09
Ene 13

Adiós a James M. Buchanan

James M. Buchanan, Premio Nobel de Economía 1986; y doctor honoris causa de la Universidad Francisco Marroquín, falleció el 9 de enero de 2013, a la edad de 93 años.

El doctor Buchanan visitó Guatemala  en 2001 para recibir el doctorado honorífico y para participar, como profesor,  en el Diplomado avanzado en procesos de mercado, organizado por la Foundation for Economic Education, y La casa de la libertad, como se conoce a la UFM.  Lo conocí en aquella ocasión cuando fui uno de los estudiantes de aquel dipolmado.

Con Gordon Tullock, es uno de los padres del análisis económico de las decisiones públicas,  Esta escuela, o teoría, utiliza las herramientas de las ciencias económicas para interpretar lo que ocurre en el terreno político. En lugar de sugerir lo que debería ser, este enfoque hace un diagnóstico desapasionado, con base en una cuidadosa observación de las acciones de los distintos actores políticos, en un contexto democrático y participativo. En palabras de James Buchanan, la Teoría del Análisis de la Decisiones Públicas es el estudio del fracaso del gobierno en alcanzar el ideal de eficiencia económica.

Videos de James M. Buchanan, en Guatemala:


12
Jun 12

Falleció Elinor Ostrom

Elinor Ostrom, Premio Nobel de Economía, 2009,  falleció hoy.  A la doctora Ostrom la conocí en APEE 2011 en Bahamas, durante una conferencia que ofreció sobre los derechos de propiedad del agua.  Su muerte es una gran pérdida para aquellos intersados en el estudio de la toma de decisiones colectivas, en la solución de conflictos, y en la libertad.

En la foto estamos ella y yo luego de la conferencia que ofreció Deirdre McCloskey en aquella misma ocasión.


15
Abr 11

“Carpe Diem” y Elinor Ostrom, Premio Nobel

Ir a una reunión como la de la Association of Private Entrerprise Education es -para los estudiosos de las ciencias sociales- como ir a un Mundial de fútbol, o a un festival de rock, o la entrega de un Oscar.  Ahí se encuentra uno a las estrellas cuyos libros y artículos ha leído o debe leer.

Ahí estaba, por ejemplo, Elinor Ostrom, Premio Nobel en Economía, que la primera noche ofreció una riquísima charla sobre los derechos de propiedad del agua. Junto a la doctora Ostrom estuve sentado para escuchar la conferencia de Deirdre McCloskey, cuya obra Burgeois Dignity: Why Economics Can`t Explain the  Modern World es un must para quienes están interesados en el valor y la importancia que tienen las ideas.

Ahí estaba, también, Gabriel Roth, cuyos trabajos sobre la privatización de carreteras y calles son clásicos; y deberían ser de consulta obligada para aquellos interesados en resolver problemas como los congestionamientos de tránsito en ciudades; o la inseguridad de las carreteras.  Street Smart es un libro que ilumina  mucho acerca de estos asuntos.

Con el doctor Roth desayuné el miércoles, y platicamos sobre el rol de su padre en la fundación de la Hebrew University of Jerusalem; su vida y su trabajo durante los primeros años del estado de Israel; y ¿cómo no? sobre calles y carreteras.

APEE es una oportunidad extraordinaria para aprender de los grandes de las ciencias sociales, llena de economistas, juristas, historiadores, y demás.


11
Oct 10

Dos premios Nobel para celebrar

Normalmente, la concesión de los premios Nobel en Literatura y Paz me es inclusive, como dicen en mi pueblo; porque en Literatura tengo la idea de que son otorgados geográfica y de forma políticamente incorrecta, y en Paz porque ya ni gracia tienen desde que se los dieron a gente como Oscar Arias, Yaser Arafat, Jimmy Carter, Al Gore, a los expertos sobre el cambio climático y a Barack Obama.

Esta vez, sin embargo, el asunto llamó mi atención porque, en Literatura ganó Mario Vargas Llosa, un escritor al que respeto mucho, no sólo por su obra literaria sino por su pensamiento.  Vargas Llosa es autor de algunos de mis libros preferidos, entre los que se cuentan la sensualísima novela Los cuadernos de don Rigoberto; y la perturbadora novela La fiesta del chivo.  A mí La ciudad y los perros no me gustó porque es demasiado oscura; y tengo pendiente Conversación en la catedral.  El autor, además, es doctor honoris causa de la Universidad Francisco Marroquín, por sus contribuciones a la causa de la libertad.  He aquí una conferencia que Vargas Llosa ofreció sobre literatura, cuando visitó Guatemala y la UFM en 1983.

Adicionalmente, el Nobel de la Paz recayó en Liu Xiaobo, un distinguido luchador por los derechos humanos en China.  Al régimen de Pekin, claro, el premio para Liu le cayó muy mal; y como buena dictadura ha reaccionado violentamente contra ciudadanos chinos que celebraban el Nobel para su compañero y compatriota, así como contra la esposa de Liu ha quien el régimen ha aislado.

Mucha gente olvida que la de China es una dictadura como cualquiera.  Embobados por el crecimiento económico en aquella gran nación, muchos hasta creen que en ella ha habido reformas capitalistas; cuando en realidad lo que ha ocurrido es que el régimen ha abierto ventanas para los negocios y, generalmente, todo ello se hace al estilo mercantilista y clientelista.  Es decir, en un ambiente enrarecido en el que, en el fondo de todo, se mezclan los negocios con la política; y en el que los negocios sólo son posibles si cuentan con el permiso del régimen, y no porque haya libertad.  Permiso, no es igual a libertad.

Ilustra el espíritu totalitario del régimen de Pekin el hecho de que el Ministro de Relaciones Exteriores de China llamó al embajador noruego para expresarle la insatisfacción de su gobierno y el riesgo que corren las relacioens bilaterales entre ambos países por la concesión del galardón.  El régimen de Hu Jintao no puede distinguir entre el gobierno de Noruega y el Comité del Nobel, porque este tipo de distinciones no está en su horizonte totalitario.

En la foto, por Gustavo Castillo, están Manuel F. Ayau y Mario Vargas Llosa, luego de que el primero recibió la distinción honorífica en la UFM.


12
Ago 10

Gutiérrez, Bauer, Krugman y los vicios del diálogo

Ayer, Miguel Gutiérrez criticó a los libertarios porque decimos que más dinero es igual a más inflación; y él asegura que eso no es cierto. Afirmación que hace en la misma mitad de su artículo en la que afirma que la de la oferta y la demanda es una de las dos únicas leyes que hay en la Economía. ¿Entonces? ¿En qué quedamos?


Si estamos de acuerdo con Gutiérrez en que la Ley de la oferta y la demanda es una de las leyes de la Economía, podemos concluir con facilidad en que, ceteris paribus, si se aumenta la oferta de dólares, o quetzales sin respaldo en el mercado, el valor de estos va a bajar como baja el valor de los aguacates cuando la oferta de estos sube en el mercado. El poder adquisitivo de aquellos dólares, o de los quetzales baja y por eso es que los precios suben, porque cuando baja el precio de los dólares, o de los quetzales se necesita más de estos para comprar cosas. Los precios suben porque los dólares y quetzales valen menos, debido a que el monopolio de la emisión (o sea el gobierno que es el único que puede emitir moneda) emite demasiada y hace que pierda poder adquisitivo. La inflación, que es el crecimiento de la masa monetaria sin respaldo, y su consecuencia que es el alza en los precios, están íntimamente relacionadas con la ley de la oferta y la demanda.

Otra cosa distinta es que el monopolio de la emisión use instrumentos de política (como las políticas cambiaria y crediticia) para tratar de jugarle la vuelta a la Ley de la oferta y la demanda y a la inflación; pero eso no invalida la relación íntima citada, de la misma manera que los aviones no invalidan la Ley de gravedad. Además, es cierto que si bien se le puede jugar la vuelta a la Ley de la oferta y la demanda, como se le puede jugar la vuelta a la Ley de la gravedad, siempre hay que pagar por ello. Así como todo lo que sube, tiene que bajar; todo lo que se haga para tratar de evitar las consecuencias de inflar, tiene consecuencias en términos de tasas de interés y tipo de cambio.

Hay, empero, una forma sana de combatir el alza de precios que es causada por el exceso de moneda sin respaldo o inflación: Como es cuestión de oferta y demanda, y el problema es una excesiva oferta de dinero sin valor, si crece la demanda de esos billetes los precios podrían ajustarse. Y la forma sana y rápida para elevar la demanda de billetes va por la vía de la apertura unilateral de fronteras para el comercio; de modo que una mayor oferta de bienes ayude a balancear la demanda de dinero inflacionista y las consecuencias de la inflación en los precios.

Lo que me motivó a escribir esta entrada, sin embargo, no es la nota técnica anterior; sino el hecho de que Gutiérrez haya empezado sus comentarios agitando una falacia ad verecundiam. Los comentarios de Gutiérrez ocurren porque quiere debatir las críticas que otro columnista, Federico Bauer, le hizo a ciertas recomendaciones de Paul Krugman, Premio Nobel de Economía. Y Gutiérrez empieza diciendo que Bauer escribió un artículo atrevido; y dice que Bauer tuvo coraje al hablar de temas económicos y criticar al Nobel más respetado en la actualidad.

Da la impresión de que Gutiérrez quiere hacernos creer que los Premios Nobel son, o deberían ser incuestionables e incontestables. Da la impresión de que Gutiérrez quiere hacernos creer que es atrevido y hasta irrespetuoso contradecir a un Nobel, porque es popular y está de moda. Yo digo, en cambio, que debe ser al revés. Todo argumento debería poder ser discutido sin pena alguna por las credenciales del que lo proponga. Digo que a las ideas de gente como Friedrich A. Hayek, Milton Friedman, Vernon L. Smith, James Buchanan y Gary Becker, se las respeta porque tienen sentido; no porque ellos tengan un Premio Nobel, sino ¡a pesar del Nobel!

Un argumento ad verecundiam es una falacia lógica y un recurso retórico que consiste en refutar un argumento, o una afirmación aludiendo al prestigio de la persona opuesta que sustenta el argumento contrario y al supuesto descaro del que se atreve a discutirlo, en lugar de considerar el argumento en sí. Y si bien Gutiérrez trata de discutir los argumentos de Bauer, es muy desafortunado que antes de entrar en materia haya tratado de ningunear a Bauer y de descalificarlo por haberse atrevido a cuestionar a Krugman.

Creo que eso de apelar a la autoridad, apelar a la fuerza, o apelar a otro tipo de falacias parecidas es un vicio del diálogo, y creo que debería ser evitado para que los debates de este tipo sean productivos.

20
Jun 10

Paseo en Tuk Tuk, por La Antigua

Este paseo agitado es en Tuk Tuk, por La Antigua. En el vehículo de enfrente van Vernon L. Smith -Premio Nobel en Economía- y su esposa, luego de que visitamos el mercado de aquella población guiados por mi amiga, Lissa. En el el Tuk Tuk que sigue van mis cuates Diego y Lucas; y en el último vamos el cuate Bert y yours truly.

Guiados por Lissa aprendimos mucho sobre textiles y pasamos un rato muy agradable.

23
Jun 08

Conversación con Muhammad Yunus, Premio Nobel

En esta conversación, en inglés, Muhammad Yunus habla sobre la confianza, la ausencia de regulación y otros aspectos propios de su experiencia con el microcrédito

Yunus es banquero y economista de Bangladesh; y ganó el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos en favor del desarrollo económico, por medio del microcrédito.


23
Jun 08

Conversación con Muhammad Yunus, Premio Nobel

En esta conversación, en inglés, Muhammad Yunus habla sobre la confianza, la ausencia de regulación y otros aspectos propios de su experiencia con el microcrédito

Yunus es banquero y economista de Bangladesh; y ganó el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos en favor del desarrollo económico, por medio del microcrédito.


10
Sep 07

¡Se nos muere la izquierda!

En Guatemala, ¡se nos muere la izquierda! Me refiero a la izquierda revolucionaria que estuvo vinculada a la guerrilla. Veo los resultados que, hasta hoy y a esta hora, muestran los totales para el 97.06% de las Juntas Receptoras de Votos: la izquierda revolucionaria guatemalteca no llega ni a 6% de los votos válidos si se suman todas sus fuerzas.

  • La alianza entre la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca y el Movimiento Alternativo de Izquierda (que agrupa a la nueva izquierda intelectual, indigenista y oenegera) ha obtenido 2.16% de los votos válidos.
  • La Alianza Nueva Nación, que reune a los revolucionarios de línea dura (y de la cual se separó Nineth Montenegro), tiene 0.6% de los votos válidos.
  • Encuentro por Guatemala -el partido de Nineth Montenegro, que postuló a Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz y dirigente indigenista, que llegó acompañada de una organización llamada Winak- obtuvo 3.04% de los sufragios válidos.
  • Sumadas la Premio Nóbel, con los grupos indigenistas, la intelectualidad de izquierda, la colectividad oenegera y algunos sectores progres, entre todos alcanzan 5.8% de los votos válidos.
  • Llama la atención que la señora Menchú consiguió 3.04% de los votos, mientras que sus candidatos a diputados para la lista nacional casi duplican aquel total, habiendo alcanzado 6.1% de los sufragios.
  • He aquí otra comparación ilustradora: En Quiché, uno de los departamentos más golpeados por “la guerra”; y que además es la mera tierra de la Premio Nobel Rigoberta Menchú, ¿cuáles han sido los resultados en la elección presidencial? Toda la izquierda unida obtuvo 7.62% de los votos. El Partido Patriota, del General de la mano dura, consiguió 14.03% de los votos. ¿Y quiere sorprenderse más? El partido del General “genocida” alcanzó 21.9% de los sufragios.
  • Las dirigencias de la izquierda dirán que fue por falta de recursos económicos y que el gran capital fue lo que les dio ventaja a otras opciones; sin embargo Eduardo Suger, que casi no hizo campaña y con un partido pequeño, ha llegado a 7.29% , o sea que él solito rebasó por 1.19 por ciento a toda la izquierda unida. Por otro lado, hay dos formas de obtener mucha plata: que unos pocos den mucho, o que muchos den poco. ¿Dónde están los muchos de la URNG, del Maiz, de EG, de Winak y de la ANN?

19
Jul 07

¿Cuándo fue la última vez que usted propuso un Premio Nobel?

Cada tanto uno tiene la oportunidad de hacer algo y hacer la diferencia. Esta es una de esas oportunidades. Marta Beatriz Roque es una bloguera que lucha contra la dictadura totalitaria en Cuba.

Aquí publico el texto de una carta que usted le puede dirigir a:

Prof. Geir Lundestad
Director
The Norwegian Nobel Institute
Henrik Ibsens gate 51
NO-0255 OSLO
Noruega

Tel +4722129300 y +4722129301
Fax +4722129310

De manera preferente por fax o correo postal. En caso extraordinario, enviar al correo: gl@nobel.no

El proceso de selección termina a mediados de agosto, designándose en septiembre a cinco candidatos que serán votados por los miembros del Comité. Por ello, se deben enviar tales formatos antes del 15 de agosto.

La carta:

Dear Professor,

I am writing to you in your function as Secretary of the Norwegian Nobel Committee in order to put forward the name of

MARTHA BEATRIZ ROQUE CABELLO

as a worthy candidate for the Award of the 2007 Nobel Peace Prize.

Martha Beatriz Roque is a remarkably courageous woman who has been fighting peacefully for many years to enhance the right of Cuban people to democracy, to freedom and the respect of their fundamental liberties.

Its candidacy would call the attention of public opinion worldwide on the precarious situation of Human Right and civil liberties in Cuba.

Sincerely,

Name and signature:
Organization (if there is one):
Identity Card: