16
Dic 16

Civilizados, aún en el tráfico

100907_transito_guatemala

El tráfico está pesado; ¿qué tal si contribuimos a hacer la experiencia menos desagradable? ¿Qué tal si bajas el vidrio polarizado, das la cara y pides –por favor– que te den vía…y das las gracias cuando te la dan?

Si bebes, no manejes y si manejas no bebas, así decía un eslogan sabio de la radio en los años ochenta. ¡Es criminal conducir con tragos de más, o bajo la influencia de drogas! Mi padre murió por conducir con tragos de más y ya no pudo conocer a sus nietos, ni celebrar los éxitos de ellos y de sus hijos. En serio, no conduzcas bolo, ni drogado.

Mucha gente va entre el tráfico como si compitiera en Los juegos del hambre, pero no tiene que ser así. Si uno ya sabe que el tráfico va a ser denso, no está de más salir 15 minutos antes de lo acostumbrado. Si uno sale con tiempo extra, habrá menos tensión a la hora de enfrentar un posible embotellamiento y, si hay menos tensión, habrá menos incentivos para ponerse agresivo.

Seamos generosos y amables. Si vamos sobre una avenida con la vía y hay personas en las bocacalles que quieren entrar a la avenida con sus vehículos, ¿por qué no dejar pasar a una, o dos dependiendo de las circunstancias? Si hacemos eso ayudamos a otros, hacemos un pequeño acto de bondad y educamos a otros.

El tráfico demanda nuestra atención, ¡vivos los quiero! Si “se nos va el pájaro” causamos atrasos y entorpecemos el flujo de vehículos. Si alguien nos da el paso, aprovechemos la oportunidad y digamos Gracias. No nos quedemos parados en los cruceros de calles. Por favor, usemos los carriles que nos corresponden. Si vamos a cruzar a la izquierda, usemos el carril izquierdo, y si vamos a seguir recto, usemos el carril del centro. Si vamos vivos podemos planificar con tiempo.

¡No texteemos! Textear y hablar por el teléfono son actividades distractoras y peligrosas. La mara que maneja y textea, o habla por móvil arriesga su vida y las de los demás, y les causa atrasos innecesarios a otros.

¡Felices fiestas! (Menos a los grupos de interés que bloquean calles y carreteras). Seamos prudentes y recordemos lo que nos decían nuestros padres: Digamos por favor, y demos las gracias.

Columna publicada en elPeriódico.


02
Dic 16

FUBAR

download

FUBAR es un acrónimo que quiere decir Fucked up beyond any recognition y es lo que se me ocurrió ahora que se acerca el fin de año con respecto al proceso iniciado en abril de 2015.

Jodido, más allá de todo reconocimiento porque tengo la impresión de que desperdiciamos la oportunidad dorada de hacer una reforma política sustancial; estamos desperdiciando la oportunidad de oro de hacer una reforma del sistema de justicia; y no termina de estar claro qué procesos contra la corrupción son sustanciosos y cuáles son palos de ciego, o van a terminar en doctorados honoris causa de carácter político, o en foto-ops para las memorias de labores.

¡Hay que rescatar el proceso iniciado en 4/15!; pero para ello hay que alejarlo de la eterna lucha de facciones y de la eterna lucha de intereses. Hay que alejarlo del afán constructivista que parte de la premisa de que la sociedad se puede diseñar a fuerza de legislación y de la premisa de que la vida en sociedad es una competencia por acumular privilegios.  Hay que alejarlo de la idea de que el sistema fiscal y el presupuesto del estado son medios para expoliar y para transferir riqueza por medios políticos hacia quienes tienen poder e influencia política.

Si el proceso iniciado en 4/15 continúa por la vía de apoyarse en legislación específica y concreta, diseñada para atender demandas e intereses particulares (como los del establishment político, como los de sindicatos y cámaras, como los de jueces y magistrados, como los intereses étnicos y de sexo entre otros intereses igualmente colectivistas, sólo para mencionar unos), FUBAR va a ser poco.  Si hemos de rescatar el proceso citado tiene que ser por la vía de las leyes generales y abstractas, iguales para todos, sin privilegios y sin dedicatoria; por la vía del respeto absoluto a los derechos individuales, frente a los intereses colectivos y por la vía de la responsabilidad de los mandantes.

El proceso iniciado en 4/15 no se trata de salir a la plaza a pedir mi particular monte de orégano; sino de sentar bases sólidas para la paz, la cooperación social y la prosperidad, aunque sea a costa de le ideología.

Columna publicada en elPeriódico.


25
Nov 16

¡No! a esta reforma de justicia

1660_blk_19329_zoom

¿Habrá quien no esté consciente de lo necesaria que es una buena reforma al sistema de justicia?  En un país donde la impunidad echó raíces, uno donde miles de víctimas de crímenes no tienen más que resignarse y uno donde quién sabe qué cantidad de gente inocente está en prisión sólo porque sus procesos no caminan, en uno donde no se entiende que piedad para el culpable es traición para el inocente, pocas cosas son más importantes que la reforma del sistema de justicia.

Por eso es irresponsable utilizar aquella necesidad fundamental para colar legislación de carácter ideológico; y para satisfacer a cuanto grupo de interés tiene la posibilidad política de incluir sus temas en la propuesta de reforma.  Por eso es irresponsable darle rienda suelta al constructivismo racionalista que, por medio de normativas específicas y concretas –y el uso de la política– busca diseñar la sociedad a su antojo.

Aunque la iniciativa 5179 de reforma constitucional al sistema de justicia tiene aspectos positivos, hay elementos negativos que –de permanecer tal cual están en la reforma– la invalidarán, la deslegitimarán, la convertirán en fuente de conflictos y todo el talento y recursos invertidos en la reforma serán un desperdicio.  ¿Cuál es la prisa?

En el CEES hemos discutido la propuesta; y el miércoles asistí a una reunión sobre el tema, organizada por la ATAL.  Mi conclusión es que la iniciativa 5179 no debe ser discutida en el Congreso sin que antes haya una reflexión profunda y sin que se modifiquen los elementos negativos.

¿Cuáles son estos?  Te señalo cuatro porque se me acaba el espacio: El Consejo Nacional de Justicia no debe tener igual, ni mayor jerarquía institucional que la Corte Suprema de Justicia.  Nada tiene que hacer el mal llamado principio de equidad en esta reforma.  La aplicación racista de las leyes es una aberración. Es un desatino que una legislatura le ordene a las siguientes, qué tipo de leyes deben emitir y cuál debe ser el contenido de esas leyes.

En conclusión, sin una reflexión profunda y sin modificaciones sustanciales, esta iniciativa no debe ser aprobada por el Congreso.

Columna publicada en elPeriódico.

La ilustración es por Deval Kulshrestha, CC BY-SA 3.0


18
Nov 16

¿Y si hay deportaciones?

migracion-deportaciones

Obama es el presidente estadounidense en cuya administración ha habido más órdenes judiciales para la deportación de migrantes ilegales: más de 210,700 guatemaltecos expulsados, comparado con unos 120,000 en tiempos de G. W. Bush.  Pero los medios están alarmados por las posibles deportaciones anunciadas por D. Trump.  Puede que la alarma sea con razón porque El Donald dijo que expulsará entre dos y tres millones de indocumentados que tengan algún antecedente delictivo; y allá hay unos 1.5 millones de chapines de los cuales sólo unos 400 mil tienen residencia legal.

¿Qué hacemos si Trump se monta sobre la ola que empezó Obama?

Sin perjuicio de políticas paralelas, checa cees.org.gt ¡Animémonos con la creación de empleos! Sólo el capital invertido en la producción crea empleos. Se requiere muchísimo capital para alcanzar a los países más desarrollados y por eso hay que empezar a atraerlo, ¡Ya! La competencia global por el capital es fiera por lo que hay que ser creativos si queremos que el país sea atractivo. Por ejemplo: ¿Qué tal si eliminamos el impuesto a los rendimientos del capital?

Si bien es cierto que la legislación laboral proporciona una sensación de  seguridad en el empleo –para los que tienen la dicha de tenerlo– ese logro es a costa del mejoramiento de las condiciones de trabajo y de la multiplicación de las oportunidades de empleo. La eliminación de la contingencia de la indemnización y su sustitución por una indemnización predecible como costo diferido, liberaría a los trabajadores de una cadena con bola.  La rigidez de la legislación laboral limita la competencia y obstaculiza el crecimiento económico; por lo que debe ser revisada para  hacer menos costoso el trabajo formal, no sólo para el empleador, sino para el empleado. Entre otras medidas, ¿qué tal si eliminamos el salario mínimo que alimenta el desempleo?

¿Y si eliminamos esas fuentes de corrupción y de proteccionismo que son las aduanas y los aranceles? Eliminemos barreras no arancelarias y simplifiquemos trámites para el comercio.

¿Y si “agarramos al toro por los cuernos”, en vez de esperar a que nos pase encima? ¿O muy feo?

Columna publicada en elPeriódico.


11
Nov 16

Bolsas plásticas y gente “shuca”

090321_los_esclavos

La imagen es encantadora: en el mercado de San Pedro La Laguna los vendedores despachan sus productos en hojas.  ¡Como en el siglo XVI, seguramente! …y la gente cree que está a la altura de los países más avanzados de Europa donde el uso de las bolsas plásticas está prohibido.  Ah, ese es el pequeño detalle: toda la gente en San Pedro no prefiere despachar en hojas que chorrean, o recibir sus compras de esa forma, tal práctica ha sido impuesta por la fuerza de multas que van entre Q300 y Q1500.  Es cierto que algunos prefieren las hojas; pero también es cierto que otros, no.

A la iniciativa en San Pedro se ha unido un grupo de diputados que pretende legislar para regular y eventualmente eliminar el uso de bolsas plásticas en el país.  La prohibición se extendería al duropor, pajillas y productos parecidos.

¿Te has preguntado por qué es que la gente usa bolsas plásticas? Porque funcionan y cumplen sus propósitos de maravilla.  Porque son baratas, higiénicas, ligeras y relativamente  resistentes.  A pesar de ello parece que hay una guerra global contra las bolsas plásticas supuestamente porque  la gente sólo las usa una vez;  porque consumen nuestras reservas limitadas de petróleo y se convierten en basura y dañan al paisaje y peor aún, a los animales.

Me da rabia cuando viajo por Guatemala y veo ríos, carreteras y poblaciones inmundas; y me da mucha rabia cuando veo que esa basura (mucha de ella plástica) va a parar a ríos, lagos y al mar e imagino a tortugas y otros animalitos muriendo a causa de la basura.  Empero, entre 80 y 90% de las personas vuelven a usar sus bolsas plásticas y las bolsas plásticas constituyen sólo 1% de la basura (al menos en los EE.UU; que es de donde hay datos).  La oposición a las bolsas plásticas tiene un elevado componente ideológico anti-industrial y, en última instancia, ¿de quién es la culpa de que las bolsas terminen contaminando? De la gente shuca e irresponsable, ¡por supuesto!, de esa gente que las tira en las calles, barrancos y donde sea…y de las corporaciones municipales (los pipoldermos), que no cumplen con su obligación de procesar la basura adecuadamente.

Columna publicada en elPeriódico.


28
Oct 16

Buenas noticias para variar

14732253_311457289240092_524616420125176669_n

Al mismo tiempo que en Venezuela la gente inundaba las calles para protestar contra la tiranía y los efectos del socialismo y del estatismo, en Guatemala el Codeca y otras organizaciones como Unidad Socialista y Podemosgt  (hazme el favor) organizaron un paro nacional movilizado para promover, ¿qué cosas? Políticas socialistas y colectivistas.

Con todo y todo algo distinto sucedió ayer aquí.  Las manifestaciones organizadas por Codeca y sus socios suelen ser bloqueos que causan enormes daños y perjuicios a miles y miles de personas a lo largo y lo ancho del país.   En esta ocasión anunciaron un paro movilizado y la gente –por medio de redes sociales y de los medios de comunicación tradicionales– les advirtió: #NoMasBloqueos.

En general no hubo bloqueos, y quiero creer que la dirigencia popular y sus patrocinadores –como los noruegos y otros– cacharon que las viejas prácticas violentas a lo mejor deberían ser abandonadas.  A lo mejor cacharon que lo que ganan al generar la percepción de ingobernabilidad y lo que ganan con demostraciones de fuerza, lo pierden en términos del respeto que pudieran tener de parte de la población y en términos de su legitimidad como interlocutores válidos en una sociedad civilizada.

En Guatemala se ha ido cultivando una tradición de manifestar sin violencia y sin perjudicar a otros.  En los Viernes de luto la plaza del Obelisco quedaba limpia; en las jornadas de mayo de 2009 la Plaza de la Constitución quedaba limpia; en las jornadas de 2015 la mayoría de la gente se juntaba en la plaza sin estorbar y sólo una minoría de organizaciones populares marchaba por las calles y perjudicaba el tráfico. Algunas de esas organizaciones todavía ensucian con pintas y hoces y martillos la zona 1 cuando marchan en 20 de octubre y el 1 de mayo.

Lo bueno sería que esa cultura de ensuciar y de violentar los derechos de otros esté cambiando.  Lo bueno es que la ciudadanía pacífica se plantó con #NoMasBloqueos y lo bueno es que la dirigencia popular responsable (y sus patrocinadores) parecieron escuchar el mensaje.  La libertad de expresión es preciosa y no debería ser confundida con violencia.

Columna publicada en elPeriódico.


22
Oct 16

El fin del ciclo escolar

educacion-estatal

A  riesgo de ponerme como mi papá, les cuento que cuando yo estudiaba, las actividades en el colegio terminaban por ahí por el 24 de octubre y no teníamos vacaciones de medio año.  A mí, el clima de esta semana me lleva a recordar el ambiente en el que realizábamos los exámenes finales…y las sucesivas clases de retrasadas de matemáticas.

De aquello me acordé cuando leí que, en el sistema educativo estatal, ¡Otra vez! no se cumplió con los 180 días reglamentarios de clases. En muchas escuelas del estado no hubo libros de texto, ni material didáctico; por no decir que no hubo escritorios, ni pizarrones aunque en las escuelas de la propaganda hubiera computadoras.  En parte, esto no se va a resolver hasta que la educación deje de ser un feudo de sindicatos que sólo sirven a sus intereses; y en parte esto no se va a resolver hasta que la educación deje de ser tratada desde una perspectiva ideológica y  sea tratada como lo que es: una necesidad económica.  La pobreza es un lastre para la educación.

A estos problemas añadámosles los que son de fondo.  Por masiva y por otras razones, la educación estatal es muchísimo más estandarizada que la educación privada.  Es el tipo de educación que –sin ver qué es lo que hay de malo en ello– evalúa a un pez por su capacidad de encaramarse a los árboles (como dicen que observó Einstein).  Es una que forma súbditos, en vez de mandantes; es una que valora más al estudiante obediente, callado y remachón que al estudiante disruptivo y participativo que escucha un ritmo distinto y quiere explorar.  En el fondo el problema no es sólo que los estudiantes vayan menos de 180 días a clases; el asunto grave es lo que se enseña en esos días que están en las aulas.  La educación de niños y jóvenes en manos de políticos, funcionarios y sindicalistas corruptos es una cadena con bola para la formación de niños y jóvenes. ¿Verdad que sí?

Cambio de tema: Algunos lectores esperan comentarios a La biblia del individualismo en la que Raúl de  la Horra me hizo el honor de glosar mi columna de la semana pasada.  Los interesados y curiosos encontrarán aquellos comentarios en: luisfi61.com

La ilustración la tomé de Facebook, columna publicada en elPeriódico.


14
Oct 16

Para una vida con autenticidad

el-manantial

Dada la complejidad y profundidad del Objetivismo, uno querría (o a mí me gustaría) que cuando algunos columnistas abordaran ese tema, lo hicieran de primera mano, en vez de aproximarse a él de oídas, a tientas, y quizás sin prejuicios.

Hace unos días, Raúl de la Horra trató de hacer creer a sus lectores que en la obra de Ayn Rand existe una dicotomía tensa entre el individuo y la sociedad; empero, siendo que desde una perspectiva objetivista la sociedad es el tipo de vínculo que nos facilita cooperar, intercambiar y prosperar, ¿qué dicotomía cabría allí?  De la Horra engaña a sus lectores cuando afirma que en la Universidad Francisco Marroquín, la novela El manantial es una biblia que todos los estudiantes deben leer.  Uno sabe que esta afirmación no es de primera mano y no es inocente porque aquello es mentira. ¡Sólo los estudiantes de arquitectura leen esa obra!  No sólo porque el protagonista es un arquitecto, sino porque aborda la necesidad humana de vivir uno su vida con autenticidad y hacer de esta algo extraordinario, como lo explica Warren Orbaugh, el profesor que comparte aquella obra con sus estudiantes, [autor de Objetivismo, la filosofía benevolente].

¿Es aquella una idea estrambótica, como afirma el columnista? ¿Qué sugiere de la Horra?  ¿No deberíamos vivir la vida con autenticidad, ni hacer de vidas algo extraordinario?  Lector, ¿preferirías vivir una vida falsa y hacer de ella algo insignificante? ¿Qué clase de maestro no quisiera que sus estudiantes vivieran vidas auténticas y magníficas? Cuando leas El manantial, por favor cuéntame si preferirías ser Howard Roark, o Peter Keating.

¿Qué otras ideas nos comparte Roark?  El hombre no puede sobrevivir, salvo mediante su propia mente…todo lo que tenemos procede de un solo atributo del hombre: la función de su mente razonadora. No se trata de elegir entre autosacrificio y dominación, sino entre dependencia e independencia. La mente que razona no puede trabajar bajo ninguna forma de coerción. El hombre que vive para ser siervo de otros es el esclavo.  Si la esclavitud física es repulsiva, ¿cuánto más repulsivo es el servilismo del espíritu? Esas ideas, ¿te parecen estrambóticas?

Columna publicada en elPeriódico.


07
Oct 16

La musa de la innovación

160929-musa-de-la-innovacion

Escucha el podcast aquí.

La musa de la innovación, una escultura monumental por el maestro Walter Peter Brenner, fue develada frente al Tec 2, en Cuatro grados norte, y es motivo para destapar una botella de cava.

Durante su develación, el artista explicó que la importancia de la escultura para la arquitectura es que podemos identificar de forma visual y concreta los valores y virtudes humanas que deseamos expresar en el edificio arquitectónico. La escultura los personifica, los vuelve palpables y elocuentemente entendibles.  ¿Qué valores y virtudes concretiza nuestra musa? Nuestra porque adorna la ciudad y un espacio público. Los valores que concretiza son: la racionalidad, la creatividad y el ingenio; la libertad, la belleza, el florecimiento, la búsqueda de la felicidad y, por supuesto, ¡La innovación!

A sus pies habrá un texto que dirá: La fuerza creativa de la mente es la energía que impulsa el desarrollo de la humanidad y las alas de la innovación tecnológica se convierten en la máquina que le permite viajar al futuro y alcanzar fronteras inimaginables; actividades que sólo son posibles en un universo benevolente.   Prueba de que el universo benevolente es una realidad es que la Musa de la innovación es posible, que el Tec 2 es posible y que Cuatro grados norte no sólo es posible, sino que revivió de sus cenizas con pasión y elegancia.   Prueba de que el universo benevolente es posible es que emprendedores como Juan Mini le encargan a un artista como Walter Peter, esculturas como la musa que inspira estas líneas.

Mientras Walter explicaba el significado de su obra, su musa amada, María Fernanda, develó la escultura  ante la fascinación de los que tuvimos la dicha de estar ahí.  ¡Y fue alegre estar ahí, en aquel momento hermoso, junto a amigos queridos!

La musa de la innovación expresa un sentido de vida heroico que haríamos bien en cultivar entre nosotros; para no abandonarnos en los suampos de lo ininteligible, lo feo, lo grosero, lo pedestre, lo irracional, lo místico, ni de lo insignificante.  Como Atlas libertas en la UFM y el Amanecer, el gigante de Cayalá, la Musa de la innovación, le habla a lo mejor entre nosotros.

Columna publicada en elPeriódico.


30
Sep 16

Yoani Sánchez en Guatemala

160927-reinaldo-escobar-yoani-sanchez-luis-figueroa-ufm

Escucha el podcast aquí.

Es un deleite conocer a gente como Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar.  Hace años, mientras yo tenía la dicha de pasear con una de esas magníficas personas que nos visitan en la Universidad Francisco Marroquín –en compañía de Manuel F. Ayau–, le comenté al querido Muso: Me encanta como fulano es tan generoso y agradable con todos; y el Maestro me contestó: Vas a ver que los más grandes, son los más generosos y agradables.

Y así es con Yoani y Reinaldo que están de visita en Guatemala y en la UFM para compartir sus experiencias como blogueros y periodistas en Cuba.

Yoani y Reinaldo son campeones de la libertad; pero a diferencia de muchos de nosotros que defendemos la vida, la libertad y la propiedad contra administraciones discrecionales y hasta arbitrarias, corruptas y hasta abusadoras, la lucha de ellos es contra una tiranía totalitaria profundamente enraizada.  En condiciones de desigualdad formidable.

Yoani es autora del blog Generación Y que se publica en el diario digital 14yMedio.com que dirige Reinaldo.  Yoani tiene 702 mil seguidores en Twitter.  Cuando su blog llegó a tener más de un millón de visitas fue bloqueado por el régimen de La Habana.

Aun así, en aquellas condiciones y con estos niveles de éxito (que incluye premios internacionales, homenajes y esas cosas), Yoani y Reinaldo son lo que los chapines conocemos como personas sencillas, que saben vivir en un universo benevolente a pesar de las adversidades, que se desempeñan en múltiples niveles de la experiencia de vida.  Por ejemplo: Yoani es bloguera y comunicadora, pero su formación es de filóloga y ella fabricó (¡ella misma!) su primera computadora, y ambos están muy interesados en disfrutar de la comida guatemalteca. ¡Uno sabe que está en compañía de personas que saben vivir y ser felices cuando se maravillan al poner sus dedos en las páginas de la Enciclopedia de Diderot y D´Alembert!

Quizás por eso es que uno no puede ser indiferente a lo que escriben Yoani y Reinaldo.  Su talento para escribir, es talento para vivir; y seguramente por eso es que uno no puede ser indiferente a su lucha, que es la lucha de millones de cubanos.

Columna publicada en elPeriódicoun Storyfi de la conferencia que Yoani ofreció el 6 de octubre, en la UFM, está disponible aquí.