26
Jun 12

La burocracia carroñera y la desnutrición

Anda, en Facebook, un letrero que dice algo así: No son tus principios, sino tus acciones las que te hacen una mejor persona; idea que puede traducirse a algo así como: Por sus frutos los conoceréis.

De aquello me acordé cuando leí que, en el Ministerio de Salud hubo un recorte de Q135 millones correspondientes a programas contra la desnutrición.  Los fondos serán usados en otras cosas prioritarias.  ¿Como qué? El movimiento presupuestario no es para vacunación, ni para dotar a los hospitales con medicinas, ni para algo parecido.  ¡Es para pagárles a los burócratas de la salud su bono de antigüedad!

¿No te lo crees? Yo sí.  ¿Qué otra, sino algo como eso, iba a ser el propósito prioritario de la costra nostra en la burocracia de la salud?  Por eso es que los gastos de funcionamiento superan a los de inversión.  Está claro, clarísimo, que la prioridad del Ministerio -y de su burocracia- no es la desnutrición, sino el cheque de fin de mes, y los privilegios de vivir a costillas de los tributarios.

El Ministro de Finanzas dice que aquello no es cierto; pero su explicación no es satisfactoria.  El dice que los bonos de antiguedad fueron pagados con un endeudamiento que ascendía a Q180 millones.  Esto es que nos están endeudando a tí, a mí y a tus hijos para pagarles sus sueldos y privilegios a la burocracia.  El endeudamiento no es para combatir la desnutrición, ni para comprar algodones, jeringas y alcohol.  Es para que la burocracia esté contenta.

 


25
Ago 10

¿Otros Q261.3 millones por el caño?

Ayer, los inversionistas adquirieron Q261.3 millones en bonos ofrecidos por el Ministerio de Finanzas socialdemócrata. Y lo que ocurrió fue lo siguiente: Q261.3 millones fueron desviados del sector voluntario de la economía o sector privado, al sector coercitivo de la economía o sector público; pero como esas sutilezas de Derecho no suelen importarles a la mayoría de la gente, he aquí otros efectos más prácticos, por decir algo:


Los Q261.3 millones que hubieran servido para inversiones de capital y en la generación de más bienes y servicios, y para la generación de más y mejores empleos productivos, fueron desviados hacia papeles y, en su mayoría, hacia el gasto público.

Los Q261.3 millones que ahora hacen falta en el sector privado harán que se encarezca el crédito; y cómo las tasas de interés son el precio del crédito, pues ahí lo tiene usted. La venta de bonos presionará al alza la tasa de interés, de una forma artificial. Y ya lo sabe usted, como los precios llevan y traen información, las tasas de interés artificialmente altas proveerán a los actores económicos con información falsa. Y usted ya sabe lo que pasa cuando uno toma decisiones con información falsa, o adulterada. Pasa que el cálculo económico se hace inútil, o imposible. Y en fín…usted ya sabe que esto es malas noticias.

Los Q261.3 millones son una hipoteca sobre lo que no hemos producido, y lo que tendrían que producir personas que aún no se cuentan entre la población económicamente activa. Son un lastre para el futuro.


23
Ago 10

Si así es el camino, ¿cómo será el poblado?

El crecimiento desbocado de la deuda flotante de la Administración -deuda que es ilegal- asciende actualmente a unos Q980 millones de quetzales; y esa es la razón por al cual la Contraloría General de Cuentas le pidió al Ministerio de Finanzas, por escrito, que frene las compras y contrataciones sin fuente de financiamiento.


Generalmente los políticos y funcionarios son muy complacientes entre sí, en parte porque entre bomberos no se pisan las mangueras y en parte porque, como decía el periodista Alvaro Contreras, cuando se levanta la chamarra no se sabe a quién le va a dar frío. Por eso llama la atención que la CGC haya visto la necesidad de hacerle este llamado, ¡por escrito!, al MFP. La situación tiene que ser alarmante, digo yo, como para que en la Contraloría se hayan animado a hacer esto. Si así es el camino, ¿cómo será el poblado?

Puede ser alarmante desde varios puntos de vista, pero ahora se me ocurren dos: El primero es que, en cumplimiento de sus funciones, el Contralor haya decidido actuar profesional y legalmente en persecución de la transparencia y en defensa del dinero de los tributarios; y la segunda es que, para que conste en acta el día que se le pidan cuentas judiciales a la Administración de Los Colom, el Contralor no quede como el alcahueta del desperdició y de la mala administración.

04
Oct 08

Oigamos lo que dice Fuentes Light

Una observación sabia brotó, ayer, de los labios del ministro de Finanzas, Juan Alberto Fuentes Light: la Economía de los guatemaltecos no está libre de un impacto a causa de la crisis financiera.

Y, ¿qué hace usted, lector, cuando ve venir problemas en sus finanzas? ¿Se mide en los gastos? ¿Es más prudente? ¿Prioriza y controla sus gastos? ¿Trata de ahorrar lo más posible? ¿O hace lo contrario? ¿Deja de ahorrar? ¿Desperdicia? ¿Malgasta? ¿Gasta a manos llenas?

¿Usted qué dice? ¿Es momento para elevar el Presupuesto del Estado, y los impuestos?


08
Jun 08

Inflación, malos tiempos y malas ideas

La inflación chapina, en 12.24%, rebasó la barrera de los dos dígitos. Eso ya lo sabía usted, porque cada vez que va al mercado su dinero tiene cada vez menos valor. ¿Sabe cuál es el órgano de la administración cuya misión es velar por el valor de su dinero? El Banco de Guatemala. ¿Sabe quién mantiene el dólar artificialmente alto y evita que sus quetazlitos le abunden un poco más? El Banco de Guatemala.

Hoy leemos que según el Registro Mercantil, en mayo del 2006 se cancelaron 266 empresas; al año siguiente, 280, y este año se reportan 268 empresas cerradas. La Cámara de Comercio de Guatemala, la Federación de Pequeña y Mediana Empresa Guatemalteca, y la Cámara Empresarial de Comercio y Servicios de Guatemala prevén que se produzca un alza desproporcionada —en lo que resta del 2008— del número de empresas que cerrarán sus puertas. De seguir la misma tendencia, muchas personas podrían perder sus empleos.

Esto se concluye en la XXVI Encuesta Empresarial, que la Asociación de Investigación y Estudios Sociales llevó a cabo en abril de este año: el 75 por ciento de las pequeñas y medianas empresas dijo que su producción había disminuido, en relación con el porcentaje del año recién pasado, mientras que apenas un 26 por ciento de los agremiados reporta alguna ganancia.

¡Este es el peor momento para gravar con más cargas tributarias a los guatemaltecos! Este es el peor momento para hacerles más difícil la vida a los que dan empleos. Ni Tu Muni, ni el Ministerio de Finanzas deberían estár castigando a los chapines; al contrario, si de verdad les importaran los pobres, deberían estar viendo cómo hacen para que cierren menos empresas y cómo hacen para que habran más y mejores puestos de trabajo. No en la administración pública donde el desperdicio y la mala administración son característicos, sin en el sector productivo, donde la competitividad hace que la riqueza se multiplique.