24
Nov 11

Innovadores que construyen y depredadores que destruyen

John Allison, T.J. Rodgers y Milton Friedman, son tres de los cinco heroicos innovadores que construyen el mundo, en el libro I am John Galt, por Donald L. Luskin y Andrew Greta.  ¡Y a dos de ellos los he entrevistado!  Los otros héroes mencionados son Steve Jobs y Bill Gates.

Escrito por el conocido comentador de mercados Donald Luskin y por el escritor de negocios Andrew Greta, I am John Galt está lleno de incisivos y entretenidos perfiles, así como de entrevistas exclusivas e inspiradoras.  En  ese libro los personajes de Ayn Rand toman vida en un mundo de grandes logros y grandes crisis como el nuestro.  Este libro, que responde a la pregunta ¿Quién es John Galt? te presenta a titanes de la vida real, que viven y vivieron sus vidas como héroes de las novelas de Rand.  Y también presenta a los depredadores y saqueadores que viven como los villanos de aquellas obras de ficción.

Y los lectores frecuentes de Carpe Diem sabe que Ayn Rand es mi filósifa favorita, junto a Ludwig von Mises y Aristóteles.

De John Allison, doctor “honoris causa” de la Universidad Francisco Marroquín en mayo de 2010, Luskin y Greta dicen que fundó uno de los bancos más sólidos de los Estados Unidos y sus 30,000 empleados han leído “La rebelión de Atlas”.  De T.J. Rodgers, doctor h.c. de La casa de la libertad en mayo de 1999, los autores dicen que es el chico malo de la alta tecnología, que habla contra el estado benefactor corporativo y la corrección política. Y de Milton Friedman, doctor honorífico de la UFM en mayo de 1978, dicen que hizo de la economía, una ciencia; y mostro que el capitalismo y la libertad son inseparables.

Entre los villanos, Luskin y Greta mencionan a Paul Krugman, que corrompió la economía y devaluó el discurso público en aras de la política partidista; Angelo Mozilo, el prestamista depredador que usó dinero de los tributarios para inflar la burbuja inmobiliaria; Barney Frank, el político populista que convirtió a Fannie Mae en una arma de destrucción económica masiva; y Alan Greenspan, ¿un vendido, o un doble agente del libertarianismo? Personalmente me encanta la descripción de Krugman.

Donald L. Luskin es Chief Investment Officer de TrendMacro, una firma de estrategias de inversiones y de investigación económica, autor de Index Options and Futures: The Complete Guide y es columnista de “The Wall Street Journal”.

Andrew Greta es escritor y ejecutivo de negocios con más de 15 años de experiencia en mercados financieros.  Actualmente es profesor en el College of Business en la Univesity of Illinois en Champaign-Urbana.


10
Jul 09

¡Una corporación con principios!

En la OCON 2009, la conferencia de John A. Allison, CEO de la BB&T Corporation ha sido de las mejores. Allison impresiona con la claridad de sus ideas, y además es un comunicador muy hábil e ingenioso.

Si usted quiere leer algo sobre la filosofía de esta extrordinaria corporación lea aquí. BB&T se describe como una compañía que está definida por sus valores; y entiende que estos son hábitos prácticos que les permiten a los individuos vivir, ser exitosos y alcanzar la felicidad.
¡Nada de mumbo jumbo posmoderno! ¿Quién dice que los Howard Roarks, los Hank Reardens y los John Galts no existen? Ojalá hubiera más líderes empresariales así, y más corporaciones así.
BB&T alcanzó titulares, por su adhesión a sus princicipios, cuando anunció que it will not lend to commercial developers that plan to bulild condominiums, shopping malls and other private projects on land talken away from private citizens by government entities using eminent domain. En esa ocasión, Allison dijo que la idea de que el gobierno puede tomar la propiedad de los ciudadanos para uso privado, es simplemente mala. Uno de los derechos más básicos de todo ciudadano es el de conservar lo que es suyo, añadió, al explicar que como institución dedicada a ayudar a sus clientes a alcanzar el éxito económico y la seguridad financiera, no vamos a ayudar a ninguna entidad o compañía que mine esa misión y que amenace la propiedad.
Allison sabe que estamos en un punto de inflexión en cuanto al futuro de la civilización occidental; y comparto con él la idea de que por eso es importante elegir consciente, y deliberadamente, los principios que permitan alcanzar los valores que compartimos en Occidente.
Hasta ahora, mis conferencias favoritas han sido la de Allison, la de Greg Salinieri, titulada Atlas Shrugged on the Role of the Mind in Man´s Existence y la de Harry Binswanger, titulada The Objective vs, The Intrinsic and the Subjective. En las clases, mis preferidas han sido la de John Lewis sobre los griegos arcáicos, la de Sandra Schwartz sobre opera; y la de Ellen Kenner sobre el principio de visibilidad psicológica. Dentro de un rato iré a la de Edwin Locke sobre introspección, que también me está pareciendo muy rica.
¿Un buen consejo de Allison? Nunca comprometas tus principios.
Por cierto que Allison me recordó a otro Roark. Este es TJ. Rodgers a quien tuve el gusto de conocer y entrevistar en 1999. Rodgers se hizo notable cuando, en 1996, la hermana Doris Gormely, de las Hermanas de San Francisco, en Filadelfia, le envio una carta animándolo a contratar mujeres y minorías en el consejo directivo de su empresa. Rogers le contestó concienzudamente explicándole el valor de la meritocracia en términos de prácticas de contratación de personal; y con ello abrió un debate intenso acerca de la corrección política y las preferencias de etnia y sexo en los negocios.