10
Feb 08

Celebración del Año Nuevo chino

Es una lástima que no haya llevado más cámara que mi móvil; porque la celebración del Año Nuevo chino estuvo magnífica.

El jueves pasado empezó el año de la rata; y el viernes mis amigas taiwanesas organizaron un impresionante almuerzo de Año Nuevo.

El banquete incluyó pescado al vapor, langosta, huevos de mil años, orejas y tripas de cerdo, pollo, bolsas del tesoro, una sopa memorable, y por lo menos media docena más de maravillas culinarias de China.

La foto no le hace justicia al banquete porque el colorido no podía sino llenarlo a uno de admiración. ¿Y qué decir de los aromas? ¡Y los sabores! ¡Ese almuerzo fue una fiesta para los sentidos!

El año pasado celebramos el Año Nuevo chino con una cena que no fue menos impresionante; y en esa ocasión practicamos el arte de la caligrafía. ¡Kampei!


02
Ene 08

¡Feliz y próspero año nuevo!

¡Ay yo no olvido al año viejo; porque me ha dejado cosa muy buena! Para todos los lectores de este espacio: Que en 2008 la prosperidad y la felicidad los acompañen. Y, para no desentonar, aquí van 12 recuerdos de Año Nuevo.

1. El brindis del bohemio; poema un poco cursi que siempre asocio con esta fecha.

2. El vermouth, el marsala, o el rompopo que mis padres dejaban para que los niños tomaramos a la media noche.

3. Los Añonuevos en Panajachel.

4. La vez que no tenía dónde celebrarlo y “me invité” a la fiesta de unos amigos.

5. La vez que la pasé con el tobillo torcido e hinchado.

6. La primera vez que comí las doce uvas.

7. La vez que me quedé en casa dormido.

8. Las veces que regresaba a casa con el sol del día Primero.

9. La del Y2K, que la pasé con unos amigos en una finca en la que no había energía eléctrica y en la que fuimos cuidados durante la noche por un equipo de escopeteros.

10. Las extraordinarias fiestas de Año Nuevo que hacían mis padres.

11. El consumo inmoderado de cava.

12. El delicioso desayuno con tamales colorados y negros.


03
Ene 07

Al fin…un propósito de Año Nuevo

Al fin encontré un propósito para el Año Nuevo. Es decir, uno que de verdad me entusiasma cumplir: acabar con el sistema de privilegios, acabar con el sistema en el que los intereses de unos prevalecen sobre los derechos de otros, y acabar con el sistema de arbitrariedad.

“Si todos trabajamos juntos, podemos desarmar completamente el sistema”.


02
Ene 07

Amable comentario de don César

De don César Elí Rivera, amable y frecuente lector, recibí el siguiente comentario:

En relación a la número dos de las uvas por usted propuestas, también he leído el Proyecto de ProReforma. Personalmente, creo que estamos justo en camino de consolidar una democracia más pareja, y sin embargo, el proyecto en mención parece proponer más una aristocracia. La pregunta entonces es: democracia o aristocracia. FELIZ AÑO 2007.

Definitivamente democracia; pero entendida como una forma pacífica para cambiar gobierno y para elegir autoridades, así como para tomar ciertas decisiones en común siempre que ellas no violen los derechos de las personas. Definitivamente estoy contra aquel concepto de democracia que supone, peligrosamente, que la mayoría debe tener poder ilimitado.

Yo creo que no es bueno que alguien tenga poder ilimitado: ni un rey, ni un dictador, ni una aristocracia, ni una plutocracia, ni una democracia. El poder siempre debe ser limitado. Por eso sostengo que es importante preservar el sistema republicano de gobierno; y entiendo que ProReforma es sobre eso: sobre preservar los derechos individuales de todos por igual, sobre tener un gobierno con poderes limitados y subre preservar un sistema republicano de gobierno.

Gracias don César, sus comentarios siempre dan en que pensar.


01
Ene 07

¡Feliz año nuevo!

Una de las cosas que más me gozo de las fiestas de fin de año chapinas son los fuegos artificiales. ¡Qué derroche de luces y que maravilla de colores! Los juegos pirotécnicos hacen de la ciudad un gran escenario de alegría y de ingenio.

¡Feliz año nuevo! Que 2007 venga cargado de prosperidad y de amor para todos!

En esta ocasión tuve la oportunidad de pasar la Navidad y la nochevieja con tres personas extranjeras distintas, y me llamó mucho la atención lo impresionadas que estaban con la cohetería y las luces. También me llamó la atención que se dieron cuenta de que en sus lugares de orígen (Hawaii y Toulouse) espectáculos como este sólo se dan bajo estrictos control y regulación estatales; en tanto que aquí, en la Tierra de la Eterna Primavera, la fiesta es un estupendo orden espontáneo.