16
Abr 17

En celebración de la fertilidad

Con el equinoccio de primavera se celebra el regreso de la luz -luego de los meses de oscuridad en el invierno- y se celebra la fertilidad.  De ahí los colores alegres de esta fiesta, y los conejos.

Son los colores del amanecer y de la vida tibia, suave y agradable propia de la primavera, donde la hay..  Nosotros en el trópico no tenemos inviernos largos y oscuros; pero una fiesta es una fiesta.  Mi abuela, Frances, solía estrenar  algo de ropa en esta fiesta y los colores que usaba eran los propios de la festividad.

Los colores  son importantes porque los de la pascua milenaria contrastan grandemente con los de la semana santa que son el negro y el morado.  El negro es el color de la muerte, de lo oscuro, del vacío, de la soledad, de la noche, del mal y la tristeza.  El morado (violeta, o púrpura) es el color del poder, y de la magia y de la fe (frente a la racionalidad); es el color del confesionario (de la culpa) y de algunos ritos funerarios.

Cuando yo era niño, el conejo llegaba a la playa, a Panajachel, a la casa -o donde quiera que estuviéramos-  porque mis padres acarreaban huevos de chocolate, o de almendras.    Sin que los chicos nos diéramos cuenta, mis padres  y tíos escondían los huevos en el jardín y en el momento oportuno nos decían que el conejo había pasado y que saliéramos a buscar los huevos. Cuando los mayores crecimos, se nos enviaba a alguna habitación lejos del jardín y -aunque ya sabíamos que eran mis padres y tíos los que escondían los huevos, y que no había tal conejo- igual disfrutábamos de salir a buscar y encontrar los dulces.

Aquella tradición es de origen germánico y precede al cristianismo; pero también las culturas mesoamericanas tienen conejos benefactores involucrados en sus leyendas.   En la luna llena, donde otras culturas ven la cara de un hombre (o la de Jakie Geason), los pueblos de mesoamérica (como los chinos) ven un conejo.  ¿Y cómo fue a parar ahí?

Según un mito de Chiconamel, del norte de Veracruz, cierto dios ocasionó un diluvio universal; y un hombre y su familia se salvaron contra la voluntad divina porque se escondieron en un cajón, siguiendo el consejo que les dio un conejo.  El dios que había ocasionado el diluvio se enteró de los sobrevivientes cuando estos encendieron fuego para asar pescados; y entonces el conejo fue castigado y por salvar a los hombres fue condenado a alumbrarlos y fue transformado en la Luna.  Esto lo leí en Imágenes de la mitología maya, por Oswaldo Chincihlla.

Me gusta mucho esta fiesta porque es alegre y colorida. Desde tiempos muy antiguos, el conejo era un símbolo de la fertilidad asociado con la diosa fenicia Astarté, a quien además estaba dedicado el mes de abril.  En recuerdo de aquella diosa, a la festividad de pascua se la denomina Easter, en algunos paísesEsto es porque también era la festividad de la primavera para honrar a la diosa teutónica de la luz, a quien se conocía en el mundo anglosajón como Easter.  Para el siglo VIII los anglosajones ya habían tomado dicho nombre para la fiesta que los cristianos celebran ahora.


15
Feb 09

Quino y la crisis…todas las crisis

El chiste de Quino, que hoy publica Siglo Veintiuno, ilustra perfectamente el papel de los gobiernos en las crisis que enfrentamos los chapines.

En la primera escena un sujeto esculpe esferas de piedra; luego las pinta para que parezcan pelotas de fútbol y, acto seguido las distribuye por toda la ciudad. Esa noche el hombre se va a la cama cansado.

La viñeta final muestra el sujeto, que es un traumatólogo, en su clínica, dándoles la bienvenida a cuatro personas que se han golpeado los pies.

¿Puede haber una metáfora mejor? Los gobiernos falsean las tasas de interés y otros precios, los gobiernos crean las condiciones necesarias para que se den las crisis como quien fabríca pelotas de piedra y las distribuye por todas partes. Luego, a modo de generoso y abnegado traumatólogo, pretende ser quien cura las crisis, cuando en realidad sólo hace más pelotas y las filas de pacientes se hacen más largas.

El mismo diario publica, hoy, en su Buzón 21, la carta de un grupo de vendedores de ropa que lamenta el asesinato de una compañera. La carta concluye con la siguiente frase: “Que Dios nos proteja de todo mal, porque las autoridades, definitivamente no son capaces de hacerlo”. ¿Quiénes, sin no las supuestas autoridades han sido las responsables del deterioro institucional profundo en el país? ¿Quiénes, si no las presuntas autoridades, han descuidado por décadas la seguridad ciudadana en Guatemala? Las autoridades han esculpido las pelotas de piedra de la impunidad, las han pintado, las han esparcido y ahora todos sufrimos la ausencia de seguridad y de justicia.

En Prensa Libre leo que Punta de Manabique está agonizando. Su deterioro tiene que ver con que es tierra de nadie, porque es de todos; y con el citado deterioro institucional y la ausencia de autoridad. Esas pelotas de piedra, sumadas a la guerra contra las drogas que es otra pelota igual, están acabando con la riqueza y la belleza de aquella región de Izabal.

Ahí tiene usted la Ley Antitabaco: los gobiernos constituyen estados de bienestar y esa pelota de piedra demanda leyes como la citada. “El gobierno quiere gastar menos en enfermedades terminales, como cáncer de pulmón”, dice un reportaje de hoy; y las víctimas son la libertad y la responsabilidad…y el deterioro institucional, así como la pérdida de autoridad.

Digg!