12
Ene 24

“Se le fue la media”, a Semilla, en tiempo récord

 

El domingo 14 de enero de 2024 posiblemente tome posesión de la presidencia de la república Bernardo Arévalo; y al partido con el que fue electo se le fue la media.

Después de hacer todo tipo de malabares para armar un equipo de ministros con igual número de hombres, que de mujeres, el resultado levanto todo tipo de ronchas entre propios y extraños. 

Entre propios porque siendo Semilla un movimiento, y no un partido propiamente dicho, la organización está integrada por la más variopinta colección de intereses particulares que deseaban verse sentados a la mesa con el presidente.  Porque había elevadísimas en cuanto al nivel de wokismo que debería haber entre los ministros.  Porque los semilleros de hueso colorado de verdad se creían las consignas electorales como la de #UnFuturoSinCacif. Porque para aquel mix de intereses no es suficiente un equipo de ministros en el que la mitad sean hombres y la mitad mujeres, ¿dónde están los indígenas? Ah, sí, hay una; pero por puro virtue signaling…lo que incomodó a la dirigencias indigenistas que tantas yemas le hicieron a los bloqueos de octubre pasado.

Entre extraños porque muchos de los votantes de Arévalo en realidad no votaron por él y el movimiento que lo acompaña; sino que votaron contra Sandra Torres -como ha ocurrido en las dos elecciones anteriores-, y/o votaron contra el oficialismo que dio toda la impresión de que estaba allanándose el camino para quedarse con la Presidencia sin oposición significativa. Entre extraños porque muchos de los que votaron por Semilla, sin conocer sus entrañas y más con el hígado que con la cabeza, descubrieron que a la hora de rajar ocote la nueva política no es distinta a la vieja política.

A Semilla se le corrió la media porque sus dirigentes y su clientela descubrieron que no es lo mismo hacer memes y tiktoks, ni es lo mismo pintar paredes y gritar consignas, ni es lo mismo hacer sonar vuvuzelas y armar barricadas, que organizar un gobierno y armar un equipo…sin cuadros. El wokismo estaba bien para los que dicen todes; pero es impráctico a la hora de generar confianza desde el gobierno.  Un futuro sin Cacif no tiene sentido cuando haces cuentas y descubres que las empresas que son miembros de las cámaras que tienen silla en la sede de la cúpula empresarial son las que pagan los impuestos y sostienen a toda la burocracia y amortizan el endeudamiento.

Lo de la paridad de sexos parece ser algo importante para algunas personas; pero, ¿ya te diste cuenta de que en la dupla Pérez/Baldetti también había paridad?  ¿Y cómo nos fue? No me están preguntando, pero si me hubieran preguntado, yo le hubiera dado más importancia a las capacidades que a los genitales; y no sólo a las capacidades técnicas, sino a las capacidades políticas porque, como decía mi papá: El ministro de Salud debería ser alguien hábil para maniobrar políticamente, o un administrador capaz, y no un médico; porque el ministro no va a andar por ahí vacunando, atendiendo partos, ni atendiendo clínicas. El mismo criterio se aplica a otras carteras.

A mí no me incomoda tanto que haya ministras vinculadas con el Cacif, o con cualquiera otra organización.  Pero lo que no debería ser aceptable es que tengan conflictos de intereses.  Como la ministra que, habiendo sido ejecutiva de la organización que reúne a los generadores con energía renovable fuera la titular de la cartera que controla la generación de energía y la explotación de petróleo y la comercialización de hidrocarburos.  Ella paró renunciando porque no aguantó la presión…política…y porque, de verdad no era prudente su nominación.

¿Qué va a pasar con la ministra que se hará cargo de comunicaciones, infraestructura y vivienda y fue ejecutiva del gremio de constructores?

No es extraño que el titular de Desarrollo sea alguien de adentro de Semilla porque ese ministerio es de muchísima utilidad política/electoral.  Tampoco es raro que el ministro que controlará el tesoro sea uno de la foto.   De hecho, así debe ser…desde una perspectiva política, si entendemos que la política es el arte de conseguir, o conservar el poder en función de intereses.

Que a Semilla se le corrió el hilo de la media no sorprende; pero lo que si deja pasmado es que fuera así de rápido.  Fue nomás anunciando a los ministros y tanto dentro, como fuera del movimiento surgieron los reclamos, los resentimientos, la amargura y el desencanto.  Las celebraciones del 20 de agosto y poco después, hoy son un encontronazo con la realidad.  A fin de cuentas, es proverbial aquello de que donde hay tres izquierdistas chapines reunidos, hay cuatro, o cinco organizaciones en pugna.

Si Bernardo Arévalo llega a la presidencia llegará con un partido que no lo es; llegará con un movimiento que fue inscrito arbitraria e ilegalmente -por orden superior, porque nadie tomaba en serio y por la irresponsabilidad del Tribunal Supremo Electoral-; llegará por despecho; y llegará con un equipo, que no lo es y está pegado con cinta adhesiva.  Aun así, uno no querría que su administración fracasara en mejorar la seguridad y la justicia para los guatemaltecos; uno no querría que fracasara en no estorbar para elevar el nivel de vida y el bienestar de los chapines.  Uno no querría que tuvieran éxito los planes alocados -de algunos de sus miembros- en cuanto a una revolución.  Uno no quiere que tuvieran éxito los sueños engasados de los admiradores de AMLO, Lula, Xiomara, Maduro, Petro, Correa, y otros de esa especie, ni los de China popular y los de Hamas.

Si tomara posesión, a Bernardo Arévalo y a su administración les deseo éxitos si su compromiso es con la protección absoluta de los derechos individuales de todos los habitantes de la república, sin privilegios; y si se compromete a no expoliar más a la gente y a no causar más inflación.

Columna publicada en elPeriódico.


18
Sep 23

El regreso de las hoces y martillos: ¿Se avecina una ola de radicalismo?

 

Volvieron las hoces y martillos a la Sexta avenida.  El símbolo ominoso del colectivismo totalitario comunista volvió a las paredes de aquel paseo luego de que durante varios años habían desaparecido. Las de ahora fueron pintadas tarde, en la noche del 14, o temprano en la mañana del 15.

Esta se halla en la sede de la Cooperación española, donde ya hubo una en julio pasado.

En 2012 las hubo durante la celebración del Día del Trabajo. En 2016 abundaron durante la celebración del 1 de mayo. Hubo alguna en 2018. En octubre de 2019 fueron notorias para la celebración de La Revolución del 44.

Esta no recuerdo donde está exactamente; pero es sobre la Sexta avenida.

En algún momento pensé que se había acabado esa costumbre repugnante de pintar hoces y martillos, tan nauseabunda como si alguien pintar esvásticas. Pero no…los promotores del socialismo real han vuelto a las andadas. ¿Se han envalentonado con los resultados de la elección recién pasada?

Esta se encuentra en la Plaza Vivar desde el 26 de agosto, poco más, o menos. A los dueños de este lugar, ¿no le incomoda ese símbolo de muerte?

Para entender lo que significa la hoz y el martillo te recomiendo diez películas que honran la memoria de los muertos por el comunismo….y te recuerdo que esa ideología costó 100 millones de muertos.

Esta hoz y martillo está en el Edificio La Perla, ¿a sus propietarios, tampoco les avergüenza este símbolo de muerte?

El presidente electo Bernardo Arévalo tiene dos tarea difíciles: una es contener a los grupos más radicales que hay en el movimiento que encabeza, a quienes tiene que controlar sin alienarlos y sin decepcionarlos.

Foto del 18 de septiembre de 2023. ¿Cómo le responderá Arévalo a este fan? ¿Habrá?

Esta última parte es delicada porque muchos votantes del Movimiento Semilla tienen expectativas muy altas en cuanto a sus esperanzas revolucionarias; y muy elevadas en cuanto a la mismísima persona del Presidente electo. 

Esta fue la primera que vi en la noche del 15; se halla en el Edificio La Perla.

Otra tarea es manejar esa especie de teogonía y mitología que se ha construido alrededor de su persona como futuro mandatario y la figura de su padre el expresidente Juan José Arévalo.  Es clarísima la utilidad política de vincular su Presidencia con la parte mítica de la Revolución del 44; pero es peligroso caer en el culto a la personalidad.

Esta pinta fue hecha en el contexto de una serie de manifestaciones en el MP luego de la segunda vuelta electoral. La vi cuando pasé en tren por ahí.

El viernes, durante los actos de festejo de la Independencia, o Desvinculación, un grupo de jóvenes que estaba detrás mío gritó varias veces: ¡Arévalo, Arévalo, Arévalo! Yo nunca, nunca había oído vitorear ¡Giammatei, Giammatei Giammatei!, o ¡Morales, Morales, Morales!, ni nada parecido en un acto como el de la arriada de la bandera.  

Esta hoz y martillo estuvo en la Cooperación Española luego de la primera vuelta electoral.

Me parece que muchos votantes de Semilla, especialmente los más jóvenes, esperan mucho del Presidente electo. Temo que esas expectativas tengan componentes emocionales muy elevados, en contraste con los componentes razonables.  La cuestión, ahora es ¿por dónde los van a canalizar el nuevo Jefe del estado y su administración?

Hoz y martillo en el Edificio La Perla.

Pintas como la de Quememos el MP y las hoces y martillos, ¿se van a volver más frecuentes en la medida en que agarren valor los violentos? 

Hoz y martillo en Punto Plástico.

Las de abajo son del 19 de octubre del 2023 en la tarde.

¿Notas la ironía de comunistas oponiéndose a un golpe de estado?

La que vas a ver ahora está en la equina de la Sexta avenida y Octava calle.

Esta está. en un extremo del Portal del Comercio.

La siguiente la vi el 26 de noviembre en el viejo edificio del Bank of America. 

Esta se halla en en la Once calle y Quinta avenida.

Este signo ominoso se halla en Mc Donald´s de la Sexta avenida y once calle.

Cien millones de muertos costaron las ideas que simbolizan la hoz y el martillo.

Esta pinta se encuentra en la Sexta avenida y 12 calle, esquina.

Esta hoz y martillo está en el edificio donde se encontraban los billares Jardín de Italia.

Las siguientes hoces y martillos las descubrí el domingo 25 de febrero de 2024 en la Octava avenida y Quinta calle de la zona 1.

Tres, pintas, una tras otra.

Esta que viene está en la Sexta avenida y Novena calle y también la descubrí el domingo 25.

Nunca es suficiente hacer notar lo burlón que es el hecho de que comunistas se manifiesten contra golpes de estado.

La siguiente la encontré el 3 de marzo de 2024, a un costado del Palacio Nacional.

Este símbolo de muerte y miseria está en la Sexta avenida y Quinta calle de la zona 1.

Estas dos las encontré el 7 de marzo del 2024

Esto símbolos ominosos se hallan en la esquina de la Cuarta avenida y 14 calle de la zona 1.

Aquí hay dos nuevas encontradas el 16 de marzo del 2024.

Las dos están en la Séxta Avenida y Tercera calle de la zona 1.

Esta que viene me la envió un lector  el 18 de marzo del 2024.

Este símbolo de muerte se halla frente al Liceo Francés.