04
Jul 19

Dos aviones y un lanchón

¡Cómo se burlaron algunos, de Jimmy Morales, cuando aquello de que Guatemala es el único país que persigue aviones de cocaína con camiones y ¿saben qué es lo más chilero? Los atrapa! Y ahora sale personalmente, el Presidente, a comprar dos aviones; compra que no estaría mal en sí misma; pero…¿tenía que ser a escondidas?, en Argentina, a última hora, para pelear una guerra ajena…y encima, también compró una lancha. Como quien va a comprar una libra de clavos y un formón.

La foto es de “elPeriódico”.

Para casos como este es que el tirano, Julio César, dijo que: No basta que la mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo.

No abona, a la honestidad de la mujer del César que la administración de Morales negara el negocio, mientras que el fabricante y el gobierno argentino confirmaban la compra ¡en Twitter!

La compra de equipo militar para que el Ejército cumpla con sus funciones constitucionales, por supuesto que no es mala en sí misma y no veo por que es que Guartemala no debería recuperar su capacidad aérea militar; pero a uno se le ocurren cosas: Si el equipo es principalmente para la guerra perdida contra las drogas, ¿por qué no pusieron los aviones los principales interesados en que los guatemaltecos peleemos esa guerra por ellos?  Digo…¿Es que los EE. UU: no tenían un par de aviones buenos, bonitos y baratos?  ¿Había que ir a comprar aviones a Argentina of all places? Digo, porque Argentina, teniendo fábrica propia de aviones, compra los suyos en Corea del sur*. Eso de comprar aviones militares en Argentina me recordó cuando aquí se vendían máquinas de escribir reconstruidas; o cuando Ramiro De León Carpio compró automóviles Lada para la Policía.  Tan rara es la cosa que el ejecutivo de la fábrica argentina dijo: Hicimos posible lo imposible.

Encima, la mujer del César da la apariencia de haberse embarcado en un shopping spree y compró un ¿buque?  Claro que yo no se mucho de embarcaciones militares; pero el navío que aparentemente compraron más parece una lancha para desembarcos que una para perseguir narcos. Ve la imagen y dime si se ve rápida.  Y claro, a lo mejor no es para persecusiones.

Según “Prensa Libre” la nave comprada a Colombia es similar a la de la imagen.

Me incomodan estas compras porque su aspecto turbio no sólo perjudica a los tributarios, sino que daña la imagen del Ejército y mina la institucionalidad del Ejecutivo.  Los guatemaltecos tenemos derecho a un Ejército que pueda cumplir con sus funciones constitucionales, que son mantener la independencia, la soberanía y el honor de Guatemala, la integridad del territorio, la paz y la seguridad interior y exterior.  pero eso se dificulta cuando se le involucra en tareas que le son ajenas, y se le vincula con negocios túrbidos.

*Entiendo que no es el mismo tipo de aeronaves, claro, pero igual...la mujer del César no se ve honesta.


30
Jun 19

Desfile del Día del Ejército

Cuando yo era niño, mi abuelita Juanita y La Mamita me llevaban a ver desfiles: El de la Independencia, el del Día del Ejército y el de la Cruz Roja, y ahí me estaba yo a ratos maravillado y a ratos aplaudiendo.  Hoy que fui a ver el de la celebración del Día del Ejército me alegré mucho de haberlo hecho.

Haz clic en la foto para ver más fotos

En parte por recordar las mañanas de desfiles con aquellas viejitas, y en parte por agradecerle a la institución armada y a sus veteranos, que hayan impedido que mi generación creciera en una dictadura totalitaria y colectivista.

Evitó que mi generación creciera en una sociedad moralmente exhausta como la de Cuba, y que mi generación en los 90, o la tuya hoy, tuviera que pelear en las calles para salir de la tiranía, como ocurre en Nicaragua y en Venezuela; o como todavía no puede ocurrir en Cuba.

Para los que no saben, o no recuerdan: ¿Qué, quería la guerrilla que combatía no al  Ejército sino al mandato constitucional que aquel tenía el deber de proteger? Vladimir Lenin explicó que la dictadura del proletariado significa el poder ilimitado basado en la fuerza, y no en la ley. Dictadura significa autoridad sin las trabas de la ley, no restringida por normas y basada en la violencia. Si la guerrilla asesinaba, fusilaba, secuestraba y ejecutaba actos de terrorismo durante el enfrentamiento armado… ¡aquello esperaba a miles de guatemaltecos si la revolución triunfaba!

Lenin también escribió que Las Cortes no deben prohibir el terror… deben legalizarlo como principioy explicó que una vez que el proletariado esté en el poder, ninguna consideración, más que el mantenimiento del poder, será importante… la dictadura del proletariado abolirá el sistema parlamentario –de forma permanente–, así como la separación entre el Legislativo y el EjecutivoLa idea era que los gobernantes determinaran por medio de qué leyes iban a mandar y que no estuvieran controlados por nadieY en aquel estado de cossas… ¿quiénes iban a ser los gobernantes? Lenin usó la frase dictadura del partido.

Es cierto que durante el enfrentamiento armado hubo actos horribles y corrupción, no en vano la guerra es el caballo rojo.  Es cierto que Guatemala necesitaba (como necesita) cambios; pero, ¿para imponer el ideal de Lenin? Si hubo crímenes, sus hechores deben ser castigados; para que se haga justicia, y no por venganza. Y es más que oportuno reconocer que, podemos discutir –en paz– todo tipo de ideas, porque no triunfó el ideal totalitario y colectivista. En buena parte gracias a la tropa y a los oficiales que dieron sus vidas; y a sus familias.

Por esas mismas razones me indigna que haya oficiales y tropas implicadas  en actos delictivos y me preocupa que se involucre al Ejército en tareas que no le son propias y que se prestan para actos de corrupción.

Dicho lo anterior, ¡Feliz Día del Ejército a los buenos oficiales y a los buenos soldados!…y muchas gracias.


20
Feb 19

¿Negocios en el ejército?

El Cuerpo de ingenieros del ejercito invertirá Q105 millones para la construcción de caminos rurales; y el Congreso recibió  una iniciativa de ley en la que el el presidente, Jimmy Morales, pretende la creación de la Secretaría del Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgo de Desastres, que sustituiría a la Secretaría de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres. Ambas son malas ideas.

Maquinaria que se usa para construcción de carreteras. La foto es de elPeriódico.

Debido a la reconocida eficiencia castrense y al reconocidísimo compromiso de la oficialidad y la tropa a la hora de desastres, emergencias y al de hacer rápido y bien las cosas, es tentador involucrar a las fuerzas armadas en tareas que le son ajenas. Tareas en las que está bien que sea auxiliar a la hora de los cuentazos; pero que no le son propias. Eso no es buena idea.

¿Cuáles son las tareas propias del ejército de Guatemala? Mantener la independencia, la soberanía y el honor de Guatemala, la integridad del territorio, la paz y la seguridad interior y exterior.

Habiéndo una Dirección General de Caminos, cuya misión es planificar, diseñar, ejecutar y supervisar las obras de  construcción, mejoramiento, ampliación, reconstrucción y mantenimiento  de las carreteras, es absurdo que esas tareas se dupliquen y se le encomienden al ejército. Quizás sea cierto que la DGC es ineficiente y quizás sea cierto que no tiene el apoyo presupuestario, el apoyo administrativo y el apoyo político necesarios para cumplir con su misión; pero aquello se resolvería dándole aquellos apoyos, en vez de distraerlos hacia la institución armada. Y en última instancia, en un mundo racional, ¿para qué querríamos que los burócratas y políticos hicieran carreteras?

Habiendo una Conred, cuya misión es  prevenir, mitigar, atender y participar en la
rehabilitación y reconstrucción por los daños derivados de los efectos de los desastres, es un despropósito encomendarle esas tareas al ejército.  Quizás sea cierto que la Conred es ineficiente y quizás sea cierto que no tiene el apoyo presupuestario, el apoyo administrativo y el apoyo político necesarios para cumplir con su misión; pero aquello se resolvería dándole aquellos apoyos, en vez de distraerlos hacia la institución armada.

El traslado de responsabilidades ajenas hacia la institución castrense no sólo desnaturaliza la administración pública (y a las fuerzas armadas), sino que pone en riesgo al ejército y a sus miembros en áreas donde no debería estar involucrado. La participación de oficiales del ejército en negocios, compras, contrataciones, repartición de rentas y otras actividades propias (o usurpadas) de la burocrácia eleva exponencialmentre las posibilid des de corrupción dentro del ejército. Al final del día, aquella exposición innecesaria mina la necesaria capacidad del mismo para mantener la independencia, la soberanía y el honor de Guatemala, la integridad del territorio, la paz y la seguridad interior y exterior, a la hora de rajar ocote

Yo le agradezco al ejército -a sus oficiales y a su tropa- haber evitado que en Guatemala se estableciera una tiranía al estilo de las que sangran a los venezonalnos y a los nicaragüenses, siervas -ambas- de la que ha sangrado a los cubanos.  Respeto a los buenos oficiales y a los buenos soldados que dieron sus vidas, sus integridades físicas y pusieron en riesgo sus honras para evitar que en Guatemala se estableciera el tipo de dictadura que los marxistas, leninistas y maoistas de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (y grupos afines) querían imponer a sangre y fuego.  Y por eso me preocupa que se desnaturalice a la institución armada (involucrándola en tareas que le son ajenas) y que se la exponga al cáncer de la corrupción propio de la arbitrariedad en la administración gubernamental.

Si los políticos y burócratas insisten en hacer carreteras (en vez de quitar obstáculos para que los interesados las hagan) y si es necesaria (que lo es) una coordinación en casos de desastres, lo que hay que hacer es fortalecer las dependencias que ya existen para esos propósitos.  El involucramiento del ejército en aquellos asuntos (y en los negocios que implican) sólo puede tener muy malas consecuencias no intencionadas.


30
Jun 18

30 de junio, una celebración

El 30 de junio se celebra una efeméride: La Revolución liberal de 1871 y el Día del Ejército.

Con todos sus defectos y a pesar de la personalidad dictatorial de Justo Rufino Barrios y al desplazamiento de Miguel García Granados, lo cierto es que la Revolución liberal de 1871 sí fue una revolución en el sentido de que fue un cambio brusco en los ámbitos moral, social, institucional, económico y político del país.  Fue un viraje, un golpe de timón que alejó a los guatemaltecos de 30 años de conservadurismo en el que con sus altos y bajos, el estado y la iglesia católica eran una sola carne; y en los que una aristocracia heredera de las viejas formas se enorgullecía de que Guatemala era una pequeña Roma.

Claro que el liberalismo del 71 no era el liberalismo empirista de John Locke, David Hume y Adam Smith; sino el liberalismo racionalista y constructivista enraizado en la Revolución francesa.  Y esa fue su debilidad.  La Revolución del 71 abrió las ventanas y trajo vientos frescos e impulsó muchso valores de la Ilustración; pero cayó presa de su arrogancia y de la de sus líderes.  Redistribuyó la riqueza y el poder al gusto de El Patrón.  Pero eso sí…acabó con el Ancién regime y tiene eso en común con la Revolución de 1944.

Recuerdo muy bien la celebración del Centenario de la Revolución de 1871 porque yo tenía 10 años y mi mejor amigo fue Maestro de ceremonias en el acto cívico correspondiente.  Me acuerdo que comentó que cuando uno estaba al micrófono se oía como si uno tuviera dos voces; y me acuerdo en que quedamos en que en el próximo acto cívico, el año entrante, yo sería Maestro de ceremonias; y así fue…y hasta la fecha, con frecuencia juego ese papel.

Hoy, 30 de junio también se celebra el Día del Ejército; fiesta que me gusta celebrar porque mi generación no creció bajo la dictadura del proletariado, ni creció en una sociedad como la de Cuba, Venezuela, o Nicaragua, gracias a la institución armada.  Tu deberías celebrar alquito, también, porque tu generación no tiene que salir a la calles .como los jóvenes de Venezuela, o Nicaragua- a poner capturados, desaparecidos y muertos para salir del régimen corrupto y vicioso que hubiera dejado un eventual triunfo de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca y sus aspiraciones de establecer el socialismo en esta tierra tuya.

Celebro esta fecha, también, porque a pesar de la corrupción de una parte de la oficialidad y de los altos mandos, lo cierto es que todavía hay militares dignos y honorables; y porque a ellos y a la tropa se les ve durante tragedias como la del volcán de Agua dándolo todo.

¡Salud, pues, por la Revolución del 71 y por el Día del Ejército!


04
Dic 17

Espectáculo aéreo frente a mi balcón

Para celebrar su aniversario 96, la Fuerza Aérea Guatemalteca organizó un espectáculo aéreo, y tuve la suerte de ver los aviones pasar frente a mi balcón.

Imagen de previsualización de YouTube

Desde que era niño me gustaban este tipo de espectáculos.  Mi padre nos llevaba cuando podía, ya fuera a ver los de la FAG, o cuando venían los cuando venían los Blue Angels. Mi padre también nos llevó a la torre de control del aeropuerto viejo y a ver aviones en la pista.  Yo gozaba todo, con excepción del ruido; pero me gustaban tanto las aeronaves que aguantaba esa molestia.

Imagen de previsualización de YouTube

Ayer me gocé dos cosas, cuando las naves pasaban silenciosas y las seguía el ruido, porque habían roto la barrera del sonido; y las exclamaciones de los niños del apartamento de abajo.  Los chicos gozan especialmente este tipo de cosas.


17
Nov 17

Era una chica plástica

A finales de los setenta había una canción que decía: Era una chica plástica, de esas que veo por ahí;  y, cosas que pasan, de eso me acordé cuando vi la portada de elPeriódico el martes pasado y vi la inmundicia en la bahía de Omoa, a causa de la basura arrastrada ahí por el río Motagua.

Escucha el podcast aquí.

Hace un año y en ese contexto, el Congreso de la República conoció la inciativa de una legislación que regula el uso y comercialización de las bolsas de plástico en el país; lo cual significa acudir al uso de la fuerza del gobierno para obligar a la disminución del uso de aquellos productos que son de bajo costo, prácticos y fáciles de usar.

Los plásticos y las bolsas plásticas, sin embargo, están en desventaja frente a otros contaminantes porque flotan y por lo tanto son dramáticamente visibles.  Los contaminantes que se van al fondo de lagos y ríos, no se ven.  Los contaminantes que se diluyen en la tierra y en las aguas, no se ven.  Los contaminantes que se dispersan en el aire, no se ven.  Aquello hace que los plásticos –que son económicos y prácticos– sean el blanco de los políticos y de los legisladores, a pesar de sus virtudes.  ¿Sabes que la industria del plástico está entre los top ten de exportaciones e importaciones aquí en Guatemala? Eso significa que miles de familias llevan el pan a su mesa como consecuencia de empleos en aquel sector productivo.

Todo este tema de los plásticos y otros desechos sólidos, cuando se aborda desde una perspectiva política, reguladora y hasta populista, pierde de vista una realidad: aquellos materiales llegan a ríos y lagos porque la gente inmunda los tira ahí.  Como no hay responsabilidad alguna –ni a nivel individual, ni a nivel municipal- por no disponer apropiadamente de la basura, esta se hace presente de forma repulsiva.  Y se podrán legislar toda forma de regulaciones y prohibiciones; pero si la causa de fondo no se resuelve, sólo habrá víctimas y no habrá responsables.  De paso…no debería ser tarea del Ejército, ir a limpiar la suciedad de la gente; y al final de estas meditaciones me acordé de Do you ever feel like a plastic bag, canción de Katy Perry.

Esta columna fue publicada en elPeriódico y de ellos es la foto que ilustra la entrada.


13
Sep 17

Los bonos y la piñata estatista

Nunca antes se había hecho tan evidente la relación íntima y causal que hay entre el estatismo, la arbitrariedad y la piñata de la corrupción.

Ayer se destapó la novedad de que el alto mando del ejército y para su comandante, el Presidente de la República, se recetaron sendos bonos de responsabilidad; que ascienden a Q471.8 millones de quetzales.  El bono fue creado el 1 de enero de 2016, cuando ya era ministro el actual titular de la cartera de Defensa Nacional y durante los últimos días de la presidencia de Alejandro Maldonado Aguirre.

Aquella cúpula no es la única privilegiada con ese tipo de canonjías: Por ejemplo, la Corte de Constitucionalidad se auto premió con un bono revolucionario (bono revolucionario, por favor), en noviembre de 2015.

La Fiscal General, y otros miembros de la cúpula del Ministerio Público,  recibe una variedad de bonos, además de estupendas ventajas económicas.

La Superintendencia de Administración Tributaria les da a sus funcionarios bonos por alcanzar la meta de expoliación, que ellos llaman de recaudación.  Funcionarios y empleados en el Congreso y a todo lo ancho y largo de la administración pública reciben bonos, y privilegios a costa de los tributarios. Se dan en el ministerio de Salud y en el de Educación. Si no hemos visto los bonos y privilegios que reciben otro burócratas es porque no hemos escarbado un poco. ¿Te acuerdas cuando los diputados estaban hicieron berrinche porque querían prestaciones superiores a las que les tocaba de acuerdo con la ley?

Nunca antes se había hecho tan evidente que los políticos y burócratas se recetan sendos cheques cada vez que pueden, porque pueden.  La piñata es posible porque, ¿por qué no?

Oportunamente, los bonos del Presidente y del ejército se dan a conocer cuando la SAT ha puesto sobre la mesa su intención de elevar la recaudación.  Los políticos y burócratas se quejan de que no les alcanza el dinero que toman de los tributarios; pero con los bonos y canonjías que se reparten -todos los que pueden- ¡no hay dinero que alcance!  Toda discusión tributaria debería de ser precedida por la eliminación de los privilegios, desperdicios y mala administración en el presupuesto del estado; toda discusión sobre impuestos debería ser precedida por la evidencia -por parte de quienes toman dinero de los tributarios- de que estos recursos no son usados para satisfacer intereses particulares, ni para enriquecer a quienes los administran.

Creo, por cierto, que los funcionarios -que no sirven a intereses particulares y que son necesarios para que el gobierno administre seguridad y justicia- deberían recibir sueldos que vayan de acuerdo con sus responsabilidades.  Sueldos comparables a sus equivalentes en el sector privado.  A nadie debería escandalizar que el Presidente de la República, reciba el sueldo de un CEO y a nadie debería escandalizarle que el Fiscal General reciba un suelto en aquella línea. ¡Pero esos sueldos -como los de los jueces y ministros, por mencionar dos- deberían ser transparentes!  Ya sabes, por aquello de que la mujer del César no solo debe ser honrada; sino también parecerlo, frase atribuida a Julio César, por Plutarco.

Jimmy Morales, el que alardeaba de que iba a donar el 60% de su primer sueldo y de viajar en clase económica, el que ahora tiene a su cargo la administración del Organismo Ejecutivo no porque fuera el mejor candidato, sino porque los otros dos posibles ganadores eran muy peligrosos, tiene la oportunidad -ahora- de dar un buen ejemplo y enmendar el entuerto en el que está metido.  ¡Que se guarde el 60% de su sueldo legítimo que dijo que iba a donar y ya no donó; y que devuelva los bonos que recibió del ejército!  ¡Que pida perdón, por bocón! ¡Que, como jefe de estado y de gobierno, de el ejemplo!  ¡Que se haga responsable y si tiene que pedir un préstamo para devolver la plata, que lo pida!

Igual cosa va para la cúpula del ejército y para la cúpula de todo ministerio, o dependencia estatal que reciba bonos parecidos. ¿Alguien sabe cuántos funcionarios y dónde reciben bonos? Quizás sea más fácil hacer una lista de quiénes no reciben bonos y otros privilegios. Es una canallada que los pipoldermos en toda la administración pública reciban aquellos pagos, y que pretendan expoliar más recursos de los tributarios.

Nunca antes se ha hecho tan evidente que el estatismo y la arbitrariedad son el caldo de cultivo perfecto para los abusos, los privilegios, y la piñata.  ¿Aprovechamos la ocasión para empezar a desmantelar el estatismo? ¿Aprovechamos la oportunidad para prohibir todo privilegio en el presupuesto del estado?


30
Jun 17

En el Día del Ejército

En el Día del Ejército me gusta recordar –y agradecer– que el ejército de Guatemala salvó a mi generación de vivir bajo la dictadura del proletariado, en un sistema colectivista y totalitario como los que estaban de moda en los años 60-80.  Evitó que mi generación creciera en una sociedad moralmente exhausta como la de Cuba, y que mi generación en los 90, o la tuya hoy, tuviera que pelear en las calles para salir de la tiranía, como ocurre en Venezuela.

Imagen de previsualización de YouTube

Escucha el podcast aquí.

¿Qué, exactamente quería la guerrilla que combatía el ejército por mandato constitucional? Lenin explica que la dictadura del proletariado significa el poder ilimitado basado en la fuerza, y no en la ley. Dictadura significa autoridad sin las trabas de la ley, no restringida por normas y basada en la violencia. Si la guerrilla asesinaba, secuestraba, fusilaba y ejecutaba actos de terrorismo durante el enfrentamiento armado… ¡aquello esperaba a miles de guatemaltecos si la revolución triunfaba!

Lenin escribió: Las Cortes no deben prohibir el terror… deben legalizarlo como principio, y explicó que una vez que el proletariado esté en el poder, ninguna consideración, más que el mantenimiento del poder, será importante… la DP abolirá el sistema parlamentario –de forma permanente–, así como la separación entre el Legislativo y el Ejecutivo. La idea era que los gobernantes determinaran por medio de qué leyes iban a mandar y que no estuvieran controlados por nadie. Pero… ¿quiénes iban a ser los gobernantes? Lenin usó la frase dictadura del partido.

Es cierto que durante el enfrentamiento armado hubo actos horribles y corrupción, no en vano la guerra es el caballo rojo.  Es cierto que Guatemala necesitaba (como necesita) cambios; pero, ¿para imponer el ideal de Lenin? Si hubo crímenes, sus hechores deben ser castigados; para que se haga justicia, y no por venganza. Y es más que oportuno reconocer que, podemos discutir –en paz– todo tipo de ideas, porque no triunfó el ideal totalitario y colectivista. En buena parte gracias a la tropa y a los oficiales que dieron sus vidas.

Columna publicada en elPeriódico.


17
May 17

Amapola, lindísima amapola II

Una fuerza de 1500 soldados y 300 polícías será movilizada hacia Ixiguán y Tajumulco, en San Marcos, como consecuencia de los enfrentamientos armados que se han dado allá.  El primer objetivo de las fuerzas combinadas de seguridad será lograr recuperar el orden en la zona, principalmente en Tuichán (Ixchiguán) y Villa Real (Tajumulco), donde se agravó la situación el pasado 28 de febrero, cuando un enfrentamiento armado entre supuestos pobladores de ambas comunidades dejó como resultado una persona fallecida y varios heridos. El lunes pasado se registró otro fallecido, según los pobladores; pero este hecho lo niegan las autoridades.

Imagen de previsualización de YouTube

La presencia de las fuerzas del orden del estado ha confirmado que el cultivo de amapola es floreciente y es una fuente de ingresos de la que dependen varias familias de Ixchiguán y Tajumulco. Desde hace meses hay  incidentes violentos por diferencias limítrofes y  fuentes de agua; pero se sospechaba que la amapola —materia prima para la fabricación de heroína— podría también ser uno de los focos del conflicto.

El clavo, en el fondo, es que allá se está peleando la guerra perdida contra las drogas.  El conflicto reciente ha puesto en evidencia que  la  erradicación de amapolas, que las autoridades han hecho en el pasado, no han dado resultados. Recuerdo que, en los años 90, hice un reportaje sobre operativos de erradicación de amapolas. Tal vez te sorprenda, pero mucha de la amapola que es sembrada en San Marcos, se cultiva en tierras a cargo de políticos y burócratas (o estatales, como le gusta decir a la gente).

Las siembras de amapolas que se hallan en aquellas localidades nacen allí, sin necesidad de siembra y mayores cuidados.  Según las autoridades, la siembra de amapolas podría ser sustituida por la de granos y vegetales, si se cambiara la mentalidad de la gente y si la gente recibiera apoyo estatal para abandonar las amapolas; pero ¿qué va a igualar la rentabilidad de las amapolas?  El precio de esa materia prima supera a la de cualquier otro cultivo gracias a la demanda de heroína en los Estados Unidos de América, principalmente.

Por otro lado, si para igualar la rentabilidad (en dinero) de la amapola que se da solita, la gente tiene que sembrar y cosechar tres veces al año granos y vegetales, ¿de verdad creen, las autoridades, que la gente va a querer trabajar tanto para recibir la misma cantidad de dinero?  Las autoriadades que piensan que sí, no tienen idea alguan de lo que es rentabilidad.  Quizás porque no han trabajado en el campo, ni han sembrado, ni cosechado nada bajo el sol.

Por cierto, a principios de los años 90 publiqué un reportaje sobre la relación que había entre la exguerrilla y los propietarios de las amapolas; en el contexto de una operación que, si mal no recuerdo, se llamaba Guatusa.  Sólo por curiosidad, ¿hay alguna relación entre organizaciones como Codeca (por mencionar una) y los propietarios de las amapolas?

El clavo es la guerra perdida contra las drogas, no la gente de San Marcos, ni la falta de cultivos alternativos. La gente es víctima de una guerra que no es suya.  Los pocos habitantes que quedaban en esas comunidades permanecían   en sus casas, sin salir, en vista de que muchos optaron por abandonar temporalmente sus hogares y trasladarse a otros municipios o aldeas.

Dicho lo anterior,  hay un problema con la movilización del ejército y la policía hacia San Marcos. Luego de la experiencia en la cumbre de Alaska, en noviembre de 2012, ¿qué tan dispuestas están la tropa y la oficialidad a hacer cumplir la ley e imponer el orden?  En Alaska las fuerzas del orden fueron enviadas a despejar un bloqueo y cuando las cosas se pusieron feas (9 muertos y 38 heridos), en circunstancias oscuras y oscurecidas, la tropa y la oficialidad fueron dejadas a su suerte, para luego ser pasto de la oligarquía de los derechos humanos.  Hasta el punto de que Rigoberta Menchú llegó al lugar a manosear el lugar de los hechos y las pruebas.

Imagen de previsualización de YouTube

23
Dic 16

Los pactos de apaciguamiento

161222-paz-luis-figueroa

Para cuando cayó el muro de Berlín se hizo evidente que el socialismo real no sólo era moral y económicamente insostenible; sino que era políticamente insostenible.  Y para entonces, el enfrentamiento armado interno en Guatemala–ocasionado por admiradores de la URSS, de Cuba y de otros regímenes totalitarios– ya tenía 28 años de estar desangrando al país. Para cuando colapsó la URSS ya no había quien sostuviera ni al régimen de los Castro, ni a las guerrillas que inspiraba. Y en ese ambiente, cinco años después, la guerrilla guatemalteca recibió un puente de plata para concluir, con dignidad, la guerra que habían iniciado y perdido.

Los pactos de apaciguamiento de 1996 les lavaron la cara a los que durante 36 años asesinaron, secuestraron, extorsionaron y vejaron a miles de guatemaltecos con el propósito de establecer la dictadura del proletariado. Les ahorraron la humillación de una merecida derrota social y militar y les consiguieron espacios clave en la maquinaria política y burocrática del país como premio y como plataforma para la siguiente etapa del enfrentamiento.

¿Y qué pasó con los vencedores del enfrentamiento? ¿Qué pasó con los que, en cumplimiento de su mandato constitucional se vieron obligados a combatir a la guerrilla? A ellos les fue servido el inmerecido plato amargo de la humillación y la ignominia.

Hay por ahí unas vallas conmemorativas de los pactos de apaciguamiento que dicen que las guerras son inútiles. Pero…¿la guerra hubiera sido inútil para la URNG si sus dirigentes hubieran alcanzado el poder y se hubieran convertido en los Ortega, los Chávez, o los Castro de esta tierra?  ¿Fue inútil hacerles frente a los aprendices de dictadores, totalitarios aspiracionales que querían hacer de Guatemala un infierno socialista?  La guerra es espantosa, es el peor enemigo de la libertad y debe ser evitada a no ser que, como dice el himno nacional de Guatemala: Tu pueblo con ánima fiera, antes muerto que esclavo será.  En estas fiestas de fin de año recordemos a los héroes que –con su sangre, o ahora en prisión– evitaron que creciéramos bajo regímenes criminales como los de Cuba y Venezuela.

Columna publicada en elPeriódico.