03
Jun 17

“Una historia patriótica de España”, por J.M. Marco

Esquilache pagó caro su afán reformista.  Los madrileños se sublevaron contra un extranjero que venía a imponer costumbres ajenas y que consideraban un depredador fiscal.  La frase es de Una historia patriótica de España, por mi cuate, José María Marco, libro que recién terminé de leer.

El libro se lee como se lee uno de aventuras.  No sólo porque José María sabe llevar al lector con una pluma hábil, sino porque la historia de España está llena de andanzas, visicitudes, avatares, coqueteos y devaneos…como en una buena aventura. Seguramente  las historias de muchos países son así; pero hay que saber contarlas para que no sean sólo anécdotas, y para que no sean aburridas.

¿Por qué elegí aquella frase para empezar estos comentarios? Porque las rebeliones contra depredadores fiscales siempre son inspiradoras.

En el libro me disfruté de cuatro capítulos en particular: el de La Reconquista: España en Occidente; el de La España Americana; el de La España de la Ilustración; el de La España Liberal y el de El siglo XX. Del liberalilsmo a la democracia. Por cierto, el que la de José María sea una historia patriótica, no quiere decir que sea una historia condescendiente.  Como historia, la de José María es, como explica Ludwig von Mises, un estudio sobre la acción humana (o sobre las acciones humanas).  Luego, no es una recopilación aleatoria de datos, ni expone una visión determinista.

El libro fue publicado en 2011 y su autor no tuvo tiempo de ver y reseñar la vergonzosa administración de Mariano Rajoy,

La historia de España, por otra parte, a ratos tiene algo que enseñarnos a los hispanoamericanos.