01
Jul 18

En honor a las víctimas en Nicaragua

Una vigilia en honor a las víctimas del régimen sandinista de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en Nicaragua, se celebró ayer en la ciudad de Guatemala.

Imagen de previsualización de YouTube

La actividad tuvo lugar en el Monumento a los Próceres de la Independencia de Centroamérica, conocido como El Obelisco; y aunque no pude asistir; si logré pasar a echar un par de bocinazos.

Para mí, la historia reciente de Nicaragua es particularmente triste y aleccionadora.  Salieron de una dictadura cuando yo estaba en Quinto bachillerato; se entregaron a la Revolución y al socialismo en manos de Daniel Ortega y el sandinismo con los efectos empobrecedores y corruptores propios de aquel tipo de regímenes; y luego de salir de los sandinistas (no sin que eso costara vidas humanas)  los hermanos nicas cayeron en una serie de gobiernos oportunistas, sin principios y no menos corruptos que sus antecesores, para caer -de nuevo y por voluntad propia- en manos de Ortega, el sandinismo y Murillo, a quienes entregaron la libertad a cambio de ilusiones, seguridad y estabilidad.  Ahora, los mas jóvenes ponen los muertos.

Al recordar a los muertos y otras víctimas de Ortega y Murillo, esta es una historia de la que los chapines deberíamos aprender más de una lección.


01
Jun 18

Managua, Nicaragua donde yo me enamoré

No es cierto, nunca he ido a Managua y ciertamente no me enamoré allá; pero cuando mi padre trabajaba para el Incae, él viajaba allá con frecuencia y a veces cantaba la canción que le da título a estas notas.  De Nicaragua nos vinieron las carpas después del terremoto del 76.  La diáspora nica, después del 79, me proveyó con buenos cuates y me encantan el queso frito y la semilla de jícaro.

Imagen de previsualización de YouTube

Escucha el podcast aquí.

Hace unos años, cuando leí que un empresario chapín decía que las condiciones para los negocios eran muy favorables en Nicaragua debido al consenso entre el sector privado y el régimen de Ortega/Murillo; y que estaba impresionado por la sofisticación, la cultura de diálogo, la seguridad y el respeto a la institucionalidad que había allá, pensé que si algo deberíamos haber aprendido –en el siglo XXI– acerca de las tiranías del siglo XX es que las del siglo nuevo eran iguales a las del pasado pero más aburridas, como dijo J.M. Aznar, porque ya sabíamos en qué terminaban.

En eso pensé cuando vi la manifestación de madres del miércoles pasado, y en aquello he pensado cuando he estado viendo que los jóvenes, que nada tuvieron que ver con la llegada de Ortega/Murillo al poder, son los que tienen que salir a la calle y darse en la madre con gorilas que disparan a matar para defender el régimen y la revolución.

Muchas personas son blandas con gentes como Ortega/Murillo cuando se pueden beneficiar del poder que ejercen y cuando ignoran el consejo de B. Franklin en el sentido de que “aquellos que renuncian a la libertad para comprar un poco de seguridad, no merecen libertad, ni seguridad, y acabarán perdiendo ambas”.

Lo malo es que ese pragmatismo, que cree que antes que estar del lado de los principios hay que estar del lado de “la historia”, nos lleva a todos entre las patas.  El pragmatismo que creyó que podía apaciguar y convivir con gente como Ortega/Murillo, o Maduro/Cabello, el que cree que podrá hacerlo con AMLO -y el que coquetea con Podemos, o Morena, o el chavismo- cuesta vidas de jóvenes cuando no queda otra que salir a las calles.

Columna publicada en elPeriódico.


17
May 18

Mis respetos a Lesther Alemán

Usted [Daniel Ortega] es el jefe supremo de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua, por ello le pedimos que ahorita mismo ordene el cese de estos ataques, de la represión y de los asesinatos por parte de las fuerzas paramilitares, de sus tropas, de las turbas adeptas al gobierno, le increpó el jóven Lesther Alemán al tirano de Nicaragua, en su cara.  Para eso se necesitan arrestos.

Imagen de previsualización de YouTube

Esta no es una mesa de diálogo. Es una mesa para negociar su salida y lo sabe muy bien porque el pueblo es lo que ha solicitado, dijo Alemán, con voz firme, tras tomar la palabra durante la sesión de instalación del diálogo nacional que busca una salida a la crisis política que sacude aquel país centroamericano.

¿Por qué estoy hablando y por qué me salto la palabra suya?, preguntó Alemán, con coraje,  Porque nosotros hemos puesto los muertos, nosotros hemos puesto los desaparecidos, los que están secuestrados.

Presente se hallaba, también, Rosario Murillo, mujer de Ortega, tirana por derecho propio y vicepresidenta del país.

…y es cierto, cuando se instalan el socialismo del siglo XXI y la tiranía en un pueblo -como el de Nicaragua, como el de Venezuela- como cualquiera que escucha los cantos de sirena de la revolución, son los jóvenes los que ponen los muertos, los desaparecidos y los secuestrados.  No los ponen los adultos y los viejos que crearon el ambiente intelectual y cultural propicio para la revolución y la tiranía.  No los ponen los adultos y los viejos que agitaron en las calles y las plazas para pedir revolución.  No los ponen los viejos que llevaron a los tiranos al poder, no los que compartiron el poder con los revolucionarios.  Los muertos, los desaparecidos y los secuestrados salen de la generación que tuvo que crecer bajo la tiranía revolucionaria del socialismo.  Salen de los que no tuvieron responsabilidad alguna en llevar al poder a gente como Ortega, Murillo, Maduro y otros de su calaña.

En estas cosas hay que pensar cuando sales a la calle a pedir revolución, a pintar hoces y martillos y llevas tu playera del Che y agitas tu bandera roja. ¿Quién va a poner tus muertos?

¡Mis respetos para Lesther Alemán! y para todos los jóvenes nicaragüenses y venezolanos que se arriesgan para rescatar la libertad.


25
Abr 18

¿Todos somos Nicaragua? Yo si

¿Sábes qué es lo que me conmueve más cuando veo lo que está ocurriendo en Nicaragua? Los miles de jóvenes que con poco más que sus manos y piedras tienen que enfrentarse a las fuerzas de seguridad del estado, armadas hasta los dientes y sin escrúpulo alguno para disparar a matar.

Imagen de previsualización de YouTube

En Venezuela ha sido igual, luego de años de revolución, luego de pagar los costos materiales y psicológicos del socialismo, lo único que queda para salir de la pesadilla es que los jóvenes salgan a tratar de recuperar la libertad.  Esa libertad que muchos jóvenes, diez, o veinte años atrás, no dudaron en entregar a cambio de promesas y sortilegios. Esa libertad que muchos empresarios mercantilistas, diez, o vente años después, no dudaron en entregar a cambio de su complicidad.

Cuando veía a los jóvenes nicas desencantados no sólo porque no les hizo justicia la revolución, sino porque el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo se ha convertido en una dictadura asesina y corrupta, me acordé de una canción que dice Young ones everywhere, making music they can share. Young ones everywhere,/ touching hands to show they care./ Young ones everywhere,/ get the feeling in the air./ Young ones everywhere,/ miss somebody who’s not there. Y pensé que es una desgracia -para una generación- que la siguiente generación de jóvenes en vez de hacer música que pudan compartir, tengan que exponer sus vidas para escapar de la revolucion y la dictadura que les dejó la generacion que los precedió.

En lo que va de las jornadas que viven los nicaraüenses, el costo ha sido de 34 muertos, y quién sabe cuántos desaparecidos; y no sabemos cuál va a ser el costo total.

En ese contexto es muy apropiado que el símbolo de la lucha de los nicaragüenses y los jóvenes sea la demolición de los aberrantes árboles de la vida, de Ortega y Murillo.  Arboles muertos, que no dan vida, áboles que no dan frutos y que costaron millones de dólares.  Buenos símbolos del socialismo del siglo XXI, asesino y corrupto por donde se lo vea, y en donde se lo vea.

Mis respetos, mi admiración y mis mejores deseos a los jóvenes nicas que luchan, en las calles y donde sea, contra la tiranía.  Pero, ¡Aguas!, la lucha será inútil, y los muertos serán en vano, si la lucha se trata de cambiar una forma de dictadura, por otra.  La lucha será yerma sin no se tiene claro que el enemigo no es sólo el tirano del momento, sino las ideas que lo hacen posible, el sistema de incentivos perversos que crean los tiranos y que aprueban los electores, y la creencia de que el gobierno de la mayoría, y no los límites al poder, es lo que importa luego de deponer una dictadura.

¿Todos somos Nicaragua? Pues aquí y ahora, yo soy Nicaragua.


02
Ago 16

Silencio por Nicaragua

Daniel_Ortega_(cropped)

¿Oyes el silencio? ¿Espectacular y profundo? ¿Verdad? Es por Nicaragua. Daniel Ortega el presidente sandinista de aquél país ha pasado años acumulando poder y su movida más reciente fue la de expulsar del Congreso a la oposición y establecer un régimen de partido único.

Su excusa es encantadora: Sin revolución, dice, Nicaragua sería un narco-estado; y a cambio de la libertad y el sistema republicano ofrece estabilidad, seguridad, soberanía y paz.  La guerra perdida contra las drogas es la excusa perfecta para la dictadura; de modo que aquella guerra no sólo está  perdida porque no alcanza sus objetivos y porque cobra miles de vidas inocentesl, sino que está perdida porque dictadores como Ortega pueden hacer uso de ella para perpetuarse en el poder.  Tal vez sea cierta esa frase que se le atribuye a Erdogan en el sentido de que la democracia [en realidad el sistema republicano] es como un tren, que cuando lleva a los dictadores a su destino, lo que hacen es bajarse.

Eso explica el silencio del socialismo internacional con respecto a lo que ocurre en Nicaragua.  Explica por qué es que los semilleros en Guatemala y los columnistas colectivistas en este país no se pronuncian sobre lo que ocurre en el vecindario. Daniel Ortega les está enseñando una nueva forma de hacer las cosas.  La revolución pomo no se hace a lo bruto, como las revoluciones del siglo XX, se hacen sobre el tren del sistema republicano con la sanción de las víctimas.

He aquí dos perspectivas que te recomiendo leer:

Foto por Fernanda LeMarie CC BY-SA 2.0,  via Wikimedia Commons


25
Feb 14

Aportaciones venezolanas a la lengua chapina

En medio de la tragedia y el heroísmo que vive la población de Venezuela, en su lucha contra la tiranía de Nicolás Maduro, se produce un fenómeno que me fascina: el de aprender palabras nuevas y contextos nuevos.

Antes de que por medio de las redes sociales conocieramos las dramáticas intimidades de la lucha de los venezolanos, yo ni sabía que existía el gentilicio gochos.  Gochos son los nacidos en el estado de Táchira, uno de los má estados en donde la gente es más arrecha en las gestas contra Maduro.

Hasta hace unos pocos días, para mí la guarimba era el foxtrot, o ritmo de 6×8 que inventó el compositor guatemalteco Wotzbelí Aguilar, y eso lo sabía por mis clases de Educación Musical con don Eduardo Tánchez, en el colegio.  Don Guayo contaba que guarimba viene de Guatemala y Marimba.  Y pues, ahí está que en Venezuela una guarimba es una barricada.  Las barricadas, por cierto, no son moralmente neutrales.  Si se usan para luchar contra una tiranía que se ha pueso en estado de guerra, de acuedo con John Locke, son instrumentos de lucha legítimos; pero si se usan para establecer tiranías, para obtener privilegios, o para chantajear a los tributarios, entonces no lo son.

El régimen chavista -desde Chávez, a Maduro- se puso en estado de guerra con su gente desde el momento en el que estableció legislación y políticas que han generado miseria y escasez a niveles extremos e íntimamente relacionados con la naturaleza de aquellas legislación y políticas.  Los precios tope, por ejemplo.  Se puso en estado de guerra cuando tomó el control de los medios de comunicación y de las instituciones del estado con el propósito de usarlas para garantizarse el poder.  Se puso en estado de guerra cuando entregó Venezuela al régimen de Los Castro.

La entrega del pueblo al dominio de un poder extranjero, ya sea por el Príncipe, o por el Legislativo, es ciertamente una disolución del gobierno y esta debe serle imputada al Príncipe porque él tiene el control de la fuerza, del tesoro y de las oficinas del gobierno, dice Locke en el Second Treatise of Government.

Las trancas en Venezuela son lo que en Guatemala llamamos bloqueos; y la legitimidad de las trancas se rige por los mismos estándares que la de las guarimbas.  No es lo mismo organizar trancas para botar una tiranía que ha iniciado la agresión contra el pueglo, que para obtener canonjías y para promover leyes y políticas colectivistas.

Esta no es la primera vez que la lucha por la libertad aporta nuevas palabras al acervo chapín.  Durante el tiempo en el que los nicaragüenses lucharon por primera vez contra la tiranía sandinista, piricuacos era la palabra que usaba la gente para referirse a los partidarios del oficialismo.  Ahora, por ejemplo, se puede decir que el tirano piricuaco de Nicaragua, apoya al tirano de Venezuela.


13
Feb 14

Los crímenes de Maduro en Venezuela…y el futuro de América Latina

liston-negro-por-venezuela

Tres muertos y más de treinta heridos dejó el régimen socialista de Nicolás Maduro luego de la jornada de manifestaciones de ayer. Cualquiera que haya estado en una manifestación de ese tipo sabe que es lo de siempre: la policía no está ahí para proteger a los manifestantes y llegan grupos afines al régimen y actúan como provocadores de la violencia.  Un chispazo y hay muertos.  En el caso de Venezuela destaca la participación de los Tupamaros (vigilantes marxistas-leninistas afines al régimen)…y luego los esbirros del régimen le echan la culpa a supuestos infiltrados.  Aquello es by the book.

En la Nicaragua de los 80 eran las turbas divinas; en la Guatemala de la primavera revolucionaria eran los chiquilines; y así se pueden citar muchos ejemplos.  Durante las jornadas de mayo de 2009, en Guatemala, vi, en primera línea, como llegaban los grupos de provocadores y azuzaban a la gente para que hubiera violencia.

Ahora que Daniel Ortega ha consolidado su régimen por medio de una reforma constitucional a su medida; y ahora que los salvadoreños están a punto de elegir un nuevo gobierno.  Ahora que Costa Rica estuvo a punto de elegir un presidente populista y que Guatemala está en medio de una crisis política (otra), me gustaría meditar acerca de que las dictaduras -y sobre todo las dictaduras populistas que usan la legislación y la demagogia para afianzarse- se van metiendo poquito a poco; pero luego sacárselas cuesta sangre. Y cuesta muertos y heridos.  Ni Chile se salva del cáncer chavista: Camila Vallejo dijo que en Chile tenemos que seguir la tarea de Chávez.

Aquellas dictaduras no llegan ahí solitas.  Hay quienes las llevan y las cultivan.  Se cultivan entre la decepción ciudadana frente a políticos corruptos e ineptos.  Se cultivan entre votantes irresponsables. Se cultivan con la complicidad de élites clientelares, pancistas, ajenas a los principios, acomodaticias, serviles y codiciosas.  Se cultivan entre ciudadanos que creen que pueden evitar las consecuencias de eludir la realidad y que no se involucran en la cosa pública por prudencia, o por cobardía.  Se cultivan entre intelectuales que celebran las dictaduras en las vecindades.

A las dictaduras hay que detenerlas antes de que se consoliden.  Y No, debe ser No.

La ilustración la tomé de Facebook.


29
Ene 14

¿Se está cerrando el cerco en Centroamérica?

El avance del socialismo en América Latina podría verse reforzado con un triunfo del Frente Amplio  en Costa Rica y con la reelección de la exguerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberacion Nacional, en El Salvador, en los comicios que se celebrarán este domingo.

En Nicaragua, 63 diputados sandinistas y un aliado en el Congreso, aprobaron una polémica reforma a la Constitución, que le abre al presidente Daniel Ortega las puertas para una tercera reelección consecutiva y que permite que militares y policías ocupen cargos en la administración. La reforma también elimina el mínimo de 35% de los votos para ser electo presidente y lo reemplaza por una mayoría relativa, con lo cual suprime la segunda vuelta electoral. Los cambios también le devuelven al Presidente la potestad de emitir decretos con fuerza de ley, imponer tributos, o modificarlos, lo que era una facultad exclusiva del Congreso.  Así usa la izquierda las aplanadoras; y la democracia es usada para imponer la dictadura.

Y mientras tanto, el presidente Otto Pérez Molina de Guatemala, anda en Cuba -la isla prisión- y allá reiteró el rechazo al embargo comercial y financiero que los Estados Unidos mantienen contra el régimen de Los Castro.  Es curioso como es que los comunistas que detentan el poder en Cuba están desesperados por conseguir acceso al mercado y los capitales de los EE.UU a pesar de sus fijaciones antiyanquis.  También les agradeció a Los Castro el envio de médicos esclavos a Guatemala.


20
Ene 14

Seguridad social: ¿cualquier cosa antes que la libertad?

Nicaragua comenzó este año con la implementación de una reforma en su sistema de seguridad social que obliga a miles de ciudadanos a trabajar más tiempo para obtener una pensión cercana a su último salario. ¡Cualquier cosa antes que la libertad!

El objetivo de los cambios legales en el sistema, según el Gobierno, es evitar el colapso del monopólico y estatista Instituto Nicaragüense de Seguridad Social.

La administración de Daniel Ortega, aprobó la reforma tras recibir el año pasado una recomendación del Fondo Monetario Internaciona pues, según los cálculos oficiales, el INSS podría quebrar en 2021 si no recibe nuevos ingresos. Las modificaciones en el Reglamento de la Ley de Seguridad Social fueron aprobadas por decreto y a puerta cerrada el 17 de diciembre pasado por el consejo directivo del INSS, con el voto de la patronal. Con las nuevas medidas, las autoridades nicaragüenses proyectan recaudar casi 57 millones de dólares anuales que garantizarán la sostenibilidad del sistema al menos hasta 2036 e incluyen el recorte de la pensión a los nuevos jubilados.  Además, para retirarse a los 60 años los trabajadores tendrán que haber comenzado a trabajar formalmente a los 20 años de edad.  La reforma elevó del 16 al 17 por ciento la cuota patronal a partir de 2014 y el Ejecutivo se comprometió a patar el 2 por ciento anualde la deuda que tiene con el INNS.}

¡Cualquier cosa antes que la libertad!  En vez de descentralizar el sistema y devolverles a los trabajadores el control de sus ahorros por medio de cuentas individuales; y en vez de incentivar el ahorro de largo plazo que sirva para la formación de capital, o que financie la vivienda, por ejemplo, los nicas optaron por sacrificar a los trabajadores.

¿Te suenan las campanas?  ¿Qué harán los políticos chapines en la medida en que nos acercamos a las circunstancias precarias de Nicaragua? ¿Serán la libertad y la responsabilidad, o el sacrificio y la coerción?


11
Dic 09

Se murió Carazo Odio

Rodrigo Carazo Odio fue uno de los presidentes que -junto con Jimmy Carter, Carlos Andrés Pérez, y otros- le entregó Nicaragua a los sandinistas en 1978/79. En aquellos tiempos, los sandinistas, así como los guerrilleros guatemaltecos, tenían en Costa Rica un santuario y una fuente de apoyo. Carazo falleció el miércoles pasado, y la foto autografiada me le envió ese personaje nefasto c. 1979 .