21
Abr 17

Historia única vrs. libertad de expresión

Imagen de previsualización de YouTube

Es imposible hablar del pensamiento único, sin hablar de poder, dijo la escritora nigeriana Chimanda Adichie, en una célebre TED Conference.  Las historias están definidas por el principio de poder; cómo son contadas, quién las cuenta, cuándo son contadas, cuántas historias son contadas, depende realmente del poder.  El poder no es sólo la capacidad de contar la historia de otra persona, sino el de convertirla en la historia definitiva de esas personas, añade.

Las historias importan. Muchas historias importan.  Las historias han sido usadas para despojar y para difamar; pero también pueden ser usadas para empoderar y humanizar.  Las historias pueden romper el espíritu de la gente; pero también pueden reparar la dignidad rota.  Cuando rechazamos la historia única, cuando nos damos cuenta de que nunca hay sólo una historia recuperamos el paraíso, dijo Chimamanda Adichie.

La historia única produce estereotipos, y el problema con los estereotipos no es que sean verdaderos, sino que son incompletos; hacen que una historia sea la única historia, dice la señora Adiche.

De todo esto me acordé ahora que la libertad de expresión está bajo ataque en Guatemala con el propósito de que prevalezcan las visiones, los valores y las perspectivas de quienes ejercen el poder y de quienes influyen en él.  Milton Friedman explicó que una marea de opinión, una vez que fluye fuertemente, tiende a barrer sobre todos los obstáculos todas las opiniones contrarias y los que controlan e influyen en el control de la educación y las comunicaciones, entre nosotros, lo han entendido bien.

Ya lo dije antes; pero lo repito: si un diputado –cualquiera que sea– no puede opinar libremente sobre temas propios de la cosa pública como el uso de los recursos de los tributarios (aunque la Constitución lo ampare expresamente), ¿cuánto tiempo va a pasar antes de que nadie pueda opinar contra la marea de opinión y contra la historia única que conviene a quienes ejercen el poder, o influyen en él? Si la mordaza tiene éxito en el caso de un diputado, un periodista o un individuo cualquiera, ¿a cuántos más va alcanzar la mordaza en cuánto tiempo?

Columna publicada en elPeriódico.


23
Mar 13

La venta de entradas para el concierto de Arjona

Como consecuencia de que algunas personas están vendiendo entradas para el concierto de Ricardo Arjona, hoy en Cayalá, otras personas están expresando molestia, indignación, enojo y otros sentimientos. Esto es porque se supone que el concierto es gratis y que -para conseguir entradas- la gente tenia que participar en distintas promociones como se dice por aquí.

Para entender el fenómeno sugiero una perspectiva. Milton Friedman ya nos había advertido que no hay tal cosa como un almuerzo gratis, ni un concierto gratis, en este caso.  Alguien está pagando lo que cuesta este concierto.  Los músicos no trabajan de gratis, los sonidistas y los de las luces no trabajan de gratis, la energía eléctrica no es gratis, como no lo son la seguridad, el transporte, el alojamiento, y todo lo demás.  Alguien lo está pagando…y se los está pagando a aquellos que recibieron entradas sin tener que pagar por ellas (directamente).

Ahora bien, esas entradas constituyen bienes; y una característica distintiva de los bienes es que son escasos.  Sólo hay X número de entradas, y no hay más.  Seguramente hay más fans de Arjona, que el número de entradas disponibles.

Dicho lo anterior,  las entradas escasas son regaladas por quienes pagan el concierto para el que las obtiene primero; y luego…entran en juego las valoraciones personales propias de las personas con respecto a los bienes.  Pero antes de continuar, por favor recuerda que las valoraciones son temporales y teleológicas (o sea que cambian y tienen propósitos).   De modo que, aquí y ahora, puede que el que las haya obtenido regaladas primero, valore aquellas entradas/bienes menos que X cantidad de quetzales; y que haya alguien más que valore las entradas/bienes más que X cantidad de dinero. El mercado de entradas hace felices a ambos, al que no quiere ir y tiene las entradas, y al que quiere ir y no tiene entradas.  Ambos ganan si hay intercambio.  Que es lo mismo que decir que ambos salen ganando, si llegan a un acuerdo voluntario y pacífico acerca de quién debería quedarse con las entradas e ir al concierto y quién debería quedarse con los quetzales y hacer otras cosas con ese dinero.  Toma nota de algo…las promociones para obtener entradas siempre involucraba que, quien las quería, tenía que comprar algo, comer algo, beber algo.  El que las quería tenía que invertir algo de dinero, sin tener la seguridad de que se iba a ganar la entrada que quería. Para muchos, las entradas tienen valor…y sólo es cuestión de hallar el precio.

Dicho lo anterior, el intercambio de entradas no debería molestar al que regala las entradas.  En parte porque mucha gente es fan de Arjona y mucha gente, de verdad quiere ir al concierto. En parte porque no es razonable querer forzar a la gente a asistir a un concierto al que no quiere, o no puede ir, aunque haya participado en el concurso y se haya ganado una entrada.  Tampoco es razonable la pretensión de forzar a la gente a desperdiciar el valor que podría tener una entrada/bien, que no va a a ser aprovechada; de modo que no pueda intercambiarla por algo que valora, o podrá aprovechar, más.  Y el argumento anterior también funciona para quienes quieren cambiar sus quetzales, por las entradas.  Finalmente, intuyo que la prohibición de intercambiar las entradas (o revender entradas en el caso de otras actividades) no es posible de hacer cumplir.

Tutti contenti si las entradas son intercambiadas pacífica y voluntariamente.  Pero, no.  Sospecho que la pretensión de eliminar el dinero en todo este asunto de las entradas viene de dos ideas muy malas.  La primera es una pretensión igualitaria según la cual todos tienen las mismas oportunidades de ir al concierto si las entradas/bienes son regaladas de acuerdo con un sistema en el que la suerte juega un papel importante. Pero ahí está que la suerte no está repartida de forma igualitaria (como nada lo está).  Esta idea tiene algo de demagógica y de populista.  La segunda es la idea de que si hay dinero involucrado las cosas son menos puras, menos bellas, menos elevadas.  Pero ya lo dijo Francisco d´Anconia: El dinero es un instrumento de cambio, que no puede existir a menos que haya bienes producidos y hombres capaces de producirlos. El dinero es la forma material del principio según el cual, los hombres que quieran tratar entre sí deben hacerlo a través del intercambio dando valor por valor.  Aquella idea es moralmente destructiva.

En conclusión, es mejor y más sano para todos que las entradas/bienes sean valoradas e intercambiadas sin que se censure, criminalice o desprecie a ninguna de las partes involucradas en aquellas valoraciones e intercambios.


26
Jul 12

“El fantasma de la inflación”

Como parte de la celebración del centenario de Milton Friedman, Premio Nobel de Economía, se llevará a cabo la conferencia El fantasma de la inflación.  ¿Es posible regresar al pasado? ¿Conviene eliminar la prohibición constitucional de que le Banco de Guatemala le preste dinero al gobierno?

Los panelistas son Jerry L. Jordan, expresidente del Banco de la Reserva Federal; José Raúl González, columnista y exdecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Francisco Marroquín; y Hugo Maúl, columnista y expresidente del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales.

Nos vemos en el Auditorium Milton Friedman, de la UFM, este lunes 30 de julio a las 6:30 p.m.  La entrada cuesta Q100 para el público general que puede comprar su boleto en miu.ufm.edu/webmedia/conferencia; pero si eres estudiante de la UFM, o de otra universidad, puedes recoger tu boleto gratuito en Atención al estudiante, en el Edificio Académico de la UFM, de 8:00 a.m. a 8:00 p.m.


24
Nov 11

Innovadores que construyen y depredadores que destruyen

John Allison, T.J. Rodgers y Milton Friedman, son tres de los cinco heroicos innovadores que construyen el mundo, en el libro I am John Galt, por Donald L. Luskin y Andrew Greta.  ¡Y a dos de ellos los he entrevistado!  Los otros héroes mencionados son Steve Jobs y Bill Gates.

Escrito por el conocido comentador de mercados Donald Luskin y por el escritor de negocios Andrew Greta, I am John Galt está lleno de incisivos y entretenidos perfiles, así como de entrevistas exclusivas e inspiradoras.  En  ese libro los personajes de Ayn Rand toman vida en un mundo de grandes logros y grandes crisis como el nuestro.  Este libro, que responde a la pregunta ¿Quién es John Galt? te presenta a titanes de la vida real, que viven y vivieron sus vidas como héroes de las novelas de Rand.  Y también presenta a los depredadores y saqueadores que viven como los villanos de aquellas obras de ficción.

Y los lectores frecuentes de Carpe Diem sabe que Ayn Rand es mi filósifa favorita, junto a Ludwig von Mises y Aristóteles.

De John Allison, doctor “honoris causa” de la Universidad Francisco Marroquín en mayo de 2010, Luskin y Greta dicen que fundó uno de los bancos más sólidos de los Estados Unidos y sus 30,000 empleados han leído “La rebelión de Atlas”.  De T.J. Rodgers, doctor h.c. de La casa de la libertad en mayo de 1999, los autores dicen que es el chico malo de la alta tecnología, que habla contra el estado benefactor corporativo y la corrección política. Y de Milton Friedman, doctor honorífico de la UFM en mayo de 1978, dicen que hizo de la economía, una ciencia; y mostro que el capitalismo y la libertad son inseparables.

Entre los villanos, Luskin y Greta mencionan a Paul Krugman, que corrompió la economía y devaluó el discurso público en aras de la política partidista; Angelo Mozilo, el prestamista depredador que usó dinero de los tributarios para inflar la burbuja inmobiliaria; Barney Frank, el político populista que convirtió a Fannie Mae en una arma de destrucción económica masiva; y Alan Greenspan, ¿un vendido, o un doble agente del libertarianismo? Personalmente me encanta la descripción de Krugman.

Donald L. Luskin es Chief Investment Officer de TrendMacro, una firma de estrategias de inversiones y de investigación económica, autor de Index Options and Futures: The Complete Guide y es columnista de “The Wall Street Journal”.

Andrew Greta es escritor y ejecutivo de negocios con más de 15 años de experiencia en mercados financieros.  Actualmente es profesor en el College of Business en la Univesity of Illinois en Champaign-Urbana.


17
Mar 10

No hay tal cosa como un almuerzo gratis

De Milton Friedman es la frase que dice que no hay tal cosa como un almuerzo gratis; misma que nos ilustra acerca de que todo -hasta lo que parece que es gratuito- lo termina pagando alguien.

Por si hiciera falta probar, una vez más, que aquello es cierto, aquí está el ejemplo del Sistema Integrado Guatemalteco de Autobuses que, ¡generosamente!, estaba dando tarjetas gratis para usar el transporte colectivo. Empero, eso de gratis no tenía nada porque, a cambio, la empresa pedía información personal de los usuarios, misma que, posiblemente iba a ser vendida. Las tarjetas, pues, iban a parecer gratuitas para los usuarios, pero, en realidad, las iban a pagar los clientes que compraran la información de los usuarios a quienes no se les avisaba el destino final que tendrían sus datos. No hay tal cosa como un almuerzo gratis.
Ahora que el SIGA no podrá recabar la información que iba a vender, los compradores ya no pagarán las tarjetas, sino que las pagarán los usuarios, y se confirma que no hay tal cosa como un almuerzo gratis.
¡Todo lo que aparentemente es gratis, es porque alguien más lo paga!

24
Abr 08

Venezolano Goicoechea ganó Premio Friedman por la Libertad

Yon Goicoechea, líder del Movimiento Estudiantil venezolano es el ganador del Premio Milton Friedman por la Libertad 2008.

“Bajo el liderazgo de Goicoechea, el Movimiento Estudiantil organizó una oposición masiva a la erosión de derechos humanos y civiles en Venezuela y jugó el papel clave en la derrota de la propuesta de reforma constitucional de diciembre de 2007 que hubiese convertido al país en una dictadura. La visión de optimismo, tolerancia y modernidad de Goicoechea le ha dado una nueva vida a los esfuerzos para defender las libertades básicas dentro de Venezuela y los países latinoamericanos donde la democracia está siendo amenazada”.
.
El premio para Goicoechea debería darnos algo para meditar, a los latinoamericanos. La libertad en Venezuela, no se perdió de golpe. Fue un proceso. Los ciudadanos fueron entregando una a una sus libertades; y entre concesión y concesión llegaron hasta donde están ahora. ¿Qué papel jugaron las elites progres y los buscadores de rentas parasitarias en ese proceso? ¿Qué papel jugaron los jóvenes apáticos?

El premio es otorgado por el Cato Institute, con cuyo blog, Libremente, tengo a honra colaborar.

30
Oct 07

El sifonazo

Expertos de las calificadoras de riesgo crediticio Standard & Poors y Fitch Ratings, coinciden en la necesidad de aumentar la carga tributaria de Guatemala. “En un país con las necesidades sociales y aspiraciones que tiene Guatemala, la carga que tiene actualmente no alcanza”, dijo Roberto Sifón-Arévalo, burócrata honoris causa y analista de Standard & Poors. A tales disparates se sumó la colega de Sifón-Arévalo, Theresa Paiz -de Fitch Ratings- que dijo que “si el Gobierno puede crear nuevos impuestos y hace reformas, la recaudación va a mejorar”.

¡Aaaaaaaaaah, sinvergüenzas!, mancuerna de pícaros. Como ustedes lo que califican y de lo que viven es de la deuda de los gobiernos, lo que les importa es que el gobierno tenga con qué pagarles a sus clientes. Sin importarles el largo plazo y el daño que los impuestos le causan al sector productivo.

Yo digo que hay que ponerles oídos sordos a los cantos de sirena de los burócratas internacionales y de sus cómplices como Sifón-Arévalo y Paiz. A lo mejor habría que seguir el consejo de Milton Friedman que dijo algo así como que para salir de la pobreza, los países pobres deberían hacer lo que hicieron los países ricos antes de hacerse ricos; y no lo que hacen cuando ya son ricos.

Si tanta es la fregadera, invito a Sifón-Arévalo y a Paiz a pagar impuestos en Guatemala.


29
Ene 07

¡Hoy es el Día de Milton Friedman!

Para celebrar la vida y la obra del eminente economista y ganador del Premio Nobel, Milton Friedman, hoy es el Día de Milton Friedman. Numerosas organizaciones, en el mundo se han unido a esta gran fiesta intelectual.

Milton Friedman, que visitó Guatemala en los años 70, fue un campeón de la libertad y seguramente es uno de los economistas más influyentes de finales del síglo XX. El homenajeado murió el 16 de noviembre de 2006. Entre las actividades para celebrar a Friedman hay un concurso de vídeos en You Tube.