07
Oct 16

La musa de la innovación

160929-musa-de-la-innovacion

Escucha el podcast aquí.

La musa de la innovación, una escultura monumental por el maestro Walter Peter Brenner, fue develada frente al Tec 2, en Cuatro grados norte, y es motivo para destapar una botella de cava.

Durante su develación, el artista explicó que la importancia de la escultura para la arquitectura es que podemos identificar de forma visual y concreta los valores y virtudes humanas que deseamos expresar en el edificio arquitectónico. La escultura los personifica, los vuelve palpables y elocuentemente entendibles.  ¿Qué valores y virtudes concretiza nuestra musa? Nuestra porque adorna la ciudad y un espacio público. Los valores que concretiza son: la racionalidad, la creatividad y el ingenio; la libertad, la belleza, el florecimiento, la búsqueda de la felicidad y, por supuesto, ¡La innovación!

A sus pies habrá un texto que dirá: La fuerza creativa de la mente es la energía que impulsa el desarrollo de la humanidad y las alas de la innovación tecnológica se convierten en la máquina que le permite viajar al futuro y alcanzar fronteras inimaginables; actividades que sólo son posibles en un universo benevolente.   Prueba de que el universo benevolente es una realidad es que la Musa de la innovación es posible, que el Tec 2 es posible y que Cuatro grados norte no sólo es posible, sino que revivió de sus cenizas con pasión y elegancia.   Prueba de que el universo benevolente es posible es que emprendedores como Juan Mini le encargan a un artista como Walter Peter, esculturas como la musa que inspira estas líneas.

Mientras Walter explicaba el significado de su obra, su musa amada, María Fernanda, develó la escultura  ante la fascinación de los que tuvimos la dicha de estar ahí.  ¡Y fue alegre estar ahí, en aquel momento hermoso, junto a amigos queridos!

La musa de la innovación expresa un sentido de vida heroico que haríamos bien en cultivar entre nosotros; para no abandonarnos en los suampos de lo ininteligible, lo feo, lo grosero, lo pedestre, lo irracional, lo místico, ni de lo insignificante.  Como Atlas libertas en la UFM y el Amanecer, el gigante de Cayalá, la Musa de la innovación, le habla a lo mejor entre nosotros.

Columna publicada en elPeriódico.


06
Jun 14

“Amanecer”, en Guatemala

amanecer-luis-figueroa-luisfi61

¡Ya descubrí qué es lo que más me impresiona de Amanecer, el gigante de Cayalá!  Son su mirada decidida, su disposición para actuar y su propósito: el de traer la llave para la búsqueda de la felicidad.  Amanecer no está desesperado, no se ahogó, ni algo parecido.  Como el David, de Miguel Angel, Amanecer eligió qué hacer y lo va a hacer.

Amanecer expresa virtudes identificables y entendibles.  Sabiduría, como el conocimiento de uno mismo; justicia, como respeto a la verdad; templanza frente a los retos y para tener los pies sobre la tierra; fortaleza para siempre estar dispuestos a levantarse y a hacer lo correcto; tolerancia para aceptar a los demás como son y estar dispuesto a aprender de ellos. Amanecer no es sólo una escultura magnífica de mármol chapín, sino que expresa una filosofía.

Por eso no es raro que la misma gente que se opone a la minería, a las hidroeléctricas, al capitalismo y a otras formas de elevar el nivel de vida de las personas, critiquen esta obra de arte.  Cuando aquellos se oponen rabiosamente a las hidroeléctricas, por ejemplo, pueden disfrazar sus propósitos detrás de argumentos ecologistas, por decir algo; pero cuando atacan una obra de arte bella -que refleja una filosofía pacífica, productiva y emprendedora- cuya elaboración requiere de conocimientos científicos y tecnológicos profundos, ahí se desnudan.  Voy a atreverme a decir que odian lo bello porque es bello y lo bueno porque es bueno.

El gigante y su entorno nos muestran lo que es posible. Nos dan un respiro e inspiran. Ni uno, ni el otro son casualidades. Son responsabilidad de gigantes que, como dijo Isaac Newton, están parados sobre hombros de gigantes.

Cuando vayas a conocerlo aproxímate a él viéndolo a los ojos.  Explora qué es lo que hay de gigante en ti. Tócalo y siente la piedra y la tierra que, con la inteligencia y la fuerza humanas, han sido convertidas en algo sublime. No eres el enano que otros quieren que seas.  No eres arena insignificante en un universo malvado. Eres polvo de estrellas en un universo en el cual las ideas tienen importancia y en el cual la vida buena y la felicidad son posibles.

Columna publicada en El periódico.


01
Jun 14

“Amanecer”. ¡Se levantó el gigante de Cayalá!

140531-amanecer-cayala-gigante-luis-figueroa-luisfi61

Ayer fue develado Amanecer, el gigante de Cayalá.  Una escultura monumental que sale de la tierra e invita a la búsqueda de la felicidad sobre la premisa de que una vida virtuosa conduce a la felicidad. Y si uno no celebra estas cosas pacíficas, buenas y bellas, ¿qué va a celebrar?

Durante el acto, que se celebró ayer, el escultor Walter Peter B. recordó a su padre, el artista Walter Peter K. Explicó que la llave de la felicidad -que le gigante tiene en su mano derecha- representa la virtud de la racionalidad que es necesaria para alcanzar los sueños.  Agradeció a Aristóteles, a su maestro de filosofía Warren Orbaugh, a su familia y a su querida Mafer y a los mecenas Héctor Leal y la familia Leal.   Recordó que Amanecer está directamente vinculada con otra escultura que se halla a unos metros, cuyo nombre es Curiosidad y que nos recuerda que la infancia está relacionada con la curiosidad, la aventura y el descubrimiento.

Giancarlo Ibárgüen S. nos recordó que la felicidad es algo íntimo y profundo, así como el fin de todos los fines; y que sólo en libertad es que los artistas pueden encaramarse hasta lo sublime.

Warren Orbaugh, por su parte, reflexionó sobre lo maravilloso que es presenciar un nuevo humanismo y un nuevo renacimiento. Observó que la m irada de Amanecer refleja una mente activa y que la esencia del ser humano es la de ser ser volitivo.  ¡Me alegro de haber conocido esto!, dijo y con ello expresó muy bien lo que yo mismo estaba sintiendo en ese momento. ¡Que dicha estar ahí!, es como haber estado en Florencia el día en que David,de Miguel Angel fue expuesto por primera vez. Me siento dichoso porque contar con Walter, Giancarlo y Warren entre mis amigos es como poder decir que uno fue amigo de Miguel Angel, de don Quijote y de Ari.

Y…¿quién hace el papel de Lorenzo de Medici? Héctor Leal. En sus palabras, el mecenas se refirió a cinco virtudes: sabiduría, como el conocimiento de uno mismo; justicia, como ser justo con uno mismo y hacer lo necesario para cumplir los sueños; templanza frente a los retos y para tener los pies sobre la tierra; fortaleza para siempre estar dispuestos a levantarse y a hacer lo correcto; tolerancia para aceptar a los demás como son y estar dispuesto a aprender de los demás.

Amanecer no es sólo una pieza de mármol y una escultura magnífica.  Encarna una filosofía.  Aquí puedes leer el relato que expresa aquellas ideas…y un vídeo sobre esta obra está disponible aquí.

Las fotos de abajo muestran varias etapas de Amanecer.  Tuve la dicha de ser invitado por Walter, Mafer y sus hijos a participar de esta maravilla colosal, desde el principios.  Puedes ver, en las fotos, el primer modelo pequeño de Amanecer, la complejidad la ciencia y la tecnología involucradas en su elaboración, y las visitas que hicimos al taller donde fue elaborado (al que llamábamos La cantera en alusión a Howard Roark y El manantial).

Haz clic en la foto para ver más fotos

En el mundo hay escultura similares: The Awakening, en Maryland; el  Bassin d’Enceladeen Versalles; el Monumento al Ahogado, en Uruguay; y La mano del desierto, en Chile.  Amanecer se distingue no sólo por su belleza como obra de arte; sino por la admirable técnica con la que fue esculpido y por la filosofía que encarna.  La filosofía, claro, eleva esta obra e inquietará a algunos.

De paso, comparto contigo la guía de Luc Travers para apreciar el arte.  En  2012 tomé un curso con él y su guía ha elevado la calidad de mi experiencia frente a pinturas, esculturas, dibujos y fotografías.


08
Abr 14

¡Gracias, al cuate y maestro Andrew Bernestein!

Imagen de previsualización de YouTube

Arshak Benlian y el filósofo Andrew Bernstein conversaron sobre la influencia Ayn Rand y el objetivismo alrededor del mundo; y la plática llevó el título de Las ideas de Ayn Rand tienen alas, en el radio blog de Benlian.

Durante el encuentro, Bernstein mencionó a mi amigo y maestro Warren Orbaugh, así como a la Universidad Francisco Marroquín en el sentido de que están haciendo un gran trabajo promoviendo las ideas de la libertad y de  Ayn Rand,  y así como en el de que tienen estudiantes grandiosos. Bernstein también mencionó al escultor Walter Peter uno de los principales artistas de Guatemala. Andy estuvo en Guatemala en octubre de 2013 y ofreció una serie de conferencias y seminarios.   Es autor de The Capitalist Manifesto y es Hayek Visiting Scholar en el Clemson Institute for the Study of Capitalism. Es profesor en la Clemson University y en SUNY Purchase, donde fue electo Outstanding Faculty Member  en 2004.

En la conversación Andy tuvo la generosidad de mencionarme y se lo agradezco muchísimo.  La entrevista que ilustra esta entrada es una entrevista que tuve con Bernstein acerca de los héroes que es uno de sus temas favoritos.


03
Jun 13

¡Celebramos al “Master of His Own Destiny”!

130601_master_of_his_own_destiny

Master of His Own Destiny es el nombre de esta escultura por Walter Peter Brener; y el sábado celebramos la develación de la que adquirió mi amiga Marta Yolanda.  Ya lo he comentado antes; pero una vez más, Walter nos da una lección de cómo es que el arte, la belleza, la filosofía y la vida están íntimamente relacionadas.  En casa de MYDDA celebramos, con buenos amigos, aquella íntima relación expresada en bronce.

He aquí algo que el artista ha escrito sobre esta obra magnífica:

Semiótica de Dueño de tu propio destino:

• La vida es representada por su vitalidad misma y por la acción que ejerce por preservarla y mejorarla.

• La libertad  es simbolizada por la acción que está ejerciendo al tallarse a sí mismo y emerger de la roca, el pie adelantado liberándose de la mismo.

• La justicia (a cada cual lo que se merece) por la acción realizada al no pedirle ayuda a nadie.

• El propósito (alcanzar sus más altas metas y sueños) es representado por el nivel de enfoque y concentración de sus facciones en la acción puntual y exacta de la seguridad que tiene en el punto exacto donde talla.

• La libertad de pensamiento simbolizada por su acción inteligente de poder escoger la forma en la que talla la roca de donde él emerge, ya que así esta forjándose a sí mismo y su propio destino, según su filosofía elegida.

• La universialidad está representada en que no lleva cabello y la forma esférica de su cráneo, donde alberga su valor más preciado, el de su mente.

• La razón está traducida a su mirada inteligente y enfocada demostrando que su eficaz pensamiento lo ha llevado a tomar las decisiones y acciones correctas para alcanzar sus propósitos impuestos, y por ende, la felicidad. Tiene la certeza de que sus sentido no lo engañan y que la verdad es absoluta, única y contextual.

• La equidad en la oportunidad que tiene, como todo ciudadano de tallar su propio destino.

• La fortaleza de carácter por sus rasgos anatómicos poderosos y su determinación incisiva.

• La tempñanza  por su golpe del martillo, lento, controlado, sin el uso de la fuerza bruta. El no usa sus emociones para actuar.

• La felicidad porque está alcanzando la meta trazada.

De paso, comparto contigo la guía de Luc Travers para apreciar el arte.  En 2012 tomé un curso con él y su guía ha elevado la calidad de mi experiencia frente a pinturas, esculturas, dibujos y fotografías.

¡Que dicha es celebrar cosas así y entre amigos!


05
Abr 13

“Dueño de tu propio destino”, por Walter Peter B.

MASTER12

Esta es Dueño de tu propio destino, la nueva obra escultórica del maestro Walter Peter Brenner.  Una vez más, Walter nos da una lección de cómo es que el arte, la belleza, la filosofía y la vida están íntimamente relacionadas.  ¡Mi admiración y respeto para Walter y su excelente talento escultórico!

He aquí algo que el artista ha escrito sobre esta obra magnífica:

Semiótica de Dueño de tu propio destino:

• La vida es representada por su vitalidad misma y por la acción que ejerce por preservarla y mejorarla.

• La libertad  es simbolizada por la acción que está ejerciendo al tallarse a sí mismo y emerger de la roca, el pie adelantado liberándose de la mismo.

• La justicia (a cada cual lo que se merece) por la acción realizada al no pedirle ayuda a nadie.

• El propósito (alcanzar sus más altas metas y sueños) es representado por el nivel de enfoque y concentración de sus facciones en la acción puntual y exacta de la seguridad que tiene en el punto exacto donde talla.

• La libertad de pensamiento simbolizada por su acción inteligente de poder escoger la forma en la que talla la roca de donde él emerge, ya que así esta forjándose a sí mismo y su propio destino, según su filosofía elegida.

• La universialidad está representada en que no lleva cabello y la forma esférica de su cráneo, donde alberga su valor más preciado, el de su mente.

• La razón está traducida a su mirada inteligente y enfocada demostrando que su eficaz pensamiento lo ha llevado a tomar las decisiones y acciones correctas para alcanzar sus propósitos impuestos, y por ende, la felicidad. Tiene la certeza de que sus sentido no lo engañan y que la verdad es absoluta, única y contextual.

• La equidad en la oportunidad que tiene, como todo ciudadano de tallar su propio destino.

• La fortaleza de carácter por sus rasgos anatómicos poderosos y su determinación incisiva.

• La tempñanza  por su golpe del martillo, lento, controlado, sin el uso de la fuerza bruta. El no usa sus emociones para actuar.

• La felicidad porque está alcanzando la meta trazada.

La foto es por Juan Carlos Menéndez.


28
Sep 12

“Curiosidad: fuente de las virtudes”

Curiosidad: fuente de las virtudes es el nombre de la escultura que será develada mañana en el Paseo Cayalá.  Su autor es el maestro Walter Peter Brenner y la sola mención de ese nombre nos anuncia que no se trata de cualquier bodoque.  Las obras de Walter elevan el espíritu humano por medio de la belleza de las ideas y de los ideales, así como de las formas.

No te  adelanto mucho; pero detrás de la escultura hay una historia: Eran tres almas puras, eran tres amigos, era una niña y dos niños que decidieron realizar una increíble aventura, una de curiosidad que los llevaría a descubrir mundos nunca pensados por ellos antes, en sus mentes tan jóvenes e inocentes; mundos de conocimiento, mundos de sabiduría, mundos de nuevas culturas que los ayudarían a encontrar la eterna felicidad, fuente de los deseos más puros de la humanidad. Fue esa curiosidad la que los llevó a tomar prestado un antiquísimo pergamino que la abuela del niño pequeño escondía en el tapanco. Y así inicia esta gran aventura…

La aventura que disfrutaremos, a partir de mañana, celebra esa maravilla que es la curiosidad de los niños; curiosidad que los lleva a querer conocer la razón de las cosas y los secretos de la vida.

Walter Peter Brenner y sus mecenas nos acaban de obsequiar Propósito: el arquero, que se halla en Cardales; obra monumental que celebra la vida y los valores que nos permiten vivir plenamente y buscar la felicidad.  No hay nada corrompido, feo, ni violento en las esculturas de Walter; esas cosas no son para él, ni para su musa doña Mafer, ni para quienes compartimos su valoración de lo que es bueno, lo que es bello y lo que es pacífico.

Walter también es autor del Hombre tecnológico que se halla en el Campus tecnológico, en la zona 4; y de Atlas libertas, que está en la Universidad Francisco Marroquín, solo para mencionar 2 de sus otras obras más fáciles de visitar y apreciar.  Walter hace esculturas “para lo mejor que hay en ti.”

He tenido la dicha de ver, algo de cerca y a ratos, el proceso de escultura de la obra que será develada mañana, tanto en el estudio del artista como en la cantera donde trabaja la piedra; y como se dice en mi pueblo: Esto es solo la punta del “aisberg”.  Casi no puedo esperar a ver todo el conjunto terminado.

Columna publicada en El Periódico.


06
May 12

Propósito: El arquero

El escultor extraordinaire Walter Peter produjo otra escultura monumental que celebra la figura humana y los valores que nos permiten ser plenamente humanos y felices. La misma se encuentra en Cardales de Cayalá, en la ciudad de Guatemala.

En sus obras Walter expresa una visión heroica y bella del ser humano de modo que inspira y eleva.

Muchas gracias a Walter por esta nueva obra titánica, gracia a La Mafer (su musa) y gracias a los emprendedores que hacen posible que todos disfrutemos de este arte.  El arquitecto y filósofo Warren Orbaugh ofreció unas palabras durante el acto de inauguración.

Esta escultura mide 3.25 metros de alto y está fundida en bronce. Walter también es autor de obras magníficas como Atlas Libertas, en al Universidad Francisco Marroquín; y El hombre tecnológico, en el Campus Tecnológico de la zona 4, entre otras.

Sentí muchísimo no poder asistir a la develación de esta escultura monumental; pero ahí estuvieron muchos de mis mejores amigos y todos admiramos mucho a Walter y sus obras.

Un reportaje sobre El arquero fue publicado por Siglo 21. La foto es por raulcontreras.com; y las grabaciones de los discursos son gracias a Marta Yolanda Díaz-Durán.


18
Oct 11

¿Y si un gigante se estuviera levantando en Guatemala?

¡Si!, ¿qué tal si un gigante se estuviera levantando en Guatemala?  ¿Qué tal si ese coloso no fuera cualquier cosa, sino el amanecer; y una alegoría de  la búsqueda individual de la felicidad?

El gigante de 17.5 metros de largo se está levantado de la mano del escultor Walter Peter Brenner y trae consigo el cofre de los sueños de los niños, él sabe que los niños pueden alcanzar la felicidad por medio de la práctica de cuatro virtudes cardinales.

Esta es la leyenda del Amanecer, el gigante de Cayalá, según la cuenta Walter:

ATARDECER: La Luz que se esconde

Había mucho silencio, no necesariamente de la madre naturaleza, sino una ausencia de la presencia humana; la luz iba siendo  cada vez más escasa, el calor se perdía y  el amate gigante iba quedando cada vez más sólo. Ya ni siquiera se escuchaba el sonido de los grillos, estas criaturas que abrazan y reciben con un concierto nocturno a la luz de la luna. Esa tarde nunca saldría esa esfera blanca, tan bella como la riza de un niño feliz.  Atardecer, la luz que se esconde.

Una nube de polvo era lo único que podía percibirse en el horizonte de la selva cayalense. Una nube de polvo blanco cubría el amate, ese árbol descomunal.  Era como que si una gigantesca roca de mármol hubiese sido tragada por la furia de la tierra, un grandísimo estruendo había sido impreso en la atmósfera como el eco que suena en un cañón vacío. A lo lejos, entre los árboles, a través de la pradera, ya muy lejos del amate inmenso en la pradera de Cayalá se observaba cómo una niña de rizos de oro que montaba sobre un bello jaguar  y se alejaba como si fueran perseguidos por una jauría de lobos salvajes. Huían de algo, huían de alguien , ¿ por qué se alejaban del gigantesco Amate que los protegía?

Era como que si la niña se alejara de las fuerzas oscuras de la naturaleza para proteger algo tan valioso, resguardarlo y cuidarlo en algún escondite profundo. A lo lejos parecía verse un pergamino entre sus brazos, como un mapa y un libro. Talvez estos documentos escondían la posición de algún valioso tesoro; ¿qué podría ser ese tesoro? ¿qué podría ser esto tan valioso para ella?

CURIOSIDAD: Fuente de las Virtudes

Muchos, pero muchísimos años después; posiblemente transcurrieron hasta décadas. Eran tres almas puras, eran tres amigos, era una niña y dos niños que decidieron realizar una increíble aventura, una aventura de curiosidad que los llevaría a descubrir mundos nunca pensados por ellos antes, en sus mentes tan jóvenes e inocentes; mundos de conocimiento, mundos de sabiduría, mundos de nuevas culturas que los ayudarían a encontrar la eterna felicidad , fuente de todos los deseos más puros de la humanidad. Fue esta curiosidad que los llevó a tomar prestado un antiquísimo pergamino que la abuela del niño pequeño escondía en el sitio más recóndito, polvoriento y oscuro del tapanco. Y así inicia esta gran aventura.

Pablo, el niño pequeño no sabía leer y no entendía de mapas ni de libros pero su hermano Diego, que ya tenía edad de lectura sería el responsable de leerles el cuento escrito en tan misterioso, viejo y polvoriento pedazo de papel duro, que más parecía un cuero tostado por el sol que otra cosa. Diego, que tenía conocimiento de la lectura, aunque limitado, pero lo tenía, le explicó al niño curioso, que para poder descubrir el tesoro necesitaban a alguien que pudiera tocar la flauta; éste era un requisito fundamental para poder encontrar la llave y el tesoro, y por supuesto tendrían que confabular con su querida amiga Elvira, la cual era un alma que había entregado su corazón a la música, a los bellísimos sonidos que la flauta puede producir ; como silbidos al viento, tan sencillos como puros filtros perfectos entre la armonía y la felicidad; la armonía de todos los sentidos y la conducción de todas las emociones por la mente del niño. Su perfecto balance entre mente y cuerpo; qué más perfecto que una niña templada.

Tendrían que viajar muy temprano , muy lejos,  antes de que el sol naciera, todavía a la luz de la luna, caminando por senderos quebrados por  una maleza espesa, la cual tendrían que traspasar, en busca de la roca encantada en la fuente de la sabiduría. Lo decidieron y lo planificaron como tres pequeños empresarios crean un gran negocio; sólo que éste sería el negocio de su vida, la mayor ganancia posible estaría en descubrir el secreto de la felicidad, tan cuidado y custodiado en un cofre enterrado. Llegó el día, un diez y seis de noviembre, prepararon sus provisiones, su equipo y su mapa con las instrucciones. Sus ilusiones, sus sueños, zarparon cual vela impulsada por el viento, sus pies casi navegaban ya en el riachuelo que tendrían que encontrar, llevaban ya casi tres horas de camino y escucharon sonido del agua golpeando y moldeando las piedras de colores. Ya estaban tan cerca de la roca encantada, los pájaros cantaban, la mariposa monarca hacía de su hábitat el imperio de su reino y en un espacio del pequeño río que se habría un poco se percibía una gran luz, pero no era blanca, era como verde esmeralda con destellos dorados; habían encontrado la piedra encantada en la Fuente de las Virtudes.

AMANECER: El Gigante de Cayalá

Aquí se respiraba un aire como de una acrópolis, como el ambiente de una ciudad perfecta para los niños, parecía como un lugar donde los seres humanos podrían soñar como quisieran, en libertad absoluta y cumplir sus sueños sin molestar ni ser molestados por sus semejantes, en armonía total; era como un paraíso terrenal donde el gobierno que regía era el de la sabiduría, el de la búsqueda de la verdad,  era el de el encuentro de la verdad, era el sitio donde encontrarían el secreto de la felicidad. Los individuos no serían gobernados por nadie, sino por ellos mismos,  serían gobernados por sus mejores juicios derivados del uso de su mente, fuente de sus mejores virtudes, sabiduría, justicia, templanza, fortaleza, tolerancia.

Diego le susurró a Elvira  y a Pablo, que todavía no podían abrir el libro que se titulaba Amanecer , ya que primero deberían estar sentados los tres sobre la piedra encantada, luego de haber atrapado a un grillo, listo para ser encantado éste por la flauta de Elvira. Sus miradas deberían estar dirigidas al primer rayo de luz que atravesara el amate colosal y entonces iniciaría el fin de esta primera gran aventura de sus vidas: el descubrimiento del secreto de la felicidad, el secreto de cómo la curiosidad los llevaría a encontrar la verdad, y la verdad  encontrar la llave, la llave abrir el cofre y … el primer rayo atravesó el colosal amate, que los niños sintieron en su corazón como un rayo atraviesa e interrumpe la tormenta salvaje por un instante. Diego inició leyendo: Amanecer, había una vez un Gigante que llevaba siglos o décadas, no sabemos, pero llevaba mucho  tiempo dormido,  sin despertar de un sueño invernal. El Gigante se había escondido, él estaba triste porque los niños habían desaparecido desde hace ya mucho tiempo y él se había dormido de manera encantada por la falta de esperanza, por la falta de alegría,  por la falta de energía

Las instrucciones en el mapa decían que cada vez que en la historia de Amanecer un niño  leyera la palabra tristeza, una niña tendría que interpretar una tonada con la flauta que expresara felicidad y otro niño tendría que contemplar cómo el grillo reaccionaba.  Y la novena vez que Diego leyó tristeza y que Elvira tocó la flauta y que Pablo observó cómo el grillo actuaba y la mariposa monarca se posó sobre la punta de la flauta,  unos dedos de un pie gigante salieron de la tierra en dirección al  amate inmenso. El niño del grillo debía correr tan rápido como pudiese para hacerle cosquillas en el pié y el pequeño Pablo corrió y tocó su pie y fue un estruendo de riza, tan fuerte  como una explosión de felicidad haciendo eco desde un cañón gigante. ESTO FUE LO QUE DESPERTÓ AL GIGANTE: La felicidad inmensa de un niño, su risa, un niño especial, un infante curioso, un infante, que con otros dos niños iguales buscaban encontrar la respuesta de cuál es el secreto de la felicidad.    Éste era un gigante, un titán, era como un Dios Griego, de rostro y expresión magnánimo.   Él estaba despertando hacia el sol naciente y contemplando la belleza inmensa de la naturaleza, su habitación, su techo , el amate que protege la gigantesca figura, como un espejo, haciendo una mímesis de  amor por su propia vida, él está despertando para disfrutar de la vida. Se está identificando con la existencia.  Y en su mano derecha está la llave para abrir el cofre.  AMANECER: El Gigante de Cayalá había renacido y todos los niños que practicaran las virtudes cardinales serían felices por siempre.

Estuve en el estudio de WPB y quedé impresionadísimo por esta obra monumental.  Y tengo mucha ilusión de verla terminada.


23
Ago 10

Visita a "El hombre tecnológico"

El hombre tecnológico, una de las obras más recientes del escultor Walter Peter Brenner, se halla en el Campus Tecnológico de la zona 4 de la ciudad de Guatemala.


Esta obra magnífica, de tamaño monumental, celebra la tecnología, la ciencia y la filosofía, que son imposibles sin un ambiente de libertad. Celebra la mente y el cuerpo humanos, que sólo se desarrollan a plenitud en un ambiente de libertad. Celebra la razón, cuyos rayos de luz iluminan al hombre libre y a su entorno. Hombre y entorno que hacen posible que no tengamos que trabajar 12 horas al día, arañando la tierra, para comer miserablemente. Hombre y entorno que hacen posible que podamos dedicar buena parte de nuestra vida a crecer y a enriquecernos espiritualmente.

El sábado pasado, Walter nos invitó, a un grupo de amigos y a mí, a visitar al Hombre tecnológico y celebro mucho haber ido. La vista de ese hombre triunfal de grafito, emergiendo de un muro de acero, con la luz en sus manos, me animó. Me recordó que la fuerza bruta no puede contra la razón; y me recordó lo hermosa que es la búsqueda de lo que es bueno, lo que es bello y lo que es pacífico.

Walter, por cierto, es autor de Atlas Libertas y de otras obras impresionantes.