05
Sep 14

Septiembre

10636149_839407792750765_203802324540039446_n

El 2 de septiembre, en la boda de Jim Taggart, Francisco d´Anconia le explicó a Hank Rearden el valor moral del dinero; y un año después la empresa d´Anconia Copper fue nacionalizada.  Francisco desapareció y dejó a todos pasmados y aterrorizados.  En una valla, Francisco dejó un mensaje: Tu lo pediste, hermano.

El 2 de septiembre de 1946 fue el día en el que Ayn Rand comenzó a escribir La rebelión de Atlas, de donde salieron los hechos que relaté arriba. Si ya leíste la novela los reconociste rápido; pero si no la has leído, ojalá que la frase El valor moral del dinero te pique la curiosidad y te animes a leerla.

D´Anconia dice del dinero: Comerciar por medio de dinero es el código de los hombres de buena voluntad. El dinero se basa en el axioma de que cada hombre es dueño de su mente y de su esfuerzo… El dinero te permite obtener por tus bienes y tu trabajo lo que ellos valen para los hombres que los compran, pero no más….El dinero exige de ti el reconocimiento… de que el lazo común entre los hombres no es el intercambio de sufrimientos, sino el intercambio de bienes. El dinero exige que vendas, no tu debilidad a la estupidez de los hombres, sino tu talento a su razón; exige que compres, no lo peor que ofrecen, sino lo mejor que tu dinero pueda encontrar. Y cuando los hombres viven a base del comercio –con la razón, no la fuerza, como árbitro final– es el mejor producto es el que triunfa, la mejor actuación, el hombre de mejor juicio y más habilidad, y el grado de la productividad de un hombre es el grado de su recompensa.

El 2 de septiembre aparece dos veces más en la novela: en la primera escena, cuando leemos por primera vez: ¿Quién es John Galt? Y esa es la fecha en la que Hank y Dagny Taggart descubren el motor que revolucionará la energía en el mundo.  ¡Además, en septiembre es mi cumpleaños!

Estas meditaciones septembrinas son apropiadas porque las calles están tomadas por dirigentes y seguidores que creen que es moralmente aceptable tomar valores por la fuerza y exigirlos mediante el chantaje.  Un poco del discurso de Francisco no les cae mal a ellos, ni a quienes los subestiman.

Columna publicada en El periódico, la ilustración la tomé de Facebook.


14
Ago 14

Conversación con Ricardo Rojas sobre “El amanecer”

Imagen de previsualización de YouTube
Mi cuate, el juez y escritor argentino, Ricardo Rojas, acaba de reeditar su novela El amanecer.  Tuve la dicha de acompañarlo en su presentación durante la Feria Internacional del Libro en Guatemala; y de conversar con él acerca de la novela y de las novelas en el mundo de las ideas.

Ricardo habla de este tema y de el orígen de El amanecer.  Se refirió a cómo es que, América Latina y Argentina han cometido errores que le recuerdan La rebelión de Atlas, de Ayn Rand; y quiso escribir una novela que ayudara a identificar el contexto latinoamericano.

El autor plantea problemas éticos, jurídicos y políticos en su novela que es una meditación sobre valores.  En la conversación explora la idea de que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen y comenta que la política, en el fondo, es la expresión del tipo de valores que tienen las personas que se relacionan unas con otras.

Ricardo se refirió a obras como El señor presidente, El recurso del método y El otoño del patriarca.

Desde el punto de vista de un escritor, meditó sobre la búsqueda de la novela perfecta y conversó sobre la relación entre escribir ficción y escribir sobre temas jurídicos, constitucionales y otros que son su especialidad.  Ricardo fue secretario en el juicio contra los militares, en Argentina, y esa experiencia fue llevada a la novela.

Las ideas no son gratuitas y tienen consecuencias, por lo que uno -antes de actuar- debe pensar; y lo que ocurre ahora en América Latina no es casualidad, ni consecuencia de una influencia maligna, sino de ideas y malas decisiones tomadas por la gente, concluyó Ricardo Rojas.


02
Sep 13

Celebramos el día de “La rebelión de Atlas”

130902_atlas_shrugged

El 2 de septiembre es el Día de La rebelión de Atlas; ¿Por qué? Pues porque Ayn Rand comenzó a escribir esa novela en un día como hoy.  Además a lo largo de la obra esa fecha aparece en varias ocasiones:

  • En la primera escena del libro un vago le pregunta a Eddie Willers ¿Quién es John Galt?; y poco más adelante, mientras Eddie camina por las calles de la ciudad de Nueva York ve un calendario gigante que tiene la fecha 2 de septiembre.
  • En esa misma fecha es que Dagny y Hank deciden tomar vacaciones juntos.  Es durante ese viaje que descubren un motor que revolucionaría el uso de la energía en el mundo.
  • El celebérrimo discurso del dinero, de Francisco D´Anconia ocurre durante una fiesta el 2 de septiembre.
  • La empresa D´Anconia Copper fue nacionalizada en una fecha como la de hoy; y en el calendario de Francisco estaba anotado: ¡Hermano, tú lo pediste!

Esta fecha es buena para festejar la creatividad y el espíritu emprendedor de aquellos hombres y mujeres a los que Ayn Rand celebra por medio de sus personajes en La rebelión de Atlasasí como a la mismísima Rand.  A mí me gusta personalmente porque ahora ¡Faltan 15 días para mi cumpleaños!

La foto es de mi Primera edición de Atlas Shrugged.


16
Jul 13

“Going Galt” en Japón

La esposa del pintor japonés, Ikuo Hirayama ocultó, para proteger del saqueo estatista, unos $3 millones; y su caso me recordó al del actor francés, Gerard Depardieu que renunció a su nacionalidad francesa con el mismo propósito.  Sospecho que cada vez son más los creadores y productores que tratan de proteger su propiedad contra el saqueo y la extorsión.  Sospecho que la señora Hirayama y Deaprdieu son sólo la punta de un iceberg y que nos enteramos de ellos porque son famosos.

Durante la Objectivist Conference 2013 fue notable la presencia de un equipo de la televisión japonesa que grabó varias de las sesiones.  Y la razón de esa presencia es que en debido a las malas políticas económicas y fiscales en aquel país asiático, muchos japoneses están explorando la posibilidad de Going Galt. Quién sabe si de la forma en la que lo han hecho Hirayama y Depardieu o de alguna forma más creativa.

¿Qué es To Go Galt?

To Go Galt es indignarse contra las injusticias del sistema y actuar.  Pero…¿cómo actuar? Puedes comenzar preguntándoles a los pipoldermos si eres un esclavo y para qué y quiénes estás trabajando; o comenzar por reconocer que estás siendo castigado no por tus vicios, sino por tus virtudes.  Puedes comenzar por reconocer que tienes un derecho moral sobre tu propia vida y a perseguir tu propia felicidad, así como a recompensas por tu trabajo productivo.  Significa que no tienes que justificar tu vida, ni tus logros.  Significa que tienes la autoridad moral para rehusarte a apoyar y financiar a tus destructores.  Por supuesto que la frase es en alusión a John Galt, el héroe de la novela La rebelión de Atlas, de Ayn Rand.

Hirayama y Deaprdieu -entre otros- have gone Galt; y mi forma favorita de Go Galt es apoyar al Startup Cities Institute.


10
Oct 12

¡Hoy celebramos los 55 años de “La rebelión de Atlas”!

Hoy, quienes hemos sido inspirados por esta novela y las ideas sobre las que está escrita, celebramos los primeros 55 años de La rebelión de Atlas.

Si no la has leído no te prives de la oportunidad de leer y compartir esta extraordinaria obra de Ayn Rand.  Además, la segunda parte de la trilogía para el cine será estrenada este viernes 12 de octubre.

La foto la tomé de Facebook.


12
Sep 12

¿Es, este, el Atlas maya?

La imagen corresponde a la estela C de Quiriguá y muestra la fecha 3114 A.D. Se halla en Fontabella -un centro comercial en la ciudad de Guatemala- y dime si no parece el Atlas maya.  Tal vez los legítimos líderes mayas puedan quitarse de encima a la dirigencia popular ex guerrillera y buscar el desarrollo no en el colectivismo, sino en una filosofía de respeto a los derechos individuales.  Uno nunca sabe, total, ya viene el 13 baktún.  Esa sería la rebelión de Atlas maya.

Gracias al cuate, Craig, por la pista.


31
Ago 12

El miedo a “La rebelión de Atlas”

Cuando un ganador de un Premio Nobel se ocupa de algo, uno puede suponer que eso es importante. Digo, porque el costo de oportunidad para un personaje de aquellos debe ser elevado. Por eso es que Paul Krugman le dedicó una columna a La rebelión de Atlas.

Krugman trata de ridiculizarla con que es una fantasía (y claro, es una novela de ficción), o con comentarios como que es una novela para jóvenes. ¡Y claro que hay que leerla cuando uno es joven y tiene ideales y principios!; pero uno debe leerla después, para recordar por qué no se debe ser cínico, ni acomodaticio. Krugman trata de impresionarnos al afirmar que Hayek no leyó el discurso de Galt; pero si a eso vamos, Mises, maestro de Hayek, felicitó a Rand y le dijo que la suya no era solo una novela, sino algo mucho más grande y profundo. ¿Qué tal?

La gente como Krugman le teme a La rebelión de Atlas porque es una novela poderosa. De hecho, las artes son vehículos extraordinarios para compartir ideas y llevarlas a todos los rincones.

Giambattista Vico nos explica la importancia de la ficción, la retórica y la gesta en el campo del conocimiento. Los monstruos poéticos (o los personajes larger than life, de las novelas de Rand) nos permiten darle humanidad a lo que no la tiene. Darle sensación de humanidad a ideales como la integridad, o la excelencia, es crear monstruos poéticos. La ficción, pues, es un instrumento maravilloso para fortalecer argumentos éticos, jurídicos y económicos; y La rebelión de Atlas crea monstruos poéticos magníficos que inspiran a aquellos que pueden ser inspirados.

Voy a compartir, contigo, un párrafo de la novela: En nombre de lo mejor que hay en ti, no sacrifiques este mundo a los peores. En nombre de los valores que te mantienen con vida, no permitas que tu visión del hombre sea distorsionada por lo feo, lo cobarde, lo inconsciente en aquellos que nunca han conseguido el título de humanos… No permitas que se extinga tu fuego, chispa a chispa, cada una de ellas irremplazable, en los pantanos sin esperanza de lo aproximado, lo casi, lo no aún, lo nunca jamás. No permitas que perezca el héroe que llevas en tu alma, en solitaria frustración por la vida que merecías pero que nunca pudiste alcanzar. Ahora dime que no se conmovió lo mejor que hay en ti.

Esta columna fue publicada en El Periódico.


17
Jul 12

“El destructor”, ¡ya viene “Atlas Shrugged, part II”

Para el 12 de octubre está programado el estreno de Atlas Shrugged, part II; la segunda parte de la trilogía sobre la magnífica novela homónima de Ayn Rand.


05
Jul 12

Un barco pirata bajo mi ventana

¡Hay un barco pirata bajo mi ventana!…bueno, la imitación de un barco pirata, je je.  Pero lo interesante es que me puso a pensar en que los piratas -como otros vándalos y delincuentes- tenían códigos de conducta que había que respetar y que aceptaban contractualmente.  Tenían normas que permitían la asociación y protegían sus vidas, sus propiedades y su libertad.

El código de los piratas era uno de conducta y contenía normas de disciplina, normas para repartir botines e incluso normas para compensar a compañeros heridos.

El propósito de esta meditación no es el de defender, o justificar a los piratas; sino llamar la atención sobre la importancia de los códigos de conducta y las normas como instituciones aún en organizaciones criminales.

Eso sí…sí tengo un pirata favorito:  Ragnar Danneskjöld.  En La rebelión de Atlas, R.D. es un pirata notorio que lucha contra los saqueadores en sus mismos términos violentos; es un Robin Hood al revés que roba de los parásitos y les devuelve su riqueza a los creadores y emprendedores productivos a quienes les fue robada primero.

 


14
May 12

¿Se está rebelando Atlas?

Al leer que Eduardo Saverin, nacido en Brasil y ciudadano de los Estados Unidos de América renunció a esa ciudadanía y se convirtió en residente de Singapur por razones de negocios; ya que así evitará el pago de algunos impuestos luego de la oferta pública de venta de acciones de Facebook pensé: ¿Se está rebelando Atlas?

Saverin planea vivir por un periodo indefinido de tiempo en Singapur, su base de operaciones para las inversiones que tiene en empresas de Asia, Estados Unidos y Europa.  Y me pregunto que cuántos emprendedores han abandonado, piensan abandonar, o han pensado en abandonar los EUA porque el ambiente tributario, u otras condiciones son mejores en otras partes.

Claro que Saverin no se va a esconder al Galts´s Gulch; pero las causas y el efecto de su renuncia a la nacionalidad estadounidense significa lo mismo: huir de un ambiente asfixiante, en busca de mejores condiciones.

Tomando en cuenta que muchos latinoamericanos están dispuestos a -literalmente- dar su vida por entrar a los EUA y quedarse allá; la decisión de Saverin (y de los otros que han hecho, o quisieran hacer lo mismo) es un llamado de atención que vale la pena detenerse a meditar.  ¿Cuánto tiempo más, es que los atlases van a seguir sosteniendo el sistema colectivista, místico e irracional que -de la mano del estado benefactor mercantilista- se está cultivando en el gran país del Norte?

Con el colapso de Europa, las políticas de Obama, y la aridez conservadora en los EE.UU. ¿Cuándo empezará a hacerse notar la migración de capital y talento?  Aparte de Singapur…¿dónde más están los Galt´s Gulches que podrán ofrecerles refugio al capital y al talento que busquen salvarse?

Actualización: gracias a mi cuata, Victoria, me enteré de que 1780 estadounidenses renunciaron a su ciudadanía, el año pasado; cifra que puedes comparar con los 235 que lo hicieron en 2008.