¿Y las clases de música?

Suelo decir que no reconozco una canción, o cualquier pieza musical, hasta que no escucho una corchea; pero me encanta la música y estoy convencido de que esta enriquece las vidas de quienes la aprecian.   Las artes, todas las artes, nos ayudan a hacer concreto nuestro sentido de la vida y a identificar nuestra perspectiva acerca de los seres humanos y de la existencia.

En aquello pensé porque una de las noticias que tienen alborotado el cotarro en Guatemala es que el Ministerio de Educación cambió el currículo para la educación básica y en el acuerdo correspondiente no establece específica y taxativamente qué áreas artísticas serán impartidas.  En redes sociales, artistas y otros opinadores dispusieron que aquella falta de especificidad implica que las clases de música y de artes plásticas serán eliminadas del currículo citado.  Esto, a pesar de que la malla curricular se indica que se deben impartir música, artes plásticas, danza y teatro (en cuatro períodos de clase por semana).

Para efectos de la discusión, voy a suponer que la mayoría de establecimientos educativos estatales y privados (aunque todos sometidos al control centralizado y político del ministerio del ramo) tienen más profesores de música y de artes plásticas, que de danza y teatro.  Cuando yo iba al colegio (no en tiempos de Naná camota, pero si hace ratos) en el mío y en la mayoría de colegios había Formación musical y Artes plásticas; pero no había danza y teatro.  Mis sobrinos me cuentan que es lo mismo ahora, excepto porque, en algún colegio chancle, danza y teatro son extracurriculares.

Lo que me llama la atención de aquella noticia y de las reacciones es lo siguiente:

  1. Cuando la educación es estatizada y centralizada, las decisiones políticas de quienes la controlan (tipo one size fits all) afectan a todo el sistema -tanto público, como aparentemente privado- y dejan poco, o ningún espacio para lo diverso, lo experimental, lo innovador y lo voluntario.  Esto abona al cultivo del pensamiento único y al de súbditos uniformes; pero causa muchos daños y perjuicios.
  2. Las decisiones políticas, como la de cambiar el currículo citado afecta intereses creados a todo lo ancho y lo largo del sistema y eso genera todo tipo de reacciones negativas y positivas.  En un sistema estatizado y centralizado, la decisión de eliminar una materia del currículo perjudica a todos los profesores de esa materia, y la decisión de añadir una materia al currículo beneficia a todos los eventuales profesores de esa materia.  De ahí que se genere una lucha de intereses económicos y políticos a todo lo ancho y todo lo largo del sistema.  Eso no ocurriría si los curricula fueran descentralizados y voluntarios.  En este caso, las luchas de intereses -quizás económicos, pero no políticos- estarían limitadas al establecimiento, o establecimientos donde se dieran los cambios.
  3. Si en la mayoría de escuelas estatales no hay pupitres, pizarrones, tiza, compus y otros materiales y mobiliario verdaderamente básico…y muchas veces los estudiantes están en manos de burócratas, más que de maestros, ¿en serio van a enseñar danza y teatro además de música (como tocar El himno de la alegría en flauta) y artes plásticas ( como collages con recortes de revistas)?

En este asunto del cambio de currículo de educación básica, creo que esta es la meditación importante.  ¿De verdad queremos seguir teniendo una educación politizada, estatizada, centralizada con todos los daños y perjuicios que eso conlleva? ¿Debe, la educación, estar sometida a los criterios de políticos y burócratas? El afán igualizador de la educación estatal, ¿debe prevalecer sobre las posibilidades de  diversidad, innovación y disrupción que puede ofrecer un sistema voluntario, descentralizado, y no polítizado?

La formación artística es importante porque las artes nos ayudan a hacer concreto nuestro sentido de la vida y a identificar nuestra perspectiva acerca de los seres humanos y de la existencia.  Por eso no debería ser centralizada y política.

La ilustración es por Arno Breker. Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escribe la palabra Anti-spam que se muestra en la imagen.
Anti-Spam Image