Democratización de los bonos, una celebración retorcida

En algunos  ambientes se celebra que pequeños inversionistas podrán comprar bonos del tesoro; y esa celebración es retorcida.

La ilustración es de “elPeriódico”

Desde mañana los pequeños inversionistas podrán adquirir bonos del tesoro en la licitación que se tiene programada para este año. El Ministerio de Finanzas Públicas  ofrecerá los plazos de uno, dos y tres años para las inversiones.  Los bonos para pequeños inversionistas se pueden adquirir desde Q10 mil hasta un máximo de Q500 mil en un ejercicio fiscal. Para adquirir estos títulos de deuda pública los inversores deben acudir a un agente de bolsa.

Antes de celebrar la democratización de la venta de bonos; porque ahora los podrás comprar tu, y no sólo las instituciones financieras, vale la pena recordar que:

  • La venta de bonos del tesoro, por parte de los políticos y burócratas, distrae recursos escasos que, en vez de ir a la economía productiva se van a la economía de papel.
  • La inversión en bonos no es ahorro productivo.
  • Aquella economía de papel no se invierte en algo productivo; casi todos sus recursos se van para pagar gastos de funcionamiento, que en su mayoría son…sueldos de burócratas y polítcos
  • Los bonos son endeudamiento que vas a tener que pagar tu; con más impuestos, o con más endeudamiento.  Es decir, con una merma en tu calidad de vida porque son pan para hoy y hambre para mañana.

La venta de bonos del tesoro, al público, coincide con que la calificadora Fitch confirmó la calificación BB para la deuda guatemalteca y revisó las perspectivas a la baja.

Dicho lo anterior, ¡que alegre la democratización de los bonos!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escribe la palabra Anti-spam que se muestra en la imagen.
Anti-Spam Image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.