31
Ene 18

Una aullido para la Luna

La Luna siempre es hermosa; pero hoy en la mañana, con eclipse, super blue blood Moon y toda la cosa, Selene fue un espectáculo que me alegró desde temprano.

En mi vida han habido varias lunas: tuve un restaurante que se llamaba Luna Llena y desde siempre he sabido recitar:

Luna, comé tu tuna. 
Echá las cáscaras 
En la laguna.

Y cuando era niño, creía que cantaba como ninguno:
La Luna se está peinando 
En los espejos del río. 
Y el toro la está mirando 
Entre la jara escondido.

Aún hoy me embruja la Luna cascabelera, la Luna lunera, la Luna gatuna. Cuando por mi telescopio vi por primera vez a a la Luna, me salió un suspiro profundo; casi exactamente el mismo suspiro que salió cuando comí pasteles de Luna en Taipei. De vez en cuando, y sin razón alguna, canto Blue Moon; me gusta la cerveza Blue Moon; y también, sin razón alguna, canto, o aullo:
Luna que se quiebra 
Sobre las tinieblas 
De mi soledad.

La Luna me embelasa y me acaricia. La Luna me canta y la Luna me arrulla. Y aveces le pregunto:
Dime Luna de plata 
Qué pretendes hacer 
con un niño del piel.

A veces, la Luna se pone re grandota, como una pelotota y alumbra el callejón; y Aa veces, la luna es gardenia de plata y hoy celebré a la Luna y con taza en mano salí a saludarla y a aullarle…como a ella le gusta. Lehaim.


20
Dic 17

La Luna, los volcanes y todo

Previo al día más corto del año hubo de todo por aquí: La Luna, en cuarto creciente, sobre el volcán de Agua; el volcán de Fuego expulsó columnas notables de cenizas; el volcán Pacaya expulsó lava y los celajes estuvieron preciosos.

¡Que pelado Guate! Lástima que no pude incluir la actividad de Pacaya en esta foto; y la que tomé de aquel volcán no le hacía justicia a la lava que expelía.

En este enlace, de Periscope, puedes ver la transmisión que hice del espectáculo de este anochecer.


16
Sep 17

¡Ya hay pasteles de Luna!

Con todo el alboroto que hay, por poco se me olvida: ¡Ya es temporada de pasteles de Luna!

En el mismo mes que llega el otoño en el hemisferio norte -y mi cumpleaños- vienen los pasteles de Luna.

En China, es costumbre que en esta  temporada y en celebración del Festival Zhongquiu o Festival de la Luna, sean elaboradas estas delicias. Los pasteles de Luna son densos y pesados comparados con los pasteles occidentales tradicionales, y suelen estar decorados con caracteres que aluden a la felicidad, la longevidad y otros buenos deseos, acompañados por imágenes de conejos y flores entre otros.

A mi me gustaron desde la primera vez que los probé, seguramente allá por finales de los años 90, gracias a mis amigos de Taiwán; y desde entonces siempre estoy pendiente de que salgan a la venta en estos días. En Guatemala los venden en el restaurante Lai Lai.  Los hay sin huevo y con huevo.  Los primeros no serán ajenos al gusto occidental y de hecho pueden recordar algunos dulces tradicionales chapines hechos con camote; pero los segundos sí son un gusto adquirido que, a quienes nos fascina la comida oriental, nos parece encantador.


11
Jul 17

Espectáculo del volcán de Fuego

Desde anoche el volcán de Fuego está activo.  En la oscuridad nos regaló un hermoso espectáculo de fuego y lava, de esos que a mí siempre me conmueven y emocionan.

Imagen de previsualización de YouTube

Además, al leer algo de mi cuata Susette me di cuenta de que cuando veo la lava saliendo del volcán, y más cuando tengo la dicha de oírlo rugir, esa experiencia sensorial intensa me invita a una especie de estado meditativo.  A la distancia, los volcanes activos invitan a pensar y a la introspección; igual que la lluvia.

Esta mañana, Fuego amanecío arrojando nubes espesas de cenizas y vapor, acompañado por la Luna hermosa y el volcán de Agua majestuoso.


11
Sep 16

¡Es temporada de pasteles de Luna!

160910-pastel-de-luna-luis-figueroa

Con la llegada del otoño en el hemisferio norte -y  con el mes de mi cumpleaños- vienen los pasteles de Luna y ayer mi desayuno incluyo una de esas delicias.

Es una costumbre china que, en este temporada y en celebración del Festival Zongquiu o Festival de la Luna, sean elaboradas estas maravillas. Los pasteles de Luna son densos y pesados comparados con los pasteles occidentales tradicionales; y suelen estar decorados con caracteres que aluden a la felicidad, la longevidad y otros buenos deseos, acompañados por imágenes de flores y conejos entre otros.

A mi me gustaron desde la primera vez que los probé, seguramente allá por finales de los años 90, gracias a mis amigos de Taiwán; y desde entonces siempre estoy pendiente de que salgan a la venta a mediados de septiembre. En Guatemala los venden en el restaurante Lai Lai.  Los hay sin huevo y con huevo.  Los primeros no serán ajenos al gusto occidental y de hecho pueden recordar algunos dulces tradicionales chapines hechos con camote; pero los segundos sí son un gusto adquirido que, a quienes nos fascina la comida oriental, nos parece encantador.


14
Sep 15

Septiembre, mi cumpleaños y pasteles de Luna

150913_pasteles-de-luna-luis-figueroa

¡Ya es mediados de septiembre, tiempo de celebraciones: mi cumpleaños  (que es el día 17) y el momento para pasteles de Luna!

En otoño los chinos celebran el Festival Zongquiu y es una costumbre la elaboración de aquellas delicias. Los pasteles de Luna son densos comparados con los pasteles occidentales tradicionales; y suelen estar decorados con caracteres que aluden a la felicidad, la longevidad y otros buenos deseos, acompañados por imágenes de flores y conejos entre otros.

Los rellenos varían; pero usualmente son pastas de flor de loto, de frijoles dulces, o de alguna combinación de nueces y semillas. Me me gustan los que tienen incluida una yema de huevo salada; pero los prefiero sin huevo. Me gustan mucho más con sólo rellenos dulces no sólo por su sabor delicado, sino por su textura y su aroma.

A mí, los pasteles de Luna me gustaron desde la primera vez que los probé, seguramente a finales de los años 90, gracias a mis amigos de Taiwán. Desde entonces, siempre estoy pendiente de que salgan a la venta, cuando se acerca el otoño a mediados de septiembre.


31
Jul 15

Hoy hay Luna azul

120604_moon_volcanos_guatemala_luis_figueroa

Cada mes tiene una luna llena, aunque aveces febrero se queda sin la suya.  Y hay veces en las que hay dos lunas llenas en un mismo mes. Al segundo plenilunio de un mes se le llama Luna azul o Blue Moon; ¡y hoy es noche de Luna azul! Ojalá que el cielo esté despejado y no como anoche que estaba nuboso y abundante en rayos y truenos .  Si el cielo está claro, sal y disfruta de Selene que seguramente no estará lo que se dice azul, pero sin duda estará bellísima.

Las lunas verdaderamente azules son muy raras; y de hecho las lunas de colores -principalmente rojas- suelen estar relacionadas con erupciones volcánicas, cuando no lo están con eclipses lunares.

En inglés, la expresión once in a blue moon, se refiere a algo que se hace, o sucede en muy raras y contadas ocasiones.  Es como decir, en cada caída de obispo.  A lo mejor y esta noche en celebración de la luna azul, te animas a hacer algo que haces sólo once in a blue moon.


04
Abr 15

Encantador el eclipse de Luna

150404-eclipse-lunar-luis-figueroa-carpe.diem-2

¡Por poquito y me lo pierdo!  Luego de la aventura alfombrera de ayer dispuse no poner el despertador y levantarme a ver el eclipse lunar sólo si me despertaba espontáneamente.  ¡Y dicho y hecho! Me desperté justo a tiempo para ver aquel espectáculo encantador.  Para admirar la mecánica celeste y para meditar un rato sobre nuestra capacidad para entenderla y explorarla.  Sobre lo maravilloso que es que la tecnología, la ciencia y la filosofía hayan hecho posible que llegaran hombres a la Luna…y sobre lo hermosa, cautivadora y preciosa es Selene.

Hubo muchas nubes y, al final, la aurora se impuso sobre el eclipse; pero fue una experiencia diferente.  La Luna se veía muy bien sobre la ciudad de Guatemala y junto a los volcanes Agua, Fuego y Acatenango.  Los cenzontles propios de abril -y ansiosos por aparearse- también acompañaron al espectáculo astronómico.

Todo fue tan hermoso que no me di cuenta de que hacía mucho frío.  Pero, con todo y eso, me alegro de haberme despertado y de no haberme perdido este eclipse.

Imagen de previsualización de YouTube

09
Nov 14

Volcanes, la Luna, y el amanecer

141107_volcan-luna-luis-figueroa-carpe-diem

Es el Volcán de fuego echando humo, junto al Volcán Acatenango, mientras que la Luna se pone y el Sol sale junto a la ciudad de Guatemala.  Así fue el amanecer del viernes, mismo que disfruté con una taza de chocolate espeso y caliente.


11
Sep 14

No hay septiembre sin pasteles de Luna

140910_pastel_de_luna-luis-figueroa-luisfi

Tardaron; pero llegaron.  Hoy hubo pasteles de Luna para el desayuno.  La de comer estas delicias es una costumbre china que, se celebra en otoño durnante el Festival Zongquiu o Festival de la Luna. Los pasteles de Luna son densos  comparados con los pasteles occidentales tradicionales; y suelen estar decorados con caracteres que aluden a la felicidad, la longevidad y otros buenos deseos, acompañados por imágenes de flores y conejos entre otros.  Los chinos, igual que los mayas veían un conejo en la faz de la Luna llena.

A mi me gustaron mucho desde la primera vez que los probé, seguramente allá por finales de los años 90, gracias a mis amigos de Taiwán; y desde entonces siempre estoy pendiente de que salgan a la venta a principios de septiembre….y este año por poquito y se me olvida. En Guatemala los venden en el restaurante Lai Lai.  Los hay sin huevo y con huevo.  Los primeros no serán ajenos al gusto occidental y de hecho pueden recordar algunos dulces tradicionales chapines hechos con camote (aunque los que venden aquí son rellenos de lentejas verdes dulces). Los segundos sí son un gusto adquirido que, a quienes nos fascina la comida oriental, nos parece encantador.

Los rellenos varían; pero usualmente son pastas de flor de loto, de frijoles dulces, o de alguna combinación de nueces y semillas.