10
Oct 12

¿Y los impuestos, Director?

Según el director de Hidrocarburos, del Ministerio de Energía y Minas, sólo tres factores inciden en los precios de los combustibles:

1. El precio internacional de las gasolinas y el diesel.

2. El precio del dólar.

3. Los inventarios cortos de los importadores de combustibles.

¡Qué conveniente que al funcionario se le haya olvidado que el impuesto a la gasolina super es de Q4.79 por galón; el de la gasolina regular es de Q4.60 por galón; y el del diesel es de Q1.30!  Los impuestos los ponen los pipoldermos; y por eso es que no les gusta mencionarlos.  Le echan la culpa a los precios internacionales, al tipo de cambio y a los importadores; pero ellos….según ellos no tienen responsabilidad alguna.


31
Ago 12

¿Por qué no se habla de los impuestos?

El impuesto a la gasolina super es de Q4.79 por galón; el de la gasolina regular es de Q4.60 por galón; y el del diesel es de Q1.30.  Esta porción del precio final no paga IVA; pero lo demás, sí.  Acuérdate de eso cada vez que vayas a ponerle gasolina a tu auto, o a tu moto.  Y de paso pregúntate por qué es que cuando hay reportajes sobre los altos precios de los combustibles nadie se refiere a la parte del león, que es la que se llevan los pipoldermos.


20
Mar 12

Petrocaribe y de cómo venderle al alma al diablo

Para que quede claro: la iniciativa chavista conocida como Petrocaribe no pone a disposición de los consumidores de combustibles precios más baratos que los que hay en el mercado. Si los políticos de turno nos embarcan con esta iniciativa, no vas a pagar gasolina a precios más cómodos.

Petrocaribe, lo que sí hace, es vende a fiado y con tasas de interés más bajas. ¿Sábes qué si te abarataría el precio de la gasolina? El hecho de que los políticos de turno renunciaran a su tajada que, en forma de impuesto, pagas por cada galón. Ahí sí. Ahí sí que pagarías precios más cómodos.

Si tu te tragas esa píldora de que los impuestos son el precio de la civilización; o esa otra de que estás obligado a pagar impuestos (porque te los demandan los grupos de interés que viven del prespuesto del estado) deja de quejarte y paga tu factura de gasolina con alegría.

Petrocaribe tiene otro lado perverso. Lo que tu consumes en gasolina y cómo lo pagas es un asunto privado entre tú y la gasolinera donde la compras. Y lo que compra esa gasolinera y cómo lo paga es un asunto privado entre ella y su proveedor. ¡Son asuntos privados! Pero la iniciativa chavista socializa y convierte en un asunto público y político la compra y el financiamiento de los combustibles. Petrocaribe es la colectivización real de la mal llamada factura petrolera.

…Y eso debería ponerte la carne de gallina porque es como venderle al alma al diablo.


13
Mar 12

¿Te enoja el precio de la gasolina?

Si te enoja el precio de la gasolina, seguramente debes leer los ocho secretos de la los precios de la gasolina (en inglés), publicados por el cuate, Alex Epstein.

Ahora que el precio de la gasolina se está acercando a los Q40 por galón, ¿qué daño puede hacer el conocimiento de por qué es que eso está pasando?

¿Quién controla los precios de la gasolina? ¿De dónde saldrá la competencia para la gasolina? ¿Cuál es el papel de los especuladores, y cuál es el del gobierno en esto de los precios de la gasolina? ¿Quién es el enemigo?


21
Sep 11

Biodiésel: ¿Debería haber una ley? ¡No!

Talvez es que soy muy suspicaz; pero cuando lo una noticia como la siguiente, me suena una alarma de alerta.  Y dice la noticia en cuestión:  Una investigación, realizada por la Asociación Promotora de Combustibles Renovables de Guatemala, indica que este país tiene una capacidad instalada de producción de biodiésel, de 4 mil galones diarios; sin embargo, no se llega a esa cantidad por falta de materia prima y la no utilización de aceite de palma.  La directora ejecutiva de la Gremial de Palmicultores de Guatemala  señala que no existe el consumo interno de biodiésel.

La señal de alarma es porque no vaya a ser que a alguien se le ocurra que debería haber una ley que obligue a usar aquella capacidad productora; o que obligue a producir las materias primas que necesita la industria del biodiesel.  Yo digo que en materia de uso de combustibles (como en otros consumos y decisiones de carácter económico) lo mejor es que los potenciales usuarios decidan voluntaria y libremente sin intervención política y sin leyes que los obliguen a tomar decisiones que no tomarían de otra forma.

Por muy buenas intenciones que haya detrás, no es bueno que productores, o consumidores, usen leyes para garantizarse negocios, bienes, o servicios.  Ojalá que nadie esté pensando en cosas así.

Adicionalmente, en Can the World Feed Itself, por Brian M. Carney, encontramos la siguiente advertencia que vale la pena tomar en cuenta: La energía almacenada en un bushel de maíz puede alimentar un automóvil, o una persona.  Y cada vez más, gracias a la obligatoriedad y al subsidio que  hay en los Estados Unidos para el Etanol, y los incentivos que hay en Europa para los biocombustibles, las cosechas que antes servían para alimento humano o de ganado, ahora son usadas para combustibles.  El más reciente estimado del  Departamento de Agricultura  de los EUA predice que este año, por primera vez, los agricultores estadounidenses cosecharán más maíz para producir etanol, que para producir comida.  En Europa en Europa, más del 50% de las cosechas de semillas de colza serán usadas para producir biocombustibles.  De acuerdo con el presidente de Nestlé, Peter Barbeck-Letmathe, en el mundo 18% del azúcar está siendo usada para biodiesel.

Por eso es que están caras las tortillas, y ese uso del azúcar sin duda influye en el precio del edulcorante.  Si esto no dependiera de aquella obligatoriedad, y de aquellos subsidios, no sería objetable.  Empero, uno ve, en esas obligatoriedad y subsidios, las manos de los empresaurios que pudieron conseguir leyes para beneficiarse de ellas.


08
May 11

Gasolina de hace 16 años

Hace 16 años, uno podría comprar poco más de 10 galones de gasolina con Q100.  Claro que en ese tiempo el $ estaba a Q5.76 y el barril de petróleo costaba menos de $15; pero igual era rico llenar el tanque con Q100.

Hoy la gasolina está a Q35.79, lo que significa que para comprar 10 galones de combustible necesito casi Q358.

Nótese que los números telefónicos eran de sólo seis dígitos.


22
Oct 10

No hay tal cosa como una factura petrolera del país

Supuestamente, la factura petrolera del país se incrementó un 23.9 por ciento; pero eso no es cierto.  Esa colectivización del consumo de combustibles fósiles es perversa y ahora le cuento por qué.  Usted paga un factura petrolera y yo pago una factura petrolera. El gobierno y todos los que consumimos productos del petróleo pagamos facturas petroleras.  Puede haber una sumatoria del monto de todas las facturas petroleras individuales; pero esa sumatoria no es del país.  Es suya, es mía y es del gobierno, pero no del país.

La colectivización es perversa porque siento que su factura es suya, y mi factura es mía, tanto usted como yo somos responsables de ella.  Y la administramos de acuerdo con nuestras necesidades y posibilidades.  Empero, si la factura fuera del país, los que dicen representar al país se sentirían con alguna autoridad política para modificar e influir en la forma en que usted y yo administramos nuestras facturas petroleras que pagamos usted y yo de acuerdo con nuestras necesidades y posibilidades.  Los que dicen representar al país se sentirían con la autoridad política para quitarnos a usted y a mí la responsabilidad del manejo de nuestras facturas petroleras y diluirían esa responsabilidad individual -suya y mía- en la colectividad política e irresponsable que ellos dirigen.
Si la responsabilidad fuera colectiva o de todos, pararía siendo de nadie.  Y si fuera colectiva o de todos, todos, menos usted y yo tendríamos la última palabra en cuanto a nuestro consumo individual de combustible.  Y no importaría si lo podemos pagar, porque es nuestra factura, los que dicen representar a todos podrían querer decidir por nosotros y someternos a su voluntad en cuanto a nuestro particular consumo de combustibles.

Lo mismo ocurre con la energía eléctrica -y la foto lo ilustra muy bien-.  No hay tal cosa como un consumo de energía eléctrica del país.  Somos usted y yo quienes consumimos energía eléctrica, y usted y yo pagamos nuestras facturas y somos responsables de ellas.  Si apagamos un foco, ahorramos un poco…pero usted y yo, no la colectividad porque la colectividad no es la que paga su factura, ni mi factura.

Hay que tener cuidado con la perversa idea del consumo colectivizado.  La responsabilidad y la libertad son cuestiones individuales.  No de la colectividad.

07
Mar 09

Una bonita lección de economía

¿Se acuerda usted cuando la gasolina había pasado de los Q30 por galón? ¿Qué hacía usted? Le apuesto a que, como yo, empezó a racionalizar el uso de combustible. El encarecimiento de la gasolina, y la crisis económica nos obligó a usar menos y mejor los combustibles.

¿Cuál fue la consecuencia? La primera es que bajaron el consumo y la importación de hidrocarburos. Las gasolinas ahora están mucho más baratas. De hecho, el jueves un amigo me vio en mi bicicleta y cuando comentamos que lo hago más por placer que por hacer ejercicio; el me dijo algo así como “y de todos modos la gasolina está tan barata ahora, que ni el ahorro vale la pena”. ¿Se da cuenta?

Ahora que el precio de la gasolina está bajo, hay gente que cree que no vale la pena racionalizar su uso, y empezará a subir el consumo. ¿Qué cree que va a ocurrir cuando suba el consumo? ¡Cabal!, subirán los precios, si es que la crisis no nos obliga a racionalizar de todas formas.

Es un hecho que “los superpetroleros que alguna vez navegaron sin pausa alrededor del mundo para satisfacer una insaciable sed de petróleo, ahora están fondeados frente a las costas, a plena carga, con sus tripulaciones matando el tiempo. En los Estados Unidos, hay varias facilidades para el almacenamiento de grandes cantidades de petróleo, que se encuentran prácticamente colmadas. La demanda de crudo se cayó a pique, y el mundo se vio repentinamente inundado de petróleo que no tiene adonde ir”.

Todo esto es una buenísima lección para:

-Quienes dicen que los precios nunca bajan.
-Quienes aseguraban que el precio del petróleo no tenía techo.
-Quienes hicieron sus prespuestos suponiendo que el precio del petróleo iba a subir, y subir.
-Quienes creían que sólo la intervención estatal iba a bajar el precio de los combustibles, y sin ocasionar escasez.

Digg!


01
Dic 08

Los precios sí bajan

Entre algunas personas existe la creencia, infundada, de que los precios nunca bajan; y hace poco, se leían y se leían quejas de que a pesar de que el precio del petróleo iba para abajo, los precios de los combustibles no disminuían.  Muchos audaces demandaban la intervención estatal en la fijación de precios por debajo de los precios reales, y así estaban conjurando a la escasez y al caos.

Lo cierto, sin embargo, es que los precios de los combustibles no son distintos a otros precios. Lo cierto es que los precios no responden a los costos (incluyendo el de reposición), ni a los decretos, como cree intuitivamente mucha gente; sino fundamentalmente a la ineludible ley de la oferta y la demanda.  
¿Recuerda, usted, cuando hace poco el galón de Super andaba cerca de los Q35? Pues ahora anda cerca de los Q25.  O sea: ¡los precios si bajan!, sin necesidad de que el estado niñera se meta. 
Eso me recuerda a cuando los socialistas se oponían a la liberación del mercado de telefonía porque aseguraban que sólo los ricos iban a poder tener teléfonos y que estos iban a costar miles de quetzales.  ¡Qué lejos estaban de imaginarse que un teléfono iba a costar cerca de Q100 y que hasta los más pobres entre los pobres iban a tener móviles al cinto!

03
Sep 08

¿Por qué no baja la gasolina?

“La caída de los precios del crudo aún no se refleja en el combustible”, es una de las quejas que se leen con frecuencia en los diarios. En New York el petróleo bajó $5.75 y los contratos de gasolina para entrega a futuro descendieron $0.125. Sin embargo, en Guatemala, el galón de gasolina súper sigue a unos $4.85.

Mucha gente se pregunta que si el costo del petróleo ha bajado, ¿por qué no baja aquí la gasolina? Esa gente cree que los precios son la suma de los costos; y que cuando los costos suman más los precios suben, así como que cuando los costos suman menos, los precios bajan. Yo creía eso cuando era pequeño.

Los precios cumplen tres funciones importantes:

a. Comunican información
b. Permiten hacer el cálculo económico para asignar recursos
c. Ayudan al racionamiento

y resultan, no de la sumatoria de costos, sino de las valoraciones de las personas, expresadas en su capacidad para demandar, que está determinada por lo que las personas pueden dar a cambio; en íntima relación con la oferta.

Todos los consumidores ordenamos nuestras prioridades de compras de acuerdo con nuestro poder adquisitivo. Por medio de nuestras compras empujamos los precios para arriba hasta eliminar del mercado a quienes ya a ese precio no están en disposición de comprar. Y al reves: Cuando las personas quieren menos o cuado al precio existente el número de compradores disminuye, empujamos los precios para abajo hasta eliminar del mercado a quienes ya a ese precio no están en disposición de vender.

En resumen: la gasolina no baja porque los consumidores todavía estamos en disposición de comprar. Nuestras compras de combustible le informan a los vendedores de gasolina que el precio está bien.

¿Qué puede hacer el gobierno al respecto? Puede dejar de inflar, para evitar que el dinero sin respaldo en manos de consumidores demandantes empuje los precios para arriba. Lo que no debe hacer es meterse a controlar el precio de la gasolina. Si lo hace, el precio controlado enviará información mentirosa a los demandantes y a los oferentes; y esa información falsa ocasionará asignaciones de recursos antieconómicas. Y en esas condiciones habrá desperdicio de combustibles…o escasez.

Los combustibles bajarán, si se dan las condiciones necesarias para que bajen.