14
Abr 11

¿Clientelismo con propósitos electorales?

El Ministerio de Agricultura está financiando el programa de Bolsas Solidarias, que dirigía la precandidata presidencial del partido oficial, con dinero que estaba asignado para apoyar a los damnificados por la tormenta Agatha.  Este tipo de acciones, ¿estará relacionado con el hecho de que más mujeres (amas de casa, madres de familia) se han empadronado en estos cuatro años?

Este empadronamiento, ¿es sistemático y es consecuencia de la construcción de una clientela electoral por parte del oficialismo mediante el uso de bolsas solidarias como carnada?

¿Es una forma de fraude construir una clientela electoral con dinero de los tributarios, o con deudas que tendrán que pagar los tributarios?

Esta forma de clientelismo, ¿está ligada al fraude que se estaría gestando por medio del Registro Nacional de Personas?


08
Nov 10

Si no estás indignado…

Un bumper sticker que a mí me gusta mucho dice: Si no estás indignado, es porque no estas poniendo atención.  De eso me acordé cuando leí que el Fondo Nacional para la Paz le compró una cantidad desconocida de molinos de nixtamal a una empresa que está vinculada con otra que en 2008 le vendió juguetes a la Secretaría de Obras Sociales de la Presidencia en forma anómala.  Ese grupo aumentó sus ventas a la administración de Los Colom de Q1 millón a Q30 millones en 2 años.

Fonapaz adjudicó la compra; pero los molinos son entregados por el Consejo de Coerción Social, ¡encabezado por Sandra Evita Torres!

Aparte de lo que es evidente: que Evita se luce con el dinero de los contribuyentes; con eso de los molinos ocurre lo mismo que con otras buenas obras que hace la esposa de Alvaro San Nicolás Colom: que afectan a la gente honrada.

Los molinos que regala Evita perjudican directamente a las personas que antes se ganaban la vida honradamente prestando el servicio de molino y como son molinos manuales, tecnológicamente regresan a la gente al Siglo XIX.  Cuando Evita puso sus comedores solidarios cerca de la antigua estación de ferrocarril, por ejemplo, perjudicó directamente a las personas que, honradamente, se ganaban la vida vendiendo almuerzos en aquella área.  Cuando la gente de Los Colom regalan barriletes solidarios en Sumpango y en Santiago Sacatepequez, perjudican directamente a la gente que se gana la vida honradamente, fabricando y vendiendo barriletes.

Las buenas obras de Los Colom no sólo empobrecen a la gente honrada que trabaja y produce; sino que crían multitudes de personas acostumbradas al clientelismo y a vivir de regalado.  Y encima desvían el dinero de los tributarios a negocios dudosos.


14
Abr 10

Celebran ley para favorecer el clientelismo

Si la Ley de las Alianzas Públicas Privadas no llevara un nombre tan coqueto, seguramente no sería objeto de celebración.


Después de 5 meses de estar engavetada, la Ley de las Alianzas Público Privadas fue aprobada en el Congreso de la República. El Decreto 16-2010 dio vida a la normativa que permitirá que el sector privado construya obras de infraestructura para beneficio de la población.

Empero, usted, a quien ya no le dan atol con el dedo, sabe que este tipo de leyes lo que hacen es crear una dependencia clientelista entre el sector privado y los políticos y sus funcionarios que manejan el presupuesto del estado y distribuyen la ejecución de obras. Usted sabe que este tipo de leyes perpetúan y le lavan la cara al crony capitalism y al mercantilismo que tanto favorece al establishment.

Si esta ley se llamara Ley para favorecer el clientelismo, o Ley para favorecer al mercantilismo, su nombre sería más honesto; y ¿quiénes la celebrarían?


22
Dic 09

¡Para mis patrocinadores…lo que quieran!

Jack Irving Cohen, uno de los patrocinadores de la administración de Los Colom, consiguió una concesión por 50 años para explotar el caudal de tres ríos, en Quetzaltenango y Retalhuleu, y para construir una hidroeléctrica privada de 35 megavatios.


Está por verse si el financista de Alvaro San Nicolás Colom y de Sandra Evita Torres va a enfrentar los problemas que enfrentan otros que quieren producir energía hidroeléctrica. A ver si los dirigentes populares y los grupos de ecohistéricos que se oponen a las hidroeléctricas van a enfrentarse a los planes Cohen -el amigo del régimen- como se enfrentan a otros empresarios.

Será como aquel dictador que decía: Para mis amigos, lo que quieran; y para mis enemigos: la ley; sólo que aquí se lee como Para mis patrocinadores, lo que quieran; y para los que no me pelan: la dirigencia popular.

Vamos a ver cómo le resuelve ese asunto a su mecenas, Los Colom.