12
May 19

¡Meón del infierno!

Hace más de una década, cuando empecé a escribir en este espacio, una de las primeras secciones que ideé fue la de los meones; y  la hice porque me llamaba la atención la cantidad de meones que veía en las  calles; y luego abandoné la sección.

Meón en la 11 avenida de la zona 10.

 

¿Cómo se originó aquella sección?  A finales de los años 80 el columnista Chepe Zarco organizó una campaña muy exitosa contra aquellos que tiraban basura en las calles; y el lema de la campaña era No sea coche. Más tarde leí, y no se dónde, que en algún lugar de México a la gente que orinaba en la calle le gritaban: ¡Meón, meón!  

Se que en Guatemala no abundan las facilidades sanitarias para quienes andamos en la calle; pero eso no quita que sea feo, sucio y una falta de consideración para los demás echarse una araña en la vía pública.

En ese contexto me acordé de haber leído que alguien le llevó a su hijo de 15 años al almirante Nelson (el de Trafalgar) para que el marino le diera un consejo de vida.  Y el consejo del Almirante fue; Never miss a chance to make water. Esto es, en un lugar apropiado, claro.  Cuando yo salía con mis sobrinos pequeños, siempre los mandaba al inodoro (tuvieran ganas, o no) antes de abandonar la casa, o el lugar donde estuviéramos y hubiera servicios sanitarios.  En prevención de las ganas les vinieran en momentos y lugares inconvenientes.

Aquel es un buen consejo para niños…y para adultos, también.


27
Feb 19

¡Meón en la 20 calle!

Una de las primeras secciones en Carpe Diem, cuando empecé este espacio -hace como 13 años era la de los meones.  Y la hice porque me llamaba la atención la cantidad de meones que veía en las  calles; y abandoné la sección.

¿Cómo se originó aquella sección?  A finales de los años 80 el columnista Chepe Zarco organizó una campaña muy exitosa contra aquellos que tiraban basura en las calles; y el lema de la campaña era No sea coche. Más tarde leí, y no se dónde, que en algún lugar de México a la gente que orinaba en la calle le gritaban: ¡Meón, meón!  

Se que en Guatemala no abundan las facilidades sanitarias para quienes andamos en la calle; pero eso no quita que sea feo, sucio y una falta de consideración para los demás echarse una araña en la vía pública.

En ese contexto me acordé de haber leído que alguien le llevó a su hijo de 15 años al almirante Nelson (el de Trafalgar) para que el marino le diera un consejo de vida.  Y el consejo del Almirante fue; Never miss a chance to make water. Esto es, en un lugar apropiado, claro.  Cuando yo salía con mis sobrinos pequeños, siempre los mandaba al inodoro (tuvieran ganas, o no) antes de abandonar la casa, o el lugar donde estuviéramos y hubiera servicios sanitarios.  En prevención de las ganas les vinieran en momentos y lugares inconvenientes.

Aquel es un buen consejo para niños…y para adultos, también.

De cuando en cuando juego con la idea de irme a vivir a la zona 1 -por lo encantador que podría ser-; pero, ¿qué me disuade? El olor a meados en las calles y cuando no es a orines, es a la creolina que la gente usa para eliminar el olor a bish.


19
May 18

Los meones…de vuelta

Una de las primeras secciones en Carpe Diem, cuando empecé este espacio, era la de los meones.  Y la hice porque me llamó la atención la cantidad de meones que veía en las  calles.

Además, a finales de los años 80 el columnista Chepe Zarco organizó una campaña muy exitosa contra aquellos que tiraban basura en las calles; y el lema de la campaña era No sea coche. Más tarde leí, y no se dónde, que en algún lugar de México a la gente que orinaba en la calle le gritaban: ¡Meón, meón!  Leí, también, que en algunos rincones, donde la gente mea indiscriminadamente, hay personas que ponen imágenes religiosas, con la esperanza de que eso desanime a los meones.

Yo se que en Guatemala no hay muchas facilidades sanitarias para quienes andamos en la calle; pero eso no quita que sea feo, sucio y una falta de consideración para los demás echarse una araña en la vía pública.

Ahora que mi cuate, Ramón, me envió la foto que rescata esa sección e ilustra esta entrada, me acordé de que alguien le llevó a su hijo de 15 años al almirante Nelson (el de Trafalgar) para que el marino le diera un consejo de vida.  Y el consejo del Almirante fue; Never miss a chance to make water. Esto es, en un lugar apropiado, claro.  Cuando yo salía con mis sobrinos pequeños, siempre los mandaba al inodoro (tuvieran ganas, o no) antes de abandonar la casa, o el lugar donde estuviéramos y hubiera servicios sanitarios.  En prevención de las ganas les vinieran en momentos y lugares inconvenientes.

Aquel es un buen consejo para niños…y para adultos, también.

A veces, juego con la idea de irme a vivir a la zona 1; pero me disuado rápido porque las calles del centro cuando no huelen a meados, huelen a Creolina.  Y eso hace que se me pasen las ganas.

En fin…gracias a Ramón por recordarme lo de los meones.


15
Ago 09

Tenía ratos de no poner un meón

La de orinar en lugares públicos es una de las costumbres más despreciables de los chapines. Sólo se compara a la de la impuntualidad, a la de nunca confirmar invitaciones y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y tirar los mocos al suelo, o a una pared. Y bueno…mejor ya no sigo.

La idea de este espacio surgió porque una vez leí que en algún lugar de México a los meones la gente les grita: ¡Meón, meón!; y porque el difunto Chepe Zarco impulsó, hace añales, una campaña contra la gente que ensuciaba las calles. La campaña decía: No sea coche.


14
Jun 09

Meón nocturno

A este meón lo caché en la 20 calle de la zona 10. La de orinar en lugares públicos es una de las costumbres más despreciables de los chapines. Sólo se compara a la de la impuntualidad, a la de nunca confirmar invitaciones y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y tirar los mocos al suelo, o a una pared. Y bueno…mejor ya no sigo.

La idea de este espacio surgió porque una vez leí que en algún lugar de México a los meones la gente les grita: ¡Meón, meón!; y porque el difunto Chepe Zarco impulsó, hace añales, una campaña contra la gente que ensuciaba las calles. La campaña decía: No sea coche.

15
Dic 08

Adiós a Chepe Zarco

Su columna T-más fue un fenomeno por ingeniosa, controversial y creativa. Fue director de Prensa Libre, estuvo en la tele y recientemente publicaba la revista Y qué; además de tener un restaurante de hot dogs en Plaza Futeca de la zona 14.

José Eduardo Zarco era Chepe; y nadie en el medio periodístico era indiferente él. Su vida fue un remolino y si ahora yo tuviera que pensar en una canción para él esa canción sería My Way. Y Chepe falleció hoy.

Cuando dirigía la sección de Opinión de Prensa Libre, Chepe publicó mi primera columna, en 1989. Recuerdo que me llamó una tarde de marzo para decirme que a través de no quería decir por medio de, y me dijo que mi contribución -sobre mi filósofa favorita, Ayn Rand- sería publicada en esa semana. El me abrio la puerta al periodismo porque, como consecuencia de esa columna, Mario David García me invitó a trabajar en Aquí el mundo.

Chepe siempre fue muy atento conmigo. Siempre saludaba con entusiasmo y cariñosamente. Su campaña cívica No sea coche, inspiró la sección de Meones, de Carpe Diem. Y ahora que no está Chepe…algo falta en Guatemala.


27
Ene 07

Meones

Hace años el columnista Chepe Zarco organizó una campaña muy exitosa contra aquellos que tiran basura en las calles; y el lema de la campaña era No sea coche.

También hace ratales leí, no se dónde, que en algún lugar de México a la gente que orinaba en la calle le gritaban: ¡Meón, meón!

¿Qué sugiere, usted, para los chapines que mean en la calle?