11
Jun 13

¿Costa Rica va a dolarizar?

Para defenderse de la inflación y de la arbitrariedad monetaria, hace una década las autoridades monetarias de El Salvador dolarizaron su economía y lo mismo hicieron las de Ecuador.   Ahora, en Costa Rica se debate  si es conveniente forzar el dólar como moneda oficial, que ya es usada de hecho desde hace muchos años o si, por el contrario, es necesario reforzar la circulación del colón. Con más del 50% del total de la cartera de créditos dolarizada, un constante flujo de capital extranjero que llega por medio de las inversiones y el turismo y el uso común que los costarricenses hacen de aquella moneda, los economistas se preguntan si este es el momento oportuno para que este país se decida de una vez a adoptar la divisa estadounidense.

En 1994 y para los mismos propósitos, las autoridades monetarias de Guatemala se inclinaron por una opción disruptiva, innovadora y audaz: La ley de libre negociación de divisas, en vez de forzar a sus habitantes a utilizar una moneda específica, reconocieron la libertad de estos para elegir la moneda que más conviniera a sus intereses -e incluso a usar oro-.

En aquel tiempo yo dirigía la sección de Economía del diario Siglo Veintiuno y cuando leí la ley no lo podía creer.  La leí con mi equipo y con el director del diario, que era José Eduardo Valdizán.  Queríamos entenderla muy bien porque parecía algo demasiado bueno para ser verdad.  ¡Pero era verdad!  Incluso lo comentamos con el columnista Jorge Jacobs, para estar seguros de que no nos estábamos engañando al calor de la emoción.  Jorge llegó al diario y confirmó que la libre negociación de divisas era una realidad.  Y yo tuve clavos en mi casa porque ese día teníamos un compromiso y yo cancelé mi salida del diario tres veces a lo largo de esa noche.

El artículo 1 de aquella ley dice que es libre la disposición, tenencia, contratación, remesa, transferencia, compra, venta, cobro y pago de y con  divisas y serán por cuenta de cada persona individual o jurídica, nacional o extranjera las utilidades, las pérdidas y los riesgos que se deriven de las  operaciones que de esa naturaleza realice. Es igualmente libre la tenencia y manejo de depósitos y cuentas en moneda extranjera, así como operaciones de intermediación financiera, tanto en bancos nacionales como en bancos del exterior. Y el artículo 5 dice que es libre la importación, exportación, disposición, tenencia, compra y venta de oro amonedado o en barras, en el territorio nacional.

La ley también descriminalizaba las casas de cambio que operaban de forma ilegal desde que se había empezado a deteriorar el tipo de cambio del quetzal frente al dólar a principios de los años 80.  De hecho y para referencia de los lectores, en mi sección publicábamos -todos los días- dos tipos de cambio: el oficial y el del mercado.  Y para obtener el del mercado yo consultaba con dos casas de cambio de postín; y con los cambistas de la Séptima avenida y 12 calle de la zona 1 in situ.

Cuento esto porque no suena mal dolarizar para proteger a la gente de la inflación y de la arbitrariedad monetaria; pero económica y éticamente es mejor devolverle a la gente la libertad de elegir en qué moneda quieren hacer sus negocios (y proteger esa libertad).  Cuando se dolariza se sustituye un monopolio obligatorio por otro: el del colón por el del dólar, en el caso que nos ocupa.

De cualquier manera, que bueno que los ticos están en estas…pero ojalá y explorarán el camino de la libertad.

Actualización: En los comentarios hay detalles muy valiosos provistos por Luis E. Loria.


17
Mar 10

Las maravillas de la telefonía libre

Si se hubieran cumplido los deseos de los socialistas, cuando se liberaron las telecomunicaciones en Guatemala:
1. Las telecomunicaciones no se hubieran liberado y uno tendría que esperar cuatro años y dar montón de mordidas para conseguir un teléfono móvil, como ocurría cuando el monopolio estatal manejaba la telefonía fija. Y además, todavía tendríamos la tecnología del siglo pasado, como ocurría en aquellos entonces; o bien,
2. La compañía estatal y monopólica hubiera sido vendida como un monopolio privado y protegido; y no habría competencia en precios, ni en servicios, ni en tecnología.
Pero afortundamente los socialistas y el crony capitalism que cultivan perdieron aquella batalla y ahora hay más líneas otorgadas -activas y no activas- que guatemaltecos. ¡Hasta los guatemaltecos más pobres tienen teléfono móvil! Gracias a que no se le hizo caso a los amigos del monopolio y de la estatización, ahora hay unas 17 millones 307 mil 459 lineas entre los guatemaltecos.

10
Mar 10

Caso Siga: Un criterio judicial peligroso

Peligroso es el criterio del juez que determinó que la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos no podrá exigir ningún dato ni documentos a los usuarios del transporte urbano para obtener la tarjeta de prepago que se utilizará en el Sistema Integrado Guatemalteco de Autobuses, ya que se trata de un contrato mercantil.

Resulta que parte de la naturaleza de todo contrato mercantil (de verdad) es que los acuerdos entre las partes son libres, pacíficos, voluntarios y responsables. De modo que si -sin mediar el uso de la fuerza- las partes involucradas en un contrato acuerdan entregar un bien, o o hacer un servicio a cambio de un pago y la entrega de cierta información -por privada que sea-, ese acuerdo debe ser respetado tanto por las partes, como por los jueces. Precisamente porque es voluntario y pacífico. El carácter mercantil de un acuerdo de aquella naturaleza, no debería ser razón para invalidar el contrato.
Temo que el criterio subyacente en la resolución es que si la información fuera requerida por políticos y funcionarios, en los ámbitos coercitivos del Derecho Administrativo, entonces sí sería válido que a los individuos se les exigiera información. No así en el campo del Derecho Privado, al cual pertenece el Derecho Mercantil.
Hay, sin embargo, un elemento que hace de aquel contrato mercantil algo viciado y que lo saca del Derecho Privado propiamente dicho. Esto es que a los autobuseros y a Siga, los políticos y sus funcionarios -en ejercicio de sus facultades administrativas- les compran los buses, les subsidian la operación con dinero de los tributarios, los exoneran de impuestos y les garantizan el monopolio de las líneas. Esto no sólo es crony capitalism; sino que involucra demasiados elementos coercitivos, propios del Derecho Público, como para considerar que los términos en los que Siga ofrece sus servicios, y los usuarios no tienen más que aceptar, sean algo más que un contrato de adhesión al amparo de la fuerza coercitiva que a Siga le da el privilegio de ser la única prestataria de un servicio que la gente necesita. Y encima, el suyo es un contrato de adhesión.
¡En esas condiciones sí que no es válido pedir tanta información! Cuando al cliente no le queda otro palo en qué ahorcarse -porque los políticos y sus funcionarios han creado el privilegio de un monopolio- es cuando los jueces deberían proteger la privacidad de las víctimas o clientes. No porque sea un contrato mercantil.
La resolución en cuestión refuerza el criterio totalitario según el cual, los políticos y sus funcionarios pueden demandar todo de los ciudadanos y tributarios; en tanto que estos no son libres de pactar pacífica, voluntaria y responsablemente lo que convenga a sus necesidades. Esto es muy peligroso.
La noticia fue publicada en la página 3 de Prensa Libre de hoy. No puse el enlace porque no encontré la nota en su sitio Web.

05
Nov 08

Le metieron golazo a la dirigencia indigenista

Los votos de 104 diputados, cuyos nombres habría que saber, hicieron posible que el Congreso aprobara la Ley de Frecuencias Televisivas que impide a los canales 9 y 5 asignados al Legislativo y a la Academia de Lenguas Mayas respectivamente, vender espacios publicitarios a los partidos políticos, y tener pautas comerciales.  Dicha normativa asegura el monopolio atrificial de los canales de televisión abierta, propiedad de Ángel González.


Adicionalmente, la regulación garantiza que el canal de la ALM será prespuestaria y políticamente dependiente de quien tenga la facultad arbitraria de asignarle y entregarle los fondos que necesite para su funcionamiento.

A los tributarios también nos metieron un gol, ya que tendremos que cargar con los costos de ambos canales, uno de los cuales estará al servicio de los diputados, a quienes tanto aprecio, respeto y confianza les tenemos.

05
Oct 08

El monopolio contra enfermos y ancianos

En esta semana, el monopolio del seguro social se ha manifestado en sus peores términos contra enfermos y ancianos.

Primero vimos cómo es que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, de una forma muy canalla, desperdició medicinas para enfermos de VIH/Sida. Y hoy, leemos que los jubilados del IGSS enfrentan maltratos, atención médica deficiente y escasez de medicamentos.

¡Urge desmonopolizar el seguro social!


04
Sep 08

Para mis amigos, lo que quieran…

Cuéntase que cierto dictador decía: Para mis amigos, lo que quieran; y para mis enemigos: la ley. Y sólo así me explico la decision de la administración socialdemócrata guatematleca, en cuanto a rebajarle el impuesto a los rendimientos del capital, que paga el monopolio de la televisión abierta.

Digo, porque la misma administración está promoviendo un paquetazo tributario para subirle los imupuestos a usted, y a todos los demás, con la cantaleta de que no hay suficientes recursos (pero los que hay los maladministran, los desperdician y se los roban); y, sin embargo, le baja los impuestos a la tele.

Lo curioso es que el de la televisión es un negocio redondo -con muchísima influencia y hasta poder político- tanto es así que esta es la segunda vez que el monopolio obtiene el privilegio de una rebaja en los impuestos que paga.

Y yo, por eso, no me trago eso de que no hay dinero y de que debemos pagar impuestos sin chistar. Eso está bien para las ovejas y para los súbditos…pero no para ciudadanos responsables, ni para tributarios hartos de ser esquilmados. Y usted, ¿qué piensa?


16
May 08

Atinadas sugerencias de Nineth Montenegro

Muy atinadas son las dos intervenciones de la diputada Nineth Montenegro en las noticias de hoy. Al comentar los absurdos precios solidarios de la administración socialdemócrata, Montenegro se refirió a la importación de productos como una forma de facilitar la competencia y abrir la posibilidad a mejores precios.

La clave para mejores precios en el mercado no está en garantizar monopolios, ni en ejercer controles; sino en mantener abierto el ingreso al mismo de modo que cualquiera que quiera ofrecer productos a precios bajos, con la calidad que los consumidores desean, pueda hacerlo sin coerción, ni privilegios.

Sus declaraciones contrastan con las de Eramso Velásquez, viceministro de Economía, que lamentó que la administración no pueda usar la fuerza contra los proveedores de bienes que no quieran, o no puedan hacerlo en las condiciones que demanda su despacho. Claro que él no lo dijo así; pero usted, que sabe leer entre líneas no se deja engañar.

La diputada Montenegro también se manifestó a favor de que el Ejecutivo suspenda el subsidio al transporte urbano.

A lo largo de los años, dicho servicio ha caído víctima de los vicios propios del mercantilismo y del populismo. Encadenado a precios tope, aferrado a los monopolios de las rutas, pegado a la teta del subsidio y sujeto a criterios políticos, en vez de económicos.

Tres serían las políticas que empezarían a resolver el problema del transporte públicos: 1. Mejorar la seguridad ciudadana para que no sea peligros ir en bus, o caminar hacia él; 2. eliminación de los privilegios monopólicos en las rutas; y 3. liberación del control de precios.

Si a usted le interesa el tema más a fondo, he aquí una propuesta más detallada.


06
Abr 08

Las consecuencias de los monopolios

Este es un autobus de los que presta el servicio de transporte colectivo urbano en la ciudad de Guatemala:

¿Notó, usted, la falta de vidrio en la parte de atrás? ¿Notó que no lleva luces? ¿Notó lo matratado que está el bus? Esto es consecuencia del círculo vicioso que hay entre los propietarios de los buses y las autoridades reguladoras en la administración central y en la administración municipal. Los autobuseros cuentan con el monopolio de sus rutas y chantajean a las administraciones con no prestar el servicio; las administraciones y sus reguladores les temen a los autobuseros y a los usuarios. Pero nadie se atreve a romper el monopolio.


10
Ene 08

Los zares de las adopciones

Rudy Soto, nombrado por la Corte Suprema de Justicia; Marvin Rabanales, nombrado por la Secretaría de Bienestar Social; y Anabella Morfín, nombrada por el Ministerio de Relaciones Exteriores serán los zares de las adopciones en Guatemala mediante el Consejo Nacional de Adopciones.

Ellos controlarán el monopolio centralizado. Just for the record.


10
Ene 08

¿Total? ¿No que los pobres iban a ser los más perjudicados?

En Guatemala hay más de 10 millones de usuarios de teléfonos móviles. ¡De cada 100 guatemaltecos, 75 poseen teléfono móvil! Un teléfono móvil, con 100 minutos de tiempo incluidos, cuesta sólo $13. Nueve de cada 10 líneas son de tarjeta. ¡Los más pobres, entre los pobres, tienen teléfono al cinto!

Esto, por supuesto, no ocurrió porque la telefonía móvil estuviera en manos de un monopolio estatal; tampoco ocurrió porque haya precios tope para los aparatos, ni para los servicios que prestan las empresas de telefonía. Tampoco ocurrió porque haya una legislación que segmenta la prestación de servicios, o que obliga a la prestación de los mismos.

Todo esto sucedió porque hay una legislación que respeta la libertad y porque hay competencia. Contrario a lo que auguraban los agoreros de la centralización, de la monopolización y de la colectivización, la libertad benefició a los más pobres. Ya no sólo los empersarios, los polítcos y los obispos pueden tener teléfonos móviles.

¿Qué cree usted que pasaría si se eliminaran los privilegios y las restricciones en el subsector eléctrico, en el seguro social, o en la educación, por ejemplo?