03
Nov 08

En busca de un triunfo para las izquierdas

Confío que en algún momento la izquierda de este país sea capaz de inventariar algún nuevo triunfo para no tener que seguir sacándole brillo a una gesta de hace casi 70 años”, dijo Juan Luis Font en su columna de hoy al referirse al uso que la izquierda hace de La Revolución; y yo digo que eso va a estar difícil porque, en el horizonte, a las izquierdas se les perfilan 5 grandes eventos de protagonismo, de los cuales es difícil sentirse orgulloso:


1.  La guerra de 36 años que la URNG sostuvo para tratar de imponer la dictadura del proletariado. Este es el más nefasto y costoso de los esfuerzos.  

2. La administración socialcristiana de Vinicio Cerezo.

3. La administración de Alfonso Portillo y su alianza con Efraín Ríos Mont.

4. La administración socialdemócrata de Alvaro Colóm; que, como las dos anteriores va a hundirse en el fango apestoso de la corrupción.

5. Las administraciones progres de Alvaro Arzú y Oscar Berger.  En una se firmaron los pactos de apaciguamiento con la guerrilla (que son ilegales); y en otra se sembraron los vientos, cuyas tempestades estamos cosechando ahora.

La experiencia histórica nos muestra que quizás, the best is yet to come; pero van a tener que esforzarse mucho.  ¡Mucho!  Van a tener que ser más creativos que lo que fueron en El Salvador, la semana pasada.

La foto la tomé de no recuerdo dónde.

03
Nov 08

En busca de un triunfo para las izquierdas

Confío que en algún momento la izquierda de este país sea capaz de inventariar algún nuevo triunfo para no tener que seguir sacándole brillo a una gesta de hace casi 70 años”, dijo Juan Luis Font en su columna de hoy al referirse al uso que la izquierda hace de La Revolución; y yo digo que eso va a estar difícil porque, en el horizonte, a las izquierdas se les perfilan 5 grandes eventos de protagonismo, de los cuales es difícil sentirse orgulloso:


1.  La guerra de 36 años que la URNG sostuvo para tratar de imponer la dictadura del proletariado. Este es el más nefasto y costoso de los esfuerzos.  

2. La administración socialcristiana de Vinicio Cerezo.

3. La administración de Alfonso Portillo y su alianza con Efraín Ríos Mont.

4. La administración socialdemócrata de Alvaro Colóm; que, como las dos anteriores va a hundirse en el fango apestoso de la corrupción.

5. Las administraciones progres de Alvaro Arzú y Oscar Berger.  En una se firmaron los pactos de apaciguamiento con la guerrilla (que son ilegales); y en otra se sembraron los vientos, cuyas tempestades estamos cosechando ahora.

La experiencia histórica nos muestra que quizás, the best is yet to come; pero van a tener que esforzarse mucho.  ¡Mucho!  Van a tener que ser más creativos que lo que fueron en El Salvador, la semana pasada.

La foto la tomé de no recuerdo dónde.

25
Ago 08

La neurona más solitaria

“Yo creía que la neurona más solitaria del mundo era la de Oscar Berger; pero de plano le gana la de Alvaro Colom”, dijo mi amiga, Marta Yolanda, cuando leyó que el presidente chapín confesó que ” cuando yo toco el pisto no alcanza”.

¿Este es el Presidente que pretende tomar más impuestos de los guatemaltecos?


14
Abr 08

¿Cómo dice que dijo?

Pregunto: Si una organización no gubernamental depende de fondos tomados de los tributarios para existir, ¿sigue siendo no gubernamental?

Pregunto esto porque hoy leí que un grupo de ONG que apoyan al Ministerio de Salud en el programa de extensión de cobertura, no pueden operar por falta de asignación de fondos gubernamentales desde hace cuatro meses. La representante de aquellas organizaciones, manifestó que el problema se originó luego que la administración de Oscar Berger modificara los procedimientos para efectuar desembolsos, lo que obligó a algunas de estas entidades a trabajar con fondos propios. Refirió que ya se han efectuado los trámites correspondientes para que el Ministerio de Finanzas haga el desembolso.

Cuando las ONG no se ven “obligadas a trabajar con fondos propios”, ¿con dinero de quién es que trabajan? Cuando una ONG vive del dinero que recibe por medio del gobierno (local ,o extranjero), ¿por qué es que se sigue llamando no gubernamental?


28
Ene 08

Estudio en el Triángulo de las Bermudas

El estudio que la administración de Oscar Berger encargó, para obtener una “radiografía” del sistema guatemalteco de Salud costó $6.44 millones no aparece. El médico machete, Vicepresidente de la República, dice que no lo ha recibido. El ex ministro, Alfredo Privado, no da cuenta de él. El ex secretario privado, Alfredo Vila, dice que “no se puede trasladar información en dos días; senceseita mucho más tiempo”.

Aquí, medio en broma y medio en serio, uno se imagina a un puñado de gente alborotada y grintando: “¡Puchis, muchá!, ¿quién puede echarse una presentación en PowerPoint rapidito? ¡¿Quién sabe algo de los hospitales?!

Por otro lado, ¿qué clase de “estudio” pude costar $6.44 millones?


22
Ene 08

Apodos presidenciales chapines

Entre otras famas, los chapines tenemos la de ingeniosos para poner apodos. Unos de mis favoritos son Clavo-de-lámina, para alguien que es delgado y cabezón; y El Sordo, para uno que es orejón.

Hasta a las cosas se les pone apodo en Guatemala. El Palacio Nacional es el Guagamolón, porque es de color verde; el Edificio Magermans de la zona 1 es La portavianda, porque eso parece; y un avión de la extinta línea aérea de los mayas era La papaya voladora, porque estaba pintado del color de aquella fruta. Los arzobispos tampoco han escapado a aquella costumbre y de eso son testigos Sor Cotuzo y Sor Pijije, que eran Mario Casariego y Mariano Rosell respectivamente. En el colegio, a mí me decían Pingüino porque mis pies parecen las agujas del reloj a las diez y diez.

El 13 de enero pasado, vi una nota periodística que aludía a los apodos de los expresidentes de la República; y en la misma se consignaba, de forma incorrecta, que Vinicio Cerezo había sido el único mandatario que no había tenido apodo.

A Jorge Serrano le decían Marrano, para que rimara con su apellido y por su complexión obesa. A Ramiro De León se le decía Huevos Tibios por su carencia de carácter. A Alvaro Arzú, el Padre Chemita le puso Mono de Oro, por rubio; y a Alfonso Portillo le dicen Pollo Ronco por su cara de ave de corral y por su voz gangosa. A Oscar Berger le dicen Conejo y, aunque él haya dicho en alguna ocasión que era porque corría rápido cuando jugaba beisbol, a nadie se le escapa que es por sus orejas grandes.

La historia de Alvaro Colom es interesante. El mote de Gavilán se lo puso su gente de campaña cuando compitió en las elecciones contra Oscar Berger (El Conejo). La idea era que el Gavilán se comería al Conejo, cosa que no sucedió. Y bueno…medio quedó lo de Gavilán, sin que los geniales creadores de aquel truco de campaña repararan en que la hembra de aquella ave es más grande que el macho; y en que el citado pájaro es un ave rapaz, palabra que quiere decir inclinado al robo, hurto o rapiña. Mi amiga, Marta Yolanda Díaz-Durán, llamó la atención sobre esta curiosidad en su columna de ayer.

Y bueno, ¿qué pasó con Cerezo? A él le decían Cemaco. Cemaco es una tienda chapina de departamentos, cuya publicidad en los años 80 decía que ahí uno encontraba Todo bajo un techo. Las malas lenguas decían que el expresidente tenía a su esposa, y a dos o tres amigas, todas bajo el techo de la Casa Presidencial. Por eso es que la nota periodística citada resulta incompleta e inexacta.

Presidentes de antaño también tenían apodos, ¿cómo no? Manuel Orellana era Rapadura, porque era moreno; Jorge Ubico era El 5, por el número de letras que tenían su nombre y su apellido; Juan José Arévalo era Chilacayote, porque grandote que era se parecía a esa calabaza; y Carlos Castillo Armas era Cara de hacha, por la forma de su cara y su nariz.

19
Ene 08

¿Qué duda?

A ver, explíqueme usted: la gente siempre se está quejando de los pícaros políticos que temporalmente detentan el poder, también conocidos como pipoldermos. Que si no son mentirosos, son corruptos. Que si no son ineptos, están al servicio de quién sabe qué intereses. Pero esa misma gente, que se queja de los pipoldermos, también quiere que estos hagan cosas importantes.

Mucha gente quiere que los pipolermos se encarguen de la educación, de la salud, de regular a la banca, de regular la energía eléctrica, de los niños y de los ancianos, y de otros asuntos que valoramos.

Cada cuatro años, no falta quienes demanden que al grupo de pipoldermos que asume el poder se le de el beneficio de la duda. Yo no comparto ese criterio, porque, a mis 46 añitos, he visto suficientes pipoldermos como para no confiar en ellos. Me alejé de la política partidista para no tener que comer con ellos.

Y bueno…con todo y todo, puedo entender que más de uno quisiera darle el beneficio de la duda a Alfonso Portillo porque decía que amagaba con la derecha y pateaba con la izquierda. Puedo entender que alguien quisiera darle el beneficio de la duda a Oscar Berger porque su aspecto de no estar en nada confunde. Pero la administración de Alvaro Colom está clara como el agua. Esta administración es socialdemócrata pelada. Entonces, ¿qué duda?

Para no hacer difíciles las cosas consulto la Wikipedia y veo que la socialdemocracia es una ideología política que surgió a partir del movimiento socialista. No pretende acabar con el predominio del sistema capitalista, ni busca reemplazarlo por completo. Los socialdemócratas pretenden reformar el capitalismo democráticamente mediante la regulación estatal y la creación de programas y organizaciones patrocinados por el estado para aliviar o quitar las injusticias supuestamente causadas por el sistema capitalista.

Aquí no hay lugar para la duda. La administración socialdemócrata de Alvaro Colom va a ser de esas en las que los intereses de la mayoría, o de la colectividad, van a privar sobre los derechos individuales; porque si fuera al revés, o sea que los derechos individuales tuvieran preeminencia sobre los intereses colectivos, o de la mayoría, entonces sería una administración liberal.

Será una administración reguladora, intervencionista; porque si no lo fuera, sería una administración capitalista.

Ahora bien, ya sabemos, porque ya pasamos por ahí a lo largo del siglo XX, que el socialismo en cualquiera de sus formas ha fracasado por cuatro motivos principales: en el campo de la ética, convierte a las personas en dependientes del estado, les quita responsabilidad y los hace impotentes. En el campo jurídico, sustituye el estado de derecho por el de arbitrariedad. En el campo político, sustituye las relaciones sociales voluntarias por las relaciones sociales forzadas. En el campo de la economía, al intervenir los precios, les anula su valor como portadores de información y hace imposible el cálculo económico.

No me voy a meter a especular si entre los pipoldermos de la nueva administración hay narcos, exguerrilleros y otra clase de mafiosos. Con sólo aquellos elementos, que encontramos en las socialdemocracias, los socialcristianismos y los nacionalsocialismos del siglo XX, podemos ir calculando que la socialdemocracia del siglo XXI, en Guatemala, no deja lugar para dudas.

Y si a aquello le añadimos que en su primera semana los pipoldermos de turno politizaron el Consejo Nacional de Adopciones, le entregaron la educación pública a Joviel Acevedo, se ha manifestado a favor de los privilegios, están piñatizando los puestos públicos y el presupuesto de estado, han amenazado con endeudarnos y le han vendido el alma al diablo de la cooperación internacional, ¡¿qué beneficio de la duda cabe aquí?! No hay derecho. ¿Cómo es posible obtener resultados diferentes si se hacen las mismas cosas de siempre?

Publicada en el diario Prensa Libre el sábado 19 de enero de 2008


20
Dic 07

Pero, ¿en qué cabeza cabe?

“Las armas deben estar en manos de las autoridades, y no de civiles”, dijo el presidente guatemalteco Oscar Berger. El mandatario tuvo el tupé de asegurar que los organos de seguridad del estado pueden garantizarles plena seguridad a las personas; y que los civiles con recursos deberían pagar por aquella seguridad, como pagan seguridad particular.

¡Como no, Chon! La gente que puede, paga seguridad privada porque el estado de Guatemala es incapaz, totalmente incapaz, de garantizar un mínimo de seguridad ciudadana. Berger, como siempre, hace gala de…¿de qué? ¡Por Dios! ¿Y los que no podemos? Estamos a merced de los delincuentes, de los policías que son sus cómplices y de la ineptitud del Ministerio Público y de los tribunales de justicia, o de la del sistema carcelario. No joda, Presidente. Los impuestos que nos quitan deberían de servir para esa seguridad que usted no sabe que su administración fue incapaz de proveer. Deberían servir para eso, y no para piñatizarlos, no para servir a grupos de interés que viven del presupuesto del estado.

Por otro lado, hay dos razones muy de peso para que los civiles podamos tener y portar armas, sin tener que depender del estado:

La primera es que con ello se evita la concentración del poder; y, si fuera necesario, nos permite a los tributarios y electores defendernos de los eventuales abusos de poder que podría cometer un estado que tuviera el monopolio absoluto de las armas. ¡Que conveniente sería, para una tiranía, que los civiles no estuvieran armados!

La segunda es que, créalo o no el Señor Presidente, los delincuentes no le van a hacer caso y ni van a entregar sus armas, ni van a legalizarlas. ¿En qué cabeza cabe que los criminales van a rendir sus armas cuando la ley se los requiera? Talvez esto le sorprenda, don Oscar; pero los delincuentes generalmente utilizan armas ilegales.

En todo caso, recuerde que los delincuentes prefieren víctimas desarmadas.


15
Dic 07

¿Dormirá tranquilo?

En presencia del equipo de procónsules que se hacen pasar por embajadores en Guatemala; y bajo la presión de representantes de distintos grupos de interés, 109 diputados guatemaltecos aprobaron la nueva ley de adopciones. Y sólo uno de los asistentes tuvo la decencia de razonar su voto en contra.

Al respecto, tengo algunas preguntas:¿Cómo evitarán, los políticos chapines, que el monopolio que han creado en el Consejo Nacional de Adopciones sea diferente al que tenía Guatel, o al que tiene el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social?

¿Qué harán para que el CNA no sea un foco de inhumanidad como es el Centro de Atención Médica Integral para Pensionados?

¿Por qué es que los burócratas y políticos que medrarán en el CNA no cometerán las mismas canalladas que sus colegas, “servidores públicos”, han perpetrado en el IGSS, en el Crédito Hipotecario Nacional, en el Instituto de Previsión Militar, o en las compras de medicinas para el Ministerio de Salud, por mencionar sólo unos casos?

Cuándo dar en adopción un hijo no querido deje de ser una opción deseable, ¿cuál va a ser la siguiente posibilidad?

Dentro de cinco años, ¿quién va a tener las agallas de publicar cifras comparativas de, digamos: cuánto se tarda, ¡de verdad!, un proceso de adopción; cuánto cuesta en términos reales y cuánto cuesta en términos de “mordidas”; cuánto ha crecido el número de abortos; y cuánto cuesta el CNA por cada niño que logre ser adoptado?

¿Cómo van a ser los hospicios del Estado para los niños que no sean abortados? ¿Algún lector tiene idea de cómo era la vida de los niños los orfanatos espantosos que estaban a cargo del gobierno? ¿Van a ser como el “magnífico” hogar que Oscar Berger les dio a los “jóvenes en riesgo” en la Finca Santo Tomás?

Para ese entonces, los Berger, Rodolfo Quezada, y los embajadores de los “países amigos”, ¿cuánto tiempo tendrán de no dormir tranquilos?

Si es cierto que algunas adopciones han sido hechas de forma anómala, ¿por qué es que no hay notarios presos? ¿Quién los encubría? ¿Cómo reaccionará la fiscalía ahora que las adopciones estarán en manos exclusivas de un grupo selecto de consejeros nacionales?

He aquí algunos hechos que son convenientemente omitidos cuando se discute este tema:

Nueve de cada diez casos de adopción son para los EUA. De aquellos, el 96% son niños a quienes sus padres los entregan voluntariamente, lo que se comprueba por medio de dos pruebas de ADN. El otro 4% es de niños declarados en abandono, lo cual lleva un proceso judicial largo.
De 150 denuncias de “sustracción de menores” que tenían las autoridades hasta agosto de 2007, se comprobó que sólo 5 de ellas eran verdaderas. El resto era de padres separados que quitaban los niños a la madre, o de madres que habían dado sus hijos en adopción y que luego se arrepentían y los declaraban como que se los habían robado.

Rosa María de Frade, ex vocera de la Presidencia, declaró en el programa de radio Todo a Pulmón que no estaba comprobado que fueran ciertas las denuncias de que se robaban niños para darlos en adopción.

A los de la Casa Quivirá se les acusó de “traficar con menores robados” y se les cerró el hogar y se les “confiscaron más de 40 niños”. Se hizo un gran aspaviento al respecto pero al final, todo resultó ser un espectáculo para los medios de comunicación. Para ahora, ya varios de esos niños han terminado el proceso de adopción ¡que estaba en regla!, y el resto se los han tenido que ir devolviendo al hogar porque los procesos no estaban viciados. Pero más importante aún es que, si los niños eran robados, ¿dónde están las madres que los están reclamando?

¿Por qué es que el monopolio de las adopciones en manos de los burócratas y políticos que siempre criticamos por corruptos e ineptos, es bueno? ¿Le confiaría usted un hijo a esa gente? ¿Qué va a hacer, usted, al respecto? ¿Dormirá tranquilo, hoy en la noche?

Publicada en el diario Prensa Libre el sábado 15 de diciembre de 2007


12
Dic 07

Con la esperanza en manos de burócratas

Los diputados guatemaltecos aprobaron la nueva ley de adopciones. Y al respecto, tengo algunas preguntas:

¿Cómo evitarán, los políticos chapines, que el monopolio que han creado sea diferente al monopolio que tenía Guatel, o al monopolio que tiene el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social?

¿Qué harán para que el Consejo Nacional de Adopciones no sea un foco más de inhumanidad como es el Centro de Atención Médica Integral para Pensionados?

¿Por qué es que los burócratas y políticos que medrarán en el CNA no cometerán las mismas sinvergüenzadas que cometen en el IGSS, en el Crédito Hipotecario Nacional, en las aduanas, o en las compras de medicinas para el Ministerio de Salud, por mencionar sólo unos casos paradigmáticos?

Cuándo dar un hijo no deseado en adopción deje de ser una opción deseable, ¿cuál creen que va a ser la siguiente posibilidad?

Dentro de cinco años, o menos, ¿quién va a tener las agallas de publicar cifras comparativas de, digamos: cuánto se tarda, de verdad, un proceso de adopción; cuánto cuesta en términos reales y en términos de “mordidas”; cuánto ha crecido el número de abortos y cuánto cuesta el CNA por cada niño que logre ser adoptado?

Para ese entonces, los Berger, Rodolfo Quezada, y los embajadores de los Estados Unidos de América, los Países Bajos y España, van a poder tener el sueño tranquilo?

¿Cómo van a ser los hospicios del Estado para los niños no deseados que no sean abortados? ¿Van a ser como el legendario Elisa Martínez? ¿Algún lector tiene idea de cómo era la vida de los niños en ese lugar y en los otros hospicios que estaban a cargo de las “buenas gentes” que dirigían esos lugares espantosos? ¿Van a ser como el “magnífico” hogar que Oscar Berger les dio a los “jóvenes en riesgo” en la Finca Santo Tomás?

¿Por qué es que el monopolio de las adopciones en manos de los burócratas y políticos que siempre criticamos por corruptos e ineptos, es bueno? ¿Le confiaría usted un hijo a esa gente? Para muchos niños cuyo sueño es tener una familia, la esperanza ahora está en manos de esa gente. ¿Qué va a hacer, usted, al respecto?

La foto de la vergüenza es por Erlie Castillo, de Prensa Libre