02
Feb 16

Celebramos el Día de Ayn Rand

Imagen de previsualización de YouTube

 

Puedes escuchar el podcast aquí.

El 28 de diciembre de 2015 visité los cenotes de Candelaria en Huehuetenango; y la belleza, el silencio, la paz y el encanto del lugar invitan a pensar; particularmente en todas las cosas buenas que uno tiene,o recibe en la vida.  En las personas que con su amor y su amistad enriquecen la vida y en la dicha de sentirse orgulloso de uno mismo.

¡Hoy es el Día de Ayn Rand o Día del egoísmo! y celebramos el 111 aniversario del nacimiento de aquella filósofa y novelista cuyas obras han influido mucho en mi vida.

En este Día de Ayn Rand aprovechemos para desafiar cualquier premisa basada en el deber, para reafirmar el amor por nuestros valores, y para honrar el principio de que la alegría de vivir es un fin en sí mismo.

Entonces: ¡Feliz y egoísta Día de Ayn Rand!

Ayn Rand, filósofa y novelista, es la creadora del “Objetivismo” – la filosofía del egoísmo racional, una filosofía “para vivir en la Tierra” — y autora de best-sellers como “La Rebelión de Atlas“ y “El Manantial“.

El significado del Día de Ayn Rand es “egoísmo”. Para celebrar el Día de Ayn Rand, haces algo que normalmente no haces en ningún otro día de fiesta: te das un regalo a ti mismo. El Día de Ayn Rand es para que obtengas ese objeto de lujo que anhelas pero que normalmente no compras, o para realizar esa actividad que siempre dejas para más adelante, esa actividad que te encantaría hacer y para la que nunca tienes tiempo.

El Día de Ayn Rand [o Día del egoísmo] es para que recordemos que el placer es una necesidad real, una exigencia psicológica de una consciencia volitiva. Para el hombre, la motivación, la energía y el entusiasmo no son algo que podamos dar por hecho; la depresión patológica no sólo es posible, sino que está creciendo de forma alarmante en nuestra cultura, una cultura que predica el deber y la auto-denigración. La alternativa no es una diversión superficial de corto plazo, sino un placer real, profundo y auto-gratificante. En el Día de Ayn Rand, si haces algo que normalmente considerarías “divertido” o “entretenido”, hazlo bajo una premisa diferente y con un significado más profundo: aceptando el hecho que necesitas placer, que te lo mereces, y que el propósito y la justificación de tu existencia es conseguir lo que quieres – lo que realmente quieres – con plena consciencia y dedicación.

En “El Manantial”, Peter Keating llega a darse cuenta de esto:

“Katie, yo quería casarme contigo. Era la única cosa que realmente quería. Y ese es el pecado que no puede ser perdonado: que no hice lo que quería. La sensación que tengo es tan sucia, tan inútil y monstruosa, como lo que uno siente sobre la locura, porque no tiene ningún sentido ni dignidad, es sólo dolor, y dolor en vano. . . . Katie, ¿por qué siempre nos enseñan que es fácil y malo hacer lo que queremos, y que necesitamos disciplina para refrenarnos? Es la cosa más difícil del mundo, hacer lo que queremos. Y se necesita el mayor tipo de valor. Quiero decir, lo que realmente queremos. Como el que yo quisiera casarme contigo. No el que quiera acostarme con cualquier mujer, o emborracharme, o que mi nombre aparezca en los periódicos. Esas cosas… no son ni siquiera deseos… son cosas que la gente hace para escapar de los deseos, porque es una responsabilidad tan grande, el realmente querer algo”. [pp. 599-600]

No seas un Peter Keating de esos que abundan. Desafía cualquier premisa basada en el deber, y reafirma el amor por tus valores para honrar el principio de que ¡la alegría de vivir es un fin en sí mismo!  Lo celebraré con algo bueno…pero todavía no he decidido con qué. ¿Cómo vas a celebrarlo tu?

Para ilustrar esta nota compárto el grito de La rebelión de Atlas que hice en uno de los cenotes de Candelaria.

El texto en itálicas es por Harry Binswanger, publicado en HBL en el aniversario del nacimiento de Ayn Rand; y lo tomé de objetivismo.org.


14
Oct 15

¿Quién daría educación para los pobres?

Imagen de previsualización de YouTube

Cuando se plantea las cuestiónes de devolverles a los padres de familia la libertad de elegir la educación para sus hijos, de quitarles a los políticos y funcionarios el monopolio de la educación, despolitizar la educación, y esas cosas, nunca falta el que se inquieta porque si se remueven el estado y la política de la educación, ¿quién va a darles educación a los pobres?

Si te interesa el tema, te va a interesar la conversación que tuve -al respecto- con Andrew Bernstein, autor de The Capitalist Manifesto.

Otras intervenciones de mi amigo, Andy, puedes verlas en:

Heroes of Capitalism

Rational Egoism as the Basis of Goodwill

Real Life Heroes

También te recomiendo:

Análisis del libro The Capitalist Manifesto, por Warren Orbaugh


02
Feb 14

¡Hoy es el Día de Ayn Rand!

12595_10152190912509530_381876350_n

¡Hoy es el Día de Ayn Rand y, ¿cómo vas a celebrarlo?   El 2 de febrero es el aniversario del nacimiento de Ayn Rand.  Aprovechemos el Día de Ayn Rand para desafiar cualquier premisa basada en el “deber”, para reafirmar el amor por tus valores, y para honrar el principio de que la alegría de vivir es un fin en sí misma.

¡Feliz y egoísta Día de Ayn Rand!

Ayn Rand, filósofa y novelista, es la creadora de “Objetivismo” – la filosofía del egoísmo racional, una filosofía “para vivir en la Tierra” — y autora de best-sellers como “La Rebelión de Atlas“ y “El Manantial“.

Por cierto que La noche del 16 de enero, por Ayn Rand, es la obra de teatro que te sugiero que veas  hoy en el teatro Las máscaras, en Planeta Maya Grand Tikal Futura Hotel.  Podrías ser jurado, en el juicio e influir en el veredicto.  La cita es a las 6:00 p.m.

El significado del Día de Ayn Rand es “egoísmo”. Para celebrar el Día de Ayn Rand, haces algo que normalmente no haces en ningún otro día de fiesta: te das un regalo a ti mismo. El Día de Ayn Rand es para que obtengas ese objeto de lujo que anhelas pero que normalmente no compras, o para realizar esa actividad que siempre dejas para más adelante, esa actividad que te encantaría hacer y para la que nunca tienes tiempo.

El Día de Ayn Rand es para que recordemos que el placer es una necesidad real, una exigencia psicológica de una consciencia volitiva. Para el hombre, la motivación, la energía y el entusiasmo no son algo que podamos dar por hecho; la depresión patológica no sólo es posible, sino que está creciendo de forma alarmante en nuestra cultura, una cultura que predica el deber y la auto-denigración. La alternativa no es una diversión superficial de corto plazo, sino un placer real, profundo y auto-gratificante. En el Día de Ayn Rand, si haces algo que normalmente considerarías “divertido” o “entretenido”, hazlo bajo una premisa diferente y con un significado más profundo: aceptando el hecho que necesitas placer, que te lo mereces, y que el propósito y la justificación de tu existencia es conseguir lo que quieres – lo que realmente quieres – con plena consciencia y dedicación.

En “El Manantial”, Peter Keating llega a darse cuenta de esto:

“Katie, yo quería casarme contigo. Era la única cosa que realmente quería. Y ese es el pecado que no puede ser perdonado: que no hice lo que quería. La sensación que tengo es tan sucia, tan inútil y monstruosa, como lo que uno siente sobre la locura, porque no tiene ningún sentido ni dignidad, es sólo dolor, y dolor en vano. . . . Katie, ¿por qué siempre nos enseñan que es fácil y malo hacer lo que queremos, y que necesitamos disciplina para refrenarnos? Es la cosa más difícil del mundo, hacer lo que queremos. Y se necesita el mayor tipo de valor. Quiero decir, lo que realmente queremos. Como el que yo quisiera casarme contigo. No el que quiera acostarme con cualquier mujer, o emborracharme, o que mi nombre aparezca en los periódicos. Esas cosas… no son ni siquiera deseos… son cosas que la gente hace para escapar de los deseos, porque es una responsabilidad tan grande, el realmente querer algo”. [pp. 599-600]

No seas un Keating más.  Desafía cualquier premisa basada en el deber, y reafirma el amor por tus valores para honrar el principio de que ¡la alegría de vivir es un fin en sí misma!

El texto es por Harry Binswanger, publicado en HBL en el aniversario del nacimiento de Ayn Rand; y lo tomé de objetivismo.org.  De ahí también tomé a foto.


28
Ene 14

¡El domingo es el Día de Ayn Rand!

Imagen de previsualización de YouTube

El domingo 2 de febrero es el Día de Ayn Rand y, ¿cómo vas a celebrarlo? .  El 2 de febrero es el aniversario del nacimiento de Ayn Rand. En el futuro, este acontecimiento se celebrará en todo el mundo. Ahora es el momento de nombrarlo y definirlo. 

Aprovechemos el Día de Ayn Rand para desafiar cualquier premisa basada en el “deber”, para reafirmar el amor por tus valores, y para honrar el principio de que la alegría de vivir es un fin en sí misma.

¡Feliz y egoísta Día de Ayn Rand!

Ayn Rand, filósofa y novelista, es la creadora de “Objetivismo” – la filosofía del egoísmo racional, una filosofía “para vivir en la Tierra” — y autora de best-sellers como “La Rebelión de Atlas“ y “El Manantial“.

El significado del Día de Ayn Rand es “egoísmo”. Para celebrar el Día de Ayn Rand, haces algo que normalmente no haces en ningún otro día de fiesta: te das un regalo a ti mismo. El Día de Ayn Rand es para que obtengas ese objeto de lujo que anhelas pero que normalmente no compras, o para realizar esa actividad que siempre dejas para más adelante, esa actividad que te encantaría hacer y para la que nunca tienes tiempo.

El Día de Ayn Rand es para que recordemos que el placer es una necesidad real, una exigencia psicológica de una consciencia volitiva. Para el hombre, la motivación, la energía y el entusiasmo no son algo que podamos dar por hecho; la depresión patológica no sólo es posible, sino que está creciendo de forma alarmante en nuestra cultura, una cultura que predica el deber y la auto-denigración. La alternativa no es una diversión superficial de corto plazo, sino un placer real, profundo y auto-gratificante. En el Día de Ayn Rand, si haces algo que normalmente considerarías “divertido” o “entretenido”, hazlo bajo una premisa diferente y con un significado más profundo: aceptando el hecho que necesitas placer, que te lo mereces, y que el propósito y la justificación de tu existencia es conseguir lo que quieres – lo que realmente quieres – con plena consciencia y dedicación.

En “El Manantial”, Peter Keating llega a darse cuenta de esto:

“Katie, yo quería casarme contigo. Era la única cosa que realmente quería. Y ese es el pecado que no puede ser perdonado: que no hice lo que quería. La sensación que tengo es tan sucia, tan inútil y monstruosa, como lo que uno siente sobre la locura, porque no tiene ningún sentido ni dignidad, es sólo dolor, y dolor en vano. . . . Katie, ¿por qué siempre nos enseñan que es fácil y malo hacer lo que queremos, y que necesitamos disciplina para refrenarnos? Es la cosa más difícil del mundo, hacer lo que queremos. Y se necesita el mayor tipo de valor. Quiero decir, lo que realmente queremos. Como el que yo quisiera casarme contigo. No el que quiera acostarme con cualquier mujer, o emborracharme, o que mi nombre aparezca en los periódicos. Esas cosas… no son ni siquiera deseos… son cosas que la gente hace para escapar de los deseos, porque es una responsabilidad tan grande, el realmente querer algo”. [pp. 599-600]

No seas un Keating más.  Desafía cualquier premisa basada en el deber, y reafirma el amor por tus valores para honrar el principio de que ¡la alegría de vivir es un fin en sí misma!

El texto es por Harry Binswanger, publicado en HBL en el aniversario del nacimiento de Ayn Rand; y lo tomé de objetivismo.org.  El año pasado ese sitio Web publicó un vídeo para celebrar el Día de Ayn Rand y ese es el vídeo que ilustra esta nota.  Su servidor está en el minuto 8:56. ¡Eeeeeeeeeeeeeeeeh!


19
Nov 13

Frida Kahlo, ¿la egoísta?

kahlo-manif

Lo único que se es que pinto porque lo nececesito, dijo Frida Kalho, desde una perspectiva egoísta como la que más; y la frase viene a cuento porque Kahlo fue citada por Jack Dorsey, fundador de Twitter, en su visita a México, sino porque, ¿podria, alguien, pensar que una pintora que es ícono de los movimientos revolucionarios de Latinoamérica podría no ser así de egoísta? Mira que hacer algo porque uno lo necesita suena egoísta.

Por cierto…la ética objetivista sostiente que el actor siempre debe ser el beneficiado de sus acciones.  ¿Sabría esto Kalho?; y sostiene que las personas tienen que actuar en favor de su propio interés racional.    ¿Qué tendría en mente Kalho cuando dijo que pintaba porque lo necesitaba…ella?

Dice Ayn Rand, otro ícono de las artes; pero desde otra perspectiva, que el derecho de las personas a actuar así [de forma egoísta como Kalho, y porque lo necesitan, como Kalho] deriva de su naturaleza de seres humanos.

Kalho no pintaba porque otros lo necesitaran, ni para servir a otros, ni para agradar a otros, ni en sacrificio por otros.  Kalho pintaba porque lo necesitaba ella.

En la ilustración están Diego Rivera y Frida Kalho en una manifestación, en el México de 1954, contra la Liberación en Guatemala.

La foto la tomé de aquí.


03
Sep 13

Conversación con Yaron Brook: egoísmo, altruismo y racionalidad


Hace un mes tuve esta conversación (en inglés), con Yaron Brook, sobre el concepto más malentendido del objetivismo.  ¡Sorpresa!, es el del egoísmo.

En términos populares, el egoísmo es hacer lo que uno quiera a cualquier costo; pero en contexto objetivista el egoísmo se refiere a los valores y virtudes que te permiten tener una vida buena en el largo plazo y la felicidad.  A algunas personas les cuesta superar la idea que tienen acerca del egoísmo en un contexto coloquial, y por eso es que ese concepto es malentendido. Otras personas piensan que el problema del egoísmo -en la cultura popoular- y egoísmo -en la filosofía objetivista- es sólo una cuestión semántica; pero Yaron explica por qué es que la diferencia es de fondo, y no algo superficial.  Otro tema que aborda es el del altruisimo, que no es lo mismo que la benevolencia.  Este es otro tema en el que el que hay malentendidos debido a que algunas personas tratan los conceptos filosóficos fuera de contexto.

Finalmente Yaron habla de cómo es que ser egoísta y racional no es algo fácil; y habla de la importancia de la honestidad requerida para ser verdaderamente egoísta y racional.  Si te interesa conocer qué es ser individualista y egoísta racional, Yaron recomenda El manantial.

Por cierto…¿notaste el pequeño Atlas libertas en el fondo durante la entrevista?


06
Jul 12

Altruismo y sacrificio

Toda conclusión está condicionada por cierto contexto de conocimiento, un contexto que -normalmente- consiste en un número de premisas.  En toda discusión intelectual, entonces, debemos considerar cuál es el contexto cognitivo de la audiencia.  Ese fue el tema que abordó Peter Schwartz en la sesión general de hoy en la Objectivist Conference.

Si el sacrificio es una pérdida neta; entonces…¿qué debemos considerar cuando estamos conversando con altruistas? ¿Cuáles son las premisas que condicionan sus creencias en la virtud del sacrificio y en la maldad del egoísmo?  Y más importante aún, ¿cuál es el orden jerárquico en el que podemos abordar y refutar esas premisas? ¿Qué clase de ejemplos concretos se necesitan para ilustrar nuestros argumentos?  Schartz toca estos temas en The Tyranny of Need, un libro que está escribiendo; y en el que ofrece argumentos convincentes contra el altruismo y a favor del egoísmo.


11
Ene 07

¡Se han perdido la ética y los valores!

Usted, ¿ha oído, o dicho alguna vez la exclamación que le dá título a esta entrada? Ayn Rand nos ofrece una explicación en esta colección de ensayos.

Dado que el egoísmo es, en palabras de Ayn Rand, “la preocupación por el interés personal*”, todo ataque contra el egoísmo es un ataque contra la autoestima del hombre. Esa es la conclusión principal de The Virtue of Selfishness, obra de Rand que ya se encuentra disponible en español, con el título de La virtud del egoísmo.

En la introducción, Rand explica que “el título de este libro puede suscitar el tipo de pregunta que me formulan de vez en cuando: ¿Por qué utiliza la palabra egoísmo para describir virtudes de carácter, cuando es incompatible con el concepto que tienen de ella muchas personas para las cuales no significa las cosas que usted desea expresar? A quienes me lo preguntan les contesto: por la misma razón por la que usted le teme. No se trate de una simple cuestión de semántica ni de una elección arbitraria. El significado que se da a la palabra egoísmo en el lenguaje popular no es meramente erróneo: representa una devastadora tergiversación intelectual, que es responsable, más que cualquier otro factor, de la paralización moral de la humanidad.

La virtud del egoísmo es una colección de ensayos por Ayn Rand y Nathaniel Branden, en la cual se definen los fundamentos y principios morales del Objetivismo.

Con respecto a la importancia de la ética, y en esta edición de La virtud del egoísmo, Manfred F. Schneider y Rosa Pelz escribieron que “la ética no es una fantasía mística, un convencionalismo social o un lujo subjetivo del que puede prescindirse. La ética es una necesidad objetiva para la supervivencia del ser humano, no por gracia de lo sobrenatural o por el deseo de sus semejantes. Tampoco obedece a los propios caprichos. Es consecuencia de la realidad misma y de la naturaleza de la vida”.

La obra ya está a la venta en en Sophos; y pronto estará en otras librerías de Guatemala.

*Selfishness, en los diccionarios en inglés.