25
Feb 19

La mesa servida para salir de Maduro

Durante este fin de semana el régimen de Nicolás Maduro -en Venezuela- usó gente común, hambrienta y desesperada, como carne de cañon y quemó seicientas toneladas de alimentos y medicinas que servirían para aliviar las angustias de quién sabe cuántos venezolanos.  Por lo menos dos personas murieron a manos de esbirros bolivarianos. En mi pueblo, y en cualquier lugar descente estos son crimenes de lesa humanidad.

Imagen de previsualización de YouTube

 

El desalmado espectáculo que ofrecieron los esbirros de Maduro (y herederos del chavismo) fue de tal magnitudo que ni siquiera Michelle Bachelet y la ONU pudieron permanecer ajenos a la barbarie.

El régimen de Maduro perdió la oportunidad agradecer el gesto humanitario, de hacerese con el contenido de la caravana, revisarlo, repartir su contenido, tomar fotos y vídeos de su ejército haciendo la repartición y viralizarlas.  Ese régimen es tan cafre que prefirió hacer lo que sabe hacer mejor: usar la violencia y el terror, contra la gente.

La dictadura se ha pintado como lo que es: una tiranía socialista como cualquiera otra de las de su clase. Y con los actos que vimos durante el fin de semana, Maduro le ha servido la mesa a una intervención que acabe con su régimen vesánico y criminal.

La intervención internacional, por cierto, no es buena, ni mala en sí misma.  Depende de cuál es su propósito y ante qué tipo de actos responde.  No es lo mismo una intervención para ayudar a un pueblo a sacudirse a los tiranos que lo están matando de hambre; que una interención para establecer un régimen autoritario, o totalitario. No es lo mismo una intevención para evitar crimenes contra la población civil por parte de los gobernantes; que una para manipular instituciones, legislación, elecciones y la justicia con tal de establecer un tipo de gobierno al margen de la voluntad de los votantes y de los tributarios.

“Sólo en el socialismo quemas cosas gratis enviadas para salvar a tu gente hambrienta”

En todo caso, delincuentes como Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y los líderes de la Guardia Nacional y de la Policía Bolivariana que no se acojen a la amnistía ya están durando mucho.

Yo pensé que hoy lunes amanecíamos sin aquellos déspotas.  Tic, tac, tic, tac.


18
Mar 14

En Cuba se preparan para el colapso de Maduro

colapso-venezuela-http://tinyurl.com/nwbmhsn

El régimen socialista que gobierna Cuba se están preparando para el colapso del régimen de Nicolás Maduro, en Venezuela. La tiranía de los Castro está guardando todo el petróleo y la gasolina posibles en prvisión de un desabastecimiento como consecuencia de los cambios que se avecinan en Venezuela.

La economía socialista cubana depende  -para su sobrevivencia- de los subsidios venezolanos estimados en más de $6,000 millones anuales – más de lo que la ex Unión Soviética le suministró  a la isla prisión.  El réigimen de Caracas le envía al régimen de  La Habana unos 115,000 barriles diarios de petróleo,  que equivale a dos terceras partes de su consumo.  En 1991 el fin de los subsidios soviéticos hundió a Cuba en una crisis profunda, curante la cual su economía débil se contrajo en un 33 por ciento y surgieron enormes problemas de hambre.

A finales del año pasado, hasta el ideólogo del socialismo del siglo XXI, Heinz Dietrich, previó el colapso de lo que él llamó el gobierno de Maduro/Cabello: Si el gobierno de Maduro/Cabello no toma medidas inteligentes y drásticas de manera inmediata en lo económico y político, tiene los meses contados. Bajo esa premisa consideramos que no llegará más allá de marzo/abril 2014.

Esto es importante, no sólo porque pone en evidencia lo precario de situación de aquella tiranía, sino que llama la atención sobre el hecho de que el régimen de Maduro no sólo es el régimen de ese personaje; sino que a su lado está Diosdado Cabello, a quien no hay que perder de vista.

La foto la tomé de Facebook.