11
Oct 15

Facta, non verba: el canciller y el columnista

12107905_989824897707671_1644746284643435569_n

Que la tragedia en El Cabray II fue causada por el cambio climático, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Morales, durante la celebración del 104 aniversario de la República de China.  En tanto que el columnista Máximo Ba Tiul, sostiene que ese tipo de desastres son construidos por quienes controlan el actual sistema económico…y añade que el capitalismo es un monstruo que si no lo destruimos seguirá cobrando víctimas.  Como si la verticalidad de las paredes del lugar no hubiera sido un factor clave; o como si la abundancia de lluvias fuera una novedad en la historia de la humanidad.  Como si el estado benefactor mercantilista fuera lo mismo que el capitalismo; y como si el capitalismo no fuera no sólo el sistema de principios más capaz de sacar de la pobreza a millones y millones de personas, sino que el único que respeta la vida, la propiedad y la libertad de todos (para disgusto de los socialistas).

Para ambos personajes, y para quienes están honesta e intelectualmente interesados en temas como la naturaleza del cambio climático y la del capitalismo les recomiendo dos cuentas de Twitter que no sólo ayudan a comprender aquellos fenómenos, sino que proveen información objetiva actualizada y de mucha utilidad:

Red Rana, en @RedRana1

Human Progress, en @HumanProgress

En estos tiempos es una irresponsabilidad repetir consignas y estribillos.  ¿Qué tal un poco más de información, un poco más de datos y un poco menos de irracionalidad?

La ilustración es por Javi Laparra.


09
Oct 15

El Cambray II

cambray-escuela-luis-figueroa

Pasé frente a la Escuela José Antonio Salazar,  que es donde me toca votar,  justo al lado del Mercado de la Villa de Guadalupe; y ahí hay un mural en recuerdo de niños estudiantes que murieron en la tragedia de El Cambray II.  Me detuve sólo un momento y, ¡chispas!, que tristeza y que ternura da ver el lugar y lo que significa.

En realidad, la tragedia de El Cambray II, no es la tragedia de El Cambray II; es la tragedia, el dolor y las pérdidas de la gente que vivía en El Cambray II.  Cuando cosificamos desastres como el que vivieron los habitantes de aquel lugar, corremos el riesgo de olvidar el drama humano.

Por eso es que la solución del drama humano debe ser prioritaria.  Me aflige ver las fotos de montones y montones de ropa, agua, alimentos y otras ayudas que la gente buena envió para las víctimas; pero que no están fluyendo hacia quienes las necesitan. Sospecho que este es uno de esos casos en los que la eficiencia del flujo es más importante que la racionalización del reparto. Sospecho que la gente podría resolver una mala distribución mediante el intercambio; en tanto que nada justificaría que algo se estropeara por no ser repartido de acuerdo con el criterio de algún planificador.

Frente a las dimensiones de toda tragedia -tipo El Cambray- ¡me admiro por la generosidad de la gente!; y viene al caso una cita de The Martian: Solucionas un problema, y luego otro.  Solucionas suficientes problemas y puedes irte a casa. Y al ver el mural para los niños me acordé del siguiente sarcasmo: “Sin municipalidades y sin gobierno,  ¿quién autorizaría los desarrollos inmobiliarios en lugares peligrosos?”

Frente a la posibilidad de que haya otro Cambray (o un terremoto,  una erupción, o una inundación) recordemos que no hay tal cosa como desastres naturales, sino amenazas naturales; y que no tenemos control sobre las amenazas naturales, pero sí sobre nuestras decisiones, por lo que podemos evitar muchísimas de las condiciones de vulnerabilidad.

Muchos desastres son artificiales y muchas veces tienen más que ver con nuestra responsabilidad como personas que con la naturaleza.

Columna publicada en elPeriódico.


04
Oct 15

Drama humano en El Cambray II

rescatistas-prensa-libre

Es imposible no conmoverse por la tragedia en el Cambray II y es imposible imaginar las dimensiones del drama humano que se vive allá. ¿Cómo podría uno imaginar la angustia y el dolor de unos padres buscando a sus hijos, o de unos hijos buscando a sus padres entre la tierra?  Y después del shock, ¿cómo se rehacen las vidas?

Hoy vi las fotos de las cajitas blancas para los niños que fallecieron, vi las fotos de los rescatistas tirados en el suelo con las orejas pegadas a la tierra y con la esperanza de escuchar alguna señal de vida.  Uno ve eso y el corazón se le encoge.

Y aún así, en medio del horror, uno ve las fotos de los bomberos, los soldados y los rescatistas -nacionales y mexicanos- agobiados por el cansancio físico y emocional; y uno ve las fotos de los voluntarios en iguales condiciones; uno ve la respuesta rápida y efectiva de miles y miles de personas que tratan de contribuir a aliviar las penalidades de los que sufren.  La solidaridad humana -en casos como El Cambray, o Agatha- para mencionar sólo dos, también es algo que conmueve. En el momento en que escribo estas líneas una caravana de bomberos y voluntarios va rumbo a El Cambray II y seguramente les espera un día difícil de olvidar.

Abajo comparto con ustedes enlaces a conferencias y foros muy útiles para evitar que hechos como el de El Cambray y otros de esa naturaleza cobren tantas víctimas como suelen cobrar.  Recordemos que no existen desastres naturales; sólo amenazas naturales como los sismos, erupciones, deslaves y otros.  Los desastres son artificiales y tienen más que ver con la responsabilidad de las personas que con la naturaleza.  No tenemos control sobre las amenazas naturales; pero sí lo tenemos sobre nuestras decisiones y podemos evitar las condiciones de vulnerabilidad.

La foto es por Prensa Libre, mis respetos para todos bomberos, soldados, policías, y voluntarios que están trabajando para aliviar la tragedia en El Cambray.


25
Mar 14

Fuego en el mercado de La terminal

Imagen de previsualización de YouTube

El mercado de La terminal amaneció en llamas; y me da no se qué en el corazón al pensar en la gente que tiene sus negocios allá.

Ese mercado está ubicado en la zona 4 de la ciudad de Guatemala; y durante décadas fue el principal centro de abastos en la ciudad.  Ahí llegaban la mayoría de productos que venían del resto del país y ahí arribaban la mayoría de viajeros que venían por autobús.  Ahora está la Central de Mayoréo; pero La terminal todavía es muy importante.

La última vez que fui fue hace unos mesas porque mi  sobrino, El Ale, necesitaba cajas de tomates.  La termi es un lugar vibrante por el comercio.  Sientes la intensidad del trabajo y del intercambio cuando estás ahí.  La gente nos atendió re bien y nos guiaban mientras dábamos con los tomateros y conseguimos buenas cajas.

Allá por 1978, fui muchísimas veces La terminal porque mi madre y una cuata tuvieron un negocio de productos de vidrio en el área.  En las vacaciones iba a Los jarritos a ayudar y de paso recorría las calles y el mercado a mis anchas.

Por cierto que en 2006 hubo un incendio allá; pero sospecho que no fue tan grave como este que, desde la distancia, se ve enorme.


20
Nov 13

Envidia, prejuicios y odio en la carretera a El Salvador

BXjdxxJIEAAP5PW.jpg

Envidia, odio y prejuicios es lo que encontré cuando leí los comentarios que muchos lectores de Prensa Libre dejaron en la página de Facebook de aquel diario luego de la noticia del derrumbe en una casa de la carretera a El Salvador.  Preparate para leer algo impresionante; pero antes…unas palabras de Helmuth Schoek en su libro Envy.

El hombre es un ser envidioso que, si no fuera por las inhibiciones sociales despertadas en el objeto de su envidia, hubiera sido incapaz de desarrollar los sistemas sociales a los que pertenece actualmente.  El hombre envidioso, sin embargo, excedió la marca y despertó o desató inhibiciones que han tenido un efecto retardante en la habilidad del grupo para adaptarse a nuevos problemas en su ambiente.  La envidia también puede conducir al hombre hacia la destrucción.  Casi todo lo que ha sido escrito sobre la envidia (ensayos, literatura, filosofía, teología, psicología) constantemente han visto a aquella como un elemento destructor, inhibidor, futil y doloroso.

He editado las frases que encontré para hacerlas más fácilmente legibles; pero en los originales se ven cosas como vaya, por valla; hora, por ahora; alvañiles, por albañiles; nombre, por no, hombre.

Esto es lo que hallé:

  • Me gustaria ver cuando esa construcción burguesa se desplome.
  • Bueno, fue la casa de un rico. Ellos no lloran por los pobres.
  • Como es casa de un ricachón hasta helicóptero utilizaron para detectar; si hubiera sido en colonia de clase baja ni van.
  • Lo bueno es que no sufrirán por das das, porque esta gente ya tiene más casas a donde ir.
  • Eso significa que por fin los ricos sufrirán lo mismo que los pobres
  • Claro como es en una zona residencial y de la high life ahi si se dan cuenta.
  • Vaya que no se cayó la cobachita.
  • ¡Qué barbaridad! ¿Quién autoriza este tipo de construcciones de lujo? ¡¿Cómo es posible tanta irresponsabilidad?!
  • Y en la parte que se cayó iba la piscina, ji ji ji ji.
  • Ahora les tocara buscar un lugar de altura para trasladar a los ricos o, ¿será que lo van hace como lo están haciendo con los pobres?
  • Los ricos están locos con el dinero, ¿dónde se les ocurre hacer esa casa?, lo bueno fue que les dio trabajo a muchos albañiles. Ji ji ji ji ji.
  •  Creo que a muchos les voy a caer mal, pero me alegra que los riquillos también estén con el Jesús en la boca porque se les puede derrumbar su casa, tal vez así se apiadan de la gente pobre que vive en los barrancos y a quienes sus casas de lámina y madera se les derrumban con las lluvias. No tienen a donde ir y muchos tienen familiares que han perdido la vida por vivir en esa extrema pobreza.
  • Que pena para este ricachón, le salió mal la jugada, se le arruino el paisaje, para que vean que los ricos también lloran ja ja ja, porque los pobres se creen que sólo a ellos, pero de vez en cuando a un ricachón también le toca.

A estas alturas el lector seguramente necesitará una pausa; y quizás necesite saber que otros han notado lo que él ha notado:

  • Detecto mucho odio. Creo que el hecho de que la persona tenga, o no tenga dinero no tiene nada que ver con el hecho de lo grave de lo ocurrido.
  • Al leer los distintos comentarios, nuevamente me sorprendo por lo divididos que estamos como sociedad. Con un capital humano como este, jamás lograremos la Guatemala que todos queremos.
  • Me dan un poco de risa estas publicaciones hay gente con comentarios muy atinados y otros pobres que sólo sacan su resentimiento contra las personas que tienen más que ellos
  • ¡Ala gran en serio que resentimiento existe en el país!
  • Que triste es ver que en Guatemala la envidia, el rencor, la rabia, y el resentimiento hacen que la mayoría de gente que acá comenta se burle por la desgracia de un hermano guatemalteco y además lo insulten. ¡INCREÍBLE 
  • Nadie tiene que alegrarse del mal ajeno, ahora son ellos después podemos ser nosotros, no todas las personas que tienen dinero se los han robado.

Ojalá y todo terminara por aquí; pero los comentarios de envidia, rencor y prejuicios abundan mucho:

  • Esa carretera la usan todos los días los ricos que destruyen todo no más por sus lujos y caprichos. Como tiene billete no le van hacer nada; Es más, la Muni con nuestro impuestos le va arreglar su pedacito de terreno para que ya no se caiga y siga construyendo y tenga una maravillosa casa.
  •  Así es la mayoría de estos sectores de riquillos
  • De lo que se ahuevan, se derrumba y el dueño la vuelve a construir, por algo es que vive en ese lugar.
  • ¿Que importa quien tiene la culpa? Y, ¿que tan malo es que encontramos el lado gracioso? Fácil, quien tiene plata para una casita en un lugar así, seguramente tiene otras casitas en otro lado. No nos alegra la desgracia ajena; pero, por favor, pena sintamos por aquella pobre gente que tiene casitas de lámina, que si se las lleva la lluvia y ya no tiene  donde vivir.  Seguramente el dueño es un funcionario público, o patrocinador de campañas políticas y muchos aquí diciendo pobre. Pues pobres nosotros porque seguramente es nuestro dinero el que se está perdiendo, ja ja ja. No hombre la verdad es que aunque se piquen el hígado diciendo que fuiste tú, o fue tete, estas cosas pasan y seguirán pasando, y la verdad es que lástima la casita.
  • Pero ni el dueño esta con tanta alaraca; a él le vale madre que todos los que transitan por ese sector lleguen tarde a sus trabajos, este señor nada entre dólares como para hacer este tipo de mansiones aparte que no tiene dos licencias para construir alli.
  • Que gasto tan millonario el que están haciendo los del gobierno, como es en zona de pudientes.
  • Obvio es una mansión.
  • La chuchada de hacer dinero a puro hue.., esa chingadera no es carretera a El Salvador, es carretera a Fraijanes.Pero la chuchada siempre.
  •  Todo por el maldito dinero que pueden ganar las contructoras.
  • Para nosotros los pobres son barrancos y montañas para los ricos son colinas y laderos y al final todo es lo mismo.
  • La ambición y el poder económico de este sector se da por las consecuencias y de seguro le dieron pisto a la Muni para que no les digan nada.
  •  No escribo con odio ok, solo hago notar que los Ricos también lloran.

¿Es esta, la clase de sociedad en la que vivimos?  ¿Es, este, el legado de los discursos guerrilleros, de los discursos de Los Colom, y de los discursos desde púlpitos?

La foto es de la Conred y la casa se ve inclinada por la perspectiva.


28
Oct 13

Terror en la carretera a El Salvador

BXjdxxJIEAAP5PW.jpg

A estas alturas, ¿qué chapín no ha visto la foto del derrumbe y la casa en el kilómetro 10.5 de la carretera a El Salvador? Cuando yo la ví dije ¡Ups!, si así son la vísperas, ¿como serán las fiestas? y en lo que estaba pensando es en el próximo terremoto.

Las siguientes son algunas, de más, recomendaciones del Estado del aspecto geológico en el diagnóstico de la prevención de desastres por terremotos en Guatemala, por el geólogo Sam Bonis, del Dartmouth College:

– Nos encaminamos a otra catástrofe porque los terremotos se repiten.

– La dimensión del desastre depende completamente de las acciones, o falta de acción de los humanos.

– Hay sistemas de fallas capaces de generar terremotos desastrosos en Guatemala: el Motagua-Polochic; el Pacífico; los de Mixco y Santa Catarina Pinula-Palencia y Jalpatagua.

– En el valle de Guatemala abundan fallas jóvenes que no se movieron en 1976 y están sujetas a desplazamientos.

– Para sorpresa de nadie, en 1976 hubo mucha destrucción y muerte en los barrancos. Se culpó a las fallas; pero en realidad las únicas fallas fueron de juicio, ética y responsabilidad al construir, o permitir construir en condiciones topográficas precarias.

– Preocupa la urbanización del borde oriental del valle. Por razones desconocidas esa área no se movió en el 76 y es de esperar que el sistema de fallas que hay ahí se active en algún terremoto futuro.

– En esa área hay elementos de inestabilidad propios de una zona de fallas. Taludes pronunciados, fracturas, alteraciones y filtraciones de agua, entre otros.

¡Es una irresponsabilidad construir a orillas de barrancos y taludes, fracturas, alteraciones y filtraciones de agua!

A aquellas advertencias del geólogo quiero agregar y compartir con ustedes las observaciones de dos amigos arquitectos:

Dice Kike: Hasta donde yo se todo el territorio de la ciudad esta fracturado, producto de nuestro proceso sísmico, hay estudios geológicos que lo demuestran. Eso de vivir en laderas es una chifladura extrema porque el suelo siempre está en constante acomodamiento.  Y añade Claudia: Mi profesor de Tipología Estructural nos decía que no había que construir a una distancia de 1 altura desde la orilla del barranco, o sea que si la altura del barranco era de 100 metros, había que alejarse 100 metros de la orilla para construir; pero muchas veces la ignorancia de unos unido a la inconsciencia e irresponsabilidad de otros tiene consecuencias lamentables. El valle de la ciudad es un hundimiento muy antiguo, lo que quiere decir que las laderas a los lados, la carretera a El Salvador y Mixco están llenas de fracturas (fallas pequeñas, digamos) y no es recomendable construir tan cerca de la orilla. Se supone que en una ladera hay que retirar el equivalente de tierra al peso de la edificación para llegar al nivel del suelo que pueda “cargarlo”.

Como ha ocurrido en casos como los accidentes del transporte colectivo y con las muertes recientes en una feria, mucha gente clama por ¿dónde estaban los políticos y funcionarios para evitar las tragedias?  Mi énfasis, sin embargo es en la responsabilidad de las personas; porque como dice Kike: es una chifladura extrema vivir en laderas.  Héctor Monzón nos explica que no hay desastres naturales, sino desastres fabricados; son las personas las que incuban los desastres al ponerse en situaciones de riesgo.

Dicho lo anterior, son una irresponsabilidad los señalamientos del ministro Alejandro Sinibaldi en cuanto a que la construcción haya sido la causante del derrumbe.  Eso tendría que ser probado técnica y científicamente por quien hace las acusaciones.  Mi sospecha es que dadas las características del terreno, los deslizamientos sobre la carretera ocurrirían con, o sin construcciones.  En la foto se aprecia, con claridad, cómo es que el desprendimiento empezó a ocurrir en la parte baja del talud (adyacente a la carretera) y no desde arriba.  Sospecho que el derrumbe de arriba ocurrió luego de que esa parte del cerro perdió el apoyo que tenía en la parte de abajo.

La foto es de la Conred y la casa se ve inclinada por la perspectiva.


27
Ago 12

¿Donde está el clamor verde por la refinería de Amuay?

¿Saben qué? ¿Dónde está el clamor verde por los daños al ambiente como consecuencia de las explosiones en la refinería estatal de Amuay?  Sospecho que como este es un desastre en una empresa estatal, y uno vinculado a la dictadura militar de Hugo Chávez, sus amigos en el movimiento ambientalista estan calladitos. Si este desastre hubiera sido en una refineria británica, o gringa, y privada, ¿de cuántos decibeles calculas que sería el griterío?

Los ecohistéricos parecen tener una sensibilidad flexible cuando se trata de desastres ambientales relacionados con organizaciones estatales.  ¿Qué te parece?  ¿Dónde están los ecologistas de siempre para denunciar a PDVSA?

Sospecho que están donde han estado ignorando el daño que los comunistas le hicieron al Mar de Aral.  Están donde estaban cuando el pozo Ixtoc I produjo un derrame de petróleo de proporciones bíblicas; pero como era de la estatal Pemex, hubo silencio. Están donde han estado para no decir nada por la contaminación con plomo y cadmio en la Alta Silesia…también detrás de la Cortina de Hierro.  No oyes el clamor de los verdes por la contaminación en Beijing. La mayoría de los diez casos de contaminación ambiental más ocurren en países socialistas; y ¿has oído de ellos? No.  Los ecologistas no hablan de estas cosas.

La foto la tomé de Facebook.


27
Ago 12

Destrozos en el Cementerio General

El fenómeno meteorológico que azotó parte de la ciudad de Guatemala, ayer, se ensañó con el Cementerio General de esta urbe.  Las principales víctimas fueron los centenarios árboles gigantescos que adormaban esa necrópolis.  Varios mausoleos y panteones fueron dañados y hoy, que anduve por ahí, tal era el estado de confusión y destrucción que dos personas andaban perdidas y no encontraban las tumbas que buscaban.

Aquel cementerio estatal lleva años de estar en el abandono.  Como consecuencia el pillaje y el saqueo están acabando con mucha de su extraña belleza.  Estatuas, lápidas, letras, trabajos de herrería y otras piezas de valor son constantemente saqueadas.  En el lugar operan ladrones en moto y automóvil que delinquen impunemente.  Hoy, en la entrada, había 8 agentes de policía…sentados, claro, mientras en el interior mis acompañates y yo pudimos ver por lo menos una motocicleta con dos de aquellos asaltantes.  Hace unos meses, cuando llevé a mi madre a visitar la tumba de su abuela, tuvimos que acortar al visita porque nos rondaban los maleantes.

A esto hay que añadirle que los pipoldermos no le dan mantenimiento al lugar desde hace añales; y que muchas familias y organizaciones han abandonado sus mausoleos y panteones.  Esto es una lástima porque el lugar es arquitectónica e históricamente valioso y fascinante.  Además de que podría ser un parque de relajamiento y un paseo con encanto.

En la foto, un hombre y un niño pasean entre los árboles caídos.


01
Ago 12

Las evacuaciones forzadas en Mixco

La Muncipalidad de Mixco empezó a retirar adoquines y postes de luz de las calles de la colonia La Asunción, declarada en riesgo en febrero pasado.  El motivo, según el Ayuntamiento, es que dicha infraestructura representa un riesgo al momento en que la montaña sufra un deslizamiento.

Las familias que habitaron la colonia se encuentran molestas, ya que temen que después la Comuna decida demoler sus casas.  Todavía hay 30 familias que no han sido ubicadas en los albergues que habilitó la Municipalidad y que, tarde o temprano, regresarán a sus hogares, sin importar la alerta lanzada por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres.

Ya he escrito sobre esto pero lo vuelvo a compartir porque es un tema bueno para la discusión:

Mi primera idea es que los políticos y sus funcionarios no deberían tener la facultad de ordenar evacuaciones forzadas. Las evacuaciones forzadas son actos de paternalismo y de estatismo que violan la libertad de las personas y anulan su responsabilidad individual. No hay duda de que los gobiernos tienen las facultades legales para imponer sus criterios por la fuerza; empero, esta discusión no es acerca de si pueden hacerlo legalmente, o no. La discusión es sobre si deberían hacerlo, desde los puntos de vista legítimos, y morales. Los gobiernos no deberían tener la facultad de obligar a las personas a salir de sus casas y a abandonar sus propiedades…ni siquiera en casos de peligros como erupciones de volcanes, inundaciones, derrumbes, terremotos, agrietamientos u otros fenómenos.

Empero, como el ejercicio de la libertad implica -necesariamente- el de la responsabilidad; quien se queda en su casa y en su propiedad durante un fenómeno de aquellos, debe enfrentar las consecuencias de su decisión y no esperar servicios; y mucho menos que otras personas se arriesguen por ellos si las cosas se llegaran a poner verdaderamente feas. Las personas que deciden quedarse están moralmente obligadas a prepararse para lo peor, y para ser autosuficientes.

Por otro lado, si los políticos y funcionarios deciden obligar a la gente a abandonar sus casas y sus propiedades, también deben obligarse a proveerlas con todos los servicios necesarios para que la evacuación y su reubicación sean satisfactorias y  lo menos traumáticas posibles. Lamentablemente esto es a costa de los tributarios; pero una cosa debería ser consecuencia de la otra mientras se considere que las evacuaciones si pueden ser forzadas.

Al final de cuentas, sin embargo, ningún gobierno debería tener la facultad de decidir por las personas individuales; y creo que a este asunto -el de las evacuaciones obligatorias- no se le ha puesto suficiente atención.


08
Feb 12

Los gobiernos, ¿deberían poder forzar evacuaciones?

La tragedia en Mixco, donde centenares de personas podrían perder sus propiedades debido a que se está agrietando el terreno, da qué pensar: Los gobiernos, ¿deberían tener la facultad de forzar evacuaciones?

Mi primera idea es que no. Las evacuaciones forzadas son actos de paternalismo y de estatismo que violan la libertad de las personas y anulan su responsabilidad individual. No hay duda de que los gobiernos tienen las facultades legales para imponer sus criterios por la fuerza; empero, esta discusión no es acerca de si pueden hacerlo legalmente, o no. La discusión es sobre si deberían hacerlo, desde los puntos de vista legítimos, y morales. Los gobiernos no deberían tener la facultad de obligar a las personas a salir de sus casas y a abandonar sus propiedades…ni siquiera en casos de peligros como erupciones de volcanes, inundaciones, derrumbes, terremotos, agrietamientos u otros fenómenos.

Empero, como el ejercicio de la libertad implica -necesariamente- el de la responsabilidad; quien se queda en su casa y en su propiedad durante un fenómeno de aquellos, debe enfrentar las consecuencias de su decisión y no esperar servicios; y mucho menos que otras personas se arriesguen por ellos si las cosas se llegaran a poner verdaderamente feas. Las personas que deciden quedarse están moralmente obligadas a prepararse para lo peor, y para ser autosuficientes.

Por otro lado, si los políticos y funcionarios deciden obligar a la gente a abandonar sus casas y sus propiedades, también deben obligarse a proveerlas con todos los servicios necesarios para que la evacuación y su reubicación sean lo menos traumáticas posibles. Lamentablemente esto es a costa de los tributarios; pero una cosa debería ser consecuencia de la otra mientras se considere que las evacuaciones si pueden ser forzadas.

Al final de cuentas, sin embargo, ningún gobierno debería tener la facultad de decidir por las personas individuales; y creo que a este asunto -el de las evacuaciones obligatorias- no se le ha puesto suficiente atención.

Actualizaciones gracias a observaciones de Pepe y Romilio: Es cierto que la Constitución obliga a proteger la vida y garantizarla, y por eso No hay duda de que los gobiernos tienen las facultades legales para imponer sus criterios por la fuerza.  La duda, sin embargo va dirigida a sí debería tener la facultad de “proteger” por la fuerza a la gente. No dudo que el gobierno deba tener la facultad de protegernos CONTRA el uso de la fuerza; pero lo otro es distinto.

Es cierto que la Constitución obliga a garantizar la vida; pero, garantizar la vida no quiere decir evitar que nos muramos? ¿O sí? Digo, porque si así fuera…¿dónde me inscribo?

Definitivamente no se trata de sálvese quien pueda; pero tampoco debe tratarse de salvar a la gente de sí misma.