23
Ene 11

Otro meón en Barberena

Este meón también fue cachado en Barberena, Santa Rosa, junto al Templo de Minerva de aquella población. La de orinar en lugares públicos es una costumbre despreciable. Se compara con la de la impuntualidad, con la de no confirmar asistencia a las invitaciones, y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear en lugares públicos es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y luego arrojar los mocos al suelo, o a una pared.

La idea de este espacio surgió porque una vez leí que en algún lugar de México, la gente les grita a los meones: ¡Meón, meón!; y porque el difunto Chepe Zarco impulsó, hace años, una campaña contra la gente que ensucia las calles. La campaña decía: No sea coche.


16
Ene 11

Meón en Barberena

Este meón fue cachado en Barberena, Santa Rosa, junto al Templo de Minerva de aquella población. La de orinar en lugares públicos es una costumbre despreciable. Se compara con la de la impuntualidad, con la de no confirmar asistencia a las invitaciones, y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear en lugares públicos es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y luego arrojar los mocos al suelo, o a una pared.

La idea de este espacio surgió porque una vez leí que en algún lugar de México, la gente les grita a los meones:¡Meón, meón!; y porque el difunto Chepe Zarco impulsó, hace años, una campaña contra la gente que ensucia las calles. La campaña decía: No sea coche.


19
Sep 10

Meón de Independencia

Este bolito estaba echándose su araña el 15 de septiembre en la 6a. avenida de la zona 4. La de mear en lugares públicos es una costumbre despreciable. Se compara con la de la impuntualidad, con la de no confirmar asistencia a las invitaciones, y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear en lugares públicos es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y luego arrojar los mocos al suelo, o a una pared.

La idea de este espacio surgió porque una vez leí que en algún lugar de México, la gente les grita a los meones: ¡Meón, meón!; y porque el difunto Chepe Zarco impulsó, hace años, una campaña contra la gente que ensucia las calles. La campaña decía: No sea choche.

03
Sep 10

Meón en La Sexta

Este meón fue cachado en La Sexta. La de orinar en lugares públicos es una costumbre despreciable. Se compara con la de la impuntualidad, con la de no confirmar asistencia a las invitaciones, y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear en lugares públicos es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y luego arrojar los mocos al suelo, o a una pared.

La idea de este espacio surgió porque una vez leí que en algún lugar de México, la gente les grita a los meones: ¡Meón, meón!; y porque el difunto Chepe Zarco impulsó, hace años, una campaña contra la gente que ensucia las calles. La campaña decía: No sea coche.


11
Ago 10

Otro meón cachado

La de orinar en lugares públicos es una costumbre despreciable. Se compara con la de la impuntualidad, con la de no confirmar asistencia a las invitaciones, y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear en lugares públicos es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y luego arrojar los mocos al suelo, o a una pared.

La idea de este espacio surgió porque una vez leí que en algún lugar de México, la gente les grita a los meones: ¡Meón, meón!; y porque el difunto Chepe Zarco impulsó, hace años, una campaña contra la gente que ensucia las calles. La campaña decía: No sea coche.

24
Jul 10

No son cuatro los meones

No son cuatro, los meones, como parece. El único que está orinando en la calle es el de la mochila roja; en tanto que los otros tres observan la construcción por los agujeros que hay en las láminas.

La de orinar en lugares públicos es una de las costumbres más despreciables de los chapines. Sólo se compara a la de la impuntualidad, a la de no confirmar las invitaciones y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y tirar los mocos al suelo, o a una pared. Y bueno…mejor ya no sigo.

La idea de este espacio surgió porque una vez leí que en algún lugar de México, a los meones la gente les grita: ¡Meón, meón!; y porque el difunto Chepe Zarco impulsó, hace años, una campaña contra la gente que ensuciaba las calles. La campaña decía: No sea coche.

08
Jun 10

Meones en la nocturnidad

La de orinar en lugares públicos es una práctica despreciable. Sólo se compara a la de la impuntualidad, a la de nunca confirmar invitaciones y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y tirar los mocos al suelo, o a una pared.


He aquí a dos meones en la Calle Real de la Villa de Guadalupe.


07
Abr 10

Meón en el Archivo General de Centroamérica

Este meón contribuyó a la inmundicia que caracteriza ese rincón del edificio que ocupa el Archivo General de Centroamérica, en la ciudad de Guatemala. Esa área no sólo es un meadero, sino que se mantiene llena de ladrones.


La de orinar en lugares públicos es una práctica despreciable. Sólo se compara a la de la impuntualidad, a la de nunca confirmar invitaciones y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear en calles, parques y edificios es una costumbre tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y tirar los mocos al suelo, o a una pared.

Actualización: Con respecto a la delincuencia en el área, mi amiga María Eugenia Gordillo, directora de le Hemeroteca Nacional denunció hace poco esa situación peligrosa; y, como represalia, la Municipalidad capitalina le retiró la facultad que tenía de estacionar su vehículo en el Parque Central. Ella denunció esto en las cartas delos lectores, de Prensa Libre, el 13 de abril de 2010.

La foto fue tomada, por Raúl Contreras, el Viernes Santo pasado, justo antes del paso de la procesión de El Calvario.

06
Mar 10

La primera foto de meones del año

La de orinar en lugares públicos es una práctica despreciable. Sólo se compara a la de la impuntualidad, a la de nunca confirmar invitaciones y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y tirar los mocos al suelo, o a una pared.


He aquí a tres meones en la Plaza España.


13
Dic 09

Meón por la calle

Tenía ratales de no poner fotos de meones; y anoche este sujeto iba orinando mientras caminaba por la Sexta Avenida de la zona 1.


La de orinar en lugares públicos es una práctica despreciable. Sólo se compara a la de la impuntualidad, a la de nunca confirmar invitaciones y a la de no responder directamente a preguntas directas. La de mear es tan desagradable como la de sonarse la nariz con la mano y tirar los mocos al suelo, o a una pared.