La ancestral sal negra, de Sacapulas

La sal negra, de Sacapulas, Quiché, es extraída del río Chixoy o río Negro, desde tiempos de la colonia. Solo puede ser explotada entre enero y abril; y aunque hace décadas era una actividad económica fundamental para los habitantes de aquel municipio, ahora pocas personas se dedican a su extracción que es muy compleja.

Yo había oído de ella hace mucho tiempo pero nunca me había topado con ella, ni había hecho esfuerzos por conseguirla… y mira como son las cosas.  Hace unas dos, o tres semanas la ví en el mercado Nim Pot, en La Antigua, pero no la compré porque la cola en la caja estaba muy larga.  Hice una nota mental de que la próxima vez que anduviera en la ciudad colonial iba a pasar por mi bolsita de piedras de sal negra.  ¿Vas a creer que el viernes me llamó mi madre para contarme que nuestra común amiga -Carmen- le había llevado sal negra?   Años y años de no saber de ella y de repente, en unos pocos días, me encuentro con ella y la consigo.

La probé y, efectivamente tiene un sabor diferente…como ahumado.  Es deliciosa para sazonar carne, en las tortillas con mantequilla, recién salidas del comal, y en los huevos tibios.

Me pregunto que qué será lo que -exactamente- le da su color característico.  Mi amigo, Giancarlo, sospecha que es porque tiene hierro; y he leído que contiene azufre.  La gente cree que tiene propiedades medicinales, pero a saber.  A mi me basta con que sea sabrosa.

He leído que en Hawaii también hay sal negra; y la sal rosada, de los Himalayas, es famosa en todo el mundo.

He aquí un fotoreportaje de la sal negra, por El Periódico.

Comments

comments

2 comments

  1. […] El sábado la disfrutamos en tortillas con mantequilla, para acompañar un magnífico caldo de huevos.   También comimos las tortillas con sal negra de Sacapulas. […]

  2. […] haya probado.  El del sábado, sin embargo, lo acompañamos con tortillas con mantequilla y sal negra de Sacapulas, y sal rosada de los […]