19
Nov 13

Guatemalteco entre ganadores de concurso urbanístico en Bilbao

1467410_10151802435347151_289682459_n

El teniente alcalde del Ayuntamiento de Bilbao y el director del Gabinete del alcalde , dieron a conocer  las diez propuestas ganadoras del concurso de participación ciudadana Bilbao Txokoak convocado por Bilbao Ekintza con el fin de impulsar la recuperación y dinamización socioeconómica de diez espacios urbanos.   Una de las propuestas ganadoras es Franjas Urbanas, del guatemalteco y amigo Javier Fernández Ponce.  Haz clic aquí y verás una conferencia que recióen dictó Javier en Guatemala.

El concurso fue un éxito de participación ciudadana y contó con propuestas de gran calidad y creatividad, aportadas por asociaciones y colectivos vecinales, centros formativos y un importante número de vecinos a título individual, que se sumaron a proyectos firmados por profesionales y estudiantes de arquitectura y diseño.

Las diez propuestas ganadoras para diez rincones son: Calle Zamakola 35. La Peña. Franjas Urbanas, de Javier Fernández Ponce; Calle de la Estación. Zorroza Hey babe, take a walk on the wild side, de Sofía de los Ríos y Adrián Víctor; Calle de la Cantera. Bilbao La Vieja. Con ojos de niño!! Bakuva Asociación, de Iratxe Marián y Lander Parra; Plaza Moraza. Uribarri. Acupuntura Urbana, de Jorge Moreno; Calle Iturribide. Casco Viejo. Iturribide, Iturriberde, Iturribizi, de Itziar Bravo, Gloria Díez y Jennifer Pérez.


15
Oct 10

Y…¿qué tal si tuviéramos una ciudad libre?

Una ciudad libre es aquella que es gobernada por sus propios estatutos y no por las leyes provinciales, estatales, o nacionales. De esa forma, los habitantes de la ciudad -unidos en la comunidad de valores- garantizan que estos van a ser respetados, independientemente de los valores de los habitantes de otras ciudades, provincias, estados, o del estado nacional.

El vídeo que ilustra esta entrada fue preparado por los estudiantes de Arquitectura del cuate Gonzalo Melián.  Si quiere saber más sobre las ciudades libres, he aquí, en inglés y con subtítulos en varios idiomas, una estupenda conferencia por Paul Romer, sobre el asunto.


27
Ago 09

¿Qué pasó con 4 grados norte?

El proyecto favorito de Emilio Méndez y del alcalde Alvaro Arzú, Cuatro Grados Norte, ha caído en desgracia. Hay asaltos todo el tiempo, llega menos gente y los negocios están cerrando. ¿Qué pasó con su proyecto alcalde Arzú, la prometida Tacita de Plata de la zona 4? Así preguntó ayer Fernando Linares en El Periódico.


Yo tengo una hipótesis, ¿cómo no? Pasó que 4 grados norte era algo artificial. Pasó que las ciudades no son estáticas, sino dinámicas. Pasó que no era aquello lo que la gente estaba dispuesta a pagar. Pasó que se impuso la realidad como se impuso en la 18 calle, en la Zona Viva, en el transporte público y, en realidad, como se impone siempre y en todo. Por eso es que la naturaleza, para ser gobernada, debe ser obedecida.

En su oportunidad celebré el proyecto porque admiro la audacia empresarial; pero, en mi entusiasmo, olvidé que el riesgo de diseñar ciudades y barrios como si fueran centros comerciales, o parques temáticos, es que o se hace por la fuerza, o se hace a costos inmensos. Y claro, así las cosas no funcionan en el largo plazo.