28
May 17

Breve reflexión sobre la lactancia materna

A pesar de que la lactancia es un acto natural, hay quienes se sienten incómodos cuando ven que una madre le da pecho a su bebé en un lugar público. Hay casos en que se ha llegado a agredirlas para que vayan a un lugar privado a amamantar a su hijo.

El equipo de creativos de Sancancio, el centro comercial más grande de Colombia,  creó la campaña Amigos de la Lactancia, para apoyar a las  madres y mostrar que la lactancia es algo que debe verse como natural. ¿Cómo lo hicieron? Con maniquíes que dan la teta.

Cuando leí aquella historia me acordé de la imagen que ilustra esta nota. La escultura se halla en la catedral de la ciudad de Guatemala y fue traída por los conquistadores en 1524. Muestra a la señora dándole el pecho al niño.

Me acordé, también, de un curita novato que llegó a Panajachel -a finales de los 80- y se escandalizó cuando salió a decir misa y vio a más de media docena de señoras dándoles chiches a sus chiquitos.


28
Mar 17

La batalla de las ideas y el toro de Wall St.

El Charging Bull o El toro de Wall Street es una escultura de bronce que -en la figura de un toro bravo- representa la entereza del mercado bursátil de Nueva York, así como el optimismo, el capitalismo y la prosperidad.  Dicha escultura, por Arturo Di Modica, nunca ha sido la favorita de los socialistas, de los adversarios del mercado y de otros estatistas. De hecho, durante las protestas de Occupy Wall Street, hubo que levantar barricadas para proteger al toro y lo que representa.

En febrero pasado, con el pretexto de que iba a ser temporal, frente al toro y su simbolismo fue colocada la estatua de una niña, conocida como Fearless Girly dicha adición no sólo cambió completamente el significado del célebre toro, sino que es posible que se quede ahí permanentemente.  El toro ya no es un símbolo de optimismo y prosperidad, sino que es una amenaza, una fuerza bruta, irracional y peligrosa…enfrentada por una niña inocente.

Quién diga que la Revolución del siglo XXI no se está haciendo en el campo de los valores, las creencias, las identidades y la cultura, alla Gramsci, se equivoca.  Toda revolución, escribió el italiano, ha sido precedida por un intenso trabajo de crítica, de penetración cultural, de penetración de ideas.  

La idea de que el mercado (o sea lo que ocurre cuando las personas intercambian su propiedad de forma voluntaria) trae prosperidad y es fuente de optimismo ha sido sustituida por la imagen de que el mercado (o sea el intercambio voluntario de propiedad) es un peligro y es fuente de terror.

Actualización: Del lector, Esteban, recibí el siguiente comentario que vale la pena compartir: To Di Modica, MarketWatch said, the 50-inch girl is almost a form of vandalism of his work, recasting his bull as a villain, an oppressor. It would be as though someone put an AR-15 rifle in the hands of Michelangelo’s David.

Actualización: ¡Hay esperanza en el mundo! Añaden estatua de perro meando a la Fearless Girl en Wall Street | goo.gl/HcdXiF

Por cierto, hice una consulta entre los lectores de @luisficarpediem y de 21 personas que la respondieron, 18 opinan que el mercado es fuente de prosperidad y 3 opinan que es una fuerza irracional.

La foto es por Sebastián Alvarez CC BY-SA 2.0 y la escultura del toro es por Arturo Di Modica.


11
Jul 16

Paseo por el Seattle subterráneo

Haz clic en la foto para ver más fotos

A mediados de los años 70 vi una película de misterio que se desarrollaba parcialmente en los pasajes subterráneos de la ciudad de Seattle.  Quedé fascinado por la idea de que una ciudad hubiera sido construida sobre los restos de otra y de que hubiera pasajes subterráneos con edificios, calles y todo bajo tierra; y desde entonces tenía ganas de conocer aquella ciudad y sus secretos.

Hay como 19 películas filmadas en Seattle y quién sabe cuántas de ellas utilizaron los pasajes subterráneos de la ciudad; y no me acuerdo cuál peli fue la que disparó mi imaginación.  Lo que sí recuerdo es que era de misterio y ¿cómo iba a ser de otra forma?

El 6 de junio de 1889, a las 2:39 de la tarde un carpintero incendió una olla de pegamento, por accidente y así se inició el gran incendio de Seattle que arrasó con 31 manzanas de la ciudad, construida principalmente de madera.  Para reconstruirla las autoridades decidieron que todos los nuevos edificios debían ser de ladrillo para evitar desastres similares en el futuro; y que el nivel de la nueva ciudad estaría dos pisos arriba de la vieja, esto porque la ciudad original estaba construida de modo que la marea alta la inundaba y hacía regresar los desperdicios que salían de los inodoros marca Crapper.

En un momento dado la nueva Seattle parecía un waffle con paredes de concreto que elevaron el nivel de la ciudad.  De hecho, para pasar de una manzana a otra las personas tenían que subir y bajar escaleras y atravesar puentes de ladrillo.  Cuando las calles fueron selladas y todavía había alguna actividad en el viejo nivel de la ciudad, fueron instalados tragaluces.

Debido a una plaga de peste bubónica, en 1907 la ciudad cerró el área subterránea de la ciudad y abajo sólo quedaron los habitantes marginales de la ciudad.  El área sirvió como lugar de hospedaje miserable, sitios que habitaban mendigos, salones de juego, de prostitución, fumaderos de opio y, durante la prohibición: bares clandestinos.

Actualmente sólo una parte de los pasadizos subterráneos de Seattle está abierta al público gracias a que en 1965 el ciudadano Bill Spiedel se propuso rescatar el área y organizar visitas guiadas a aquellos misteriosos rincones de al ciudad.

El 5 de julio pasado tuve la dicha de visitar el área en compañía de mis cuates Marta Yolanda, María Dolores, Alesandra, María José, José Fernando, Gery y Alejandro y nos divertimos como micos.  La historia de la ciudad y de sus pasajes subterráneos es fascinante.  Incluye hilarantes anéctodas sobre los primeros inodoros que llegaron a Seattle, marca Crapper; y sobre Lou Graham, una madama que contribuyó grandemente a la reconstrucción de la urbe y a la educación.  A mi juicio el nombre de Lou Graham debería estar al lado de los de los padres de aquella ciudad de película.


17
Mar 16

Faldas cortas, y pelo largo

screen_shot_2016-03-17_at_1.29.00_pm

La época de oro de los hippies le llegó a Guatemala durante la presidencia de Carlos Arana, entre 1970 y 1974.  Por la Torre del Reformador había una tienda que se llamaba Carnaby Market (donde mi padre me compró una pulsera de pelo de elefante), mis padres fueron a una fiesta disfrazados de hippies, y mis primos y yo -en Panajachel- íbamos a ver a los hippies bañarse desnudos en unas pozas de agua caliente que había entre esa población y Santa Catarina Palopó. Hubo algunos casos de streaking y la sociedad chapina estaba entre escandalizada y fascinada.  En el imaginario chapin, usar el cabello largo era sinónimo de ser hippie. Es legendario que la policía disolvió un  Woodstock a la tortrix en la Avenida de las Américas.

Ese fue el tiempo en el que a la policía le dio por llevar tijeras para cortarles el cabello a los chicos que lo llevaban largo; y bajarles el ruedo de las faldas a las chicas que usaban mini.  En algunos colegios -especialmente religiosos- a las chicas les descosían los ruedos y la madre de mi amiga, Carolina, le hizo los ruedos cortos a su otra hija para que las monjas, al descoserlos, no pudieran bajarlos.

De todo aquello me acordé ahora que leí que la Vicepresidencia de la república les envío un memorándum a sus empleados con reglas y normas de como deben vestirse para ir a trabajar. A las mujeres se les obliga a usar zapatos de tacón alto y se les prohíben las faldas cortas. Mientras que a los hombres se les prohibe el uso del cabello largo.

Estoy de acuerdo con el hecho de que un lugar de trabajo tiene la facultad de especificar normas de vestimenta para sus trabajadores, así como de higiene; porque es cierto que hay chavas que se pelan a la hora de enseñar muslos y seguramente los chavos feos no deberían usar cabello largo, y hay mara que se viste como para un vídeo de reggetón sucio;  pero, ¿qué, exactamente, quiere decir falda corta? ¿Cuánto es corto y cuánto es largo? ¿Quién decide? Los zapatos de tacón deben ser una gran incomodidad, ¿por qué deberían ser obligatorios? ¿Quién tiene un fetiche de tacones? ¿Que quiere decir cabello largo?  ¿Cuánto es corto, y cuánto es largo?  ¿Quién decide? ¡Que esto no vaya a ser obra de los cachurecos!

De cualquier manera da algo de risa la justificación que encontró la Vicepresidencia para sus normativas: debemos marcar un código sobre el arreglo personal de los empleados ya que el visitante externo se formará una imagen de la institución a través del primer contacto que este tenga con un trabajador de la casa de Guatemala.  Yo, que si caigo por ahí seré visitante externo (y un mandante), pondré más atención a si los funcionarios son corruptos, inéptos, o pendejos, a insignificancias como el largo de las faltad, o el de los cabellos.

La foto es de Soy 502; ¡y esto es de opereta!, la Vicepresidenta echó marcha atrás.


07
Nov 14

Guatemala, capital de la cultura

guatemala-capital-iberoamericana-de-la-cultura-luis-figueroa-carpe-diem

¡Guatemala será la Capital Iberoamericana de la Cultura 2015!, una distinción que se merece y mucho.  Uno de los placeres que más disfruto varias veces a la semana es el de pasear visitantes por la ciudad y que aquellos terminen el día contentos.  La ciudad de Guatemala es un hermoso catálogo viviente de cultura que –a pesar de la delincuencia– todavía puede ser apreciado por quienes conservamos la facultad de maravillarnos.

Ojalá que sea oportunidad para lucir lo bueno, lo bello y lo creativo entre nosotros; no una para manchar paredes con frisos de gatos cogiendo.  ¡Que abunden los cuerpos desnudos!; pero que no estén cubiertos con lascas de hígados.  ¡Que haya ideas!; pero no actos de propaganda.  ¡Que hayan arte y cultura!; pero que no sea la cultura destruccionista de lo feo, lo violento y lo ideologizado. Claro que el arte puede servir para hacer declaraciones; pero nunca deberían ser a costa de la excelencia.

En el siglo XX, como explica Robert Florczak, lo profundo, lo inspirador y lo bello fue sustituido por lo meramente nuevo, lo meramente diferente y  lo feo; en consecuencia lo tonto, lo sin sentido y lo puramente ofensivo son tenidos por arte. ¿Dónde están las raíces del cambio en esa dirección?  En el relativismo estético, en la creencia de que la belleza está en el ojo de quien observa.  De ahí se pasó al abandono de todo estándar hasta que lo único que quedó fue la expresión personal.  Por eso es que vemos menos galos muriendo y Venus naciendo en las exhibiciones de arte; en tanto que se califica de arte a cosas como la escultura de una mujer policía defecando con todo y lo que ha salido de ella.  Sin estándares estéticos, no podemos identificar calidad o inferioridad.

La culpa, claro, no es sólo de los pretendidos artistas del relativismo. Es de los directores de museos y galerías de arte, críticos, periodistas, empresarios y  del establishment artístico que anima y financia la producción de piezas escatológicas, o sin estándares.

Ojalá que la ocasión de que Guatemala será capital iberoamericana de la cultura, sea una para celebrar lo que sabemos que es bueno e ignorar lo que no.

Columna publicada en El periódico.


05
Oct 14

“Tesoros, recetas con historia”, presentó la chef Euda Morales

Haz clic en la foto para ver más fotos

Tesoros, recetas con historia, se llama el libro de Euda Morales, en el que la chef extraordinaire comparte una selección de comidas chapinas no sólo como recetas -o hechos alimentarios- sino como historias, como expresiones culturales y de tradición.

Ya estaba bien que Euda nos compartiera sus investigaciones culinarias en forma de un recetario amistoso; pero en Tesoros hizo algo más.  Nos lleva de la mano hacia la intimidad de la cocina y de la mesa.   Hacia la intimidad del fuego, de las ollas de barro y las paletas de madera.  A la intimidad que se comparte no sólo con la familia y los amigos, sino con cientos de años de sabiduría adquirida a fuerza de picar, tostar, moler y colar.  Todo tan lleno de significados, de búsqueda de la excelencia y de orgullo.  La cocina…pero más aún, la cocina con amor, no puede ser menos.  Y Euda pudo capturar aquello en su recetario de tesoros.

La presentación del libro estuvo acompañada por las palabras de Euda, que nos llevaron a las quesadillas de Zacapa; las de Anibal Chajón, que nos recordaron que en la tradición chapina hay alimentos fríos y alimentos calientes, independientemente si se sirven fríos, o calientes.  También estuvo acompañada por las palabras de Olga de Chajón, intérprete fiel y orgullosa de la comida tradicional en San Juan Sacatepéquez; así como de la editora Ligia García y dos alumnos de Euda.

Y…no podría ser algo menos…la presentación de Tesoros fue coronada por una degustación de platillos a cargo de las manos expertas, generosas y casi mágicas que interpretan siglos de sabores, aromas y texturas. De Olga de Chajón probamos sus magníficos pinol, rellenitos de plátano y chiles rellenos.  Señoras de Quiché y Totonicapan prepararon pollo al quichón, panes con pollo, tamalitos de siete camisas y un caldo de res con una hierba que no identifiqué.  Todos ellos preparados como debe ser…con las raíces profundas.  Con gracia y orgullo.   Como un homenaje a la vida y a todo lo que es bueno.

100402-tesoros-euda-morales


06
Jul 14

Olga Loya y la importancia de las historias

140709_olga_loya

Las historias son importantes porque nos recuerdan el pasado, nos hablan del presenta y nos hacen pensar en el futuro.  Todo pasa en una historia.  Hay historias diferentes historias para gente diferente; pero las historias son importantes para el corazón, para aprender diferentes cosas y para aprender como es que diferentes gentes hacen las cosas.  Para aprender diferentes culturas y para aprender que diferentes culturas tenemos las mismas historias, explica la contadora de cuentos, Olga Loya, durante una conversación que tuvimos a mediados de junio pasado.

En ella Olga nos habla de cuáles son las características propias de un buen cuento espantoso; acerca de lo distinto que es contar historias para niños y adultos; y acerca de sus historias favoritas.  También nos habla de su libro más reciente Momentos mágicos.

Antes de convertirme en contadora de historias profesional, yo era una escuchadora profesional.  Siempre me gustaron las historias, cuenta Olga Loya, al relatar que aprendió de su abuela y de su padre.  Ella creció en el Este de Los Angeles y comenzó contando historias de distintas culturas.  Luego descubrió las historias de América Latina y empezó a recordar los cuentos e historias de su infancia,  de su familia y de sus ancestros llevándola hacia sus raíces y hacia su cultura.  Las historias fueron y son muy poderosas, asegura.

Olga se presentó en la Biblioteca Ludwig von Mises para la celebración del viernes 13 en junio de 2014.


24
Jun 14

Motos en el Teatro Nacional y la guerrilla en Tikal

Haz clic en la foto para ver más fotos

Ayer nos enteramos de que los daños que ocasionó la competencia de Moto Enduro, organizada por la Municipalidad capitalina en los jardines, graderíos y caminamientos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias -que no en el Teatro propiamente dicho- podrían alcanzar un costo de alrededor de Q 100 mil.   La cuestión, ahora, es que esos costos los pagarán los tributarios.  Se ha hecho un merecido escándalo a causa de estos daños en un conjunto monumental que es patrimonio cultural y todo eso.  Pero…¿quién recuerda otros atentados culturales más…ofensivos…criminales y hasta macabros?

En septiembre de 1981 la guerrilla destruyó el Museo de Tikal, años de trabajo arduo y acucioso fueron perdidos y nueve piezas fueron robadas de aquel lugar.  Entre las piezas robadas se cuentan una mascarilla, un broche de cabeza de jaguar y una figura danzante de jade. Piezas de cerámica, dibujos, osamentas, mapas, fotografías y documentos de incalculable valor cultural fueron devorados por el incendio que ocasionaron los atacantes en las oficinas y en el laboratorio del museo. Los arqueólogos lloraron cuando vieron la destrucción. En templos y palacios -incluido el templo del Gran Jaguar- los atacantes armados pintaron las siglas de las Fuerzas Armadas Rebeldes, una de las organizaciones marxistas-leninistas que integraría la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca. Los atacantes llegaron con fusiles y metralletas.  Obligaron a mujeres, niños y hombres a caminar en fila india y a participar en un mitin antigobiernista, de protesta contra el imperialismo yanqui y de apoyo a la independencia de Belice. En El remate, un autobús con turistas recibió disparos y fueron heridos un guía de turistas, una mujer y su hija de dos años.  Los guerrilleros dijeron que no querían que las piezas fueran sacadas de Guatemala…y se las llevaron. Los detalles puedes verlos en las fotos, según lo reportó Prensa Libre.

A ver…los dirigentes de las FAR y de la URNG, ¿devolverán aquellas piezas? ¿Las tienen, todavía? ¿Dónde están?  Si no las tienen, ¿pagarán por ellas? ¿Pagarán por aquellos crímenes contra la cultura?  Porque perdonen ustedes; pero si romper gradas en el Centro Cultural es feo, punible y costoso, ¿no lo es más lo que hicieron los guerrilleros en Tikal?

Aquel desprecio por el patrimonio cultural no fue aislado.

Un año antes, también en septiembre, la guerrilla puso dos bombas en el Parque Central de la ciudad de Guatemala.  Aquel atentado les costó la vida a seis adultos y a un niño, dejó numerosos heridos y esparció partes humanas en el área.  En aquella ocasión los vitrales del Salón de banquetes y del Corredor central del Palacio Nacional fueron masacrados.

A ver…ya hace 34 años de aquella bomba y de aquellos daños que superan -por mucho- a los causados en las inmediaciones del Teatro.  ¿Quedarán impunes? La exguerrilla, ¿asumirá la responsabilidad moral y económica de aquellos crímenes?

¡Veamos la indignación, pues!

Gracias a mi cuata, Reny, que está escribiendo una novela sobre aquel acto terrorista contra la cultura.


28
May 14

¿Te apetece un “Talipán”?

Talipan-guatemala

Mi amiga, La Kitty, encontró este mural y este negocio en la 6a. avenida de la zona 9 de la ciudad de Guatemala: Es de talipanes.  Y el eslogan de la empresa es: Yo también quiero un talipán.  Claro que recuerda a los choripanes, cuyo eslogan era: Yo también quiero un choripán.

A mi también me recordó otra cosa: el 20 de mayo se celebra el Everybody Draw Mohammed Day en apoyo a la libertad de expresión de todos aquellas personas que están amenazadas con violencia por haber dibujado representaciones del profeta islámico Mahoma.  La iniciativa es consecuencia de un acto de censura contra el programa de televisión South Park, 201, en respuesta a amenazas.

A mí me encantaría saber qué motivó la idea de los talipanes y si el mural anima a la gente a probarlos.

Gracias a La Kitti y por la foto.


19
Abr 14

Choque de dos culturas

140417_zapatos_tenis_luis_figueroa_luisfi

Mi amiga Anna, me explicó que eso de los sneakers  colgados del tendido eléctrico se llama shoe tossing y que  podía significar que: en las inmediaciones se venden drogas, señalar el territorio de alguna pandilla, o algún tipo de celebración.   De esto me acordé el jueves pasado cuando al paso de la procesión de Candelaria los portadores de las liras que sirven para elevar los cables eléctricos -y que estos no obstaculicen el paso de las imágenes- bajaron un par de zapatos en la Décima calle y Quinta avenida de la zona 1.

Es el choque de dos culturas, pensé.