El Congreso estancado

Hubo un día la semana pasada que solo 53 de los 158 congresistas llegaron a la sesión plenaria; y la inasistencia de diputados al pleno del Congreso va en alza. La semana pasada las tres sesiones del Legislativo duraron  30 minutos y se anticipa que para esta semana la situación no cambiará. ¡Y quizás es lo mejor que puede ocurrir!

En la calle, la gente cree que el estancamiento es malo porque cree que la legislación debería ser producida como se producen salchichas; pero tu no te dejas engañar.  Sabes que ni la vida, ni la libertad, ni la propiedad de ningún hombre están a salvo cuando el Legislativo está reunido, como dijo Mark Twain ¡y qué razón tenía!

¿No te inquieta la costumbre de evaluar al Legislativo por la cantidad de legislación que produce?

¿No te produce inquietud eso de que la gobernabilidad dependa de la satisfacción de las demandas de los grupos de interés?

En días recienetes, por ejemplo, ahí tienes a los burócratas del Banco Mundial va de manipular a la opinión pública con la finta de que si el Congreso no arpueba un préstamo de US$100 millones que -supuestamente- servirían para combatir la desnutrición infantil.

Tu ya te imaginas,claro, que mucho de aquel dineral se irá en el pago de consultores, supervisores y expertos que redactarán montañas de informes desde sus oficinas en el Banco Mundial, o desde alguna ONG emanada de la nave matriz.

¿Alguno de aquellos burócratas recomendará la flexibilización de la legislación laboral, la eliminación del impuesto sobre los rendimientos del capital, la eliminación de las aduanas, o que cese el acoso contra el sector productivo en fincas, hidroeléctricas, minas y otros emprendimientos?  Sospecho que no; y lo sospecho que lo que recomendarán son políticas que requieran más consultores, supervisores y expertos.

¿Y al final? Al final la tragedia.  La tragedia de que seguirá habiendo desnutrición y seguirán muriendo niños por desnutrición.  Los consultores, suprevisores y expertos bien cebados; pero sin que sean removidos los obstáculos para la productividad y la creación de riqueza; la pobreza seguirá cobrando vidas.  A pesar del endeudamiento, de los impuestos y de los informes redactados por los que ahora están desesperados porque no es aprobado aquel endeudamiento.

Por eso…y porque la legislación es un instrumento de expoliación legal, como lo advirtió Federico Bastiat, mejor que el Congreso siga estancado.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escribe la palabra Anti-spam que se muestra en la imagen.
Anti-Spam Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.