23
Jul 16

¿Que será de los cementerios?

090425-cementerio-general

Luego de que el Ministerio de Salud iniciara un proceso para pasarle a la Municipalidad de Guatemala la administración de los cementerios de la ciudad, el Concejo capitalino tomó la decisión de rechazar la amable oferta.

Las autoridades de Salud enviaron una carta a las autoridades municipales para que tomaran en consideración la medida, argumentando que el Código de Salud en el artículo 113 confiere la responsabilidad: La construcción y administración de los cementerios de la República estará a cargo de las municipalidades, función que podrá ser concesionada a entidades privadas.

De todos es sabido que el Cemeterio General se está desmoronando y el lugar, como el resto de monumentos en la ciudad de Guatemala, ha sido saqueado. Las dos dos últimas veces que acudí a ese lugar, para enterrar personas, regresé comido de zancudos (y vaya que no me dió chikungunya, zika, o algo parecido).  El hedor es vomitivo debido a que el relleno sanitario municipal es vecino del lugar. Hay tantos zopilotes en el área que en el entierro de una persona a la que le tenía aprecio y respeto, la familia tuvo que llevar bombas de iglesia para ayuentar a aquellas aves.  El otro día encontré la tumba de una de mis tatarabuelas y no me pude quedar a explorarla porque había sujetos muy sospechosos en moto y temí por mi seguridad y la de mi madre. El cementerio general es, literalmente, un lugar de pudrición, a pesar de que como la mayoría de cemeterios decimonónicos, tiene su encanto arquitectónico y cultural.

Décadas y décadas de corrupción y desidia de parte de los funcionarios del Ministerio de Salud (y el hecho de que el Cementerio está al lado del vertedero de basura) han convertido algo potencialmente fascinante, en un lugar verdaderamente espantoso.  No por los fantasmas, sino por el abandono.  El estatismo, el centralismo y la corrupción que cultivan aquellas prácticas han hecho colapsar no sólo el Cementerio General al que me he referido (porque es el más importante e iconográfico). ¡Ahora los funcionarios del Ejecutivo quieren salir de la papa calilente!, y Tu Muni no les topó caulas. Tu Muni ya tiene suficientes clavos con el basurero de la zona 3 que es su responsabilidad.

El caso es que con el cementerio ha ocurrido lo mismo que ocurre con la educación estatal, la salud estatal, la vivienda estatal, las carreteras estatales, el aeropuerto estatal, y…¿sigo?  Por otro lado, a lo mejor es posible que algún inversionista privado se interese en rescatar cementerios como el de La Verbena, o el de la Villa de Guadalupe que ya tiene un componente privado.  ¿Pero y el Cementerio General? ¡Ese es un gran camote!…y su futuro no se ve brillante.


13
Jul 15

La caja de Miguel García Granados

11542095_10155714259930315_8135058565801390945_n

Tal vez ya se supo y no me he enterado; pero cuando fueron exhumados los restos de Miguel García Granados -héroe de la Revolución liberal de 1871- la caja que los contenía estaba adornada con un escudo de Guatemala y otras piezas de metal.  Sin embargo, cuando los restos fueron devueltos al Cementerio Ganeral, la caja en la que iban no tenía ornamento alguno.

Si la familia decidió quedarse con los adornos pues ¡que bien! De hecho cuando exhumamos a mi abuelo, Luis, yo me quedé con su lápida de bronce y cuando exhumamos los de mi padre, Luis, mis sobrinos se llevaron las letras de bronce de la lápida.

Me gustaría que aquel fuera el caso; y no que los ornamentos hayan ido a parar a manos de los amigos de lo ajeno. Digo, porque en el Cementerio General el saqueo de bronces y otras piezas metálicas es escandaloso.  En la ciudad de Guatemala, monumentos y placas han sido arrancados y mutilados de una forma vergonzosa.  Unas plaquitas de bronce que había en la Sexta avenida y 8a. calle de la zona 1 desaparecieron cuando fue remodelada esa vía; y cuando fue remodelada la Plaza de la Constitución, la placa que recordaba a las víctimas del bombazo de septiembre de 1981 por parte de la guerrilla, también fue desaparecida.  El mismo monumento a don Miguel, en la Avenida de la Reforma, está mutilado.

También llamó la atención la poca dignidad con la que las autoridades trataron los restos del líder de aquella importante revolución.

¿Alguien sabe qué pasó con las decoraciones que había en la caja de don Miguel?

10408490_10155714259895315_1551227754415821160_n

Las fotos las tomé de Facebook.