22
Nov 13

Las elecciones en Honduras y el futuro de Centroamérica

El equilibrio de la competencia de los países dentro de CAFTA puede ser transformado por los resultados de las elecciones del domingo en Honduras de una manera que pocas personas han comenzado a pensar, pero que podría tener efectos de largo alcance, dice Mark Klugmann en un artículo que llama la atención de guatemaltecos, salvadoreños y hondureños.

El Salvador, Guatemala y Nicaragua, los países que limitan con Honduras, normalmente compiten por las mismas inversiónes extranjeras que establecen su producción en la región centroamericana con el fin de exportar al mercado de Estados Unidos bajo la protección del CAFTA, explica Klugmann en Disruption! What the Hunduran Elections Meanfor the CAFTA Economies.  Te comparto unos párrafos; pero no dejes de leer el artículo.  La versión en español está aquí.

Un tema que será determinado por el resultado de la elección gira en torno a un nuevo régimen de inversión de Honduras llamó Zonas de Empleo y Desarrollo Económico ( ZEDE ). Honduras reformó su constitución este año para promulgar la legislación ZEDE. Los votos en el Congreso fueron casi unánime, y produjeron un mandato que se extendía a lo ancho del espectro ideológico uniendo al gobierno y ala oposición en conjunto. Las encuestas de opinión muestran también el apoyo del 70 por ciento de la medida.

Pero las elecciones producen desacuerdos, y sobre esta iniciativa los dos principales candidatos están en desacuerdo. Mientras que Juan Orlando Hernández , el candidato del partido de gobierno, tomó la delantera en esta legislación y se ha comprometido a aplicar el nuevo régimen de inversión especial ZEDE , su rival más cercana, Xiomara Castro, esposa del ex presidente Mel Zelaya , ha declarado que intentará derogar la ley ZEDE.

Para Honduras, así como sus vecinos del CAFTA, el futuro de la ZEDE depende de los resultados de las elecciones del domingo, advierte Klugmann y aquí es donde el tema les concierne a los guatemaltecos.

En el corto plazo, explica Klugmann, el éxito potencial de la ZEDE hondureña puede parecer una amenaza para las economías de los países vecinos, y puede existir el temor de que causará que algunos puestos de trabajo e inversiones abandonen otros países del CAFTA para trasladarse a Honduras. Sin embargo, el efecto más importante y duradero puede ser el de estimular a los demás países del CAFTA para que empiecen a crear sus propias jurisdicciones LEAP, [para más información sobre las jurisdicciones LEAP te recomiendo leer el artículo, y que veas esta conversación que tuve con Klugmann] y que en el proceso toda la región aumente drásticamente su competitividad frente a Asia.

Mediante la creación de zonas de LEAP especiales que son diversificadas y flexibles, Centroamérica tiene un enorme potencial para convertirse en una alternativa integral  como proveedor cercano, frente China, en la cadena de suministros del mercado de los Estados Unidos, a nivel mundial. De hecho, el éxito económico de China significa que, en gran medida, ha perdido su ventaja salarial sobre el espacio CAFTA.

Con una estrategia integrada de LEAP, Centroamérica podría convertirse, pronto, -como lo hizo el sur de China- en la región del mundo de mayor crecimiento económico. Este primer paso histórico es una cosa que pueda decidir en las elecciones de Honduras el domingo, concluye Mark Klugmann.


06
Sep 12

Honduras a la cabeza: café y ciudades modelo

A principios de la semana nos enteramos de que Honduras superó a Colombia en exporatciones de café, en el primer semestre de 2012 y de que el país vecino es el tercer mayor exportador a nivel del mundo. ¿Y Guatemala? Ni cerca.  Le ganan gigantes como Indonesia, Brasil, India y Vietnam entre otros.

No terminó la semana y también nos enteramos de que Honduras es el primer país en aprobar el funcionamiento de ciudades modelo que con sus propias leyes, sistema tributario, política migratoria, sus autoridades de seguridad, podrian convertirse en islas de libertad y en nuevas e ininmginables oportunidades de prosperidad.

Así que Honduras nos está dando lecciones al resto de latinoamericanos y centroamericanos.   Mientras que algunas sociedades se pierden observando la fascinante profundidad de sus ombligos, los hondureños están abriendo el camino para el futuro; y recordándonos que al camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.

Si te interesa este tema, seguramente querrás visitar el Free Cities Institute.  Anque las ciudades modelo son algo distingo a las ciudades libres vale la pena explorar qué ideas nuevas hay por ahí, ahora que hacen tanta falta.

También te recomiendo:

The Future of Free Cities

Leap Cities, una mejor calidad de vida


27
Ene 12

¡Ciudades libres!

Escribo esta columna con vista al turquesa, no a cualquier mar.  Con arenas blancas y palmeras.  Entre gente amabilísima y con gran sentido del humor.  Rodeado de una arquitectura vernácula que –a pesar del óxido y de la madera envejecida– conserva su dignidad y encanto.  Y donde muchos ven una ciudad dormilona y potencial; veo una ciudad vibrante, rica y enriquecedora.

Sin embargo, para cuando la leas…o, ¿cómo se dice? Cuando leas esta carta…estaré regresando a mi hábitat, lleno de entusiasmo y energía, luego de haber participado en la conferencia A Free City in Belize? A New Strategy for Attracting Investment and Creating Jobs.  El título es engañoso porque las ciudades libres no son solo una estrategia para inversiones y empleos, son una para mejorar la condición humana.

Durante los encuentros en los que participé, académicos, emprendedores y políticos conocieron y discutieron los esfuerzos recientes, en el vecino Honduras, para enfrentar los retos de creación de riqueza y de gobernanza en el siglo XXI.

Mientras que sociedades anacrónicas siguen al rebaño de Venezuela y Nicaragua; o se despeñan detrás de Grecia y España, hay sociedades que están viendo hacia otro lado: el de las ciudades libres.  ¿Qué camino seguiremos los chapines?  Nuestro futuro,  ¿se parece al de Nicaragua, al de Grecia, o al de nuestros vecinos que están explorando formas disruptivas de gobierno y de desarrollo?  ¿Cuánto nos queda antes de que no tengamos opción y estemos condenados?

Lo disruptivo, por cierto, está bien descrito en una frase que dice que es mejor hacer las cosas de manera distinta, que hacerlas mejor.

Sabemos –por las migraciones– que cuando las personas obtienen acceso a leyes y a formas de gobierno de mejor calidad, sus vidas mejoran dramáticamente.  Sabemos que las instituciones correctas son prerrequisitos para el crecimiento económico y para que las personas gocen de oportunidades abundantes para prosperar y vivir más tiempo y más felices.  Iniciativas como las que ya se discuten en Honduras y en Belice son la alternativa disruptiva frente a las viejas y agotadas prácticas que, cuando no han detenido el desarrollo, lo han hecho imposible.  ¿Cómo no regresar entusiasmado y lleno de energía?  Visita freecities.org si te interesa este tema.

Esta columna fue publicada en El Periódico.