20
Feb 17

En el Día de la Marimba, mi “playlist”

Imagen de previsualización de YouTube

Hoy se celebra el Día Nacional de la Marimba; y aunque a mí me caen muy mal los dias de esto y los días de aquello, este lo celebro porque me encanta la música de marimba. Crecí con ella y siempre me trae buenos recuerdos. Aquí va mi playlist de diez favoritas.


20
Feb 14

En el Día de la marimba: Río Polochic

Imagen de previsualización de YouTube

Río Polochic es una de mis piezas de marimba favoritas, y tengo varias. Tuve la dicha de crecer escuchando la música de este instrumento poderoso y encantador.

Mi bisabuela, Mami, tenía una marimba de Rosendo Barrios, propietario de la celeberrima Fabrica Internacional de Marimbas; y uno de los orgullos de ella era su marimba. En el reportaje denominado Una voz de madera, Mario Barrios (hijo de Rosendo) relató que la última marimba creada por su padre fue la del Hotel Casa Contenta, en Panajachel. En aquella época, la entonces propietaria, mi bisabuela, Adela Schuman de Morales, le dijo a don Rosendo: Quiero una marimba que suene. Dicho y hecho. De la fábrica salió una marimba tallada al gusto; pero, sobre todo, potente. Tanto que el sonido rompió los vidrios del lugar, cuenta un reportaje por Christa Bollman fue publicado en la Magazine 21, el domingo 24 de enero de 2002.

Cuando andaba de vacaciones en Panajachel, y me tocaba dormir en el cuarto de mi bisabuela, uno desperataba a las 5 de la mañana con la música de marimba de su radio.  Mi padre escuchaba Fabumarimbas al medio día.  Muchas fiestas en la casa de mi abuela, Frances, eran amenizadas con una marimba. A mí, la marimba siempre me pone algo nostálgico; y…un día de estos…voy a celebrar mi cumpleaños con un marimbón.

Hoy, por cierto, también se celebran el Día de Tecún Uman y el Día internacional del gato.


08
Sep 13

Alegre marimbón en “La concha acústica”


Adaba con mi cuata, Jill, por el Centro Histórico cuando nos encontramos con una de esas tardes bailables que hay en La concha acústica del Parque Centenario.

Me encanta la marímba y me encanta como se divierte la gente.  Y me encanta cuando mis cuates extranjeros tienen un atisbo de esta vida de otros tiempos en Guatemala.

Mi abuela, Frances, contaba que a mi padre le gustaba escuchar La gazza ladra, en ese espacio, los domingos en la mañana tocaba ahí la banda marcial.


20
Feb 13

¡Hoy es día de la marimba!

Hoy es Día de la marimba; y por casualidad me topé con La polémica de la marimba, por el historiador Mariano López Mayorical.

Aprovecho para compartir con los lectores un enlace a ese libro y también a una estupenda colección de libros digitales sobre Guatemala y Centroamérica.  Muchos de ellos son ediciones raras y escasas.


18
Mar 08

Músicos en la calle

Encontré a estos músicos en la Calle del Arco en La Antigua Guatemala. Lo que me causó gracia es que el niño del primer plano toca una caparazón de tortuga. Lo hace con chinchines típicos de Guatemala, hechos con el fruto del morro y coloreados de negro con la grasa de un insecto, parecido a la cochinilla, conocido como nij. Para los no iniciados, el otro chico, el que está en el extremo y casi no se ve, toca una marimba.

Cuando yo era niño solía tocar la tortuga con chinchines parecidos a los del chico.


10
Ene 08

Cimbra marimba tu canto…

Mario Barrios, uno de los más notables fabricantes de marimbas de Guatemala, falleció el 5 de diciembre de 2007. Barrios era propietario de la Fábrica Internacional de Marimbas, que fundó su padre y que es Patrimonio Cultural de la Nación.

Mi bisabuela, Mami, tenía una marimba de Rosendo Barrios, padre del difunto Mario. Uno de los orgullos de ella era su marimba. En el reportaje denominado Una voz de madera, Mario Barrios relató que la última marimba creada por su padre fue la del Hotel Casa Contenta, en Panajachel. En aquella época, la entonces propietaria, mi bisabuela, Adela Schuman de Morales, le dijo a don Rosendo: Quiero una marimba que suene. Dicho y hecho. De la fábrica salió una marimba tallada al gusto; pero, sobre todo, potente. “Tanto que el sonido rompió los vidrios del lugar”. El reportaje por Christa Bollman fue publicado en la Magazine 21, el domingo 24 de enero de 2002.

Yo crecí escuchando música de marimba y mis favoritas son el Danzón, El Ferrocarril de los Altos, Verónica, Río Polochic y otras. En realidad nunca aprendí a bailar bien; pero recuerdo que de niño me impresionaba mucho ver bailar a la gente, especialmente cuando había marimba.

Por cierto que, el título de esta entrada, es el primer verso de un poema de Rudy Solares.


21
Mar 07

Sarabanda*


Es una lástima que no haya llevado buena cámara a la Feria de Verano, en Coatepeque. Se hubiera apreciado mejor el ambiente de la sarabanda. Los que bailan están “hasta atrás” y casi no pueden mantenerse en pie. Los curiosos estamos alrededor de la galera. La música no cambió durante el buen rato que estuve ahi; pero de cuando en cuando, uno de la orquesta cantaba. No me quedé a ver cuando “pasan el lazo” y les cobran a los danzantes. Lo más divertido fue cuando uno de los bailarines se acercó a una chica que estaba en el público y le pidió que bailara con él. “La nena no baila”, le contestó su mamá que la acompañaba.

*En realidad se escribe zarabanda; cosa que yo no sabía hasta que un lector anónimo me lo hizo ver.