27
Ene 17

¿Socavamientos en la zona 10?

socavamiento-z1-el-periodico

Durante el segundo semestre del año pasado, en la 9a. avenida entre 14 calle A y 15 calle de la zona 10 hubo un hundimiento que se fue haciendo más pronunciado.  En prevención, dispuse que iba a dejar de pasar por ahí; pero para fin de año el fenómeno fue nivelado.  Sin embargo, hace unas semanas noté que más adelante, en esa misma calle, hay dos nuevos hundimientos que se están haciendo más evidentes.

De esto me acordé porque leí que en la 12 avenida y 10a. calle de la zona hubo un socavamiento que se ve dramático; y porque me acordé del agujero de Ciudad Nueva, en la zona 2, y de los de la zona 6.

Los hundimientos de la zona 10, ¿son de esa  naturaleza?

La foto es de elPeriódico.


13
Ene 17

Cuquitos, golosinas y chanclas

basura-rio-los-esclavos

Cuando uno viaja por Guatemala una de las cosas que más impresionan es  lo inmundo que está todo.  Carreteras, playas, ríos, bosques, barrancos llenos de inmundicias que no llegan ahí solitas.  Llegan a esos lugares porque la gente inmunda la tira ahí.

Acabo de estar en un lugar precioso, con bosques encantadores y, ¿dónde crees que se hallan tirados los botes de aceite para automóvil, las bolsas de golosinas y los juguetes aplastados? Al lado de las casas donde vive la gente que trabaja en el lugar.  Aquellas cosas no llegan, ni se quedan ahí por sí mismas.  La gente las tira ahí, y no las recoge cuando las ve.  Uno sospecha que a la gente no le molesta que la basura esté ahí porque si le molestara, ¿la recogería?

En el edificio donde vivo, a pesar de que  hay depósitos prácticos para la basura, nunca faltan las bolsas puestas en el piso –al lado de los depósitos– y los pisos del área chorreados.  Eso ocurre porque hay gente inmunda a la que no le incomoda ese estado de cosas.

En estos días hay tres iniciativas, en el Congreso,  para regular el uso de plásticos; y un alcalde –¿o emperador?– dispuso prohibir el uso de bolsas plásticas y el de estiropor en su municipio.  Mucha gente cree que las leyes pueden resolver problemas como este y no falta quien crea que los productos biodegradables pueden solucionar la presencia de los empaques plásticos en el ambiente; pero, ¿sabes que los productos plásticos biodegradables cuestan tres veces más que los normales?

¿Por qué crees que el material plástico es exitoso?  Porque su uso es ventajoso para la ti. ¿Recuerdas cuando el shampoo venía en envases de vidrio y se resbalaba en la ducha? ¿Has transportado víveres en bolsas de papel un día lluvioso? ¿Ya compraste tus bolsas reutilizables en el supermercado?  El lobby anti-industrial la ha cogido contra las bolsas plásticas porque estas son evidentes,  y son difíciles de ignorar.  Empero hay otras basuras que andan por ahí y nadie dice cuio.  ¿Por qué no hay iniciativas de ley contra los empaques de cuquitos, los de golosinas fritas, o las chanclas? ¿Por qué no hay contra las palanganas?  ¡Ups, tal vez es cuestión de tiempo!

Columna publicada en elPeriódicola fotografía es de basura en el río Los esclavos.


01
Ene 17

Este 2017

101-tamales-luis-figueroaSi 2016 te trajo una chiva, una burra negra, una yegua blanca y una buena suegra; deseo que 2017 multiplique las cosas buenas para ti y tu familia.  Si 2016 no fue generoso, va un abrazo y la esperanza de que 2017 sea maravilloso.

Me gusta repasar los consejos para el Año Nuevo, por B. Franklin. Por supuesto que no estoy seguro de si yo podría practicarlos todos; porque si bien es cierto que ya hace añales que no bebo hasta la ebriedad, muchas veces como más de lo necesario.  Y lo de la castidad, ¡vamos, no entiendo por qué es que la primera parte está incluida!; sin embargo, la segunda parte tiene sentido.

En cuanto a la humildad, ¿qué tal si cambiamos esta por orgullo?

Si tuviera que elegir tres que necesito practicar, sigo con: resolución, frugalidad y serenidad…y así es cada año.

Las virtudes de Franklin, son:

Templanza: No comas hasta sentirte harto. No bebas hasta la ebriedad.

Silencio. No hables más que aquello que pudiera beneficiar a otros o a ti mismo. Evita las conversaciones triviales.

Orden: Ten un lugar para cada una de tus cosas. Ten un momento para cada parte de tu trabajo.

Resolución: Comprométete a llevar a cabo lo que debes hacer. Haz sin falta lo que te comprometes a llevar a cabo.

Frugalidad: No gastes más que en lo que pueda hacer el bien a otros o a ti mismo. No desperdicies nada.

Trabajo: No pierdas el tiempo. Ocúpate siempre en algo útil. Elimina todo acto innecesario.

Sinceridad: No lastimes a nadie con engaños. Piensa con inocencia y con justicia. Si hablas, hazlo de acuerdo con esto.

Justicia: No perjudiques a nadie, ni haciéndole daño ni omitiendo lo que es tu deber.

Moderación: Evita los extremos. No guardes resentimientos tanto tiempo como puedas creer que lo merecen.

Limpieza: No toleres la falta de limpieza, ni en el cuerpo, ni en la ropa, ni en la vivienda.

Serenidad: No te dejes alterar por nimiedades, ni por accidentes comunes o inevitables.

Castidad: Recurre al acto sexual rara vez, y esto por motivos de salud o descendencia; pero nunca hasta sentirte harto o débil, y sin que llegues a afectar tu propia paz o reputación o la de otra persona. Ya lo dije arriba, pero lo repito: La primera parte es un disparate; pero la segunda tiene sentido.

Humildad: en todo caso…sugiero cambiar esta por Orgullo: ese que es consecuencia de la autoestima y de la productividad.

A los lectores de Carpe Diem: ¡Que 2017 les traiga, a ustedes y a sus familias, felicidad y prosperidad!

Esta columna fue publicada en elPeriódico.


16
Dic 16

Civilizados, aún en el tráfico

100907_transito_guatemala

El tráfico está pesado; ¿qué tal si contribuimos a hacer la experiencia menos desagradable? ¿Qué tal si bajas el vidrio polarizado, das la cara y pides –por favor– que te den vía…y das las gracias cuando te la dan?

Si bebes, no manejes y si manejas no bebas, así decía un eslogan sabio de la radio en los años ochenta. ¡Es criminal conducir con tragos de más, o bajo la influencia de drogas! Mi padre murió por conducir con tragos de más y ya no pudo conocer a sus nietos, ni celebrar los éxitos de ellos y de sus hijos. En serio, no conduzcas bolo, ni drogado.

Mucha gente va entre el tráfico como si compitiera en Los juegos del hambre, pero no tiene que ser así. Si uno ya sabe que el tráfico va a ser denso, no está de más salir 15 minutos antes de lo acostumbrado. Si uno sale con tiempo extra, habrá menos tensión a la hora de enfrentar un posible embotellamiento y, si hay menos tensión, habrá menos incentivos para ponerse agresivo.

Seamos generosos y amables. Si vamos sobre una avenida con la vía y hay personas en las bocacalles que quieren entrar a la avenida con sus vehículos, ¿por qué no dejar pasar a una, o dos dependiendo de las circunstancias? Si hacemos eso ayudamos a otros, hacemos un pequeño acto de bondad y educamos a otros.

El tráfico demanda nuestra atención, ¡vivos los quiero! Si “se nos va el pájaro” causamos atrasos y entorpecemos el flujo de vehículos. Si alguien nos da el paso, aprovechemos la oportunidad y digamos Gracias. No nos quedemos parados en los cruceros de calles. Por favor, usemos los carriles que nos corresponden. Si vamos a cruzar a la izquierda, usemos el carril izquierdo, y si vamos a seguir recto, usemos el carril del centro. Si vamos vivos podemos planificar con tiempo.

¡No texteemos! Textear y hablar por el teléfono son actividades distractoras y peligrosas. La mara que maneja y textea, o habla por móvil arriesga su vida y las de los demás, y les causa atrasos innecesarios a otros.

¡Felices fiestas! (Menos a los grupos de interés que bloquean calles y carreteras). Seamos prudentes y recordemos lo que nos decían nuestros padres: Digamos por favor, y demos las gracias.

Columna publicada en elPeriódico.


02
Dic 16

FUBAR

download

FUBAR es un acrónimo que quiere decir Fucked up beyond any recognition y es lo que se me ocurrió ahora que se acerca el fin de año con respecto al proceso iniciado en abril de 2015.

Jodido, más allá de todo reconocimiento porque tengo la impresión de que desperdiciamos la oportunidad dorada de hacer una reforma política sustancial; estamos desperdiciando la oportunidad de oro de hacer una reforma del sistema de justicia; y no termina de estar claro qué procesos contra la corrupción son sustanciosos y cuáles son palos de ciego, o van a terminar en doctorados honoris causa de carácter político, o en foto-ops para las memorias de labores.

¡Hay que rescatar el proceso iniciado en 4/15!; pero para ello hay que alejarlo de la eterna lucha de facciones y de la eterna lucha de intereses. Hay que alejarlo del afán constructivista que parte de la premisa de que la sociedad se puede diseñar a fuerza de legislación y de la premisa de que la vida en sociedad es una competencia por acumular privilegios.  Hay que alejarlo de la idea de que el sistema fiscal y el presupuesto del estado son medios para expoliar y para transferir riqueza por medios políticos hacia quienes tienen poder e influencia política.

Si el proceso iniciado en 4/15 continúa por la vía de apoyarse en legislación específica y concreta, diseñada para atender demandas e intereses particulares (como los del establishment político, como los de sindicatos y cámaras, como los de jueces y magistrados, como los intereses étnicos y de sexo entre otros intereses igualmente colectivistas, sólo para mencionar unos), FUBAR va a ser poco.  Si hemos de rescatar el proceso citado tiene que ser por la vía de las leyes generales y abstractas, iguales para todos, sin privilegios y sin dedicatoria; por la vía del respeto absoluto a los derechos individuales, frente a los intereses colectivos y por la vía de la responsabilidad de los mandantes.

El proceso iniciado en 4/15 no se trata de salir a la plaza a pedir mi particular monte de orégano; sino de sentar bases sólidas para la paz, la cooperación social y la prosperidad, aunque sea a costa de le ideología.

Columna publicada en elPeriódico.


25
Nov 16

¡No! a esta reforma de justicia

1660_blk_19329_zoom

¿Habrá quien no esté consciente de lo necesaria que es una buena reforma al sistema de justicia?  En un país donde la impunidad echó raíces, uno donde miles de víctimas de crímenes no tienen más que resignarse y uno donde quién sabe qué cantidad de gente inocente está en prisión sólo porque sus procesos no caminan, en uno donde no se entiende que piedad para el culpable es traición para el inocente, pocas cosas son más importantes que la reforma del sistema de justicia.

Por eso es irresponsable utilizar aquella necesidad fundamental para colar legislación de carácter ideológico; y para satisfacer a cuanto grupo de interés tiene la posibilidad política de incluir sus temas en la propuesta de reforma.  Por eso es irresponsable darle rienda suelta al constructivismo racionalista que, por medio de normativas específicas y concretas –y el uso de la política– busca diseñar la sociedad a su antojo.

Aunque la iniciativa 5179 de reforma constitucional al sistema de justicia tiene aspectos positivos, hay elementos negativos que –de permanecer tal cual están en la reforma– la invalidarán, la deslegitimarán, la convertirán en fuente de conflictos y todo el talento y recursos invertidos en la reforma serán un desperdicio.  ¿Cuál es la prisa?

En el CEES hemos discutido la propuesta; y el miércoles asistí a una reunión sobre el tema, organizada por la ATAL.  Mi conclusión es que la iniciativa 5179 no debe ser discutida en el Congreso sin que antes haya una reflexión profunda y sin que se modifiquen los elementos negativos.

¿Cuáles son estos?  Te señalo cuatro porque se me acaba el espacio: El Consejo Nacional de Justicia no debe tener igual, ni mayor jerarquía institucional que la Corte Suprema de Justicia.  Nada tiene que hacer el mal llamado principio de equidad en esta reforma.  La aplicación racista de las leyes es una aberración. Es un desatino que una legislatura le ordene a las siguientes, qué tipo de leyes deben emitir y cuál debe ser el contenido de esas leyes.

En conclusión, sin una reflexión profunda y sin modificaciones sustanciales, esta iniciativa no debe ser aprobada por el Congreso.

Columna publicada en elPeriódico.

La ilustración es por Deval Kulshrestha, CC BY-SA 3.0


18
Nov 16

¿Y si hay deportaciones?

migracion-deportaciones

Obama es el presidente estadounidense en cuya administración ha habido más órdenes judiciales para la deportación de migrantes ilegales: más de 210,700 guatemaltecos expulsados, comparado con unos 120,000 en tiempos de G. W. Bush.  Pero los medios están alarmados por las posibles deportaciones anunciadas por D. Trump.  Puede que la alarma sea con razón porque El Donald dijo que expulsará entre dos y tres millones de indocumentados que tengan algún antecedente delictivo; y allá hay unos 1.5 millones de chapines de los cuales sólo unos 400 mil tienen residencia legal.

¿Qué hacemos si Trump se monta sobre la ola que empezó Obama?

Sin perjuicio de políticas paralelas, checa cees.org.gt ¡Animémonos con la creación de empleos! Sólo el capital invertido en la producción crea empleos. Se requiere muchísimo capital para alcanzar a los países más desarrollados y por eso hay que empezar a atraerlo, ¡Ya! La competencia global por el capital es fiera por lo que hay que ser creativos si queremos que el país sea atractivo. Por ejemplo: ¿Qué tal si eliminamos el impuesto a los rendimientos del capital?

Si bien es cierto que la legislación laboral proporciona una sensación de  seguridad en el empleo –para los que tienen la dicha de tenerlo– ese logro es a costa del mejoramiento de las condiciones de trabajo y de la multiplicación de las oportunidades de empleo. La eliminación de la contingencia de la indemnización y su sustitución por una indemnización predecible como costo diferido, liberaría a los trabajadores de una cadena con bola.  La rigidez de la legislación laboral limita la competencia y obstaculiza el crecimiento económico; por lo que debe ser revisada para  hacer menos costoso el trabajo formal, no sólo para el empleador, sino para el empleado. Entre otras medidas, ¿qué tal si eliminamos el salario mínimo que alimenta el desempleo?

¿Y si eliminamos esas fuentes de corrupción y de proteccionismo que son las aduanas y los aranceles? Eliminemos barreras no arancelarias y simplifiquemos trámites para el comercio.

¿Y si “agarramos al toro por los cuernos”, en vez de esperar a que nos pase encima? ¿O muy feo?

Columna publicada en elPeriódico.


11
Nov 16

Bolsas plásticas y gente “shuca”

090321_los_esclavos

La imagen es encantadora: en el mercado de San Pedro La Laguna los vendedores despachan sus productos en hojas.  ¡Como en el siglo XVI, seguramente! …y la gente cree que está a la altura de los países más avanzados de Europa donde el uso de las bolsas plásticas está prohibido.  Ah, ese es el pequeño detalle: toda la gente en San Pedro no prefiere despachar en hojas que chorrean, o recibir sus compras de esa forma, tal práctica ha sido impuesta por la fuerza de multas que van entre Q300 y Q1500.  Es cierto que algunos prefieren las hojas; pero también es cierto que otros, no.

A la iniciativa en San Pedro se ha unido un grupo de diputados que pretende legislar para regular y eventualmente eliminar el uso de bolsas plásticas en el país.  La prohibición se extendería al duropor, pajillas y productos parecidos.

¿Te has preguntado por qué es que la gente usa bolsas plásticas? Porque funcionan y cumplen sus propósitos de maravilla.  Porque son baratas, higiénicas, ligeras y relativamente  resistentes.  A pesar de ello parece que hay una guerra global contra las bolsas plásticas supuestamente porque  la gente sólo las usa una vez;  porque consumen nuestras reservas limitadas de petróleo y se convierten en basura y dañan al paisaje y peor aún, a los animales.

Me da rabia cuando viajo por Guatemala y veo ríos, carreteras y poblaciones inmundas; y me da mucha rabia cuando veo que esa basura (mucha de ella plástica) va a parar a ríos, lagos y al mar e imagino a tortugas y otros animalitos muriendo a causa de la basura.  Empero, entre 80 y 90% de las personas vuelven a usar sus bolsas plásticas y las bolsas plásticas constituyen sólo 1% de la basura (al menos en los EE.UU; que es de donde hay datos).  La oposición a las bolsas plásticas tiene un elevado componente ideológico anti-industrial y, en última instancia, ¿de quién es la culpa de que las bolsas terminen contaminando? De la gente shuca e irresponsable, ¡por supuesto!, de esa gente que las tira en las calles, barrancos y donde sea…y de las corporaciones municipales (los pipoldermos), que no cumplen con su obligación de procesar la basura adecuadamente.

Columna publicada en elPeriódico.


28
Oct 16

Buenas noticias para variar

14732253_311457289240092_524616420125176669_n

Al mismo tiempo que en Venezuela la gente inundaba las calles para protestar contra la tiranía y los efectos del socialismo y del estatismo, en Guatemala el Codeca y otras organizaciones como Unidad Socialista y Podemosgt  (hazme el favor) organizaron un paro nacional movilizado para promover, ¿qué cosas? Políticas socialistas y colectivistas.

Con todo y todo algo distinto sucedió ayer aquí.  Las manifestaciones organizadas por Codeca y sus socios suelen ser bloqueos que causan enormes daños y perjuicios a miles y miles de personas a lo largo y lo ancho del país.   En esta ocasión anunciaron un paro movilizado y la gente –por medio de redes sociales y de los medios de comunicación tradicionales– les advirtió: #NoMasBloqueos.

En general no hubo bloqueos, y quiero creer que la dirigencia popular y sus patrocinadores –como los noruegos y otros– cacharon que las viejas prácticas violentas a lo mejor deberían ser abandonadas.  A lo mejor cacharon que lo que ganan al generar la percepción de ingobernabilidad y lo que ganan con demostraciones de fuerza, lo pierden en términos del respeto que pudieran tener de parte de la población y en términos de su legitimidad como interlocutores válidos en una sociedad civilizada.

En Guatemala se ha ido cultivando una tradición de manifestar sin violencia y sin perjudicar a otros.  En los Viernes de luto la plaza del Obelisco quedaba limpia; en las jornadas de mayo de 2009 la Plaza de la Constitución quedaba limpia; en las jornadas de 2015 la mayoría de la gente se juntaba en la plaza sin estorbar y sólo una minoría de organizaciones populares marchaba por las calles y perjudicaba el tráfico. Algunas de esas organizaciones todavía ensucian con pintas y hoces y martillos la zona 1 cuando marchan en 20 de octubre y el 1 de mayo.

Lo bueno sería que esa cultura de ensuciar y de violentar los derechos de otros esté cambiando.  Lo bueno es que la ciudadanía pacífica se plantó con #NoMasBloqueos y lo bueno es que la dirigencia popular responsable (y sus patrocinadores) parecieron escuchar el mensaje.  La libertad de expresión es preciosa y no debería ser confundida con violencia.

Columna publicada en elPeriódico.


22
Oct 16

El fin del ciclo escolar

educacion-estatal

A  riesgo de ponerme como mi papá, les cuento que cuando yo estudiaba, las actividades en el colegio terminaban por ahí por el 24 de octubre y no teníamos vacaciones de medio año.  A mí, el clima de esta semana me lleva a recordar el ambiente en el que realizábamos los exámenes finales…y las sucesivas clases de retrasadas de matemáticas.

De aquello me acordé cuando leí que, en el sistema educativo estatal, ¡Otra vez! no se cumplió con los 180 días reglamentarios de clases. En muchas escuelas del estado no hubo libros de texto, ni material didáctico; por no decir que no hubo escritorios, ni pizarrones aunque en las escuelas de la propaganda hubiera computadoras.  En parte, esto no se va a resolver hasta que la educación deje de ser un feudo de sindicatos que sólo sirven a sus intereses; y en parte esto no se va a resolver hasta que la educación deje de ser tratada desde una perspectiva ideológica y  sea tratada como lo que es: una necesidad económica.  La pobreza es un lastre para la educación.

A estos problemas añadámosles los que son de fondo.  Por masiva y por otras razones, la educación estatal es muchísimo más estandarizada que la educación privada.  Es el tipo de educación que –sin ver qué es lo que hay de malo en ello– evalúa a un pez por su capacidad de encaramarse a los árboles (como dicen que observó Einstein).  Es una que forma súbditos, en vez de mandantes; es una que valora más al estudiante obediente, callado y remachón que al estudiante disruptivo y participativo que escucha un ritmo distinto y quiere explorar.  En el fondo el problema no es sólo que los estudiantes vayan menos de 180 días a clases; el asunto grave es lo que se enseña en esos días que están en las aulas.  La educación de niños y jóvenes en manos de políticos, funcionarios y sindicalistas corruptos es una cadena con bola para la formación de niños y jóvenes. ¿Verdad que sí?

Cambio de tema: Algunos lectores esperan comentarios a La biblia del individualismo en la que Raúl de  la Horra me hizo el honor de glosar mi columna de la semana pasada.  Los interesados y curiosos encontrarán aquellos comentarios en: luisfi61.com

La ilustración la tomé de Facebook, columna publicada en elPeriódico.