01
Abr 10

Una tarde perfecta para Lucía di Lammermoor

Lucía di Lammermoor es, por mucho, mi ópera favorita; y hoy, en esta tarde hermosa y brillante me he topado con esta versión ambientada en el siglo XIX. Buena música para disfrutar de el atardecer, acompañado por un vaso de vermouth rosso con un twist de mandarina.

10
Oct 08

¡Chapeau!

Lucía di Lammermoor estuvo magnífica, anoche. ¡Chapeu! para Geraldina y para la Organización; para el elenco y para el coro; para la orquesta y para su director; para el personal del Auditorium.

La despedida de Lucía y Edgardo, la bienvenida de Arturo, el sexteto, el enfrentamiento entre Edgardo y los Ashton, la intervención de Raimmondo, el aria de la locura, el entierro de Lucía y la muerte de Edgardo, lograron conmoverme como sólo la opera puede conmover.

Los escenarios y el vestuario lograron sus cometidos sin dificultad alguna; y la pequeña orquesta se lució.

Cuando uno cree que Geraldina y su equipo han alcanzado niveles de excelencia ejemplares; siempre dan un paso más adelante y superan cualquier expectativa. Yo me quito el sombrero para saludar a tanta pasión, tanta entrega y tanto talento. ¡Gracias por mi primera Lucia! Siempre será un recuerdo hermoso.

No fue por nada que el público no dejaba de aplaudir y de lanzar vítores, de pie.

Este sábado 11, a las 6:00 p.m. habrá otra presentación.


09
Oct 08

¡Hoy es la noche de Lucia!

¡Hoy es la noche en que se presenta Lucía di Lammermoor!, y estoy como niño. Estoy despierto desde las 4:30 de la mañana, como cuando tenía 6 años y esperaba la Navidad. Amanecí cantando:


Per te d´inmenso giubilo

tuto s´aviva intorno,
per te veggiam rinascere
della speranza il giorno
qui l´amistá ti guida,
qui ti conduce amore;
qual astro in notte infida,
qual riso nel dolor.
En la foto, que est una gentileza del cuate Gustavo Castillo, están la soprano Shookyung Park (Lucia); y el tenor y amigo Luis Felipe Girón May (Enrico).
La presentación es a las 7:30 p.m. en el Auditorium Juan Bautista Gutiérrez, de la Universidad Francisco Marroquín. No quise asistir al ensayo general, para no estropearme la sorpresa; pero dicen, los que no se resistieron, que Geraldina Baca-Spross y la Organización para las Artes de la UFM, han hecho una excelente producción de esta joya del bel canto.

17
Sep 08

¡Ya viene Lucia!

Lucia di Lammermoor, mi ópera favorita, será presentada por la Organización para las Artes Francisco Marroquín el 9 y 10 de octubre próximos.

Esta obra de Gaetano Donizetti, que es una historia de amor sólo comparable con Romeo y Julieta, será presentada en un montaje tradicional y romántico que -en la tradición de los espectáculos que ofrece la Organización- promete ser excelente y memorable.

Escuché Lucia, por primera vez, allá por 1982 en la casa de mi abuela; y desde el principio no sólo me gustó la historia, sino que me fasciné con el sexteto, cuando Edgardo canta: Che mi frena in tal momento? Che troncó dell´ira il corso? Il suo duolo, il suo spavento Son la prova, son la prova di un rimorso?

Y a sus estrofas le siguen las voces de Enrico: Chi reffrena il mio furore; la de Lucia: Io sperai che a me la vita; Raimondo y Arturo: Qual terribile momento!; y Alisa: Come rosa inaridita. Los seis en un remolino de pasión y de angustia que arrebatan.

También me gustan la bienvenida para Arturo: Per te d´inmeso giubilo Toto sáviva in torno, per te veggian rinascere Della speranza il giorno. Qui l´amista te guida Qui te conduce amore; y la conmovedora aria de la locura: Il duolce suono Mi colpí di sua voce! Ah, aquella voce.

Estoy ansioso, como un niño antes de la Navidad.

La ilustración es de mi libreto de Lucia di Lammermoor.