26
Sep 13

¿Y si las motos se aparean a los autos?

130925_aparearse_a_motos

La gente alega por alegar.  Desde el martes pasado no te imaginas la cantidad de gente que ha venido a comentar conmigo -unas veces con sobriedad y otras veces de forma muy airada- el titular de Prensa Libre que dice Prohiben a motos aparearse a autos.  ¡La gente cree que aparearse sólo se refiere al acto de juntar las hembras de los animales con los machos para que críen! Hasta hubo bromas al respecto en Facebook.

Nótese que el titular dice aparearse a autos, no aparearse con autos. Eso debería haberles dado una pista a los más vivos de entre los críticos. Luego, ¿a ninguno se le ocurrió consultar el amansaburros para averiguar qué, exactamente quiere decir aparear?

Cuando ví el titular corrí a buscar los diccionarios de uso Vox y María Moliner que hay a mi alcance en mi oficina y me encontré con que sólo la tercera acepción de la palabra controversial se refería al coito entre animales; y que las primeras acepciones correspondían al contexto de los autos y las motos (se refieren a juntar una cosa con otra para que queden iguales, o a juntar cosas para que formen par).   ¿Por qué no acudí al de la Real Académia? Porque recuerdo que mi maestro, Salvador Aguado-Andreut decía que los diccionarios de uso eran apropiados para  referencia de escritores como  literatos y periodistas porque recogían el significado ordinario y no académico de las palabras en contextos usuales.  El titular no es incorrecto; pero está claro que la gente lee lo que quiere leer.

Alguien me comentó que el titular no era atinado porque la gente no lo entendía; pero aún en este caso, en el de que la mayoría de lectores tienen vocabularios muy limitados, a mí me gusta la idea de que de cuando en cuando los medios de comunicación les eleven la barra a sus lectores.  Se bien que la mayoría de la gente puede andar por la vida con un vocabulario de 300 palabras; pero…¿qué mal les puede hacer conocer una más?  La vez pasada un lector de este espacio criticó que yo usara la palabra gurrumino, con el argumento de que nadie conoce esa palabra. Y yo pienso que es una palabra encantadora, que enriquece el vocabulario de quienes la conocen.  Amo las palabras y mientras más conozco, mejor. No creo que otros estén obligados a compartir mi pasión por las palabras; pero no creo que eso deba impedirme ofrecerles las que conozco a quienes quieran conocerlas.  Y creo que igual cosa pasa con el conocimiento de más acepciones y usos de las palabras.  Uno se enriquece si -si quiere enriquecerse- cuando conoce más acepciones y usos de palabras que ya conocía.

Por cierto…¿te da curiosidad qué dice el diccionario de la Real Academia Española sobre la palabra aparear?

1. tr. Arreglar o ajustar una cosa con otra, de forma que queden iguales.

2. tr. Unir o juntar una cosa con otra, formando par. U. t. c. prnl.

3. tr. Juntar las hembras de los animales con los machos para que críen. U. t. c. prnl.

Lo mismo que dicen el Vox y el de María Moliner.  Yo digo que mucha gente alega por alegar y que mucha gente se deja llevar más por sus prejuicios, que por las evidencias.  Y digo que esto es muy malo para la calidad de los debates.


21
May 13

“Todas las familias están con la guerrilla”

A la exguerrilla no le gusta que se hable de este tema; pero si nos interesa la verdad histórica, yo creo que un cajón que no debe quedar inexplorado: La Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalateca, y el Ejército Guerrillero de los Pobres les llevaron la guerra a los Ixiles.  Como parte de una estrategia enraizada en el Viet Cong, la idea era involucrar a los jóvenes y a sus familias en la aventura guerrillera y usarlos para derrotar al ejército, tomar el poder y establecer la dictadura del proletariado.

Los comunicados del EGP concluían con exhortaciones vehementes como: ¡A impulsar las luchas reivindicativas, la autodefensa y la guerra de guerrillas revolucionaria!  ¡A impulsar la guerra revolucionaria que nos conducirá a la toma del poder! ¡Hasta la victoria siempre! El Partido Guatemalteco del Trabajo concluía con ¡Por Guatemala, la revolución y el socialismo!

Cuento esto porque se me había pasado, inadvertido, lo que nos cuenta hoy José Raúl González en su columna: El EGP estimaba que todas las familias están con la guerrilla.  Dicha frase fue tomada de un manual hallado en un guerrillero muerto; y sospecho que la guerrilla estaba fanfarroneando, o estaba engañada; porque por las expresiones de muchos ixiles, sabemos que eso no era cierto.  No era cierto entre los ixiles, ni lo era entre otros grupos más numerosos.  Sin embargo era lo que la guerrilla necesitaba y lo que quería creer.  Servía a sus intereses la ilusión de que lidereaban una insurrección popular y generalizada.  Y servía a sus intereses -por ejemplo- que un grupo relativamente pequeño y concentrado en un área remota del país diera la impresión de que estaba totalmente involucrado en la revolución.  Así resultó que la mayoría de víctimas en esa región coincide con el grupo étnico que mayoritariamente habita en esa región. Pero no por su étnia, sino porque la guerrilla las había involucrado -voluntariamente, o por la fuerza de la imposición- en su lucha por el poder.

Es un crimen lo que hizo la guerrilla; y gracias a la mala fe de Fernando del Rincón, de CNN, se confirma, from the horses mouth, la relación que la guerrilla tenía con las familias indígenas a las que usaba como carne de cañón.


18
Feb 13

Libertad de expresión, “Plaza pública”, e impostura

Estoy de acuerdo con la idea de que los medios de comunicación -incluidos los masivos- existen para el ejercicio de la libertad de expresión de sus propietarios; y por eso creo que no se debe limitar la existencia de medios de comunicación.  The more, the merrier; porque así los hay para todos los gustos.  Creo, también -pero esta es una consideración más mercadológica, que de otra naturaleza- que a los medios de comunicación que tienen pretensiones de ser masivos, les conviene ser diversos.  Y a los usuarios nos conviene que compitan.

Estoy convencido de que cuando los propietarios de un medio de comunicación deciden publicar algo, o no, lo que hacen es ejercer su derecho de propiedad y que esa decisión no constituye censura.  El propietario tiene derecho a decidir qué ideas va a apoyar con sus recursos, y qué ideas no.  Y ya que hay ideas buenas, e ideas malas, no considero que sea algo virtuoso financiar, o apoyar la diseminación de las ideas malas.  Es más, creo que eso es intrínsecamente malo.  El buen periodismo debe ser objetivo; pero…¿tiene que ser imparcial?

Dicho lo anterior no me parece que Plaza pública haya cometido censura cuando su director, Martín Rodríguez tomó la decisión de quitar una columna de opinión y cerrar el blog: La vida parcialmente examinada, compartido por Walda Salazar y Oscar Pineda.  El director de aquel medio actuó en defensa de los intereses de los propietarios del diario y de sus patrocinadores.  El diario es de los jesuitas y estos tienen derecho a pedirles a sus empleados y a sus colaboradores que no critiquen a la Compañía, ni al Papa, ni al Vaticano.

Y hasta aquí llegaría la cosa si no fuera porque Plaza pública se presenta como paladín de la libertad de expresión sin compromisos con los poderes, ni con los patrocinadores o anunciantes.  Con respecto a la relación entre el periodismo y los patrocinadores, el 9 de marzo de 2012 el diario publicó un editorial titulado El periodismo y la censura empresarial.  En esa pieza el diario afirmó que  uno de los problemas más profundos de la libertad de expresión en una democracia y la consideración del derecho a la información como un bien público para la sociedad de Guatemala y Centroamérica: la censura empresarial y la autocensura de los medios.

“Plaza pública” surgió…porque un grupo de periodistas estábamos frustrados con los límites a la libertad de expresión y de prensa que existen en los medios tradicionales a la hora de abordar …el papel del sector privado en nuestro país.

Los periodistas y los medios en Guatemala nos legaron en 25 años una democracia en la que le perdieron el miedo a fiscalizar a los políticos y a los militares, pero nos heredaron también una gran deuda en cuanto a describirnos al resto de poderes en la sociedad, empezando por los más poderosos, los empresarios. Y es que, contrario a las restricciones imaginarias construidas por el discurso conservador, la cosa pública, el interés público, eso que debe ser discutido y abordado por una sociedad, no se limita a las acciones y a los actores del Estado.

En la democracia guatemalteca y su libertad de expresión –abortada en el siglo XX y amordazada desde el Estado al amparo de la elite conservadora– es comprensible que la alerta permanente para evitar censuras dirija sus reflectores a los políticos y al Estado. No está de más.

Pero desde esta tribuna…queremos apuntar otros reflectores hacia la censura que ejerce fuera de micrófonos parte del sector privado sobre el periodismo en Guatemala y que no tiene que ver con la línea editorial de los medios, línea que en muchos casos, da buen y legítimo cobijo a los intereses patronales. Es algo cotidiano que ante un cuestionamiento de parte de un reportero, un empresario llame al dueño del medio para vetar artículos que considera que pueden afectar a las aspiraciones de su empresas, o de sus amigos, casi siempre con éxito. O incluso llegar al extremo de que telefónicas tengan el poder de vetar cartas de los lectores que sean críticas con sus servicios.

En aquellas líneas, Plaza pública daba la impresión de ser un medio que estaría libre de la censura, o autocensura que supuestamente ejercen los poderosos, los dueños, los anunciantes y los patrocinadores.  Daba la impresión de que se erigía frente a los lectores un medio de comunicación al que no frustrarían los límites a la libertad de expresión que ejercen los poderosos y los conservadores.  Daba la impresión de que sus reflectores no iban a apuntar sólo a las acciones de los políticos y del estado, sino que iban a ser de más amplio espectro.  Daba la impresión de que ninguno de sus colaboradores iba a recibir llamada alguna de propietario alguno  para vetar artículos que perjudicaran sus intereses, o los de sus amigos.  Y daba la impresión de que, si eso llegara a suceder, el que llamara no iba a tener éxito.

Pero qué va.  Ahí está que no.  Ahí está que era impostura.  Ahí está que a Plaza pública, como a cualquier otro medio de comunicación masivo, tiene que pensar dos veces si se mete con sus propietarios, con sus intereses, con los amigos de sus propietarios, con los socios de sus propietarios, ni con sus intereses.  Y si se mete…tiene que enfrentar las consecuencias.

Más valiente y cabal hubiera sido que Plaza pública fuera sido objetivo y que no se hubiera puesto ínfulas de paladín contra los poderes, ni contra los intereses de los propietarios y patrocinadores de otros medios.  Mejor hubiera sido que, desde el principio, hubieran dicho que aunque no reconocían el derecho que los anunciantes tienen de decir que ideas patrocinan y qué ideas no patrocinan, si reconocían la facultad de los jesuitas a decidir qué ideas patrocinan y qué ideas no.  Hubieran dicho, desde el principio, que no creían que los propietarios y anunciantes de otros medios tuvieran el derecho de negarle espacio y tiempo a nadie; pero que esa creencia exceptuaba a los jesuitas, al Papa, al Vaticano y a sus intereses.  Así la gente no se hubiera confundido y las cosas hubieran sido claras, respetuosas y transparentes; sobre todo para sus lectores, y también para Salazar, Pineda y otros colaboradores.

Al final de cuentas Plaza pública no va a morder la mano que le da de comer; porque si lo hace, y ad majorem dei gloriam, un jesuita va a llamar a Martín para recordarle que en ese medio no se debe criticar a los dueños, ni a los patrocinadores.


01
Oct 12

¡Libertópolis en la 102.1 FM!

A partir de hoy tus programas favoritos de Libertópolis están en la 102.1 FM.  No te pierdas Así es la vida, Todo a pulmón, Más negocios, Contravía, Ecléctico, Bohemio y Electrópolis.

No se te olvide programar la nueva frecuencia en el radio de tu auto y en todos tus gadgets.

¡Felicitaciones a todo el equipo por el cambio!


13
Oct 11

HacksHackers: free software y herramientas para periodistas

El capítulo local de HacksHackers, una organización mundial cuya misión es difundir el conocimiento, la información y las ideas, llevará a cabo este sábado, 15 de octubre a las 9:00 a.m. en el Campus Tecnológico, Ruta 2 3-63, zona 4, 4ª Norte, Guatemala.

En el taller se darán a conocer distintas herramientas tecnológicas para periodistas. La actividad contará con la participación de la comunidad de Software Libre, Plaza Pública, Campus Tecnológico y Creative Commons Guatemala. La entrada es gratuita.


22
Jun 11

“El Imparcial”, encuentro fortuito con periodismo de 1920

Andaba, yo, buscando unas acuarelas entre mis papeles y me encontré con esta edición conmemorativa del Aniversario de Oro del vespertino El Imparcial.

En 1973 visité aquel diario con mis compañeros de Sexto año de primaria, como una actividad de la clase de Lenguaje, directamente involucrada en el periódico del colegio que – cabalmente- se llamaba La voz del colegio.    Como consecuencia de aquella visita salí fotografiado en aquel diario importante; y regresé a casa con la mini edición que ilustra esta nota.

Hay varias noticias; pero lo que más me cayó en gracia fue la sección social que incluye: Una fiesta en casa de Lola Carrera de Schlessinger, organizada por los miembros del Club Hércules; Una fiesta por el cumpleaños de Graciela Rodríguez, en casa de su padre, Ernesto Rodríguez; El matrimonio de Jorge Silva Peña con Carmen Molina Kelly; Los esponsales de Raúl Caballeros y Marïa Ferrate; El cumpleaños de Concha Orellana; Un viaje de Adela Parra de Valenzuela; Los padecimientos de María P. de la Riva, esposa de Luis de la Riva; la influenza de Concha de Lara, esposa de José Lara;  La muerte de María V. de Rodríguez; El viaje en tren de Juan W. Smith; La llegada de Attala Farfán G, desde La Antigua; El viaje en vapor de Máximo Stahl y su esposa Victoria Robles de Stahl; El almuerzo que ofrecieron Ignacio Borda y su esposa con motivo de su viaje a los Estados Unidos de América; y así, varios más,

El imparcial fue fundado en junio de 1922 y dejó de circular en junio de 1985.


13
Dic 10

Periódicos de papel vrs. diarios en línea

A los periódicos impresos nunca lo reemplazarán ni el diario en línea, ni otras fuentes de información en la Internet.  A continuación algunos de los más importantes usos para los periódicos impresos:

Usos domésticos:
* Madurar aguacates
* Recoger la basura.
* Limpiar los vidrios.
* Envolver el Nacimiento.
* Alinear las patas de la mesa coja.
* Empacar la vajilla en la mudanza.
* Tapizar el piso de la jaula del pájaro.
* Recoger la caca del perro.
* Cubrir los muebles y el piso antes de pintar.
* Evitar que se meta el agua debajo de la puerta.
* De protector en el piso del garage si el carro gotea aceite.
* Matar moscas, cucarachas y otros  insectos.
* En época de crisis económica: Como papel de toilette.
* Arrancarle el pedacito en blanco de arriba de la portada para anotar números de teléfono.

Usos educativos:
* Pegarle al chucho cuando se orina en la casa.
* Recortar letras y fotos para las tareas de los niños.
* Elaborar títeres y piñatas.
* Hacer barcos de papel.

Usos comerciales:
* Ensanchar zapatos.
* Rellenar los bolsos para que conserven su forma.
* Envolver mariscos.
* Empacar clavos en la ferretería.
* Hacer un sombrero de pintor ó albañil.
* Envolver flores.
* Cortar moldes para modistas y sastres.
* Envolver cuadros.

Usos festivos:
* Para encender el carbón del asador.
* Rellenar las cajas de los regalos sorpresa.
* Fabricar el embudo de mago que desaparece el agua.
* Hacer cohetillos

Otros usos:
* Para que los secuestradores usen sus letras en las cartas.
* Como cojín en el parque.
* Hacer bolitas y pegarles a los compañeros de clase.
* Como paraguas para que la lluvia finita no dañe el peinado.
* Para que Los malos, en las películas, escondan sus revólveres
* Como funda para guardar el machete.
* Para esconderte detrás de sus páginas cuando no quieres que te vean.

Todo esto, ¿lo podrías hacer con tu computadora?

Este texto lo chapinicé de uno que me envió mi hermano, Juan Carlos.


06
Dic 10

Adiós a Libre Encuentro

Luego de 20 años de Historia, el programa de televisión Libre Encuentro se despidió anoche.  El tanto dice que veinte años no es nada; pero no es cierto.  En los 20 años de Libre Encuentro se registraron cuatro lustros de la vida contemporánea de Guatemala.  Cuatro lustros de ese largo proceso de prueba y error que es la evolución de una sociedad…que resulta que es la nuestra y la que es nuestra responsabilidad.

Libre Encuentro fue la obra Dionisio Gutiérrez, que pudiendo hacer infinidad de otras cosas, optó por ser actor y no espectador.  Optó por hacerse responsable del tiempo y del espacio en el que le tocó vivir y -más allá de su papel importante como empresario- decidió asumir una responsabilidad cívica en el campo de las comunicaciones.  El, y un grupo de colaboradores idealistas y llenos de entusiasmo, hicieron posible que el programa tuviera una vida larga.

Tuve la dicha de integrarme al proyecto desde su primer mes de existencia; y no me retiré de él hasta que siete años después salí del país para hacer estudios de periodismo.  Y durante el tiempo en que fui parte del equipo, aprendí mucho y disfruté mucho.  Dionisio siempre fue paciente y considerado conmigo; y, por medio del programa, conocí a mucha gente fascinante…aunque también estuve cerca de algunos personajes despreciables.  Pero claro, así es el periodismo, y de todo se aprende algo si uno está dispuesto a aprender.

El cierre del programa me da nostalgia y me da tristeza porque estuve ahí cuando empezó a levantar vuelo y estuve ahí cuando estaba consolidándose y creciendo.  Estuve ahí cuando pasó por tiempos difíciles y vi como los superó.  Estuve en la celebración de sus 20 años de vida, y ahora lo despido con cariño y buenos recuerdos.


02
Nov 10

Falleció periodista Pedro Salinas

Pedro Salinas, periodista, falleció el 31 de octubre pasado.  Pedro fue mi jefe directo en el Aquí el mundo cuando me inicié en el periodismo como editor de la Sección Internacional del medio día, en aquel noticiario legendario.  De él me impresionaba su serenidad, su seriedad y su memoria prodigiosa.  ¡Prodigiosa!  En la oficina que compartíamos guardaba largos y numerosos rollos de teletipo y él sabía exactamente dónde estaba qué.  Recordaba fechas y actores noticiosos de una forma impresionante.

Luego de dejar Aquí el mundo, Pedro se hizo cargo de la dirección del noticiario Tele Prensa; y cuando la administración democratacristiana consiguió el cierre de aquel noticiario, Pedro me invitó a formar parte del que dirigía.  Y fue por eso que me hice cargo de la Sección Internacional de TP donde luego también fui anchorman, como lo había sido en AEM.

Pedro y su hermano, Estuardo, con quien también tuve el gusto de trabajar, eran dos instituciones del periodismo nacional.  Mi anécdota favorita con Pedro es la de una vez que recibí una carta de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca en la que se me conminaba a publicar una especie de manifiesto o comunicado y se me amenazaba con atenerme a las consecuencias o algo así.  La cosa es que se la mostré preocupado a Pedro y el la tomó.  La arrugó y la tiró al cesto de la basura.  Y me dijo, con su voz que era característica: No se preocupe.  Estas vienen a cada rato.

Otra cosa que recuerdo de Pedro es que era capaz de producir el noticiario mientras hablaba por horas con don Tono Mourra, el propietario del Canal.  Pedro podría redactar, supervisar ediciones, dar instrucciones y llevar el control de la emisión nocturna -con total serenidad- mientras hablaba por teléfono con don Tono.


12
Oct 10

¿Por qué es que los medios estatales son mala idea?

Los medios de comunicación estatales, sobre todo en países sin instituciones, tienden a sólo servir a los intereses de los que están en el poder.  Tienden a ser vehículos de propaganda y a ocultar hechos, o actos que comprometen a los políticos y a los funcionarios que los controlan.  Muchas veces desinforman y malinforman.

Hoy, por ejemplo, se quemó el Hospital Amejeira, en La Habana, Cuba; y cuenta @yoanisanchez que siendo el nosocomio más emblemático de la isla el noticiario estatal no informó del asunto.  Así es la vida en las dictaduras.  Así es la vida cuando los medios de comunicación están monopolizados y centralizados.

Si hubiera dos, o tres noticiarios compitiendo, el ocultamiento no hubiera podido ocurrir.

La foto del incendio es por @yoanisanchez.