26
May 14

Sigue acoso a judíos en San Juan La Laguna

Antisemitism_in_Berlin_1933

 ¡Ustedes mataron a Jesús!, les han gritado en las calles.  Hay personas que les han tirado a los perros al grito de ¡Jule, jule!  Los han sacado a empujones de algunos negocios y les tiran piedras.  Hay quienes  hna puesto fotos de Hitler y les dicen que los quemarán en hornos.  Los agresores rompen los vidrios de las casas en las que habitan.

Esto no les ocurre a los judíos en Belín, en noviembre de 1938 durante la Kristallnacht; le ocurre a un grupo de judíos en la población cristiana y kackchiquel de San Juan La Laguna.

No es la mayoría del pueblo la que está contra su presencia, sino que es sólo un grupo; pero el alcalde de San Juan les pidió una lista de todos los judíos que hay en el pueblo e  indicó que le dio el plazo de un mes para que abandonen el lugar.  Bien democrático, el munícipe dice que es la población que da el dictámen.

La foto es por Por David Shapinsky (Flickr) [Public domain], undefined


29
Mar 10

Segregación, racismo y discriminación

La estrella amarilla era un trozo de tela representando la estrella de David en amarillo y con la palabra Jude en Almania, o Juive en la Francia ocupada por los nazis. Fue introducida en Polonia y luego en Alemania y de ahí en el resto de Europa durante la ocupación nacionalsocialista. Los judíos debían llevarla cosida a la ropa y bien visible. Se utilizó para marcar a los judíos en público. Lo que se buscaba era que la estrella fuera una vergüenza asociada con el antisemitismo.


Las tarjetas de identificación de las personas de origen judío, también eran estampadas con las palabras Jude, o Juive.

La semana pasada vi la película Un secret en la que la práctica segregacionista de la estrella amarilla y la de estampar las identificaciones es objeto de discusión; y también leí que la Comisión Presidencial -de Los Colom- contra la Discriminación y el Racismo ha demandado el Registro Nacional de Personas porque a mucha gente no le han escrito a qué etnia pertenecen.

Parece, pues, que la Comisión está empeñada en separar, distinguir, segregar, o diferenciar entre personas de acuerdo con su etnia. Parece, pues, que la Comisión está dando pasos agigantados para darle el tiro de gracia al principio de la igualdad de todos ante la ley; y establecer, legalmente, un sistema de diferenciaciones étnicas.

¿Como los hutus y los tutsis? ¿Como blancos y negros? ¿Qué está planeando la Comisión? ¿Es, esto, algún plan de Los Colom? ¿Qué propósito tiene distinguir oficialmente a las personas entre etnias?

22
May 08

Discriminación, mercantilismo, y café

Las discrepancias entre los pequeños productores de café y los directivos de la Asociación Nacional del Café adquirieron un cariz peligroso porque los primeros demandaron por discriminación al presidente y al gerente de la Anacafé.

El cariz es peligroso porque si dicha demanda es tomada en serio por algún tribunal, abrirá más puertas para que cualquier asunto laboral, o de negocios, que involucre un componente étnico, podrá convertirse facilmente en una disputa de carácter etnicista. Amparado por lo políticamente correcto, cualquier indígena que sea despedido por incompetente, o por cualquier razón, podrá alegar que fue despojado de su derecho a trabajar debido a su naturaleza étnica.

La agitacion de la bandera de la discriminación será tentadora cuando una de las partes se vea perjudicada y no halle otra forma de hacer que prevalezca su criterio. No conozco las intimidades del caso de la Anacafé; pero siendo una organización cuasipública lo que ocurra en este asunto va a tener consecuencias importantes para futuras relaciones laborales y de negocios en otras áreas de la producción.

Llama la atención que el demandante diga que ““Nos sentimos discriminados porque los criterios y políticas son excluyentes, pues están dirigidas a la producción de ellos y tratan de bloquearnos en nuestras exportaciones, que efectuamos de manera directa”. En este último sentido a mi me parece que su posición es correcta. Nadie debería impedir que uno venda y exporte lo que produce, sin obligar a la centralización del comercio. Y eso es lo que hace la Anacafé. Centraliza y monopoliza el comercio del grano, obviamente en perjuicio de cualquiera que pudiera descubrir y mantener una mejor forma de comercialización de su producto.

Ahora bien, la Anacafé hace eso con cualquiera, sea no no indígena. Por lo tanto, es evidente que no se trata de la mentada exclusión, ni de la cacareada discriminación. Aquí, nadie puede vender café sin la bendición de la Anacafé. Punto. Y esa práctica comercial abusiva, tan propia del mercantilismo y del socialismo, se nos aplica a todos sin importar cuanto porcentaje de sangre europea o indígena tengamos en las venas. No es un asunto étnico.

Desde otro punto de vista, si las cooperativas pueden exportar sin pasar a saludar al rey, eso constituye un privilegio, una ventaja que no tienen todos los demás…;y por lo tanto, lejos estaría de consituir discriminación (o algo parecido) que los cooperativistas fueran sometidos al mismo régimen que los mortales.

Finalmente, no está de más señalar que el demandante busca “una sanción penal, pero que sea reparadora”, lo cual me recuerda que, para entender mejor este tipo de asuntos es muy útil aquella frase que dice follow the money.


27
Ago 07

Discriminación, o no discriminación

“La premio Nobel de la Paz y actual candidata a la Presidencia de Guatemala Rigoberta Menchú Tum fue víctima de discriminación ayer, en un hotel del balneario Cancún, informó la radiodifusora oficial del sureño estado Quintana Roo. David Romero Vara, conductor del noticiero que transmite el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, relató que fue testigo de cuando personal de seguridad intentó sacar por la fuerza a Menchú de la sala de recepción del hotel de cinco estrellas. Afirmó que vio el hecho porque llegó al hotel para entrevistarse con Menchú, y que el acto contra la premio Nobel fue evitado por personas que la reconocieron. Menchú fue a Cancún invitada por el presidente de México, Felipe Calderón, para participar en la vigésima primera asamblea de la Asociación Nacional de Agua Potable y Saneamiento, que fue inaugurada ayer”, así lo leí en Prensa Libre el 15 de agosto pasado.

Al día siguiente, la Premio Nóbel y candidata presidencial negó la especie. “Rigoberta Menchú, candidata a la Presidencia, de Encuentro por Guatemala, negó haber sido víctima de discriminación en Cancún, México, tal como difundió un periodista mexicano. La premio Nobel de la Paz dijo que no tuvo ningún inconveniente con el personal del hotel donde estuvo alojada cuando asistió a la asamblea de la Asociación Nacional de Agua Potable y Saneamiento, invitada por el presidente de México, Felipe Calderón. Si hay un acto de discriminación, yo soy la primera en rechazarlo, en poner el grito en el cielo; pero en este caso no hay absolutamente nada, dijo Menchú.

Sin embargo, un día después y en alusión al incidente, el columnista y abogado Alvaro Castellanos Howell, escribió que “es bueno recordar que ella fue sujeta a un trato discriminatorio y denigrante, ni más ni menos que en la Sala de Vistas de la Corte de Constitucionalidad y que por ese hecho, por primera vez, fueron sentenciadas varias personas como culpables del delito de discriminación étnica. Guatemala tiene contemplado en su Código Penal el delito de discriminación, en general, y la discriminación por razones de etnia, en particular. Habrá que esperar ahora a ver qué ocurre en México. ¿Estará tipificado en la ley estatal de Quintana Roo, o en la federal Mexicana, el delito de discriminación étnica, o el racismo? ¿Podrá y querrá la señora Menchú constituirse en querellante adhesiva en un nuevo proceso penal? ¿O estará cansada de eso? Guatemala, aparte de contar con la tipificación penal de la discriminación, es Estado Parte de convenciones internacionales contra la discriminación étnica y de género”.

Hasta el sitio Web de Manu Chao, admirador de la señora Menchú, hace alusión al asunto, y dice que “según informa la cadena mexicana Unión Radio no es la primera vez que la Premio Nobel de la Paz de 1992 es expulsada de un hotel a causa de su atuendo al ser confundida con una vendedora ambulante, y expulsada por los empleados de seguridad de un hotel del balneario de Cancún, informó la prensa local”.

La pregunta es: ¿Ocurrió el incidente, o no?


09
Ene 07

Apocalypto, censura y arrogancia

La censura de la película Apocalypto, en Guatemala, le será pedida al Ministerio de Cultura y Deportes por el comisionado presidencial contra la Discriminación y el Racismo, Ricardo Cajas. Así lo informa el diario Siglo Veintiuno en su edición de hoy, página 21.

La censura es una práctica totalitaria que consiste en que el gobierno prohiba la discusión, el conocimiento y la difusión de ciertos temas e ideas.

En su soberbia, este dirigente político cree que ustedes y yo no debemos ver Apocalypto. Cree que tiene la facultad de utilizar la fuerza de la ley para impedir que usted y yo veamos la película. Cree que usted y yo no tenemos la capacidad intelectual para entender dicha peli. O talvez es peor, talvez cree que allá afuera hay una masa inculta, a la que él debe proteger aunque para eso tenga que pasar sobre la libertad de expresión, la libertad de empresa y las libertades de ver, leer, oír y conocer.

Señor Cajas: la época en que los dirigentes podían sacrificar a sus gobernados ya terminó (o debería terminar). Ni la vida, ni el intelecto de los guatemaltecos, aunque sea de los guatemaltecos más sencillos, tienen por qué estar sometidas a los dictados de políticos arrogantes que se pavonéan en la cima de sus pirámides imaginarias.

La foto de arriba muestra prisioneros a los que se les han arrancado las uñas y una cabeza sin cuerpo. Corresponde al arte que decora uno de los edificios de la ciudad maya de Bonampak.

08
Ene 07

Y los xincas, ¿qué?

El Ministerio de Educación, de Guatemala, publicó este anuncio hoy. En él se les da la bienvenida a clases a los niños chapines en español, en garífuna y en 21 idiomas mayenses; pero, ¿ y en el idioma xinca? Ese no está incluido.

¡Que discriminación y que exclusión!

¿Sería a propósito, o sería un descuido?