28
Abr 17

Don Chilo del Valle y la reforma judicial

El establecimiento de jueces es uno de los puntos más delicados en todas las sociedades políticas. Así lo dice El amigo de la Patria, Número 17, Folio 379 del 27 de febrero de 182… José Cecilio del Valle era quien publicaba aquel periódico moderado, en el que los gases o bacos se enfrentaban a las ideas radicales de los cacos, lidereados por Pedro Molina desde su periódico El editor constitucional.

Nadie, con dos dedos de frente, negará –a estas alturas– que aquella observación de Valle es fundamental para una república sana.  En Guatemala, es evidente que urge una reforma judicial; pero no sólo una que nos permita conseguir una administración de justicia pronta y cumplida, sino una que consolide el sistema republicano y una que fortalezca el estado de derecho y la institucionalidad (o tal vez que los funde).

Escucha el podcast aquí.

De ahí que la reforma judicial, por la reforma misma, sea un propósito insuficiente.  Es un desatino y un desperdicio desaprovechar la ocasión y usarla para propósitos ideológicos, y para empecinarse en temas que distraen de lo que es importante.

¿Por qué habríamos de perder la oportunidad de separar lo administrativo de lo jurídico en el Organismo Judicial? Ese sería el efecto, por ejemplo, de un consejo de la carrera judicial que estuviera al mismo nivel de la Corte Suprema de Justicia, y/o que estuviera cooptado por grupos de interés, o por fuerzas políticas, o diseñado desde una perspectiva corporativista.  Peor aún, uno que, por su conformación más política que judicial, se convirtiera en fábrica de jueces serviles, de celadores de intereses particulares, o de los del Organismo Ejecutivo.  Uno que fuera la usina para una dictadura de los jueces, como ha ocurrido en otros países.

Ya lo dijo don Chilo del Valle: el establecimiento de jueces es un asunto delicado.  Por eso urge un abordaje cívico del tema, uno que no descalifique a quienes pedimos una reforma responsable y uno que nos permita luchar contra la injusticia, la corrupción y la politización. No se vale imponer el pensamiento único.

ActualizaciónEn este enlace encontrarás la propuesta de reforma elaborada por el Centro de Estudios Económico-Sociales, proyecto que apoyo con gusto y entusiasmo.

Columna publicada en elPeriódico.   La foto, del número original de El amigo de la patria, fue posible gracias a la Biblioteca Ludwig von Mises.


15
Abr 17

Nuestra alfombra, la más “fresh”

Desde hace cinco años un grupo de amigos y yo tenemos la tradición de preparar alfombras frente a la casa de doña Yoli.  Es un encuentro generacional, una celebración de la vida entre amigos y familia, y una continuidad de las tradiciones chapinas.

Los que siguen de cerca este espacio saben que no estoy de acuerdo con la filosofía prevaleciente en ésta temporada; pero afortunadamente coincide con el equinoccio de primavera y con la fiesta de la fertilidad, lo cual me da la oportunidad de celebrar como debe ser: con buen bacalao y buen vino, en compañía de personas a las que valoro mucho.

Como el año pasado, en esta ocasión hicimos dos alfombras, una de aserrín y otra de pino. El diseño de la primera fue audaz y muy distinto a las que hemos hecho en años anteriores. Daba mucha alegría ver cuando la gente se detenía a hacer comentarios y se tomaba fotos con ella.  Una familia se detuvo a ver y la pequeña niña que iba con ellos pidió que si la dejábamos ayudar con la alfombra.  ¡Por supuesto que le dijimos que sí y gozamos mucho su entusiasmo!  Una vez más, cuatro generaciones participamos en la elaboración de las alfombras. Además de cuatro generaciones hubo cuatro nacionalidades involucradas.

Doña Yoli preparó su delicioso bacalao a la vizcaína; acompañado por un arroz impecable, moyetes exquisitos y bien calados, y el tradicional encurtido de remolachas, zanahorias, arvejas y ejotes.  Ese es el almuerzo chapín para ese día.  Así era en la casa de mi bisabuela, en las de mis abuelas, en las de mis padres y así será hoy en mi casa.  Sólo que aquí, en vez de encurtido, comemos aguacates porque somos fans de los aguacates.

¿Por qué es que practico algunas tradiciones -aunque no esté de acuerdo con la filosofía de muchas de ellas-? Pues me gusta el encuentro entre generaciones; el establecimiento y fortalecimiento de vínculos culturales, históricos, familiares, y amistosos. Las tradiciones nos dan la oportunidad de enriquecernos afectiva y culturalmente. Nos sirven para aprender acerca de costumbres y prácticas que no sólo son inmemoriales (en muchos casos), sino que se han adaptado, o han permanecido prácticamente inmutables.  Por eso es que la nuestra  debe ser la alfombra elaborada por el mayor número de ateos y agnósticos por metro cuadrado, en todo el país.

Para los lectores distraídos será raro que porque uno es individualista no rechace las prácticas culturales colectivas.  Sin embargo, no hay nada en el individualismo metodológico que apunte en esa dirección; y ciertamente no hay nada en el individualismo -como principio según el cual los hombres poseemos derechos individuales que no les pueden ser arrebatados por ningún otro hombre, ni tampoco por cualquier número, grupo o conjunto de hombres- que apunte hacia aquella creencia.

Las tradiciones enriquecen la evolución social.  Son parte del largo proceso de prueba y error por medio de cual crece y prospera una sociedad.  Las tradiciones dan un sentido de pertenencia: a este grupo de amigos, a estas familias, o a esta tribu…y luego a la sociedad.

De verdad les agradezco a mi bisabuela, a mis abuelas, a mis padres, a mis amigos y a todos los que no sólo me enseñaron a disfrutar de las tradiciones y de la alegría de celebrarlas en compañía de quienes uno ama; sino que me permiten ser parte de ellas. ¡Mi vida es muchos más rica gracias a las experiencias, y a quienes me acompañan en el camino de vivirlas!

Como en otros años, comparto el siguiente relato que expresa muy bien mis propios sentimientos frente a las alfombras; y porque la familia de la autora vivía en la Quinta Avenida de la zona 1, a unas cuadras donde vivía mi tatarabuela, Gilberta y su familia, sobre la misma avenida en la que hicimos la alfombra de ayer:

En Alfombras de aserrín,  Amelia Lau Carling relata que La semana antes del domingo de Pascua…los vecinos crean alfombras de aserrín teñido, de flores y de frutas sobre el camino de muchas procesiones.  Año tras año las hacen con nuevos diseños.  Año tras año las procesiones marchan sobre ellas, destruyendo sus dibujos al pasar.  De niña en Guatemala, mi hogar era el de una familia china que se aferraba a sus costumbres.   Pero la semana santa era una temporada como ninguna otra hasta para una familia china tan tradicional como la nuestra.  Con los vecinos nos juntábamos en las aceras para admirar las alfombras antes de que los cortejos caminaran sobre ellas.  Viendo las procesiones, yo sentía que la historia que narraban ocurría ahí mismo.  Y la belleza de los breves tapices creados con tanto primor se ha quedado grabada en mi corazón.

Al describir el proceso, Amelia cuenta que Primero puso una capa de aserrín natural y la regó con agua.  En seguida sus ayudantes dibujaron sobre ella las figuras de aserrín coloreado.  Se encaramaban sobre  tablas para alcanzar los lugares que debían adornar sin estropear lo que ya habían hecho.  Con un colador y unos esténciles de cartón, pasaban finas lloviznas de colores.  Cuidadosamente medían los diseños, siguiendo las instrucciones…luego otro ayudante pasaba por toda la alfombra con una regadera muy fina de agua, “pish, pish”, para que el aserrín quedara bien plano.  Ay, que linda era.  ¡Parecía una alfombra de verdad!

Si, es cierto que uno termina bien cansado; pero es ese cansancio que enorgullece luego de haber hecho algo alegre, algo hermoso, algo que enriquece y algo que te deja lleno de buenos recuerdos y de cariño hasta el punto de que con un buen baño y una buena noche de descanso ya estás listo para hacerlo mejor…el año entrante.

Actualización: les pregunté a los lectores de @luisficarpediem si alguna vez habían hecho alfombra y de los 17 que respondieron, 11 dijeron que sí y les gusta; en tanto que 6 dijeron que no han hecho.

La tercera foto es por María Dolores Arias y la cuarta es por José Eduardo Valdizán.


03
Abr 17

¿Lenin ganó en Ecuador?

Escucha el podcast aquí.

Anoche cuando veía los resultados de las elecciones en Ecuador me encontré con la siguiente meditación de mi cuate, Luis Espinosa Goded, desde Quito: No se qué opción me causa más pavor y desesperación, Lenin ha ganado por fraude, o Lenin ha ganado pues le ha votado el 51%. Y comparto sus sentimientos.

Tan horrible sería que el socialismo se enquistara en Ecuador por la vía del fraude electoral, como que el socialismo se enquistara en Ecuador porque la gente cree que es la mejor opción.  El programa de Lenin Moreno es una joya de la retórica del colectivismo y de populismo.  Da tristeza pensar que en unos años los ecuatorianos pasarán por las penas que han pasado los venezolanos, si Lenin Moreno fuera confirmado como el ganador y cumpliera con sus ofertas electorales. Mientras tanto, pendientes del recuento de votos.

Da pavor y desesperación lo que hacen en Ecuador (el oficialismo y los electores que votaron por Lenin), porque todos los días vemos lo que el socialismo le ha hecho a los venezolanos y a las instituciones en Venezuela. Mientras que los venezolanos luchan desesperadamente por salir del socialismo, y de sus efectos inmorales y empobrecedores, y a la vista de las evidencias, ¿quién iba a decir que en el vecindario, los ecuatorianos podrían seguir por el mismo camino del que están tratando de escapar los venezolanos?

Por lo pronto es un error describir lo que ocurre en Venezuela -el deterioro institucional sostenido y el reciente golpe de estado- como un ataque a la democracia; porque ambos y sus efectos, son consecuencia de la democracia.  Es decir: del gobierno de la mayoría. La mayoría llevó a Hugo Chávez al poder y la mayoría lo sostuvo. La mayoría sostuvo a Maduro. En tanto aquellos que valoramos la libertad, el respeto a los derechos individuales, la igualdad de todos ante la ley y la limitación del poder no distingamos entre democracia y república apropiadamente, el populismo y toda forma de colectivismo -incluido el socialismo- seguirán sirviéndose de las masas y de su mandato mayoritario para alcanzar el poder y no soltarlo.

Si algo nos han enseñado los primeros 17 años del siglo XXI es que los socialistas como Hugo Chávez/Nicolás Maduro, Rafael Correa/Lenin Moreno, Evo Morales y Daniel Ortega para mencionar unos, llegan al poder democráticamente con el voto de la mayoría, alteran el orden institucional y constitucional democráticamente con el voto de la mayoría, alargan sus períodos presidenciales democráticamente con el voto de la mayoría y extienden sus regímenes democráticamente con el voto de la mayoría.  Todo a costa de la libertad y los otros derechos individuales, de la igualdad de todos ante la ley, y de los límites al poder.  La máxima democrática es que los intereses colectivos prevalecen sobre los derechos individuales.

¿Cómo logran la mayoría? Sencillamente, aunque no fácilmente.

  • El primer instrumento fundamental es el control de la educación.  La educación estatal es la fábrica de súbditos obedientes y clientes del socialismo.  Ahí es donde se aprende a no cuestionar las decisiones de la mayoría y de quienes dicen representarla.  Ahí es donde se aprende que la expoliación es moralmente aceptable cuando la decretan los que dicen representar a la mayoría.  Ahí es donde se aprenden el colectivismo, el misticismo y la irracionalidad. La educación es el molde de donde sale el pensamiento único.
  • El segundo instrumento es una prensa complaciente.  No siempre complaciente con el grupo específico que controla el poder; pero sí complaciente con los valores que lo hacen posible: el colectivismo, el misticismo y la irracionalidad.  Y complaciente con las políticas que se derivan de aquellos valores:  Más legislación, más controles, más trámites, más expoliación, más centralización, más monopolización, más arbitrariedad y menos libertad, menos propiedad, y menos respeto a los proyectos de vida de las personas individuales. La prensa complaciente es el gran reforzador del pensamiento único.
  • El tercer instrumento es el miedo.  Es un miedo sutil que va creciendo; pero que no llega a violencia como ocurría en el siglo XX.  Los socialistas de ahora no fusilan; pero te cuelgan la espada de Damocles.  Por ejemplo: en la Venezuela bolivariana de los primeros tiempos de Chávez, dudar de los valores y los anhelos bolivarianos era traición a la patria y era muy mal visto.  Era ser amigo del imperialismo.  Y una vez señalado como enemigo de todo lo bueno (el bolivarianismo), quien osara cuestionarlo quedaba marcado y era aislado cuando no perseguido.  En el Ecuador de Correa, los instrumentos fiscales han sido usados para intimidar a periodistas, empresarios y opositores, para citar dos ejemplos.
  • El cuarto instrumento es la neolengua y el uso abundante de palabras comadreja. Las necesidades son presentadas como derechos; la democracia se impone sobre la república; la justicia social sustituye a la justicia; la corrección política sustituye a la libertad de expresión; la verdad alternativa sustituye a la verdad, el conflicto sustituye a la cooperación social; el estado de derecho democrático sustituye al estado de derecho; lo que se entiende por justicia se persigue desde el Organismo Legislativo y no desde el Organismo Judicial; la división del poder se diluye en el partido, o en la persona del jefe del estado; no se distingue la legislación, de la ley; y así podemos seguir.

Milton Friedman explicó que una marea de opinión, una vez que fluye fuertemente, tiende a barrer sobre todos los obstáculos todas las opiniones contrarias y los socialistas lo han entendido bien.  De hecho, los cuatro instrumentos mencionados arriba (que no son los únicos) sirven para crear la marea democrática que les permite perpetuarse en el poder a costa de la república y de los valores que esta representa.

Me detengo aquí porque esto ya se hizo largo.  Mis condolencias a mis cuates ecuatorianos que hicieron todo lo posible por rescatar a su país y a sus connacionales. Condolencias que van acompañadas por una reflexión que vale para otros países que se hallan en condiciones parecidas a las de Ecuador, y para mi país que se halla en un cruce de caminos: En todo conflicto entre dos hombres (o grupos) que comparten los mismos principios básicos, gana el más consistente. En toda colaboración entre dos hombres (o grupos) que se apoyan en diferentes principios básicos, el más maligno, o irracional es el que gana. Cuando los principios básicos opuestos están abierta y claramente definidos, eso obra en ventaja del lado racional; y cuando no están claramente definidos, sino que están ocultos, o difusos eso obra en ventaja del lado irracional.

¿Qué piensas al respecto?

La cita es de Ayn Rand, y estoy seguro de que viene al caso.

Foto por  Andes/César Muñoz. CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons


30
Mar 17

La hipocresía de los obispos

Escucha el podcast aquí.

En medio de presiones de la iglesia católica, y de grupos de ambientalistas y de derechos humanos, el Congreso de El Salvador aprobó una ley que prohibe la minería metálica. La prohibición incluye las actividades de exploración, extracción, explotación y procesamiento ya sea a cielo abierto, o subterráneo.  A principios de marzo, la iglesia católica le entregó al Congreso más de 30 mil firmas de ciudadanos salvadoreños que se sumaban a los pedidos de la prohibición de la minería metálica.

Cuando leí esa notica pensé en las cruces, báculos y anillos de oro que adornan las personas de obispos, arzobispos, cardenales y papas.  Pensé en los copones, las custodias y otros objetos de oro y plata que engalanan las ceremonias en templos magníficos.  Pensé en el pan de oro y el estofado que cubren retablos e imágenes; y en el oro y la plata de resplandores y puñales.

En  Empires of the Atlantic World: Britain and Spain in America, 1492-1830, Sir John H. Elliot nos recuerda que the wealth generated by the mining economies of the two viceroyalities [of New Spain (Mexico) and Peru] made it possible to sustain a continuing programme of church building and refurbishing. La riqueza generada por las economías mineras de los virreinatos de México y de Perú hicieron posible mantener un continuo programa de construcción y remodelación de iglesias católicas.

Elliot cita al dominico Thomas Gage que nos cuenta que en México, en 1620, there are not above fifty churches, and chapels, cloisters and nunneries, and parish churches in that city, but those that are there are the fairest that ever my eyes behold. The roofs and beams in many of them all daubed with gold.  Había, en el México de 1620 más de 50 iglesias, capillas, claustros, conventos y parroquias cuyos techos y vigas estaban revestidas con oro.

Desde la Nueva España hasta el virreinato de La Plata, pasando por la Capitanía General del reino de Goathemala, ¿De dónde saldría el oro que se usaba en aquellas iglesias y que le daba tanta riqueza, prestigio y poder a la organización de la cual los obispos son altos dirigentes?  ¿De dónde salió la riqueza que le permitió a la iglesia católica ser terrateniente formidable y prestamista implacable? ¿De dónde ha salido el oro para cálices, báculos, pectorales y otras joyas que se lucen en iglesias, monasterios y museos, así como en obispos, arzobispos, cardenales y papas? ¿Qué tantas fuentes de ingresos actuales, de aquella organización, provienen de fortuna enraizadas en la explotación minera?

La foto es de la Enciclopedia Guatemala.


24
Mar 17

Tribalismo vrs. espíritu societario

Escucha el podcast aquí.

En San Juan Sacatepéquez, circula un memo de la Municipalidad en el que se le informa a todo el personal de la PMT que es obligatoria la imposición de boletas de remisión, debiendo imponer, como mínimo, tres boletas por turno cada agente.  De lo contrario, dice la nota, se enviará un reporte de bajo rendimiento laboral.  ¿Dónde más ocurre eso?

De paso…¿notaste el Cúmplase del cierre de la carta?

Un grupo de pobladores de la aldea Panzamalá, en San Pedro Carchá, les habría prohibido a otras personas trabajar en la hidroeléctrica Renace y habría amenazado a quienes no acaten el acuerdo. El alcalde asegura que su administración no tiene nada que ver; pero en el acta 15-2017, folio 199 hay una anotación que dice: “La gente tiene conocimiento que hay (un) joven que está llegando a trabajar a la empresa Renace. La gente y los líderes están molestos, se quedó en un acuerdo que nadie llegaría a trabajar. Las personas que lleguen a trabajar en dicha empresa serán castigadas, se construirá un lugar para ser encarceladas”. El alcalde asegura que el sello que acompaña la supuesta resolución no es de la comuna. ¿Quién hace este tipo de cosas? ¿Fuenteovejuna? El alcalde afirma que es un personaje llamado Bernardo Caal.

La mamá de un amigo es de Siquinalá, Escuintla.  El fin de semana fue de visita y regresó con la novedad de que ahora hay toque de queda y que nadie debe estar fuera de su casa pasadas las diez de la noche.  La amenaza, cuenta la señora, fue transmitida por la televisión.  La gente parece estar contenta con la disposición, a pesar de que vive con miedo porque supuestamente hubo dos muertos.  ¿Es cierto esto?

Hace unos años leí que en una población de Occidente el alcalde había prohibido las violaciones en la noche (¿y no en el día?), los juegos de básquetbol y los divorcios, entre otras cosas.  Sé que en algunas poblaciones los alcaldes han prohibido el licor y la cerveza; ¿alguien sabe en qué paran estas prohibiciones? Más recientemente los alcaldes se atribuyen la potestad de prohibir las bolsas plásticas.

La arbitrariedad está en todas partes; y en el interior del país, donde el tribalismo prevalece sobre el espíritu societario, seguramente la arbitrariedad se siente más.

Columna publicada en elPeriódico.


21
Mar 17

¿En serio van a reestatizar el Hogar Rafael Ayau?

Escucha el podcast aquí.

El Hogar Rafael Ayau ya fue estatal (que en chapín quiere decir gubernamental, o sea administrado por políticos y burócratas).  Durante el tiempo que estuvo a cargo del gobierno la vida allí no era muy distinta, en horrores, a lo que se ha vivido en el Hogar seguro virgen de la asunción, o a la vida en Etapa II.

En 1996 la situación cambió radicalmente cuando Inés Ayau y sus monjas ortodoxas se hicieron cargo de los niños que habitaban el lugar.  No fue un cambio fácil; pero les devolvió la dignidad a quienes estaban acogidos a la benevolencia de las nuevas administradoras; y sacó adelante a docenas y docenas de jóvenes que crecieron alejados del ambiente de espanto que prevalecía a la sombra de los políticos y burócratas.

Cuenta la madre Inés: Con ayuda de los generosos guatemaltecos reconstruimos las instalaciones y recibimos durante los primeros diez años casi un niño diario, con necesidad de un hogar. Hicimos más de 300 adopciones todas exitosas. Los siguientes 10 años que entró a funcionar el CNA han sido un calvario legal. Poco a poco nuestra población de niños fue disminuyendo. Primero los bebés los acaparó el estado… luego el resto. Hoy tenemos en nuestra “familia” y bajo nuestra responsabilidad financiera 13 niños menores de edad, adolescentes, y 14 jóvenes universitarios. Mantenemos relación de familia con todos los que se han ido.

Hoy, este “Hogar Rafael Ayau” en la zona uno que es un lugar muy grande y un jardín en el centro, un pulmón, sigue siendo un lugar de caridad y misericordia. Actualmente allí viven los 11 varones adolescentes y los varones universitarios, con las personas responsables de ellos bajo mi supervisión. Allí tenemos la Primera Escuela Pública de Educación Especial que atiende 80 niños. Allí esta la Escuela Taller de la Municipalidad que atiende 300 jóvenes en riesgo, fuera del sistema educativo formal y enseñan carpintería, construcción, electricidad, jardinería, herrería, forja, panadería, quesería, etc. Allí funciona La Universidad en Línea Rafael Ayau, también gratuita, el Colectivo Isla que maneja el Centro Cultural de exposiciones gratuito de arte de jóvenes artistas y becas para jóvenes artistas, la Asociación Pre-Hospitalaria de Guatemala y el Centro de Estudios Mayas Yuri Knorosov.

La semana pasada, la igumeni Ayau y su pequeño equipo de monjas valientes denunciaron la responsabilidad del Consejo Nacional de Adopciones, la Unicef, la Procuraduría General de la Nación y de otras instancias, con respecto a las muertes en el Hogar seguro.  Y la respuesta política no se hizo esperar.  Ayer, la madre Inés recibió un ultimatum de la PGN -en nombre de la administración de Jimmy Morales- para que desalojen las instalaciones que ocupan.  La excusa es que hay una emergencia (¿cuándo no?).

Las instalaciones son del gobierno, eso es cierto; pero les habían sido otorgadas a las monjas, en usufructo, por 50 años.  Ahora la administración reclama el inmueble y pretende echar a la calle -¡en 30 días!- la obra de las monjas ortodoxas, aparentemente por un formalismo.

Aquella iniquidad pasa por alto la palabra empeñada, y desconoce el principio de que los compromisos deben ser honrados  Y, en consecuencia, las buenas obras de las monjas en aquellos edificios, en beneficio de los niños que viven ahí y estudian ahí, van a ser remplazadas por quién sabe qué engendros.

El desalojo de las monjas y sus obras no se ha consumado; y todavía es tiempo para que esta Administración -la de Jimmy Morales- se de cuenta del error que está cometiendo. ¿Es posible eso?


17
Mar 17

¿Qué hacemos con el “bullying”?

bullying_on_instituto_regional_federico_errazuriz_irfe_in_march_5_2007

Escucha el podcast aquí. 

El lunes un chico llevó una pistola a su colegio y la disparó.  Afortunadamente para el patojo que llevó el arma, y para las víctimas potenciales, no hubo más disparos, ni hubo heridos, ni muertos.  Pero sí habrá consecuencias y mucha gente resultó lastimada emocionalmente.

No voy a mencionar nombres porque aquello que ocurrió allá, podría pasar en cualquiera otro establecimiento educativo; debido a que la causa del incidente es el acoso o bullying, un fenómeno del que hay que hablar.  Lo dijo el abuelo del muchacho, en una columna valiente y conmovedora: Ahora nos enteramos que durante los últimos años mi nieto soportó en silencio, sin compartir con sus padres, una situación de acoso constante de parte de compañeros; y lo dijo un exalumno* del colegio en un comentario de Facebook no menos valeroso y emotivo: el patojo que disparó fue víctima de “bullying”/acoso escolar, el más desagradable y perturbador que puede ofrecer un colegio de sólo varones. Y esto lo digo yo porque no sólo porque fui testigo, sino porque…yo mismo fui una víctima de “bulllying”…A los ojos de los matones…cualquier atributo, interés o talento que se salga del marco tradicional-católico-macho es una mariconada y merece ser castigado. Sin tener ninguna autoridad a la cual acudir, y sin amigos porque todos me veían como un marginado, reventé conmigo mismo.

¡Por supuesto que es inaceptable llevar un arma a un colegio!; pero las víctimas de acoso escolar pueden ser llevadas a la desesperación en un ambiente de aislamiento y humillación.  Para desgracia de todos, los establecimientos educativos, los maestros e incluso las familias, no solemos ponerle suficiente atención al asunto. ¡Hay una gran diferencia entre la chingadera propia de la niñez y de la adolescencia, y la perversidad del acoso!; y la mayoría de nosotros no estamos dispuestos a verla, en parte porque la mayoría de nosotros prefiere ver hacia otro lado cuando ocurren cosas desagradables, y en parte por pereza moral.

Es un error abordar el tema como si fuera sólo uno de inseguridad; porque es mucho más grave que eso.  Tiene que ver con qué clase de personas somos.

*Por cierto, ahora que traté de poner el enlace al perfíl del muchacho citado, no lo encontré en Facebook. ¿Alguien tiene idea de qué podría haber pasado?  La única alusión la encontré aquí.

Ilustración por Diego Grez  CC BY 3.0, via Wikimedia Commons.

Columna publicada en elPeriódico.


10
Mar 17

No olvidemos la reforma electoral

elecciones-luis-figueroa-carpe-diem

Escucha el podcast aquí.

¿Cómo pudiéramos subrayar el hecho de que la reforma electoral es más que urgente? Esto es porque dicha reforma está íntimamente relacionada con el procedimiento para elegir a quienes les entregamos el poder; y el poder tiene que ver con la facultad de imponer mandatos.  El poder tiene que ver con el gobierno y ya sabes lo que dijo George Washington acerca de eso: El gobierno no es una razón, tampoco es elocuencia, es fuerza. Opera como el fuego; es un sirviente peligroso y un amo temible.

Por eso es importante meditar bien y aprobar buenas reformas a la ley electoral.  Actualmente se discute una nueva propuesta; una que plantea la votación nominal para diputados.  Los mandantes deberíamos tener la posibilidad (y atender la necesidad) de conocer por quiénes votamos exactamente.  Esto facilitaría la vinculación entre el mandante y el mandatario, propia de una república sana.

Otro de los puntos importantes de la reforma es la creación de distritos electorales pequeños.  Esta propuesta también busca acercar a los mandantes y a los mandatarios de modo que la responsabilidad y la accountability de estos últimos sea más inmediata.

Es una lástima que se conserven los listados nacionales.  Tradicionalmente, esos espacios han servido para llevar al congreso a dirigentes nacionales de los partidos, sin liderazgo alguno; y a financistas y otros patrocinadores igualmente irrelevantes para los mandantes.

Desde 1985 los mal llamados partidos políticos han demostrado que no son más que maquinarias o roscas, diseñadas para conseguirles el boleto electoral a sus propietarios. Lejos están de ser las plataformas ideológicas y programáticas que sirven de intermediarios entre mandantes y mandatarios, como los describen los libros.  Por eso es bueno que los comités cívicos puedan competir con ellos en materia de la presentación de candidatos a diputados distritales.

No soy fan de la multiplicación de juntas electorales porque recuerdo –de los años 70– historias de cómo se hacían los fraudes en las juntas remotas.  Como se huye de la plaga, las reformas deberían huir de las cuotas.

¿Qué sabes de la reforma electoral?

Columna publicada en elPeriódico.


03
Mar 17

Historias intensas y lecciones valiosas

cff

Escucha el podcast aquí.

Vivo en Guatemala, un país que aún está por ser construido y en el que los derechos individuales y la igualdad ante la ley son precarios. Por eso, aquellos son mis temas favoritos para estos comentarios, escribí en la presentación de mi blog: luisfi61.com hace más de diez años cuando lo empecé.

Por eso encuentro importante compartir el hecho de que hoy se celebra el College Freedom Forum UFM 2017 en el que 6 personas de distintos países del mundo, comparten sus experiencias frente a violaciones de sus derechos humanos por parte de regímenes criminales.

El elenco incluye a Abdalaziz Alhamza, periodista sirio que reveló tácticas terroristas de ISIS; Anastasia Lin, de China, actriz  y defensora de derechos humanos; Yulia Marushevska, de Ucrania, funcionaria y defensora del movimiento anti-corrupción; Rosa María Payá, de Cuba, cuyo padre fue asesinado en circunstancias misteriosas; Jamila Raqib, de Afganistán, promotora de la no violencia, que tuvo que huir de su país -con su familia- cuando sólo tenía cinco años; y a Omar Sharif Jr., de Egipto, activista LGBTI, modelo y actor al que se le impide volver a su país.

En 2016, la experiencia en el CFF UFM fue intensa y enriquecedora.  Conocimos a Jean-Robert Cadet, que fue niño esclavo en Haití y su lucha contra esa práctica; a Danilo Maldonado “El sexto”, un grafitero cubano que recién acaba de estar preso por ejercer la libertad de expresión; y a Cheng Guancheng, de China, activista no vidente que lucha contra la injusticia; sólo por mencionar tres.

El CFF at UFM está dirigido a estudiantes y traslada el espíritu y las vivencias del Oslo Freedom Forum, una comunidad que comenzó en 2009 y ha reunido, a doscientos cincuenta activistas, expertos, músicos, artistas y líderes mundiales de ochenta y siete países diferentes, con veintiún idiomas distintos. El CFF es una iniciativa de la Human Rights Foundation y de la Universidad Francisco Marroquín, que impulsa presentaciones inspiradoras que revelan la realidad de las violaciones a los derechos humanos y abre a la crítica sociedades cerradas que necesitan ser conocidas por la opinión pública mundial.

Columna publicada en elPeriódico.

Actualiación: hice una consulta en @luisficarpediem y contestaron 28 lectores.  De ellos 3 creen que los intereses colectivos deben prevalecer sobre los derechos individuales. ¿Se darán cuenta de que si eso ocurriera, los derechos dejarían de ser derechos? Afortunadamente 25 lectores saben que los derechos individuales deben prevalecer sobre los intereses de los grupos.

derechos-individuales-luisfi61


28
Feb 17

Ganaron la batalla del barco, pero perdemos la de la libertad

395002_336235236401359_48809003_n

Escucha el podcast aquí.

La embarcación de Women on Waves -de una organización no gubernamental holandesa que ayuda a mujeres que desean interrumpir voluntariamente sus embarazos- fue expulsada del país por disposición de la Dirección General de Migración con el apoyo del ejército.

La visita y la propuesta de aquella nave desató a todas las fuerzas conservadoras y se armó una discusión apasionada y emocional sobre el aborto inducido.

La objeción más débil fue la positivista; basada en el hecho de que el aborto es un delito. Débil, la objeción porque los abortos no iban a ocurrir en territorio guatemalteco, sino en aguas internacionales en un buque de bandera holandesa, país en el que el aborto no es delito.  Las autoridades amenazaron con impedir por la fuerza que las mujeres que necesitaran los servicios del barco pudieran viajar hacia él; pero, ¿las autoridades deberían evitar que las mujeres que desearan un aborto viajaran a países como los Estados Unidos de América, Uruguay, o Guyana, para citar tres donde la interrupción voluntaria del embarazo no es delito?

La objeción más absurda fue la que mostraba vídeos e infografías de un bebé siendo violentamente extraído del vientre de una mujer.  Objeción absurda porque mostraba bebés plenamente formados más allá del primer trimestre de embarazo.  Un aborto más allá de ese plazo pondría en grave peligro la salud y la vida de la mujer.  Ningún médico responsable interrumpiría un embarazo en esas circunstancias.  Los abortos en circunstancias médicas responsables suelen ser de embriones;  pero no de bebés plenamente formados.  La idea de que haya disponibilidad de ambientes y de profesionales responsables para interrumpir voluntariamente embarazos (en un país donde hay unos 65 mil abortos al año) es, ¡precisamente!, evitar peligros y daños para las mujeres que no pueden, o no quieren permanecer embarazadas.  Muchísimas de aquellas mujeres mueren en condiciones inhumanas debido a abortos irresponsables y no profesionales.

La objeción más sofomórica fue la de que ¿qué tal si el embrión abortado iba a ser un Beethoven, iba a salvar al mundo, o eras tu? Objeción que se neutraliza con imponderables como, ¿qué tal si el embrión abortado iba a ser Hitler, o Stalin, o el marero que iba a matar a la hija de tu vecino?  La sola pregunta subraya el carácter potencial del embrión, frente al carácter real y actual de la vida de la mujer.

Es un hecho que un embrión -de tres meses- no podría vivir fuera del útero.  Sólo después de los siete meses es que aquella vida potencial tendría posibilidades de sobrevivir independientemente del organismo que se ha apoyado hasta el momento; si y sólo si cuenta con la tecnología, el conocimiento científico y la atención necesarias para ello.

Esto es muy importante porque, aunque un óvulo y un espermatozoide son vida potencial, aunque una morula y un embrión son vidas potenciales, la única vida real es la de la mujer embarazada.  Si la vida potencial tuviera el mismo valor que la vida real, debería ser delito desperdiciar esperma, por ejemplo. ¿Está claro que lo actual tiene prioridad sobre lo potencial?

Muchos opositores al aborto creen que la vida potencial y la vida actual son equivalentes; e hicieron creer a algunos inocentes que hay una contradicción entre la defensa de la vida como un derecho individual y un valor supremo, y la defensa del derecho de las mujeres a que nadie las fuerce a quedar embarazadas.

La vida humana (no la existencia de un embrión) implica acción dirigida, controlada por la mente, con cognición y emociones, valoraciones y preferencias, implica competencia y cooperación (los tropismos y los actos reflejos, no son acción).  La vida humana (la de la mujer, y no la existencia de un embrión)  implica acción, autonomía y autopoyesis (no en el sentido de que venga de la nada, claro; sino que se crea y se produce a sí misma a partir de un sistema cuya dinámica se mantiene y reconstruye a sí misma para no desintegrarse).

Alguien va a objetar que según aquella definición, pareciera que alguien que no tiene todas sus facultades cognitivas, o es incapaz de actuar, no está vivo.  Pero eso no es cierto, porque, una silla rota, sigue siendo una silla.  Por ejemplo, un anciano que sufre de demencia senil, sigue siendo una persona humana. .

Un detalle que me llamó la atención durante la discusión fue la creencia de que tanto la mujer embarazada como el hombre que la embarazó tienen iguales derechos con respecto al embrión.  Este argumento es muy débil porque el embrión crece dentro del vientre de la mujer, es el cuerpo de la mujer el que lo alimenta, es el cuerpo (¡y el proyecto de vida de la mujer!) el que es sometido a cambios impresionantes, el embrión depende 100% del cuerpo de la mujer, es totalmente inviable fuera del cuerpo de la mujer.  El padre ha aportado material genético, y eso es valioso; pero sólo carga una parte de los efectos y consecuencias del embarazo.

Por otro lado, no se puede tratar a todas las relaciones de padre biológico de la misma forma.  Esto es evidente cuando se trata del padre biológico potencial por violación, cuyo derecho al feto debería estar fuera de discusión ya que se trata de una imposición violenta en el cuerpo de la mujer violada.  Pareciera diferente en el caso del padre biológico potencial por coito voluntario; empero, aunque el coito fuera voluntario por parte de la mujer, la conservación de la mórula o del feto, es una decisión distinta porque tiene efectos distintos y de muy largo plazo.  Nueve meses como mínimo, de 18 a 21 años es una perspectiva, y el resto de la vida es otra posibilidad.  La mujer es el mayor stake holder en un embarazo.

No debería ser moralmente aceptable eso de forzar el embarazo en una mujer. Empero, aunque parece claro que el que es consecuencia de una violación es un embarazo forzado; el hecho de que la sociedad obligue a la mujer violada a conservar el embrión es una doble violación.  Nadie debería tener la facultad de forzar a una mujer a quedar embarazada, ni a permanecer embarazada.

Durante la discusión fue fascinante ver cómo, la mayoría de conservadores, hicieron micos y pericos para no apoyar sus argumentos en la creencia de que los embriones tienen alma puesta ahí por su dios.  Frente a ese argumento no hay nada que decir porque se trata de una creencia; las creencias, al margen de los hechos, son como callejones sin salida donde lo único que queda es pedir que se admita el artículo de fe.

En Facebook alguien proclamó: Ganamos la batalla del barco…y seguramente sí; empero…perdimos la batalla de la libertad.  Quizás porque, como dijo Benito Mussolini (de ingrata recordación), la concepción fascista de la vida es religiosa, una en la que el hombre es visto en su relación inmanente con una ley superior, dotada de una voluntad objetiva que trasciende al individuo y lo eleva a la pertenencia consciente de una sociedad espiritual.

Actualización: Hice una consulta entre mis lectores en @luisficarpediem y no deja de ser alarmante que 9 de 37 participantes crean no estén en desacuerdo con que nadie debería forzar a una mujer a quedar embarazada, ni a permanecer embarazada.  Dichosamente 26 dijeron que no están de acuerdo y nunca faltan los que son incapaces de hacer un juicio moral.

captura-de-pantalla-2017-03-01-20-55-49