11
Jul 12

Presentación de la Fundación Libertad y Desarrollo

Anoche fue la presentación de la Fundación Libertad y Desarrollo, cuyo principal objetivo será el establecimiento de una escuela de gobierno a nivel regional con la participación de la Georgetown University y el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas.

El principal promotor de esta iniciativa es el empresario Dionisio Gutiérrez; y en el acto de presentación estuvieron presentes José María Aznar, Alvaro Uribe y el presidente Otto Pérez Molina.  La presentación tuvo lugar en la casa del doctor Gutiérrez, en donde me dió mucho gusto ver a personas a quienes les tengo aprecio y a otras que tenía ratales de no ver.   Y donde tuve que eludir a otras con las que me entusiasma encontrar.

Si partimos de las premisas de que la política es algo inevitable y de que los políticos son igualmente inevitables, supongo que si es cierto lo que se dijo en el sentido de que mejores políticos y mejores cuadros son mejor que malos políticos y malos cuadros.  En ese contexto la idea de una escuela de gobierno parece buena idea.  La iniciativa pone énfasis en la calidad de las personas y no se concentra en la calidad del sistema.  Yo creo que el problema es el sistema; y que lo que hay que cambiar es el sistema.  La crisis política del estado-nación no es un problema de gerencia, es uno de instituciones y de principios.  Si yo tuviera que decidir me inclinaría por cambiar el sistema, antes que formar administradores para fortalecerlo.

Durante la presentación, Dionisio se refirió al optimismo inteligente y a cómo ha mejorado la calidad de vida de las personas; idea y hechos que me recordaron al libro The Rational Optimist de Matt Ridley, que es altamente recomendable.  Ese optimismo inteligente (que yo prefiero llamar racional, como Ridley), es lo que hace a Dionisio y a sus iniciativas algo valioso y digno de respeto.

José María Aznar se refirió al poder de las ideas buenas y al de las malas.  Me gustó ese enfoque porque acabo de estar en la conferencia de Tara Smith al respecto.  Está claro que las ideas tienen consecuencias, y que las ideas son lo más crucialmente práctico que hay en el mundo -aunque es intelectual y existencialmente demandante tomar las ideas en serio-.  Aznar advirtió contra los intentos de bajar el cielo a la tierra y de los infiernos que esos intentos han conseguido.

Uribe se refirió a la seguridad y dijo que sin ella no hay recursos, ni estabilidad posibles.  También se refirió a la compatibilidad del gobierno de Otto Pérez con el sector privado, cosa que, a mi juicio tiene sus bemoles.  Digo, porque es bueno que no haya enfrentamientos entre los distintos sectores de la sociedad; pero es malo si la compatibilidad se convirtiera en connivencia; ya fuera con el sector privado, o con cualquiera otro grupo social.  El gobierno, en todo caso, debería ser como el árbitro en un partido de fútbol.  No un jugador más.

Finalmente habló el presidente Pérez que expresó su deseo de salir bien de la presidencia; cosa que me hizo pensar en lo peligroso que es que no sea así…y en algo así como Well…you better start doing something about it, que no sea subir impuestos, ni promover una reforma constitucional que no sea para limitar el poder de los que tienen el poder.

Al final, celebro que Dionisio esté de vuelta y que -como siempre- dedique energías, talento y recursos para tratar de dejar una mejor sociedad para las generaciones que vienen.

La foto es por mi amigo, Jorge Jacobs.


16
Oct 11

¿Y si el gobierno fuera la causa de la delincuencia?

El cuate Edward Stringham escribe: Mi coautor John Levendis y yo investigamos datos de 63 países y consistentemente encontramos que las tasas más altas de homicidios están correlacionadas con “más gobierno”, (medido esto como niveles bajos de libertad económica).  Tal vez las personas deberían empezar a cuestionar el supuesto de que los gobiernos son creados para reducir la delincuencia.

Puedes bajar el estudio completo, aquí, en inglés.  Gracias a mi amigo, Ramón, por la pista.


09
Mar 11

MAGA, otra misión fracasada

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, cuyo lema es El retorno al campo, tiene como misión la de consensuar y administrar políticas que propicien el desarrollo sustentable del sector agropecuario a través del acceso a recursos productivos, competencia y moderniazción…bla, bla, bla.

Pero hoy nos enteramos que, con todo y su retórica bombástica, de los 265 rastros que hay en Guatemala, sólo 4 cumplen con las normas requeridas para exportar y están certificados; y que los ganaderos chapines no pueden vender la carne bovina en mercados extranjeros debido a la falta de licencias fitosanitarias que certifiquen los controles sanitarios y de calidad.

Es posible que, como dice la nota que da orígen a estas meditaciones, que algunos ganaderos se hayan acomodado a vender localmente; pero, entonces, ¿para qué fregados sirven el MAGA y su supuesta misión? Eso comentó Cándido, mientras comía unas costillas de res en salsa barbacoa.


08
Mar 11

Banguat, una misión fracasada

La misión del Banco de Guatemala -que es el monopolio de la emisión monetaria en el país- es la de promover la estabilidad en el nivel general de precios; y hoy nos enteramos de que el quetzal, la moneda chapina, ha perdido 49% de su valor desde 2000.  Esta pérdida se explica así: Usted necesita ahora Q1, para comprar lo que en 2000 podía adquirir con sólo Q0.51

Y Cándido me comentó, mientras se comía una empanada de leche, que a menos que se entienda que estabilidad quiere decir ir en pendiente, el banco central ha fracasado estrepitosamente en el cumplimiento de su misión.


07
Mar 11

¿De quién debería ser el gobierno?

Hoy, al leer una entrevista con los candidatos Nineth Montenegro  y Harold Caballeros, se habla mucho de un discurso dirigido a los pequeños y medianos empresarios, cooperativistas, capa media y media baja.  Y el entrevsitador les pregunta si tienen una propuesta para los extremadamente pobres como la que ha tenido este gobierno.  Y, efectivamente, la administración socialdemócrata de Los Colom se ha perfilado, a sí misma, como el gobierno de los pobres.

Al leer eso me pregunté: ¿Debería haber un gobierno de los ricos, uno de la clase media y otro de los pobres? ¿Se deberían alternar? ¿Alguno de esos grupos debería ser excluido permanentemente de ejercer su influencia sobre el poder? ¿A alguno de esos grupos se le debería facilitar, permantentemente, su influencia sobre el poder? Esas preguntas, por supuesto, son disparates; pero hay gente que se las hace en serio.  Hay gente que cree que gobernar es llegar al poder para beneficiar (e incluso perjudicar) deliberadamente a grupos sociales.  Aveces estos grupos son de carácter socio-económico, otras veces son de naturaleza étnica, otras de índole religioso, y otras de carácter sexista.  Usted elija.  Pueden, incluso ser mezclas de dos, o más.     Es por eso que los gobiernos se convierten en meras administraciones de privilegios y del presupuesto; y se convierten en fuentes de enfrentamientos en vez de ser los representantes de la unidad nacional.

Que si las de Alvaro Azú y Oscar Berger eran las administraciones de los ricos; y la de Los Colom es la administración de los pobres.  Que si la de Harold Caballeros y Ninech Montenegro serían la de los pequeños propietarios.  Esas son discusiones que tienen su orígen en esa creencia nefasta -y colectivista- de que el gobierno debe ser de grupos específicos.

Yo creo, en cambio, que el gobierno -fuerte y efectivo- debe ser de todos.  Y que sus funciones deben ser la de garantizarles justicia a todos los individuos por igual; y la de proteger los derechos individuales de todos por igual.  El gobierno propiamente dicho, como la justicia, debería tener los ojos vendados.

Sólo si el gobierno acuara como el árbitro de un partido de fútbol, contribuiría efectivamente a facilitar las relaciones pacíficas y voluntarias que hacen posible la cooperación social y la prosperidad.  Imagínese, usted, que desastre serían los partidos de fútbol si los árbitros fueran también jugadores y jugaran y arbitraran para equipos en particular.


09
Feb 11

¿Quién es “el gobierno”?

Quien quiera vivir, tiene que cumplir. A partir de las 8 de la noche, no queremos a nadie en la calle; si no, se muere. Los patojos al salir de la casas, escuelas o colegios deben ir solos, no en grupos o se mueren, dicen los panfletos anónimos que aparecieron en  las colonias Villa Hermosa de San Miguel Petapa, y Ciudad Real de la zona 12 de la ciudad de Guatemala. Estos advierten sobre un nuevo reglamento que ha impuesto un grupo de pandilleros.

Aquí nos encontramos como en un estado de sitio, pero impuesto y dirigido por grupos de pandilleros. Estamos bajo las órdenes de ellos, susurró un residente de Ciudad Real.

¿Quién protege a los vecinos de la zona 12 y a los de Villa Hermosa?  Ni la Municipalidad capitalina, ni su alcalde, Alvaro Arzú, que dice que es Orden; y ni el gobierno central que tiene a su cargo la seguridad ciudadana.

Este, claro, no es un fenómeno exclusivo de aquellas áreas.  Dos personas que trabajan conmigo, y viven en Ciudad Quetzal y en Villa Canales, se quejan de situaciones similares.  Viven atemorizadas constantemente por delincuentes que habitan en esas áreas y que los someten a amenazas y extorsiones.

¿Quién, entonces, es el gobierno?


17
Ago 10

Meditaciones sobre Pavón y el uso de la fuerza

George Washington escribió que el gobierno no es la razón, ni es la elocuencia; es la fuerza. Como el fuego es un sirviente peligroso, y un amo temible. Tenemos gobierno y lo dotamos con un formidable monopolio del uso de la fuerza para defendernos de los delincuentes; pero por esa naturaleza ígnea a la que hizo referencia Washington, es que aquel monopolio formidable y aquella fuerza, deben estar sometidos al imperio de la ley. ¿Y la ley? Son aquellas normas generales y abstractas cuyo propósito es proteger nuestros derechos individuales no sólo de los delincuentes, sino de aquellos que controlan aquel monopolio formidable del uso de la fuerza.


A esto se refieren los artículos constitucionales que dicen que el ejercicio del poder está sujeto a las limitaciones señaladas por la Constitución y la ley; y que los funcionarios son depositarios de la autoridad, responsables legalmente por su conducta oficial y sujetos a la ley, jamás superiores a ella. La ley, pues, no sólo está hecha contra los malos, sino contra los que se dicen buenos; ¡y hasta para frenar a los buenos!

Mucha gente cree que los problemas de Guatemala se resolverían si los buenos tomaran el control y acabaran con los malos. Como en la peli Las pandillas de Nueva York, no falta quién crea que los problemas de Guatemala se acabarían si los buenos cañonearan a los malos y de ahí salen las hipótesis que creen que la solución está en la limpieza social. El problema, claro, es que si al monopolio formidable del uso de la fuerza lo dejamos sin la obligación ineludible de someterse a la ley, aquel monopolio formidable del uso de la fuerza sirve a los intereses de quienes lo controlan y puede ser dirigido contra cualquiera que se interponga entre ellos y sus objetivos.

En septiembre de 2006 mucha gente vitoreó a los funcionarios que tomaron la decisión y ejecutaron las acciones que culminaron con lo que se conoce como La toma de la Granja Penal de Rehabilitación Pavón, porque había evidencia de que las mafias tenían el control de aquellas instalaciones penitenciarias. La Prensa, la comunidad internacional y el clamor popular querían la toma; y la administración de Oscar Berger y Eduardo Stein actuó en consecuencia. Y los protagonistas directos de la toma se convirtieron en los héroes de muchas familias que le dijeron a quienes quisieran oírlos: ¡Al fin alguien está haciendo algo!

Sin embargo, sic transit gloria mundi; porque el amor de la plebe es flor de un día. Como lo son el amor de la Prensa y el de la comunidad internacional. Para la opinión pública y para quienes la hacen, los héroes de ayer, pueden ser los villanos de hoy. Yo nunca votaría por Alejandro Giammattei, por ejemplo y se que Carlos Vielmann es de carácter volado; pero por más defectos que tengan, la verdad no creo que sean los asesinos que ahora se les quiere hacer parecer.

¿Y cuál es el resultado de estas meditaciones? Uno que no debería sorpendernos: que una república sana no puede irse formando sobre las virtudes de los hombres (y menos sobre los caprichos de la gente). Una república sana sólo es posible si se funda sobre leyes. Leyes iguales para todos. Leyes que protejan los derechos de todos. Leyes que impidan los privilegios. Las leyes son la clave, no los hombres.

Ya lo dijo Javier Bardem: Cuando las cosas salen mal todos cerramos los ojos y esperamos que haya alguien más fuerte y sabio y más capaz que nosotros que nos ayude. Yo creo que esa es la solución equivocada, y por eso es que apoyo a ProReforma.

La caricatura es por Fo y fue publicada en Prensa Libre el 18 de agosto de 2010 y hace alusión a los problemas en la universidad estatal.

04
Jun 10

¿Son confiables los bonos de deuda chapines?

El miércoles pasado nos enteramos de que Moody´s Investors Service les elevó la calificación a los títulos de deuda de Guatemala, en moneda extranjera; y que estos pasaron de Ba3 a Ba1; en tanto que los papeles en moneda nacional siguieron en Ba1.
Lástima que no encontré el enlace; pero El Periódico nos cuenta, hoy, que tres analistas de Moody´s confesaron, ante una comisión del Senado de los Estados Unidos, que sintieron presión e intimidación de parte de sus jefes, obsesionados por incrementar su participación de mercado, para asignar altas calificaciones a títulos riesgosos que no lo merecían.
Es bueno saber esto porque, si hay presiones para sobrevaluar títulos en el sector privado (que es el sector pacífico y voluntario de la economía), uno puede suponer que esas presiones son proporcionalmente más fuertes cuando se trata de papeles emitidos por gobiernos, que son parte del sector público, o sea del sector coercitivo y forzado de la economía por su propia naturaleza.
Si usted pone en duda eso del sector pacífico y el sector forzado de la economía, piénselo de esta forma: Cuando un productor privado de fresas quiere dinero de usted, ¿qué tiene que hacer? Pues le tiene que ofrecer un bien que usted desee, y se las tiene que dar buenas, bonitas y baratas, por decir algo, para que usted -voluntaria y pacíficamente- acceda a darle su dinero a cambio de las fresas que el productor le está ofreciendo.
Empero, ¿qué pasa cuando el gobierno quiere dinero de usted? Pues hace una ley para intimidarlo, y si no consigue asustarlo, lo amenaza con llevarlo a prisión…arrastrado si es necesario. Usted tiene que aceptar lo que le ofrece el gobierno a cambio de su dinero (aunque no sea bueno, ni bonito, ni barato).
Y claro, no faltará quien diga que hay productores privados que pueden forzar a otros a aceptar los bienes (o servicios) que ofrecen; pero, si se detiene con cuidado, va a notar que, para que ello sea posible de forma sostenida, necesariamente tienen que acudir a alguna forma de connivencia, de apoyo o protección del sector público.

09
Jul 09

Letreros que tienen sentido, y letreros que no


Me he encontrado con estos letreros en Boston. El primero está en un tribunal y dice: La dignidad y la estabilidad del gobierno en todas sus ramas, la moral del pueblo, y toda bendición de la sociedad, dependen de una recta y habil administración de justicia; y la cita es de John Adams. El segundo es de la Boston Tea Party y dice: Detengan el saqueo y que empiecen los procesos judiciales. Magníficos ejemplos de ideas que deberíamos meditar en Guatemala. Especialmente en el contexto del caso Rosenberg y de las denuncias que hizo el abogado asesinado.

El tercer ejemplo es un desatino total: ¿Cómo es eso de Unase a la línea aérea exclusiva para todos? O es exclusiva, o es para todos. Como la lógica es un método para la identificación no contradictoria, es evidente que este anuncio carece de lógica; o bien…está construido para dar la impresión de que todos los pasajeros en Virgin reciben atención exclusiva…lo cual es un sin sentido porque, ya se dará usted cuenta de que si es exclusiva, no es para todos. Y vea usted, ¿por qué no me extraña que tan disparatado uso del lenguaje y la ausencia de lógica se hallen en un cartel cuyo diseño recuerda a las propagandas maoista, o soviética?

Me encanta la playera que dice: Explotad la Tierra, o morid; porque, ¿cuál sería la alternativa?

Y bueno…los tres siguientes, que vi en las oficinas de The Chiofaro Company dicen: Haz siempre lo correcto; esto les agradará a algunos, y dejará estupefáctos a los demás, por Mark Twain; Nunca trabajé un sólo día en mi vida. Todo fue diversión, por Thomas Alva Edison; y Un ejército de principios puede penetrar donde no puede hacerlo un ejército de soldados, por Thomas Paine.

28
Mar 09

El gobierno y la libertad

El gobierno es la negación de la libertad, es el titulo de la playera anarquista que ayer tenía el cuate Richard.  
No soy anarquista; pero entiendo que el más formidable enemigo de la libertad es el gobierno.  Los gobiernos, por ejemplo, son responsables de la mayor cantidad de muertes.  Los gobiernos roban al amparo de normativas que aparentan ser leyes.  Los gobiernos desarman a los individuos y los despojan del derecho a defender sus derechos.  Los gobiernos redistribuyen la riqueza, con criterios políticos, entre su clientela.  
Aaaaaaaaaah, el costo de tener gobierno es alto, ¿o no?
Playeras como la de Richard pueden ser adquiridas aquí.

Digg!