Cuando la seguridad importa mucho

Más de una semana después del atentado fallido en un vuelo de Detroit, Estados Unidos de América, las aerolíneas que operan en el Aeropuerto La Aurora, de la ciudad de Guatemala, incrementaron sus medidas de seguridad. Dentro de los aviones, las compañías aéreas no permiten que se toque el equipaje durante el trayecto, y les impiden, a los pasajeros, levantarse durante la hora previa al aterrizaje. Además son aplicadas las medidas que la Administración de Seguridad en el Transporte de EUA dictó después del atentado fracasado.


La palabra técnica para todo eso, sin embargo, es bullshit. El presidente Barack Obama dijo que su gobierno tenía suficiente información para impedir el intento de atentado a un avión en Navidad; pero las agencias de inteligencia no lograron vincular los datos. Stephen Flyn, en The Washington Post, expone cinco mitos acerca de la seguridad y el terrorismo:

1. El terrorismo es la amenaza más grave para los estadounidenses.
2. Cuando se trata de prevenir el terrorismo, la mejor defensa es una buena ofensiva.
3. Controlar mejor las fronteras es esencial para la seguridad.
4. Invertir en mejor tecnología es clave para una mejor seguridad.
5. Los ciudadanos comunes no son efectivos contra el terrorismo.

Gracias a mi amigo Constantino por la pista.

Comments

comments

2 comments

  1. Jonathan Boarini

    Interesante artículo, aunque me parece algo equivocado, no en sus afirmaciones pero sí algunas implicaciones. Por supuesto, estadisticamente el terrorismo no es la mayor amenaza, pero me parece erróneo verlo de esa manera. ¿Hubiéramos escuchado tal argumento el 12 de Septriembre del 2001? Por supuesto que no. Tampoco se puede decir así nomás que es un mito que la mejor defensa es una buena ofensiva. Depende de las circunstancias. A veces sí, a veces no. En fin. Sí creo que las medidas tomadas por la administración Obama no han sido efectivas, pero aun más importante, la actitud del Presidente proyecta una actitud de debilidad, evasión y distanciamiento que equivocadamente minimiza la amenaza, y más importantemente no refleja liderazgo, reforzando el estereotipo (justificado o no) que los demócratas son débiles frente al terrorismo. Y aunque el terrorismo no sea estadisticamente la peor amenaza, sí es algo importante para los estdadounidenses, quizás lo más importante.

  2. Jonathan Boarini

    Luis, un articulo interesante para agregar a la mezcla.