13
Nov 13

Dos Luis Albertos detenidos en el Centro Cultural Miguel Angel Asturias

131113_centro_cultural_luis_figueroa

Tengo la dicha de enseñarles Guatemala a muchos visitantes extranjeros.  Tengo la dicha de no sólo  enseñarles Guatemala, sino de acercarlos a los guatemaltecos .  Algo que hago con frecuencia es mostrarles la ciudad; y para ello los llevo a la parte más alta del Museo del Ejército, ubicado en el cerro donde se encuentra el Centro Cultural Miguel Angel Asturias y donde se hallaba el Fuerte de San José.

Desde ahí ven el Centro Historico con su trazo colonial y sus cúpulas; el Mercado Sur 2 a donde mi padre nos llevaba a mi hermano y a mí a comprar lo que él cocinaría el sábado, o el domingo; el Centro Cívico, con su arquitectura tan característica; el Sur de la ciudad con sus edificios en medio de árboles y…cuando no hay nubes, se ven los cuatro volcanes que vigilan la meseta.  Además, admiran el complejo del Centro Cultural con su arquitectura y sus jardines y disfrutan de la historia del Fuerte.

Luego entramos al Centro Histórico por la Séptima avenida y dejamos el auto en la Torre de Estacionamiento para caminar por la Sexta avenida rumbo a la Plaza de la Constitución. En ese paseo los visitantes se gozan la caminata, aspectos de la vida en la ciudad, el clima sabroso y atisban algo de la Historia de la antigua Calle Real y de las tradiciones de la ciudad de Guatemala, sus calles y su gente.

Cruzamos en la Novena calle y entramos al Pasaje Rubio -con su ambiente tan característico y encantador- para salir frente a la Plaza de la Constitución en el Portal del Comercio.  Los visitantes van encantados y de verdad no recuerdo a uno que no la haya pasado bien.  De la Plaza agarramos para el Mercado Central con el propósito de cerrar con broche de oro comiendo tortitas de yuca, pacayas envueltas en huevo, buche y otras delicias chapinas donde doña Mela, atendidos por el encanto de Carmen y su familia.  Los visitante agradecen la calidez y las atenciones no sólo del personal de doña Mela, sino de las chicas y las señoras que venden frutas y verduras, muchas de las cuales les son desconocidas a la mayoría de los visitantes.

Cuento esto porque hoy pasé por el Museo del Ejército y al entrar al Centro Cultural Miguel Angel Asturias recibí un gafete (como siempre), a cambio de mi licencia de conducir.  Lo prendí en mi sweater y con Luis Alberto, mi tocayo, hicimos el paseo por la plaza del Teatro Efraín Recinos, por el teatro al aire libre y la terraza del museo.  Al regresar al auto e intentar salir por la garita noté que se me había caído el gafete.  ¡Mea culpa, mea gravissima culpa!  Admito que fui yo quien descuidó y perdió el gafete.

El caso es que los de la garita me dijeron que tenía que volver a buscar el gafete; pero ahí está que el visitante y yo teníamos el tiempo muy limitado -porque él tenía otro compromiso inmediatamente después del paseo- y francamente, no estaba yo para ir a buscar el mentado gafete.  ¡Mea culpa, mea gravissima culpa!, eso sí.  El de la garita me dijo que no me podía devolver mi licencia debido al mal uso que se podría hacer del gafete.  El gafete, por cierto, es una tajeta emplasticada.

Después de unas consultas por radio, el de la garita recibió la orden de que yo me dirigiera a las oficinas del Centro Cultural.  Ahí me dijeron que el jefe de seguridad hablaría conmigo.  Y llegó el jefe, luego de una espera de varios, varios minutos.  Le expliqué lo que había pasado y me dijo que él mismo me entregaría mi licencia y que ya venía en camino.  Yo supongo que el que la llevó a la oficina del jefe lo hizo a gatas porque tardó un montón.  Montón.  Calculo que en total a mi cuate y a mí nos tuvieron ahí castigados durante unos 30 minutos en total.  Al fin llegó el jefe de seguridad y me entregó mi licencia a cambio de que le firmara un conocimiento en el que constaba que me devolvían mi licencia y en el que yo me hacía responsable del mal uso que se hiciera del gafete en cuestión. ¡Mea culpa, sí, mea gravissima culpa! Descuidé y perdí el gafete; pero, ¿era necesario castigarnos con una espera laaaaaaaaaaarga?

Digo…si no me iban a devolver la licencia y nos iban a tener ahí detenidos hasta que ocurriera quién sabe qué, ¿por qué no me lo dijeron desde el principio? Y…si como ocurrió, igual nos iban a devolver la licencia, ¿por qué no hacerlo con bonhomía y con algo de buen espíritu de atención al cliente? No por mí, que irresponsablemente perdí el gafete; sino por el visitante que ya no pudo conocer el Mercado Central, ni saludar a Carmen, ni probar un chico, ni saborear las tortitas de yuca.  No por mí, que cometió la irresponsabilidad de perder el gafete; sino por mi tocayo que en vez de llevarse un buen recuerdo del Centro Historico y de la gente chapina, lo que tuvo fue una experiencia absurda con la burocracia chapina.

¡Mea culpa, mea gravissima culpa!, estoy conciente de que no debería haber descuidado el gafete; pero, ¿de verdad tenían que tenernos ahí castigados 30 minutos? ¿De verdad no era posible comportarse con generosidad y comprensión? No por mí, que ya estoy acostumbrado a cosas así entre la burocracia chapina y me lo merecía por irresponsablemente haber perdido el gafete; sino en atención a un visitante que hubiera vuelto a su país contando la historia de cuando comió tortitas de yuca en el Mercado Central y la de cómo fue tratado con amabilidad y gentileza, con ocasión de la pérdida de un gafete en el Centro Cultural de Guatemala.  No por mí, sino por cualquier otro visitante al que -en el futuro- le pudiera ocurrir algo parecido.

John Tsholl es un gurú de la atención al cliente y es coautor de un libro que se llama Achieving Excelence Through Customer Service.  John me obsequió su libro con la siguiente dedicatoria: Luis Alberto, estas son ideas poderosas que pueden ayudar a Guatemala a ser líder en América Latina.  En ese libro y en las ideas de John pensé cuando estaba detenido en las oficinas el Centro Cultural.  ¡Como cambiaría Guatemala, para bien, si la cultura de mando y ordeno entre los burócratas fuera sustituida por la del servicio!  ¡Cuanto cambiaría si para los burócratas las personas fueramos clientes, y no sólo números, o sujetos!  Es cierto que cometí la irresponsabilidad de perder el gafete; pero…si igual me iban a devolver la licencia, por qué no hacerlo con savoir-faire?

John Tsholl dice que el buen servicio al cliente es un arma secreta y yo lo creo también.  Todos los paises tienen cosas chulas que mostrar…¡todos! Pero la diferencia, la verdadera diferencia está en cómo te tratan.  Como te atienden. Como te hacen sentir bienvenido.  Como te facilitan el paseo.  Como no te castigan porque tu guía perdió una cartulina emplasticada.


26
Feb 13

El che Guevara, los estudiantes y los maestros

get_img

Con una imágen del che Guevara al frente, los abusadores que entorpecieron el tráfico en la ciudad de Guatemala -causándoles daños y perjuicios a miles de personas- marcharon hacia la Corte de Constitucionalidad para impugnar la reforma educativa que perjudica sus intereses.  La imágen que escogieron explica por qué es que a estas personas no les importa violar derechos ajenos para tratar de imponer sus intereses.

Mientras tanto, hoy confirmamos que la inescrupulosa burocracia de la educación se sirve con la cuchara grande a expensas de los tributarios y en franco desacato a la ley.  Solo en 2012, se identificaron cinco mil maestros que, en forma ilegal, se habían trasladado de la escuela a la que fueron asignados, a otro establecimiento educativo. La cifra real  podría alcanzar  hasta   12 mil movimientos irregulares,   ya que existe un subregistro a causa de que la mayoría de movimientos no son reportados.  El Ministerio de Educación está pintado.  Es cómplice, o es inepto.

La nómina del Mineduc ha crecido   60 por ciento, pero esto no refleja un aumento en la cobertura.  En la  última convocatoria  que terminó de tomar posesión el año último se detectó  que  18 de aquellos burócratas fueron reubicados  cuando se confirmó su puesto; ¡pero  no dieron clases un solo día en la escuela que legalmente se les habían asignado! No es cierto que hagan falta maestros, de hecho, hay escuelas con muchos docentes y pocos niños, y  los  estudios de demanda no han sido  certeros; en la zona 1, hay una clase donde una maestra atiende a dos estudiantes y en otra escuela un docente imparte clases a más de cien estudiantes de tres grados.

La foto es por Luis Soto, de El periódico.


13
Feb 13

Más prebendas para la burocracia de la educación

Los pipoldermos y el grupo de interés que representa a la burocracia de la educación firmaron un pacto colectivo que les costará Q800 millones a los tributarios.  El acuerdo significa que trabajarás para pagarles un aumento gradual hasta del 30% de los sueldos de aquellos burócratas con efecto retroactivo desde enero de 2013, hasta finales de 2015.

La ultima versión de aquel acuerdo incluia un seguro de vida para cada maestro, le goce de ¡más días de descanso para los recién casados! y otras ventajas pagadas con tus impuestos…y tu trabajo.

La foto la tomé de Facebook.


31
Ene 13

Abusador y brincón en Capuchinas

El sujeto de la izquierda tiene el poder supremo en las ruinas de Capuchinas, en La Antigua.  Y lo ejerce arbitraria y groseramente como corresponde (y como no debería ser).

Ayer estuve de paseo por La Antigua con una amiga argentina que difícilmente volverá a Guatemala.  Mi amiga pasó un día fabuloso y el hombrecito de la izquierda fue el pelo en la sopa.

Llegamos a Capuchinas a las 4:50 p.m. y yo sospechaba que cierran a las 5:00.  Cuando le pregunté al guardia uniformado a qué hora cierran titubeó un instante y dijo que a las 4:50 y que no podríamos entrar porque sólo tendríamos 10 minutos para visitar el lugar.  Mi amiga argumentó que era extranjera, que seguramente no podría volver a Guatemala y que le gustaría echar un vistazo aunque fuera de 10 minutos.

El tipo de la derecha se aproximó y anunció que podría dejarnos entrar 10 minutos y que la entrada costaba Q40.  Yo entendí que era Q40 por los dos y -sabiendo que mi amiga disfrutaría de la visita, aunque fuera de sólo 10 minutos- le extendí Q40 al sujeto en cuestión.  En ese momento nos lanzó una mirada insolente y dijo: Son Q40 por cada uno, ¿dónde creen que están?

Hasta donde se, la entrada para chapines como yo cuesta Q2 en Capuchinas.  ¿La entrada para extranjeros cuesta Q40?  Lástima que hubiera sido una tontera darle los Q80 que pedía, porque me hubiera gustado saber si el sinvergüenza ese nos iba a dar boletos.

De cualquier manera, las autoridades responsables de aquellos monumentos deberían tener gente  decente en lugares como Capuchinas, deberían tener gente atenta, que tenga un poco de criterio, que pueda ser generosa con una persona que viene desde Buenos Aires y que hubiera estado muy contenta de ver aquel convento durante sólo 10 minutos.

Pequeños prepotentes como el sujeto este  deberían estar pidiendo limosna en las calles, y no deberían estropear la fama de atentos y querendones que tenemos los chapines.


25
Ene 13

Daños en el parque del Tanque de la Unión, en La Antigua

Con playeras de la Cooperación española -y sin duda con la autorización de burócratas y políticos locales- un grupo de trabajadores está poniendo los pisos de la foto en el parque del Tanque de la Unión, en La Antigua Guatemala.

Para los que creen que los políticos y burócratas (nacionales, o internacionales) son los mejores conservadores del patrimonio histórico y cultural este es un ejemplo que puede ponerlos a pensar.  ¿Cómo no se les ocurrió poner azulejos? ¿De dónde sacaron que esos pisos de concreto coloreado son apropiados para ese parque, y para La Antigua?  El tanque y el parque son de mediados del siglo XIX; ¿qué clase de pisos son estos para una obra de esta naturaleza y de aquel tiempo?

Antiguamente no todas las casas tenían facilidades para lavar la ropa; y en las poblaciones había tanques públicos de lavado a los que la gente podía acudir.  Esos tanques no sólo servían para su propósito principal, sino que eran lugares de encuentro y de intercambio de información entre las usuarias -que normalmente eran mujeres-.


22
Dic 12

El fracaso del Renap

Pasó lo que tenía que pasar…el Registro Nacional de Personas se mostró incapaz de cumplir con la tarea que le había sido asignada y miles de chapines dejaron las cosas para última hora.  Y la Corte de Constitucionalidad dejó sin efecto la fecha límite para la vigencia de la Cédula de Vecindad.  El Documento Personal de Identificación tendrá que esperar. Y la SNAFU sigue incólume.

Para el DPI y en el Renap todo empezó mal desde que los datos de las personas fueron irresponsablemten trasladados de forma descuidada.  Ese pecado original ocasionó contratiempos y disgustos innecesarios que entramparon todo el proceso y le dieron una mala reputación a aquella dependencia.  A ello súmensele los conflictor internos, la presunta corrupción y los rumores de manipulación política.

A quienes hicieron sus trámites en tiempo, pero tuvieron problemas causados por terceros (como falta de certificaciones de partidas de nacimientos por quema o destrucción de los archivos originales), el Renap y otras autoridades les pusieron trabas y complicaciones extremas para  resolver su situación.

A todo aquéllo agréguesele la tradición chapina de dejarlo todo para último momento.  De no hacer las cosas como debe ser.  Miles de personas -incluso gente que uno supone que debería ser más chispuda- dejaron el trámite para cuando ya no quedara de otra.  Y claro, eso puso presión adicional sobre una burocracia que ya había demostrado su inutilidad, aún en tiempos normales.

Pero…¿cómo iba a ser distinto? Cuando la burocracia chapina tenía el monopolio de las telecomunicaciones no había teléfonos.  Cuando tenía el control de la generación de energía eléctrica, abundaban los apagones y no había luz.  La burocracia chapina que controla la salud y la educación, cobra sus salarios pero no hay medicinas en los hospitales, ni libros en las escuelas.  ¿Por qué iba a ser distinto el Renap?  Y si los chapines son dejados para todo…¿por qué no iban a ser dejados para obtener su documento de identificación.

En fin.  Con su resolución la Corte de Constitucionalidad les alivió la presión y la responsabilidad a los políticos y a la burocracia que controlan el Renap; les quitó un peso de encima a los que dejaron el trámite para última hora.  Conservó la tradición de hacer las cosas mal y no tener que enfrentar las consecuencias.  O tal vez me equivoco.


03
Sep 12

La burocracia depredadora en acción

Los puestos de trabajo en el Ministerio de Economía podrán ser heredados al cónyuge, persona unida de hecho, o hijos, según quedó establecido en el más reciente pacto colectivo que entró en vigencia entre diciembre de 2011 y enero de 2012, el cual firmó el ministro de Economía durante la gestión de Los Colom/Espada, Luis Velásquez. Sumado a aquello, los empleados tienen derecho a mejoras en los beneficios económicos que ya recibían por medio de bonos, subsidios, becas de estudio y la creación de un complemento al salario inicial, lo que costará, por lo menos, Q. 3.4 millones anuales a los tributarios. Lo anterior, junto con otra serie de prebendas, consta en el pacto colectivo que fue calificado como “leonino” por las nuevas autoridades del ministerio.

La burocracia depredadora, en complicidad con la administración socialdemócrata que recién fue expulsada del poder, se sirve con la cuchara grande a costa de los impuestos que tú pagas.  Sospecho, ¿sabes?, que el caso del Mineco no es el único; y que valdría la pena ver qué otros actos de rapacidad -similares a este- hay por ahí.


31
Jul 12

Prórroga de vigencia de la Cédula

Sospecho que las autoridades van a tener que prorrogar la vigencia de la cédula de vecindad y postergar la del Documento Personal de Identificación; esto es no sólo porque es posible que el Registro Nacional de Personas no se de a basto para cumplir con el plazo que vence el 31 de diciembre próximo, ni porque muchas personas dejen para última hora el trámite de su DPI.

Resulta que en, varios municipios, los registros civiles fueron destruidos, o desaparecidos; y hay mucha gente que está tratando de poner en orden sus papeles mediante el procedimiento de identificación de persona, mismo que implica oficios, vueltas y más vueltas.   Sospecho que muchos de estos procedimientos están atorados en las arenas movedizas de las distintas burocracias involucradas y si así es como son las cosas, la gente afectada por estas circunstancias necesitará más tiempo y no quedarse en el limbo jurídico que ocurriría si la Cédula deja de tener validez, y no han podido obtener su DPI debido a hechos y actos que no les son imputables.

Esas personas no deberían ser perjudicadas por un plazo que supone que todo va a salir bien, y que no hay inconvenientes; siendo que la realidad es otra.


20
Jul 12

¡Que siga la piñata!, dice el Icefi

Según el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, Centroamérica sorteó de buena manera la crisis económica internacional desatada desde 2008; y en la actualidad enfrenta el reto de aumentar los ingresos para mantener el nivel de gasto público.

Los burócratas internacionales ven la tempestad y no se persignan.  Ven lo que está ocurriendo en España y Grecia, por ejemplo, y quieren que continúe la piñata del gasto público.  En vez de detener el gasto ahora y de recomendar que se detengan la mala administración, el desperdicio, la duplicidad de funciones y la corrupción, lo que recomiendan es que los políticos desarrollen mejores medios para desviar dinero del sector privado, voluntario y productivo de la economía, al sector público, coercitivo e improductivo de la economía.  Quiéren que los políticos mejores sus medios para tomar dinero ajeno por la fuerza y destinarlo a propósitos políticos y a intereses particulares relacionados con la política.

A pesar de que Europa se está desmoronando y de que los Estados Unidos de América -con la economía más formidable que ha conocido la humanidad- se está resquebrajando, los burócratas del Icefi aseguran que lo que hay que hacer es lo que hicieron y están haciendo allá.


26
Jun 12

La burocracia carroñera y la desnutrición

Anda, en Facebook, un letrero que dice algo así: No son tus principios, sino tus acciones las que te hacen una mejor persona; idea que puede traducirse a algo así como: Por sus frutos los conoceréis.

De aquello me acordé cuando leí que, en el Ministerio de Salud hubo un recorte de Q135 millones correspondientes a programas contra la desnutrición.  Los fondos serán usados en otras cosas prioritarias.  ¿Como qué? El movimiento presupuestario no es para vacunación, ni para dotar a los hospitales con medicinas, ni para algo parecido.  ¡Es para pagárles a los burócratas de la salud su bono de antigüedad!

¿No te lo crees? Yo sí.  ¿Qué otra, sino algo como eso, iba a ser el propósito prioritario de la costra nostra en la burocracia de la salud?  Por eso es que los gastos de funcionamiento superan a los de inversión.  Está claro, clarísimo, que la prioridad del Ministerio -y de su burocracia- no es la desnutrición, sino el cheque de fin de mes, y los privilegios de vivir a costillas de los tributarios.

El Ministro de Finanzas dice que aquello no es cierto; pero su explicación no es satisfactoria.  El dice que los bonos de antiguedad fueron pagados con un endeudamiento que ascendía a Q180 millones.  Esto es que nos están endeudando a tí, a mí y a tus hijos para pagarles sus sueldos y privilegios a la burocracia.  El endeudamiento no es para combatir la desnutrición, ni para comprar algodones, jeringas y alcohol.  Es para que la burocracia esté contenta.