01
Mar 16

Temporada de orquídeas

orquideas-luis-figueroa

Esta es febrero-marzo-abril es la mejor temporada de orquídeas en la ciudad de Guatemala.  En primer plano vemos una Guarianthe aurantiaca con su color anaranjado característico; y a la derecha se atisba una Guarianthe skinneri con su color morado distintivo. Esto de Guarianthe es novedad para mí; porque cuando yo era orquideólogo el género de ambas plantas era Cattleya.

Ambas son hermosas por sí mismas; pero lo que las hace fascinantes es que entre ambas producen un híbrido natural llamado Guarianthe guatemalensis.  Estas orquídeas, hijas de padres anaranjado y morado, producen flores cuyos colores y tonalidades van desde el amarillo pálido al morado oscuro y profundo.

El campus de la Universidad Francisco Marroquín está lleno de orquídeas; y si te interesa la naturaleza te recomiendo visitar su Arboretum.


12
Feb 14

La Monja blanca, ¿en extinción?

140211_lycaste_virginalis_alba_luis_figueroa

La orquídea Lycaste virginalis var. alba, conocida como Monja blanca se ha extinguido en la naturaleza según he leído en Facebook. La noticia no me sorprende porque fui orquideólogo a finales de los años 70 y principios de los 80.  Tuve la dicha de ser juez en la II Exposición Centroamericana de Orquídeas y el honor de ser miembro de la junta directiva de la Asociación Guatemalteca de Orquideología.  Lo cuento porque desde aquel entonces se temía que ya no hubiera monjas blancas en la naturaleza.  Para 2010 la extinción de las monjas blancas naturales era dada como un hecho.

¿Qué causó la extinción de aquellas bellas flores en la naturaleza? Nada que deba sorprendernos.  A pesar de que su recolección y comercialización estaban prohibidas (¿cómo iba a ser de otra forma?) su habitat sufrio la tragedia de los comunes.  Ya sabes, lo que es de todos, no es de nadie.  Los bosques de todos fueron talados y, ya sabes, ¿quién respeta las leyes que prohiben vender esto, o comprar aquello? Con las orquídeas sucede lo mismo que con los elefantes y los rinocerontes; y sucede lo mismo que con las armas y las drogas.  ¿Para qué te voy a contar la historia?

La culpa no es de la comercialización; porque las gallinas y los pollos y sus huevos se comercializan todos los días en todas partes y no hay modo que se extingan.  En este vídeo, Enrique Ghersi nos explica por qué es que se extinguen los elefantes, pero no las gallinas.  Y puedes aplicarle la explicación a las monjas blancas y a las rosas.

Afortunadamente para las Monjas blancas -y otras orquídeas en iguales circunstancias- docenas de cultivadores privados y comerciales han reproducido Lycastes virginales var. alba para sus colecciones y para vender.  Si no fuera por ellos y por los científicos que han conservado las mejores especies y han perfeccionado los métodos de reproducción y cultivo, la tragedia de los comunes, la pobreza y la depredación habrían acabado con las Monjas blancas. Científicos, técnicos y comerciantes son los héroes que nos permiten disfrutar de estas flores hermosas, aunque ya hayan sido eliminadas de la naturaleza.

La foto la tomé durante una exhibición nacional de orquídeas en los 80.

Por cierto…¿sábes qué es una orquídea? ¿Cómo sabes cuándo es que una flor es de orquídea?  Lo que principalmente caracteriza a una orquídea y la distingue de otras flores es que sus órganos sexuales no se hallan separados como estambres y pistilos; sino que están colocados en un sólo miembro llamado columna. Las orquídeas tienen tres cépalos y tres pétalos, y uno de ellos está modificado en forma de labio. La función de este labelo es servir como pista de aterrizaje para los polinizadores de la flor.

Las orquídeas han evolucionado de forma tan especializada y fascinante que cada especie tiene un tipo específico de polinizador; y las flores le dan la bienvenida y atraen hasta con artimañas a esos polinizadores. Hay una especie que incluso ha tomado la forma de la hembra de un insecto, de modo que el macho polinizador se acerca a la flor con la intención de  copular con ella; y luego de fracasar en su intento parte decepcionado, pero cargado con el valioso polen correspondiente.

03
Feb 10

En la Exposición Nacional de Orquídeas

Hoy tendré a honra participar en la Exposición Nacional de Orquídeas, como maestro de ceremonias en el acto de inauguración.
Para mí es un honor y un gusto hacerlo porque durante cerca de diez años de mi vida, durante mi adolescencia, fui orquideólogo. En 1979 el colegio nos llevó a la Exposición Nacional de aquella ocasión, y me impresionaron tanto aquellas flores complejas y altamente evolucionadas, que decidí no volver a clases. Me capee del colegio y me quedé con el pretexto de ayudar a vender la rifa. Fui un éxito como vendedor de rifa y volví al día siguiente, y al siguiente y ahí me regalé.
De la mano de orquidéologos muy generosos como Carlos y María Antonia de Lizama, así como Roberto Lizama y Regina Lizama; Alberto y María Eugenia de Behar, Karl Robert y Heti Jacobs, Christa de Bickford, Carmen de Herman, Eduardo Tschen, Otto Tinschert, Bernd Kupferschmied, Juan Francisco y Ana María de Maldonado aprendí mucho y disfruté mucho de aquellas plantas maravillosas.
Pródigos con el conocimiento y con su pasión por las orquídeas, aquellas personas y otros más me permitieron servir como ayudante de juez en varias competencias e incluso fui juez en una o dos exhibiciones; y fui vocal en la junta directiva de la Asociación Guatemalteca de Orquideología. Nunca olvidaré las excursiones que hacíamos a los bosques de Cobán y de la Costa Sur para identificar las especies de aquellos lugares.
Cuento esto porque me siento muy orgulloso de haber formado parte del mundo de las orquídeas chapinas; y porque agradezco mucho el tiempo que la AGO me acogió. Ciertamente que uno de los elementos que hicieron de mi adolescencia algo extraordinario fue mi relación con las orquídeas, no sólo desde un punto de vista sibarita, sino desde una perspectiva científica.
Hoy, pues, no quiero dejar pasar la ocasión sin agradecerle a la AGO todo lo bueno que hicieron por mí.
La exhibición será inaugurada, hoy, a las 7:00 p.m., en el Salón José Mariano Arzú de la Cervecería Centroamericana; 3a. Avenida, 17’62, zona 2 Finca El Zapote.
La foto es de unas Cattleya skinnerii del Arboretum de la Universidad Francisco Marroquín.

27
Ene 10

Sexo y decepción en el mundo de las orquídeas

Este ejemplar de Lycaste virginalis se halla en la Casa Popenoe, en La Antigua Guatemala; y la flor nacional de Guatemala es la variedad alba de esta especie hermosa. Aquí se la conoce como Monja Blanca porque la columna de esta flor parece una monja orando.

Lo que principalmente caracteriza a una orquídea y la distingue de otras flores es que sus órganos sexuales no se hallan separados como estambres y pistilos; sino que están colocados en un sólo miembro llamado columna. Las orquídeas tienen tres cépalos y tres pétalos, y uno de ellos está modificado en forma de labio. La función de este labelo es servir como pista de aterrizaje para los polinizadores de la flor.
Las orquídeas han evolucionado de forma tan especializada y fascinante que cada especie tiene un tipo específico de polinizador; y las flores le dan la bienvenida y atraen hasta con artimañas a esos polinizadores. Hay una especie que incluso ha tomado la forma de la hembra de un insecto, de modo que el macho polinizador se acerca a la flor con la intención de copular con ella; y luego de fracasar en su intento parte decepcionado, pero cargado con el valioso pólen correspondiente.
A partir del jueves 4 de febrero, la Exposición Nacional de Orquídeas estará abierta al público en el Museo de la Cervecería Centroamericana.

24
Ene 10

Disfrutando de la vainilla

Una de las primeras cosas que sorprendió, cuando era orquidéologo, fue que la vainilla -esa especia deliciosa- era la cápsula de semillas de una orquídea. Las orquídeas son plantas especializadísimas, obras de arte estupendas de la evolución biológica.

Ya hace muchísimo tiempo que dejé de cocinar con vainilla artificial; y desde hace ratos que sólo utilizo extracto de vainilla legítima. Empero, no es sino hasta hace muy poco tiempo que las hermosa vainas de vainilla natural están disponibles ampliamente en esta que, de alguna manera, es tierra de vainilla.
La experiencia de utilizar the real McCoy eleva cualquier cosa que usted prepare con esta aromática y seductora especia.
El miércoles 3 de febrero, por cierto, será inaugurada la Exposición Nacional de Orquídeas y la Asociación Guatemalteca de Orquideología me ha honrado con invitarme a ser Maestro de Ceremonias durante el acto inaugural. La exhibición será en el Salón José Mariano Arzú, de la Cervecería Centroamericana.

05
Ago 09

Testículos verdes

Me enteré ayer, que hacía una pequeña investigación sobre los aguacates, de que la palabra aguacate viene del vocablo ahácatl y de que en náhuatl eso quiere decir testículos. Y bueno…viendo a estos dos, uno puede imaginarse por qué.

Los aguacates, por cierto, no son las únicas plantas que evocan testículos. Las orquídeas tomaron su nombre del vocablo orchis, que en griego quiere decir, precisamente, testículo.
Mi primera memoria de aguacates la tengo mientras estaba sentado frente a mi padre en el restaurante del Hotel Casa Contenta, en Panajachel, cuando yo tenía unos 6 años de edad. Mi padre tomó mi mitad y su mitad, y las aderezó con una mezcla que hacía con salsa ketchup, jugo de limón, sal y salsa inglesa. Y yo me lo comí embelesado.
Ahora no me gusta con tanta cosa porque siento que todos esos condimentos anulan el sabor delicado de la fruta; y prefiero comer mis aguacates sólo con sal, o, cuando mucho, con un poco de pepitoria que en la casa preparan estupenda. Me vuelve loco el caldo de res, de gallina o de pollocon trozos de aguacate; y de verdad le aconsejo que, la próxima vez que coma pizza, le ponga unas lascas de aguacate fresco inmediatamente antes de comer sus porciones.
Aunque la variedad comercial de aguactes más popular es la Haas, aguacates hay muchos. Los hay de La Antigua y de Pana; los hay de la costa y de altura; los hay de cascara delgada y de cáscara gruesa; de cáscara rugosa y de cáscara lisa, y los hay de cáscara verde claro, verde oscuro y casi negra; los hay pequeños y grandes; los hay esféricos y en forma de pera; los hay como mantequilla y los hay pitudos; los hay firmes y los hay aguosos.
Hay mujeres que dicen que los hombres somos como los aguacates…porque cuesta que salga uno bueno. Y a sabiendas de eso, cuando quiero aguacates buenos, voy y los compro en una tiendecita del Cantón 21, en la zona 14. Ahí nunca me fallan.
Mi abuelo Jorge tenía un aguacatal en su casa y cuenta mi madre que en temporada, él se subía y protegía sus frutos con bolsitas de papel Kraft, para que no se los comieran los pájaros. Con lo que no contaba es con que su aguacatal fue víctima del terremoto de 1976 porque, cuando se cayó la casa en la que estaba, el árbol fue derribado para construir una nueva vivienda.
La foto fue tomada en el jardín que está afuera de mi oficina.

27
Ene 09

¡Las primeras candelarias!

¡Wow!, estas son las primeras candelarias que veo durante esta temporada. Me las he encontrado en La Casa Popenoe, de La Antigua, en donde estoy entrevistando a personajes como Carlos Alberto Montaner, Enrique Ghersi, Martín Krause, y otros grandes del pensamiento liberal.

Las candelarias, cuyo nombre científico es Catleya Skinneri; y son propias de febrero. También son la flor nacional de Costa Rica en donde se las conoce como guarias moradas.


17
Ene 07

Arco iris, y huevos con tomate

Este es un regalo más del ambiente en el que tengo la dicha de trabajar: un arco iris detrás de una orquídea del género Oncidium; de esas que, por sus colores, son llamadas Huevos con tomate.