coordinadores e inspiradores del puente aéreo que, desde el Aeroclub, llevaba auxilio a miles de víctimas de aquél fenómeno destructivo.  También ha tenido una importante participación cívica, de esas que se pagan caro.

Max Quirín fue miembro de la Junta Monetaria, en representación del sector empresarial y en esa misma calidad, paró en la junta directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.  Esa directiva está integrada un propietario y un suplente nombrados por el Presidente de la República, otros por la Junta Monetaria, el Colegio de Médicos,  el Consejo Superior de la Usac, el Comité Coordinador de Asociaciónes Comerciales, Industriales y Financieras; y por los sindicatos. Para un empresario exitoso, participar en juntas directivas como la del IGSS tiene un costo de oportunidad elevado; pero Quirín nunca imaginó que tan alto iba ser aquel costo.

Hace casi tres años, Quirín fue capturado, se le inició juicio y fue puesto preso por el delito de Fraude en la administración pública. ¿De qué se le acusa? de nombrar una junta de licitación sin que sus miembros tuvieran la idoneidad necesaria, lo cual conforme a la Ley de Contrataciones del Estado no es de su competencia; de aprobar lo actuado por la junta de licitación sin advertir que esta no determinó la capacidad técnica de la entidad oferente, lo que no es facultad de la Junta Directiva; y de que autorizó el contrato, lo cual es una obligación con el único requisito que exista la fianza de cumplimiento.

A Max Quirín el tribunal que lleva su caso y la sala correspondiente le han negado medida sustitutiva, a pesar de que podría tener acceso a ella y de que no existe riesgo de fuga. Los plazos legales del procedimiento judicial han sido inescrupulosamente irrespetados e incumplidos

En Max Quirín, historia de una infamia II, por Danilo Parrinello, puedes ver detalles de las injusticias y agravios de los que ha sido víctima. Quirín sigue preso porque  la audiencia de debate oral inició el 26 de octubre del 2016, fueron 33 audiencias en las que se diligenció un 70 por ciento de la prueba y todo apuntaba a que a Max lo tenían que absolver puesto que los propios peritos del MP le dieron la razón. Inexplicablemente el 15 de enero de 2017 uno de los Jueces que integra el Tribunal Noveno de Sentencia Penal se excusó indicando que había recibido presiones de la Magistrada Blanca Stalling.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escribe la palabra Anti-spam que se muestra en la imagen.
Anti-Spam Image