14
Dic 08

Las Luces Campero y lo que es bello

Anoche se celebraron las tradicionales Luces Campero en la ciudad de Guatemala; y, desde mi balcón, puedo ver parcialmente la exhibición que se asoma entre las ramas frondosas de un hermoso ejemplar de llama del bosque.

A lo largo de su historia de 15 años, nunca las he podido ver completas; pero más de una vez las he disfrutado por un ratito, o desde un rincón y siempre me han dejado boquiabierto. Me encantan la tecnología involucrada y la precisión del espectáculo. He leído que para el show se usan 357 cajas de luces, con un peso de 7000 kilogramos. Me encanta comparar lo impecables que son, con lo artesanales y arriesgados que son los toritos que comentaba ayer.

Con todo y que nunca las he visto completas, las Luces Campero me recuerdan que siempre es posible maravillarse por lo que es bello.


10
Dic 07

Luces Campero

Así se vieron (o mejor dicho, así medio se vieron) las Luces Campero desde mi balcón.

El Llama del bosque que tengo enfrente cubría el espectáculo, pero de todos modos algo se alcanzaba a ver. Me la pasé bien, acompañado por música navideña y el frío de la temporada.