16
Nov 16

Pintando Santa Catarina Palopó

Imagen de previsualización de YouTube

El huipil de Santa Catarina Palopó es uno de los pocos que puedo reconocer facilmente.  Quizás porque lo veía constantemente en la playa de Panajachel, en los años 80, cuando las catarinecas pasaban por ahí ofreciendo pulseras y camisas, una tras otra, constantemente y sin tregua.

Quizás porque recuerdo muy bien a mi tía Adelita, galana con el suyo, siempre trabajando y siempre cariñosa.

Santa Catarina Palopó es uno de esos pueblos que están agarrados a las montañas que guardan el lago de Atitlán; y en mi imaginario de niño era como de juguete. Como de Nacimiento, dirían las viejitas. Fue precioso hasta que -como buena parte de Guatemala empezó a estropearse como consecuencia del terremoto de 1976, primero; y luego como consecuencia de la arquitectura de remesas-.

Por eso me alegra muchísimo esa iniciativa llamada Pintando Santa Catarina Palopó. Una iniciativa de Harris y Melissa Whitbeck, así como de los artistas Jeroen Koolhaas y Andreas Urhan.  La idea es pintar las 700 casas de la cabecera municipal con los colores del antiguo y viejo huipil de la población.  Cuando la iniciativa concluya con éxito Santa Catarina Palopó será una especie de lienzo tridimensional inspirado en las profundas raíces culturales y textiles de aquel lugar.


23
Feb 15

Atitlán en el lente de los Maudslay

atitlan-maudslay-luis-figueroa-carpe-diem

De Panajachel, Alfred y Ann Maudslay dicen: There is nothing specially interesting in the town itself; but its surroundings of lake and mountain, garden and orchard, are charming, and the bright green of the trees seemed all the more brilliant in contrast with the bareness from the surrounding hills, on wich so much of the timber has been ruthlessly destroyed…The aguacates, or alligator-pears, grown here are celebrated throughout the Republic, but the creamy delicacy of the flesh is beyond my powers of description; and I can only say that I felt myself to be at last in the land of the Swiss Family Robinson, qhen I found a most delicious salad with a perfect mayonnaise dressing slightly flavoured with the pistachio-nut hanging ready mixed in the form of a pear-shaped fruit from the branches of a fair-sized tree. However, to the Indian the chief glory of Panajachel is not its aguacates, but its onions, which grow in luxuriant profusion, and which he carries in his cacaste to all the markets of the Altos.

¡Lo puro cierto!, durante mi infancia los aguacates de Panajachel eran bocatto di cardinale en mi casa; y recuerdo muy bien el olor de los campos de cebollas cuando iba a Pana.

Me dieron ganas de compartir las fotos de A Glimpse at Guatemala(1899); un libro publicado por Ann Carey Maudslay y Alfred Percival Maudslay, viajeros británicos que estuvieron en Guatemala a finales del siglo XIX.

La foto, que dice: Lake and volcano of Atitlán,  es por A. P. Maudslay y el grabado es por la Swan Electric Engraving Co.


12
May 14

Alboroto en San Juan La Laguna

Imagen de previsualización de YouTube

Vecinos de San Juan La Laguna, Sololá, andan alborotados porque  casi un centenar de judíos ultraortodoxos que se ha asentado en aquella población.  Para quienes no lo saben, San Juan es una población  mayoritariamente maya de las étnias quiché y tzutujil, ubicada en el suroccidente del lago de Atitlán.

¿Qué les incomoda a los habitantes de San Juan?

El párroco  católico de San Juan se mostró  prudente y sólo comentó que sí ha visto a los llamados judíos ortodoxos, pero ignora si hay algún malestar.  ¿Se habrá enterado por la entrevista que le hicieron?  Sin embargo, el pastor de otra iglesia cristiana fue más audaz y dijo que aunque no les ha hablado, vienen a confundir a la población, porque están desviando el verdadero concepto de Dios.  Un poblador de San Juan dijo que la comunidad sanjuanera teme perder su identidad.

A los quichés y tzutujiles de San Juan les incomoda que los nuevos vecinos se vistan de negro, tengan muchos hijos y que sean hoscos.  La gente desconfía de ellos y los acusan de que no hablan con nadie. Les causa extranñeza que se bañen desnudos en el lago -de acuerdo con una tradición ancestral suya-  y no les agrada que regateen por los precios en las tiendas.  Todo aquello ha ocasionado que los nuevos vecinos sean víctimas de insultos y de discriminaciones racial y religiosa.  A los nuevos vecinos, los habitantes de San Juan también los acusan de no ser higiénicos.

El hecho es que son distintos.

Los nuevos vecinos de aquella población que es mayoritariamente quiché y tzutujil son perseguidos en otros países porque no envían a sus hijos a las escuelas -y puede que me equivoque-; pero viniendo de Canadá la acusación, sospecho que el cuco es que no envían a sus hijos a las escuelas del estado, ni cumplen con las exigencias estatistas al respecto.

Se les acusa, también, de usar la vara para corregir a los niños; pero…ese uso de la vara, ¿no es, también, una práctica aceptada en ciertas iglesias cristianas?  En la Biblia, en  Proverbios 23, 13 14 se lee: No ahorres la corrección al joven, no morirá porque le castigues con la vara. Golpéale con la vara, y librarás su vida del abismo. No soy un entusiasta de los castigos físicos; pero…estos detalles llaman a la meditación, ¿o no?

¿Por qué me llamó la atención este tema? Porque siempre me inquieta lo rápidas que son las personas para desconfiar, criticar y perseguir a los que son diferentes en todos los tiempos y en todas las culturas.  Y porque ayer ver una peli que creo que también invita a meditar.  Estamos acostumbrados a pensar que la persecución contra los judíos, en la Europa de la II Guerra Mundial, fue cosa de los Nazis, y de los alemanes; pero ahí está que no.  Los franceses, por ejemplo, también hicieron su parte en el holocausto.   Sospecho que cualquier pueblo puede hacer cosas horribles a causa de los prejuicios, la ignorancia y el fanatismo.

La peli es La llave de Sara y puedes verla aquí.


14
Oct 13

Atitlán y La Antigua entre los lugares más románticos para retirarse

120227_atitlan_luis_figueroa

Los editores de Live and Invest Overseas publicaron un reportaje sobre los 10 lugares más románticos, en el mundo, para retirarse.  Atitlán y La Antigua Guatemala están mencionados.  ¡Como que hoy es día de estas cosas, ¿o no!

En fin, ahora que recién publiqué lo de que La Antigua es una de las ciudades más caminables del globo dos amigas me llamaron la atención sobre lo insegura que se está volviendo la ciudad colonial.  Y me acordé que hace una semana, que anduve por allá, un excondiscipulo se quejó de la elevada delincuencia en el área.

En fin.  Es cierto que es encantador caminar por La Antigua y es cierto que las casas antigüeñas y sus patios son fuentes de maravillas.  También es cierto que ha de ser romántico e idílico retirarse en Atitlán, o en La Antigua.  Pero la inseguridad es un problema. Aaaaah, ¿cómo sería Guatemala si hubiera seguridad y justicia?

¿Cuáles son los otros lugares recomendados para el retiro? París, Francia; Mendoza, Argentina, Medellín, Colombia, Istria, Croacia; Abruzzo, Italia; Christchurch, Nueva Zelanda; Cuenca, Ecuador, y el Cayo Ambergris, Belice.

Gracias al cuate, Walter, por la pista.  La foto es desde Xocovillas, en Santa Catarina Palopó.