07
Jul 16

Cuentos cortos, egoismo y felicidad, y la cultura

FullSizeRender

Tres fueron mis conferencias favoritas de ayer durante la Objectivist Conference 2016: Finding Fuel in Short Fiction: Giving Full Conscious Value to the Writer´s Choice, por Shoshana Milgram; Being Selfish, Being Happy, por Tara Smith (que es una de mis expositoras favoritas); y Objectivism Indispensable Value to Understanting -and Changing- the Culture, que fue un panel en el que participaron Don Watkins, Steve Simpson (que acaba de editar un libro que te recomiendo: Defending Free Speech) y Elan Journo, autor de Winning the Unwinnable War, libro que he recomendado en ocasiones anteriores.

El objetivismo es radical no sólo en sus ideas morales y políticas sino, especialmente, en cómo guía el pensamiento.  Ofrece un marco intelectual poderoso para conceptualizar y tener impacto en temas culturales y políticos.  Los presentadores, autores de los libros mencionados arriba, ofrecieron perspectivas objetivistas con respecto a temas como la desigualdad, la libertad de expresion y la política internacional.

Combustible espiritual

La mañana, sin embargo, empezó con la parte de literatura del curso Spiritual Fuel: Appreciating Various Forms of Art.  Para el curso leímos el cuento The Last Sixty Minutes, por la ganadora del Premio Pulitzer Susan Glaspell.  Un cuento inequívocamente romántico, por una autora que en su momento defendió El manantial contra la censura.

En esta obra y luego de reflexionar sobre su vida y su carrera, un hombre decide cambiar el curso de aquella. Te recomiendo que la leas y te preguntes si puede inspirarte y por qué.

Durante la conferencia, Shoshana nos recordó que dado que tenemos la facultad volitiva, las elecciones que hacemos son importantes y son la clave para el arte romántico; y comentó que el hecho de que las puedan cambiar el curso de sus vidas, incluso al final de las mismas, da pie para una grandes historias.

Objetivista y feliz

La idea de que una persona pudiera ser egoísta es tan ajena a nuestra cultura, que las personas luchan para entender qué querrá decir Ayn Rand con aquello. En esta primera parte de su conferencia, Tara Smith, explicó las características cruciales del egoísmo racional, qué no es egoísmo racional, y para qué sirve aquel.  Empezó a explorar laforma en la que el egóismo de las personas es su único medio para conseguir la felicidad sostenible.  Hoy continuará con este asunto.

El principio del egoísmo es la razón, su objetivo es el florecimiento y la pregunta clave es: ¿Qué significa para ti?  Explicó que la vida es un proceso autogenerativo y auto sostenible y que para florecer, para alcanzar la felicidad debemos actuar y promover nuestros intereses propios.

Tara explicó que el egoísmo no es transparente porque no siempre sabemos como promover nuestro propio interés; el egoísmo no es subjetivo porque no todo lo que pensamos que es en nuestro propio interés lo es en realidad; no es materialista porque, aunque tiene componentes materiales, lo cierto es que las personas también tenemos una dimensión espiritual, entendiendo espiritual como atingente a la mente, necesidades como orgullo, relaciones, o arte, por ejemplo; el egoísmo no es automático, hay que pensarlo; y tampoco es hedonista porque el placer no es un estándar; sin embargo, el egoísmo no es anti-placer, no por ver el árbol debemos perder de vista el bosque (digo yo); el egoísmo es notablemente apasionado porque la vida está en la mente; el egoísmo no es depredador ya que abusar de otros no resulta en nuestro propio mejor interés, el egoísmo no sanciona el sacrificio de otros.

Tara aconsejó que para construir un yo, para uno mismo, hay que ponerle atención a las cosas que a uno le gustan y pensar acerca de ellas, pensar por que es que le gustan a uno y cuando eso está entendido hay que perseguirlas y disfrutarlas.

ocon 1

 


29
Mar 16

El país no compra combustibles

111211_gasolina

Cuando las autoridades te cuentan que el país pagó X cantidad de millones de dólares menos por la importación de comsbustible derivados del petróleo, te engañan.  Cualquiera que sea la cantidad que X representa.  ¿Dónde está el engaño? El país no compra combustible, sino que lo compran las miles y miles de personas que lo compran.  El gobierno compra combustibles, pero el gobierno no es el país.

Tu compras combustibles de acuerdo con tus necesidades, tus pobilidades y valoraciones; del mismo modo en que lo hacen tu familia, tus amigos, tus colegas, tus vecinos y el resto de la gente.  Si compras más, o compras menos, eso se debe a decisiones poco más, o menos racionales que haces en situaciones específicas.  Y lo mismo hacen los demás.  Todas son decisiones y acciones individuales en condiciones particulares.

El peligro de la colectivización de aquellas decisiones y acciones, y el de convertirlas en un acto atribuible a el país, es que se desconocen y anulan las decisiones y valoraciones de todas las personas involucradas en la compra de combustibles; y se unifican en un sólo ente abstracto que paga la factura: el país.  En el imaginario popular, ese ente abstracto -el que paga- pasa a ser el que decide.  Y el que decide es el que tiene el poder, o la facultad de consumir, o no consumir.  ¿Ves el peligro? Lo que serían sencillas decisiones de consumidores en el mercado; se convierten en una decisión política.  Lo que debería ser propio del sector voluntario y pacífico de la economía es arrastrado hacia el sector coercitivo de la economía.  Si consumes, o no combustibles y a qué precio, deja de ser un asunto entre tu y tu proveedor y pasa a ser un asunto de estado, de la política; y por lo tanto de los políticos y sus funcionarios.  ¿Ves el peligro?


15
Ene 16

Tres reformadores y tres esperanzas

Aim_High

Como el Primero de enero, y los lunes, un cambio de administración es el principio de algo; y yo quisiera que el cambio de ayer fuera el principio de algo bueno. Pero para ello los chapines y la nueva administración vamos a tener que reconocer que la ocasión demanda el abandono de las ideas y prácticas de siempre –fabricantes de miseria– para emprender reformas profundas y sustanciales.

Esta semana estuvo en Guatemala la neozelandesa Ruth Richardson, la madre de las leyes modernas de responsabilidad fiscal; y esta es la lección que nos deja: Aprendamos de Nueva Zelanda y de Perú y comparémoslos con Venezuela.  Si vamos a hacer reformas, que las reformas sean audaces, basadas en principios e institucionales. Que sean disruptivas.  El capital político debe ser invertido decisivamente para hacer posible la voluntad política de liderear reformas.  Y para eso hacen falta ideas…buenas ideas; porque las ideas tienen consecuencias y las malas ideas tienen malas consecuencias.

Otro reformador que he tenido la dicha de conocer es Mart Laar; que sacó a Estonia del pantano soviético. Mart coincide con Ruth en que si se han de hacer reformas, hay que apuntar alto, fijarse objetivos ambiciosos y no temerles a las reformas impopulares.  Mart no recomienda reformas paulatinas y a medias.  Si quieres saber más sobre las reformas en Estonia, visita este enlace.  Apunta alto, recomendó Laar.  Apunta alto y no tengas miedo.

El tercer reformador que he conocido es Leszec Balcerowicz; que sacó a Polonia del pantano socialista.  De Leszec, comparto una lección que encuentro muy útil: la de que las crisis pueden ser oportunidades; pero hay que estar preparados.  Leszec, durante su visita a Guatemala, también subrayó la importancia de la comunicación durante un proceso de reformas y coincidió con los dos anteriores en que tener un objetivo ambicioso y primordial es clave.

Richardson, Laar y Balcerowicz liderearon equipos que sacaron a sus países de pesadillas. Y si lo hicieron es porque es posible; porque tenían ideales, porque se fijaron metas ambiciosas y no cedieron a los grupos de interés. ¡Porque confiaban en la libertad! y fueron fieles a sus principios y a sí mismos.

Columna publicada en elPeriódico.  La ilustración la tomé de la presentación de Mart Laar.


10
Nov 15

Tu dinero vale cada día menos

moneda

Supongo que ya has notado que las nuevas monedas de Q1 que están circulando ahora (con fecha 2013) son más delgadas y menos pesadas que las de fechas anteriores.  Ayer, el Banco de Guatemala anunció que a partir del lunes 16 de noviembre se pondrán en circulación nuevas monedas de Q0.25. Las nuevas “chocas”, como se les llama en Guatemala a estas monedas, también tendrán menos grosor y peso que las que circulan actualmente.

Esto es porque el valor del metal que se usa para hacer las fichas es más elevado que el valor monetario de aquellas.  En parte porque el valor de algunos metales ha subido (y por eso es que los chatarreros se han robado casi todos los monumentos de bronce en la Avenida de la Reforma y la Avenida de las Américas; así como en el Cementerio General); y en parte porque debido a la inflación, por baja que sea, tu dinero pierde valor, en lugar de ser un instrumento para guardar y diferir el valor.

La principal función del dinero es la de servir como instrumento para facilitar el intercambio.  Sin el dinero no serían posibles los grados de división del trabajo y de civilización que tenemos en la actualidad.  Adicionalmente, el dinero también debería servir para resguardar el valor (por eso es que la gente ponía monedas de plata y de oro en alcancillas); pero esta última función es desvirtuada cuando hay inflación y cuando se usan metales innobles para acuñar moneda.

Al dejarse de practicar el trueque y al usar dinero por primera vez, quienes hicieron eso separaron los actos de comprar y de vender, uno del otro, mediante el acto de recibir a cambio algo útil con la intención no de quedarse con él, ni consumirlo, sino para cambiar esto último por otra cosa, en ese momento, o en el futuro.  De ahí que sea importante que la moneda (aquel “algo útil”) conserve y protega el valor, y no lo pierda.


29
Oct 15

El desatino del precio tope a los intereses

512px-Credit-cards

Los diputados aprobaron la discusión, ¡de urgencia nacional!, de una ley de tarjetas de crédito que le pone un precio tope de 10% a la tasa de interés.  Esta medida populista y demagógica -de los diputados (que ya ven venir la cuchilla) tendrá el mismo efecto que tienen todos los precios tope: generará escasez.

Verás…la gente cree que la tasa de interés es el precio del dinero.  Esto es porque lo que se ve (lo evidente) es que uno puede comprar cosas con la tarjeta, como si fuera con dinero.  Entonces la gente supone que los emisores de tarjetas cobran intereses a cambio de el medio de intercambio que les permite comprar cosas.  Pero tu, que leíste Lo que se ve y lo que no se ve, de Federico Bastiat, sabes que en cuestiones económicas, lo que no se ve y no es evidente es más importante que lo que se percibe a simple vista.

En realidad la tasa de interés es el precio del crédito.  Crédito viene del latín creditus o cosa confiadaTiene que ver con confiar y con confianza.  Además tiene que ver con el tiempo, porque el que da prestado confía en que recibirá lo prestado -de vuelta- en el futuro.  En ese sentido se podría decir que es el cambio de una riqueza presente por la posibilidad de más riqueza en el futuro, siempre que el que recibió prestado no viole la confianza del que le dio prestado.  El crédito no sólo depende de la capacidad de cumplir, sino de la voluntad de cumplir.

El emisor de la tarjeta de crédito pone a disposición de uno los recursos que uno necesita ahora, con la confianza de que uno se los pagará luego y corre el riesgo de que uno no se los pague.   Uno recibe los recursos en el preciso instante en que los necesita, sin preguntas, ni nada porque el emisor confió en uno y le dio tarjeta.  El emisor confía en todos los que tienen su tarjeta; pero…¿te das cuenta? hay tarjetahabientes más confiables que otros.  Hay tarjeta habientes más riesgosos que otros.  El grado de confianza, pues, es distinto para distintos casos.  No sólo porque el que presta los recursos los da sin hacer preguntas, sino porque lo hace inmediatamente y las condiciones (así como la disposición) para pagar,  de parte de los tarjetahabientes pueden cambiar en el tiempo.

¿Que pasa si se le pone precio tope al crédito?  El crédito para los tarjetahabientes más riesgosos va a desaparecer, o a escasear.  Como como desaparecieron y escaseron en los años 80 otros productos a los que se les ponía precio tope: el pan, la leche, el papel toilette, las baterías, la Incaparina y otros.  ¿Y qué va a pasar cuando los extarjetahabientes riesgosos no puedan conseguir crédito por medio de tarjetas cuando de verdad lo necesitan? Caerán en manos de los ajiotistas.  ¡Esos prestan al rayo, pero con intereses más que leoninos!  Y las condiciones para los tarjetahabientes riesgosos sólo habrán empeorado.  Como siempre, los más vulnerables serán los más perjudicados por el estatismo y por el populismo.

¿Cuál es el remedio para no tener que pagar tasas altas en las tarjetas? Ser pruente y responsable, atenerse a un presupuesto de gastos, explorar otras posibilidades y no ser impulsivo.  En dos platos: ser racional y usarlas racionalmente.

La ilustración es por Lotus Head from Johannesburg, Gauteng, South Africa (sxc.hu), CC-BY-SA-3.0  via Wikimedia Commons


11
May 15

Castro y Bergoglio se entienden

10525831_10152566910681779_7314835889564255021_nRaúl Castro y Jorge Mario Bergoglio se entienden.  Y el tirano de Cuba considera volver a la iglesia católica y rezar.  Yo me leo todos los discursos del Papa. Si continúa hablando así, les aseguro que volveré a rezar y regresaré a la Iglesia. Y no lo digo en broma, dijo el hermano de Fidel Castro.

¿Cómo iba a ser de otra forma? ¿Qué tipo de cosas dice Bergoglio, que seguramente le gustan a Castro?

  • El dirigente católico dijo que los cristianos no deben acumular riquezas y aseguró que es virtuoso no considerar de tu propiedad aquello que te pertenece.
  • El dinero es el estiércol del diablo, dijo el Papa.
  • Bergoglio arremetió contra las reglas del mercado. Pidió que sea reestructurado el sistema de producción y distribución de la comida.
  • Para el Obispo de Roma  la falta de solidaridad  es un reto en una sociedad donde crece el individualismo.
  • Bergoglio declaró que la Organización de las Naciones Unidas debería alentar la redistribución de la riqueza.
  • No son nuestros los bienes que tenemos, dijo el sucesor de Pedro.
  • Jorge Mario Bergoglio criticó el capitalismo salvaje; y según él este enseña la lógica de las ganancias a cualquier costo, la de dar con el propósito de recibir y la de la explotación irracional de las personas.
  • Bergoglio afirma que los gobiernos tienen derecho a controlar la economía.

¡Con razón es que el tirano socialista de Cuba se siente cómodo con Bergoglio!  Algunos dirán que fue un chascarrillo de Castro; pero Birds of a feather flock together, diría mi abuela.

La foto la tomé de Facebook.


13
Abr 15

Adiós a Eduardo Galeano

Eduardo_Galeano_(Feria_del_Libro_de_Madrid,_31_de_mayo_de_2008)

Mira tu.  Hace un año Eduardo Galeano dijo que no volvería a leer su obra más conocida, Las venas abiertas de América Latina (1971), debido a que es pesadísima, y admitió que fue escrita sin conocer debidamente sobre economía y política. Al hablar de ese libro, Galeano explicó  cuando lo escribió no tenía la formación necesaria. No estoy arrepentido de haberlo escrito; pero fue una etapa que, para mí, está superada. Y ahora vino y se murio.  Al año.

Ceo que una de las mejores cosas que uno puede hacer, cuando se equivoca, es admitirlo y corregir; y en ese contexto creo que fue encomiable la confesión de Galeano…aún después de haber inspirado a quién sabe cuántos jóvenes a dar sus vidas (o a tomar vidas de otros) por medio de un libro escrito, así,  sin saber bien de economía y política.

Las venas… es uno de los libros de cabecera y una de las fuentes de consignas más socorridas de los revolucionarios tercermundistas. En El manual del perfecto idiota latinoamericano, aquel libro está incluido en la lista de los diez que más conmovieron al idiota latinoamericano; y yo añadiría que debe estar en la lista de los diez que más vidas de jóvenes latinoamericanos han cobrado.  Los autores de El manual… dicen que no existe un libro de su género que haya tenido tantas ediciones, traducciones y alabanzas.  No se conoce, en nuestra lengua, en suma, una obra que  -como esta- merezca ser considerada como “la biblia” del idiota latinoamericano, o por la otra punta, como el gran culebrón del pensamiento político.

La progresía ha de estar triste; y me pregunto que hicieron muchos de ellos con Las venas… ¿Las guardaron  como un recuerdo, o las repudiaron  con alguito de honradez intelectual?  Ahora bien…¿qué tal si lo del primer párrafo fue un hoax?   Las vidas arruinadas  por Las venas...y los muertos quedarían; pero la honradez intelectual se iría por el caño.

En este enlace puedes leer los cinco mitos de Las venas…por mi cuate, Adrían.

La foto es por  Mr. Tickle (Trabajo propio), CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons.


25
Ene 15

Ignorancia, arrogancia y los precios de las carnes

150123-carne-asada-luis-figueroa-carpe-diem

En la calle y en los cuchubales, muchas personas creen que los precios son la suma de los costos.  Me explico.  Mucha gente cree que el precio de una camisa es la suma de los precios de la tela, el hilo, las agujas, los botones,  la costurera, y otros.  Los economistas clásicos se enfrentaban a lo que se conoce como la paradoja del valor que expresaban en la siguiente pregunta: ¿Por qué valen más los diamantes que los panes?  Si los diamantes son piedras y los panes son alimento, aquella cuestión les quitaba el sueño.

Durnante siglos, desde gente muy sencilla hasta los economistas más destacados no se explicaban de dónde es que salía los precios y por qué es que las personas valoraban lo que valoraban.

A mediados de los años 1500 los miembros de la escuela de Salamanca atisbaron que el valor de las cosas no estaba en las cosas en sí, sino en quienes las valoraban.  Y siglos mas tarde, a finales de los 1800, Carl Menger explicó cómo es que el valor es subjetivo, o sea que depende de la valoración de los sujetos que están valorando cosas específicas, en lugares específicos. Para usar el problema de los clásicos, las personas no valoran todos los panes y todos los diamantes; sino que valoran unos diamantes, en circunstancias particulares.  Por eso es que en el perdido en el volcán de Agua luego de tres días de no comer, posiblemente darías un diamante a cambio de un pan; cosa que no ocurriría en el Oakland Mall, por decir algo.

Todo esto viene a que ¿qué fregados está haciendo la Dirección y Atención y Asistencia al consumidor definiendo precios de referencia para las carnes? ¿Qué hacen aquellos expertos? ¿Suman costos y dicen que el resultado debería ser el precio de referencia? ¿Leen las mentes de los consumidores y con esa información definen precios de referencia? ¿Comparan los precios de las carnes en Guatemala y enTapachula y dan su veredicto? ¿Usan un algoritmo? ¿Usan una matríz? ¿Conocen cuáles son las preferencias y circunstancias de todos los productores, distribuidores, expendedores y consumidores de todas las carnes?

Cuando dicen que tanto abastecedores como expendedores estuvieron de acuerdo con el precio de referencia, ¿consultaron a unos, consultaron a muchos, o consultaron a otros? ¿Creen que se pueden fijar precios de referencia sólo consultando a la oferta, sin tomar en cuenta a la demanda?

Aquellos expertos, ¿no habían nacido, u olvidaron las malas experiencias de los 70 y 80 con la manipulación de precios?


06
Ene 15

Las monedas no valen ni el metal en el que estan acuñadas

SIGLO-21-150106

Una vez más las autoridades monetarias se ven en la necesidad de acuñar fichas más delgadas y con aleaciones más baratas debido a que llega un punto en el que la moneda vale menos que el metal de las fichas. En parte esto es a causa de la inflación y en parte es a causa del alza en los precios de los metales.

Nuevas fichas de Q 1 circularán a partir del lunes 19 de enero de 2015 y pesarán 4.6 gramos menos que sus antecesoras; y tendrán 0.69 mm menos que aquellas.  Las nuevas fichas tendrán un costo de Q. 0.30, frente al que tenían de Q 0.79 cada una.

Cuando llega el punto en el que el metal de la fichas tiene más valor que su valor monetario, las fichas son más apreciadas como materia prima que como medio de intercambio y van a parar a las fundiciones.  Esto es ilegal, por supuesto, pero ocurre igual.

La inflación no es el alza generalizada en el nivel de precios como se cree en la calle y en los cuchubales; el alza en los precios es sólo una consecuencia.  La inflación es el aumento en las existencias del papel moneda (en este caso las fichas) por parte de quienes tienen el monopolio de la emisión de la moneda.  De ahí la palabra inflación ya que lo que se infla es la cantidad de dinero.  Es el aumento del dinero creado de la nada y es un acto de despojo.  Es un impuesto oculto y dos veces más inmoral que cualquier otro impuesto.

La ilustración es del diario Siglo 21.


07
Oct 14

La peligrosa política de estabilidad de precios políticos

110106_mercado_central_guatemala_frutas

Hoy leí que Carlos Escobar Armas, fundador de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales advirtió que, en Guatemala, los problemas sociales son los mismos de hace 35 años.  ¡Y qué razón tiene!; pero…¿cómo iba a ser de otra forma si las supuestas soluciones a aquellos problemas son siempre las mismas?  ¡Las mismas que siempre fracasan!

Veamos, por ejemplo, la iniciativa presidencial de llegar a acuerdos para estabilizar los precios.  ¡Como si los precios fueran consecuencias de acuerdos políticos!  ¡Como si los precios fueran consecuencias de ecuaciones, derivadas, mediciones, o cábalas!  ¡Como si lo que opinaran los políticos, o los técnicos en oficinas con computadoras fuera determinante para los precios!.

En los años 70 la estabilización de los precios de la leche, por medio de la fijación de precios tope, acabó con la industria lechera.  ¡La mató!  Alguien dirá que la fijación de precios no es lo mismo que acordar precios.  Pero para el caso son exactamente lo mismo si acordar precios es una decisión política.  Me explico:  Los precios son consecuencia de los miles y millones de acuerdos que hacen vendedores y compradores en el mercado.  Y el mercado es lo que ocurre cuando las personas intercambian su propiedad.  Los acuerdos políticos, en cambio, son conseguidos desde el poder, con propósitos políticos y poco, o nada tienen que ver con el intercambio libre, voluntario y pacífico entre personas.

En los años 80 la estabilización de precios hizo que desaparecieran, de las estanterías de los mercados y los supermercados la Incaparina, el papel toilette de buena calidad, las baterías y otros productos de consumo.  La estabilización de precios hizo que los panes se redujeran en tamaño y en calidad a tamaños absurdos.  Una vez fue abandonada la política de estabilización de precios, no solo reaparecieron los productos que habían desaparecido sino que la calidad de los panes, su tamaño y la variedad de la oferta de panes se elevó a los niveles que disfrutamos hoy.  Ni el pan más rascuache, de la panadería más gacha, es tan malo ahora como el pan que se consumía generalizadamente cuando este producto se vendía bajo una política de estabilidad de precios.  Ni la leche más corriente, que consumes ahora, es tan mala como el agua de color blanco que se vendía bajo una política de estabilidad de precios.

¿Qué industrias asesinará la nueva política de estabilidad política de precios? ¿Qué productos hará desaparecer la nueva política de estabilidad política de precios?